Como Rellenar Una Hoja De Reclamaciones
Qué poner en la hoja de reclamaciones – Los campos que hay que rellenar para que la hoja de reclamaciones esté completa son fundamentalmente: 1. Los datos de la persona reclamante. Nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto 2. Los datos de la empresa o profesional a quien se reclama.

  1. Nombre comercial, denominación social, domicilio, NIF y teléfono de la empresa.3.
  2. La descripción completa del hecho, incluyendo fecha y lugar.
  3. Es importante expliques lo sucedido de manera concisa.
  4. Escribe en mayúsculas.
  5. Puedes añadir un escrito aparte si en la hoja de reclamaciones no tienes suficiente espacio.4.

Lo que se solicita : compensación, disculpa, nuevo producto, reparación, descuento, etc.5. Documentos adjuntos. Factura o tique de compra, fotos, contratos, etc. que servirán de base a la reclamación.6. Lleva la hoja a Consumo. Lo primero que debes hacer con la hoja de reclamaciones es dársela al reclamado y esperar su respuesta durante diez días,

¿Que se puede conseguir con una hoja de reclamaciones?

¿Para qué sirve la hoja de reclamaciones? –

Para que la Administración de Consumo conozca tu caso e investigue a la empresa denunciada. Para que intente que la empresa llegue a un acuerdo contigo. Para que sancione a la empresa si ha incumplido alguna obligación.

¿Cuánto tiempo puede pasar para poner una hoja de reclamaciones?

Plazo: 90 Días.

¿Qué es poner una hoja de reclamaciones?

Es obligatorio que todos los establecimientos dispongan de este documento que debe ofrecerse de manera gratuita siempre que se solicite –

Si hemos recibido un mal servicio o un producto que no cumple con lo esperado, como ciudadanos tenemos derecho a reclamar mediante la denominada hoja de reclamaciones. Se trata de un documento público que sirve para quejarse ante las autoridades de Consumo sobre un bien o un servicio con el que no se está satisfecho.

¿Cuánto se paga por una hoja de reclamaciones?

Pedir una hoja de reclamaciones ¿y después qué? ¿Quién no ha ido alguna vez de compras y ha salido de la tienda acordándose de toda la familia del dependiente/a que le ