Como Desenmascarar A Un Compañero De Trabajo

¿Qué hacer con un compañero de trabajo chismoso?

239.6k Visualizaciones Muchas veces nos cruzamos en la vida con personas que parecen tener demasiado tiempo disponible para observar lo que hacemos; y no sólo eso: se especializan en tener una especie de radar que deforma todo, acerca de nosotros y de todos cuantos se le crucen en la vida.

  1. Las personas chismosas no discriminan: pareja, familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, y hasta personas que nunca han conocido, forman parte de sus elucubraciones más contundentes.
  2. Por lo general, dañinas y ponzoñosas.
  3. Sin entrar en el análisis sobre la veracidad de sus dichos, porque de eso no se trata este artículo, los chismosos son una raza que quiere construir su vida en base a la de los demás.

Así, lo que en otros puede ser un rasgo de admiración, en ellos se disfraza de envidia. “Envidia sana” -dicen, justificándose-. Lo cierto es que los chismosos y chismosas son sumamente dañinos bajo toda circunstancia. Y esto resulta así porque drenan tu energía positiva.

Te cargan de negatividad, y además, hay siempre algún grupo dispuesto a dar crédito a pie juntillas de lo que se encargan de vociferar a los cuatro vientos. ¡Ni hablar si les has puesto algún límite, por ejemplo, diciéndoles que no; o cortando por lo sano! ¡Intentarán destrozarte de la peor forma posible! El chismoso tiene una intención clara detrás de cada enunciación o preguntas capciosas que te realizan: quiere apoderarse de un poquito de ti.

Además, no dudan en conformar opiniones generalmente extremadamente crueles, a partir de esos elementos sueltos y al pasar, y comentárselas a terceros: así se nutre su lengua viperina. Hacerlo porque no tienen otra cosa en su vida de la que preocuparse, o porque quieren darse corte de supuestamente “bien informados”, o erigirse como dueños de la verdad, o de la moral, las costumbres, lo que se debe o no se debe hacer, el chismoso destruye a su paso con todo lo que se presenta.

Por eso es tan famoso aquel dicho que afirma “¿por qué no te compras una vida si no tienes una propia?”. Los chismes viajan a la velocidad del sonido; y un pequeño comentario dicho al pasar y circunstancialmente, puede transformarse en un tornado. Así es como en el barrio donde vivimos, en el trabajo, e incluso en ciertos espacios en medios de comunicación, detalles insignificantes adquieren ribetes rimbombantes.

La saña y mala espina es lo que atraviesa ese mensaje que busca mancharte, porque ningún chisme es inocuo. Otro condimento de los chismosos es la exageración. Como si fuese una bola de nieve, siempre le agregan algún detalle adicional, para agigantar su percepción sobre las cosas.

  • Lo que el chismoso no acepta es su ruindad y mezquindad; es tan pobre su vida interior y su realidad personal, que necesita proyectar hacia afuera, en otros, como si dirigiese una película donde actúa otro.
  • Pero jamás te dará la razón si lo confrontas: se ofenderán, y, por supuesto, propinarán su asestada y más filosa daga: un chisme de proporciones mayores.

A veces también somos público circunstancial de un chisme. El ejemplo típico es en el trabajo, cuando en el pasillo se comenta algo, y de inmediato buscan involucrarte para ser parte de esa especie de ‘cofradía secreta’ que lo único que busca, es repartir responsabilidades -por si hubiese problemas- o diluir la culpa -si es que la siente el chismoso-.

  1. Evalúa si eres chismoso. Con una mano en el corazón, si en las últimas 24 horas te has interesado por, digamos, 3 asuntos que no son tuyos ni te involucran, y has prestado oídos y tal vez opinión sobre los mismos, quizás estés en el borde de ser un chismoso. Y si te pasas gran parte del día en el famoso “lleva y trae”, ¡ya sabes la respuesta!.
  2. Otra forma de medirte si estás en el chisme, es reflexionar internamente si de alguna forma estás eludiendo tu responsabilidad personal sobre los problemas. Y para hacerlo, apuntas con tu dedo acusador a todo aquel que osa recordarte tu condición de ser humano responsable para asumir tus cosas, y no pasárselos a otro. Este es el caso de aquellos que viven justificándose todo el tiempo por tareas que asumen y no cumplen. Y cuando se les pone un “no” o un límite por delante, no dudan en acudir al chisme entre conocidos para ensuciarte.
  3. Practica la escucha activa con el chismoso: una vez que lo hagas, habrás descubierto su treta; y entonces, podrás preguntarle sin rodeos: “¿Es esto útil para mi?”, “¿me sirve de algo?”,”¿es constructivo en este entorno -familia, poblado, trabajo, amigos?”. Observa la respuesta, y apártate de la persona. Déjala hablando sola. Es la mejor forma de expresarle que no entras en su juego: no hace falta enojarse ni perder la calma. Esto, posiblemente, despierte sentimientos de enojo y frustración en el otro -sumado a algún que otro chisme adicional, con seguridad-. Aunque a la vuelta del camino se cuidará muy bien de saber que contigo no cuenta para el juego del chisme (que, como vimos más arriba, necesita de un público que lo acompañe y replique, si no, pierde sentido esta conducta tan dañina.)
  4. No reproduzcas chismes. Olvídalo ni bien te lo dicen. Suéltalo y no te hagas cargo. Es lo peor que le puedes hacer a un chismoso. Mira fijamente sus ojos, no pronuncies palabra; y verás cómo va mermando la excitación del chismoso porque no le das la emocionalidad que el otro estaba esperando.
  5. Chequea información relevante. Si, por ejemplo, hay datos muy precisos que pudiesen servir de base para indagar con las personas apropiadas en pos de construir un resultado mejor, hazlo. Pero no reproduzcas la emocionalidad e intencionalidad negativa del chisme. Se trata de desactivarlo, o, en caso contrario, utilizarlo para evolucionar hacia una solución de los problemas. Como observarás, esto es muy distinto que el chisme por el chismerío mismo.
  6. No te lo tomes como personal. El hecho de que el chismoso te agreda por supuesto que es una afrenta; sin embargo, lo que busca el otro es catalizar a través de su lengua viperina su enorme frustración y envidia por lo que tu representas frente a él. Puede ser tu calidad profesional, tu salario, tu desarrollo, o cualquier otra cosa que al otro le moleste. Como no se anima a expresarlo de una forma positiva, e incluso, pedir ayuda si quiere desarrollar alguna de estas áreas, busca destruirte.
  7. Recuerda que el envidioso no quiere ser como tu: lo que quiere es que tu no tengas más “eso” que tanto le molesta.
  8. No compartas temas personales ni laborales delicados con personas chismosas. Seguro que tú ya sabes quienes son; así que es preferible guardar silencio, y rodearte sólo de los que te apoyan.
  9. Si el chisme produce un gran problema en el trabajo: lo mejor es desactivarlo, confrontando a las personas involucradas. Una charla franca, honesta y sin rodeos por el superior que pueda tomar ese rol de mediador y facilitador, bastará por lo general para derribar las barreras. Busca siempre fijar los límites de este encuentro: no agresiones, no interrupciones; y dejar muy en claro el resultado final de esta reunión.
  10. Frases cortas para desarmar al chismoso. “Esto no te compete”, “Es extraño que una persona como tú se dedique a hablar de esa forma de compañeros de trabajo”, “Creo que esto que comentas habla peor de ti que de los demás”, serían algunas de estas formas.
  11. No trabajes con amigos o allegados. Si quieres tener una mejor vida, no contrates personas para desempeñarse contigo en posiciones de responsabilidad, porque, a la larga, no funcionará. Mucho menos si intuyes que son chismosos. Por supuesto que existen excepciones, que son las menores. Las personas allegadas harán uso y abuso de ciertos atributos de confianza propios del plano personal; y no sabrán en su mayoría como poner límites entre la amistad y el trabajo: allí empiezan los problemas. Lo mejor es desactivar y reemplazarlas, aunque duela o genere conflictos.
You might be interested:  Como Formar Una Relacion Sana Pdf

Hay una diferencia entre chismes y rumores; sin embargo, en ambos casos, con el efecto bola de nieve, se agigantan y tienden a estropearlo todo. Es mejor, siempre, pararlos a tiempo; tomarlos uno por uno; y pasarlos por el tamiz de la razón (no del corazón en estos casos), y cerrar ese círculo abierto tan poco virtuoso: el del chismoso y sus enormes ansias de ganar protagonismo aunque sea diciendo cosas que no son ciertas, y lastimando a los demás.

Los 3 filtros de Sócrates

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates y empezó a hablar de esta manera: “¡Maestro! Quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia” Sócrates lo interrumpió diciendo: -“¡Espera! ¿Ya hiciste pasar a través de los Tres Filtros lo que me vas a decir? -“¿Los Tres Filtros?” -“Sí” – replicó Sócrates.

-“El primer filtro es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?” -“No lo oí decir a unos vecinos” -“Pero al menos lo habrás hecho pasar por el segundo Filtro, que es la BONDAD: ¿Lo que me quieres decir es por lo menos bueno?” -“No, en realidad no al contrario” -“¡Ah!” – interrumpió Sócrates.- “Entonces vamos a la último Filtro.

¿Es NECESARIO que me cuentes eso?” – “Para ser sincero, no. Necesario no es.” – “Entonces -sonrió el sabio- Si no es verdadero, ni bueno, ni necesario sepultémoslo en el olvido” Daniel Colombo Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 32 libros LinkedIn Top Voice América Latina.

  1. Coach profesional certificado por ICF en su máximo nivel, Coach certificado y Miembro de John Maxwell Team.
  2. Www.danielcolombo.com Linkedin.com/in/danielcolombo Instagram: daniel.colombo YouTube.com/DanielColomboComunidad www.facebook.com/DanielColomboComunidad Twitter @danielcolombopr Podcast en Spotify y en Wetoker, iTunes, TN y Google Podcast.

Mis libros en Amazon Para contratar a Daniel como Speaker click aquí Facilitador y Máster Coach Ejecutivo, Mentor y Motivador experto en CEOs, alta gerencia, profesionales y equipos. Speaker-Conferencista internacional. Comunicador profesional. Experto en Oratoria y Media-Training. Es autor de 32 libros incluyendo best-sellers traducidos a varios idiomas, y de más de 10 ebooks.

  1. Su trabajo ha llegado a +1 millón de personas entrenadas.
  2. Como conferencista, +800 exposiciones en 18 países.
  3. Ha sido reconocido como LinkedIn Top Voices América Latina por la mayor red social profesional del mundo, y como «Mentor Honorífico» por la Red Global de Mentores.
  4. Miembro Certificado y Mentor de Maxwell Leadership de John Maxwell.

Coach Profesional Certificado por ICF (Internacional Coaching Federation) en el máximo nivel, ACTP. Contáctame aquí por Conferencias y Charlas, Motivación de equipos, Cursos, Liderazgo, Coaching práctico para empresas; Seminarios, Workshops y Talleres diseñados a medida.

¿Qué hacer cuando alguien te hace la vida imposible en el trabajo?

Lo mejor que puedes hacer, es ignorarlo por completo, totalmente. No le respondas, porque de inmediato se tornará agresivo. Si estás en la posibilidad, denúncialo. El hipócrita: el que critica a tus espaldas y se inventa mil y un chismes de todos, pero quizá más de ti, lo cual daña tu imagen profesional.

¿Cómo protegerse de las personas tóxicas?

Consecuencias Emocionales de Involucrarse con Gente Tóxica – Involucrarse con gente tóxica puede tener graves consecuencias emocionales, Estos efectos negativos pueden variar desde el agotamiento y la tristeza, hasta el dolor de cabeza y el encogimiento de estómago. Cuando estamos cerca de personas tóxicas, nuestro cuerpo reacciona y nos envía señales físicas de alerta, ya que estas relaciones representan una carga para nuestra salud mental.

  1. El estrés y la ansiedad pueden convertirse en nuestro compañero constante.
  2. Un rasgo común en estas personas tóxicas es que roban nuestra energía,
  3. Nos agotan y nos dejan sin aliento sin que nos demos cuenta.
  4. Pueden suplir cualquier espacio de nuestra vida, inundando hasta el último rincón.
  5. Después de estar con ellos es posible sentir frustración, estrés o hasta un inmenso alivio por estar solos de nuevo.

Prolongar este tipo de relaciones puede terminar por afectar gravemente nuestra autoestima y bienestar emocional. Parte de las consecuencias emocionales de involucrarnos con gente tóxica es que podrían abuso de nuestra confianza y aprovecharse de nosotros,

Podrían llegar a hacernos perder el respeto de los demás y, en lugar de aportarnos cosas positivas, solo traerán negatividad y debilitarán nuestra autoestima. Es fundamental establecer límites y alejarse de estas personas tóxicas para proteger nuestra salud mental, No permitir que invadan nuestra emocionalidad, poner límites en las conversaciones y no asumir sus responsabilidades son algunas estrategias clave.

You might be interested:  Como Cambiar De Nombre Un Coche

En este proceso, es vital reforzar nuestra autoestima y eventualmente cortar el beneficio que obtienen de su comportamiento tóxico.

¿Cómo hacer caer a un chismoso?

Cuál es la intención del chismoso y cómo detenerlo El chismoso siempre presenta cara de preocupación y dice con un tono serio: “No sabés de lo que me enteré”. Los rumores son construcciones grupales. Por supuesto, debe haber cierto interés dado que tienen su “público”.

  • El rumor es una información difundida sin verificación oficial.
  • El doctor Gordon Allport explica que el rumor obedece a estas tres leyes: Sabemos que los rumores pueden destruir parejas y/o familias y generar una catarata de reacciones imprevistas.
  • El chisme seduce, atrae, hipnotiza.
  • El sabio Salomón decía: “Las palabras del chismoso son como bocados suaves que penetran hasta las entrañas”.

Los rumores viven porque las personas creen en ellos. Hay rumores que son sigilosos y van tomando cuerpo a través del tiempo; otros que son impetuosos y se extienden como pólvora; y otros que aparecen y desaparecen esporádicamente. El chismoso es alguien que busca agradar a otro.

  • Algunas veces, busca ser escuchado; y otras, tener prestigio.
  • Y en ocasiones, es una manera de no hablar de sí mismo, ya que le resulta más fácil hablar de los demás.
  • La mejor manera de detener el rumor es yendo a la fuente.
  • Preguntando y no creyendo todo lo que nos dicen.
  • Es decir, volver a la credibilidad de la fuente oficial.

DEL DIRECTOR GENERAL AL GERENTE El viernes próximo, alrededor de las 5:00 pm, aparecerá el Cometa Halley en esta zona. Se trata de un evento que ocurre cada 78 años; por favor, reúna a los trabajadores en el patio de la fábrica con cascos de seguridad que les explicaré el fenómeno.

Si estuviera lloviendo, no podremos ver este raro espectáculo a ojo descubierto. En tal caso, todos deben dirigirse al comedor donde se exhibirá un documental sobre el Cometa Halley. DEL GERENTE AL DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS Por orden del Director General, el viernes a las cinco de la tarde aparecerá sobre la fábrica, si llueve, el Cometa Halley.

Reúna a todo el personal con cascos de seguridad y llévelos al comedor, donde tendrá lugar un raro fenómeno que sucede cada 78 años a ojo desnudo.

DEL DIRECTOR DE RECURSOS HUMANOS AL JEFE DE PERSONAL A solicitud del Director General, el científico Halley, de 78 años de edad, aparecerá desnudo en el comedor de la fábrica el próximo viernes a las cinco de la tarde, usando casco de seguridad; pues será presentado un documental sobre el problema de la lluvia y el director hará la demostración en el patio de la fábrica. DEL JEFE DE PERSONAL AL JEFE DE TURNO

El viernes a las 5:00 pm. el director, por primera vez en 78 años aparecerá en el comedor para filmar el documental Halley Desnudo, junto al famoso científico y su equipo. Todos deben presentarse con cascos de seguridad, porque el documental tratará sobre la seguridad en condiciones de lluvia.

DEL JEFE DE TURNO AL JEFE DE BRIGADA Todo el mundo, sin excepción, debe presentarse desnudo con los zapatos de seguridad de la fábrica, en el patio de esta, este viernes a las 5:00 pm. El director vendrá acompañado de Halley, un artista muy famoso y su grupo, que mostrará el documental Bailando bajo la lluvia.

En caso de que llueva de verdad, hay que ir al comedor usando cascos de seguridad. Esto ocurre cada 78 años. AVISO EN EL MURAL El viernes cumple 78 años el Director General, por lo cual se libera a todo el mundo para la fiesta que tendrá lugar en el comedor a las 5:00 pm, con el grupo Halley y sus cometas.

¿Qué actitudes acompaña la envidia?

Baja autoestima y empatía por los suelos – Quien mantiene un grado alto de envidia demuestra una muy baja autoestima. Esto está asociado a la necesidad continua de compararse con los demás y de obtener una gratificación instantánea para sentir que su valía no está en decadencia.

Pero, el propio hecho de las personas con alta envidia se estén cuestionando a sí mismas y necesiten compararse con los demás es una forma de reconocer que sus méritos y valías están por debajo de lo que desearían, y que por tanto necesitan evaluar los de los demás para buscar un consuelo y autoconvencerse de que lo que ellos experimentan es mejor.

De esta forma, la personas con un nivel alto de envidia desarrollan una forma muy primaria de burlarse de los éxitos y de las posesiones de los demás. La envidia continua hace que no existan límites para descalificar a los demás y hacerles “morder el polvo”.

  1. Humillar los éxitos de los otros, desmerecerlos y burlarse de ellos es una herramienta de cambio muy popular para quienes sienten envidia por todo.
  2. Incluso cuando quienes les rodean no tienen nada que pueda envidiarse, los envidiosos reaccionan con esta actitud casi como un dispositivo cautelar, que acaba trastocando todas sus relaciones sociales, porque no permiten que nadie quede sin su ración análisis y burla.

Es más, quienes están por debajo del envidioso son una buena herramienta para subrayar que ellos son más y, por comparación, sirven perfectamente como acicate emocional, para coger fuerzas y ánimos y sentirse más valorado. Leer: Aprender a hacer las paces: así crece tu empatía Además, los envidiosos no saben disfrutar de las relaciones sociales por lo que son, sin analizar el coste y el beneficio que pueden darles.

  • Cuando tú ves una amistad, ellos están radiografiando cómo manipular el núcleo de los amigos para convencerles de quien está por encima y quién por debajo, y conseguir así beneficios, tanto tangibles como emocionales.
  • El envidioso siente rivalidad con los demás y la necesidad constante de defenderse atacando.

Los envidiosos por naturaleza no pueden permanecer impasibles mientras alguien airea su felicidad o disfruta de sus éxitos. Suelen echar mano de anécdotas pasadas, con personajes relevantes o en situaciones importantes, y acuñan como una muletilla las historias que les hacen especiales y las ponen en marcha cada vez que alguien parece prosperar o tiene algo bueno que contar.

Como ves, la envidia no dice nada bueno de nosotros ni nos facilita la vida, así que si crees que puede ser tu caso tal vez sea el momento de tomar cartas en el asunto. Empieza plantándole cara a los problemas de autoestima para ganar seguridad, y poco a poco dejarás de sentir la necesidad de compararte constantemente con los demás.

You might be interested:  Como Aliviar El Dolor De Cuello

Leer: Este método te ayudará a tomar decisiones difíciles

¿Cómo es el comportamiento de una persona envidiosa?

¿Cómo actúan las personas envidiosas? – La emoción de la envidia es única y se diferencia enormemente del resto de las emociones. A la mayoría de las personas se le hace muy sencillo decir que están tristes, enojados, decepcionados, celosos. Sin embargo, nadie se atreve a decir a viva voz que siente envidia, por el hecho de ser algo vergonzoso, bajo e infantil.

  1. Es una emoción que las personas más bien esconden.
  2. Por ello las personas envidiosas se disfrazan con un fuerte carácter, con una personalidad manifiesta de aparente perfección y rectitud.
  3. En esa coraza esconden la baja autoestima y el deseo de todo lo que no tienen o de lo que los demás hacen.
  4. Es una coraza impecable que resulta muy útil para esconder esa esencia donde habita la baja autoestima y el anhelo por aquello que tienen o hacen los demás.

Entre las principales característica de las personas envidiosas podemos mencionar:

Apagan las ilusiones de otras personas.

Los envidiosos al conocer cualquier acontecimiento o noticia excelente o bueno, se dan a la tarea de restarle importancia, menospreciarlo y desestimarlos. Esta acción de restarle méritos a los triunfos del otro es una táctica necesaria con la que apaga su brillo y te ubica a su mismo nivel, pues los envidiosos no quieren ser superados o aventajados y mucho menos quieren competidores.

Critican públicamente

El envidioso en primer lugar le gusta menospreciar a las personas y hacer comentarios negativos sobre ti delante de otras personas.Estos comentarios son inesperados por ello en muchos casos las personas no saben ni que decir ni qué hacer. Todo esto lo hacen delante de personas para que la humillación sea aniquiladora y el asumir poder sobre ti.

Festejo forzoso

Las personas envidiosas tienen un lenguaje no verbal y por alli los puedes identificar. Es decir, el envidioso demuestra alegría extrema ante una buena noticia que le comuniques y se le nota que dicho sentimiento es forzado, que su risa es falsa o muy poco natural. Se puede observar la sobre actuación o lo fingido de su actitud. Con esto solo espera que su envidia pase desapercibida.

El apoyo fantasma

El envidioso te ofrece apoyo incondicional. ayuda. Sin embargo, cuando necesitas de ellos no están para nada. El envidioso es solo un amigo de sombra que no te ofrece en ningún momento afecto, cariño o complicidad.

Te roban mérito.

La envidia es por excelencia la necesidad de tener superioridad sobre los demás. Para conseguir esto utilizaran cualquier medio, pues en cualquier situación buscan la manera de llevarse el mérito por todo.

Entrometerse en cualquier área.

La presencia de una persona envidiosa en tu entorno tienen un gran impacto. Sus palabras, actitudes, actos y presencia afecta de manera significativa el rendimiento, por ejemplo escolar, laboral entre otros. Es capaz de sabotear amistades, acabar con ilusiones, hablar de ti a tus espaldas todo con la simple razón de apagar tu brillo.

Desaparece de tu vida repentinamente

Cuando las cosas le están saliendo excelentes, estas feliz, todo va a favor, el envidioso desaparece sin avisar. En algunos casos comienzas a verlo menos y es porque tu felicidad le recuerda su vida llena de frustraciones que en ningún caso se atreve a trabajar o sacar adelante.

Lo consume la frustración

Las personas envidiosas sufren. Todo este sentimiento de frustración es generada por su complejo de inferioridad y su baja autoestima. Esto los lleva a anhelar lo que el otro tiene y aborrecer a aquel que posee lo que ellos no tienen pero desean.

¿Cómo se comporta la gente envidiosa?

Características de la conducta envidiosa – Las siguientes son algunas de las características de las personas con conducta envidiosa :

Necesidad excesiva de atención: las personas con conductas envidiosas suelen tener también problemas de autoestima, lo que los hace compararse en exceso con los demás. En ese sentido, estas personas pueden sentir enojo solo con reconocer en otros algún tipo de carisma, facilidad, belleza o cualquier otro aspecto positivo que vean en los demás. Imposibilidad de valoración: las personas envidiosas tienen una especial dificultad para reconocer el mérito ajeno, Con frecuencia, suelen atribuir el triunfo de los otros a circunstancias de suerte, de azar o de la colaboración de otros, puesto que buscan que las personas del entorno que habitan no se destaquen, Las conductas desaprobatorias, generar rumores, hablar mal de los demás suelen también estar presentes. Estar a la defensiva siempre: una actitud que acompaña la conducta envidiosa es la de estar a la defensiva. Esto se enmarca en el mismo contexto mencionado en los puntos anteriores. La persona se siente amenazada por aquel que destaca en cierto aspecto y siente la necesidad de guardar distancias, incluso si se busca ser amable con dicha persona, suele tomarlo a mal o como un posible ataque. Lo mismo ocurre a la hora de felicitar a alguien, puesto que dichas felicitaciones suelen ser forzadas. Despotismo: además de un cierto narcisismo, las personas con conducta envidiosa, en cargos que impliquen un cierto ejercicio del poder, pueden exceder ese ejercicio de poder para elevar sus méritos o logros pasando por alto los de su equipo o subordinados. Oportunismo: en estas personas, las conductas de aprovechamiento suelen ir desde comportamientos maquiavélicos en sus relaciones de amistad o amorosas, pues en vez de construir un vínculo genuino o desinteresado, ven en ellas un medio para un fin,

También puede interesarte: ¿Cómo surge la inseguridad emocional y qué hacer para manejarla? call Llama al 573330333588 Escríbenos por Whatsapp add

¿Qué es ser un mal compañero de trabajo?

3. Disfruta los rumores – vía Shuttestock Con el tiempo los miembros de un equipo de trabajo llegan a crear lazos y se convierten en una pequeña comunidad en la que con frecuencia surgen chismes o rumores en torno a una o más personas. Los malos compañeros de trabajo se sienten motivados por las malas noticias y constantemente buscan información negativa sobre la empresa, los jefes u otros compañeros de trabajo para sentir que se encuentran en un buen ambiente laboral.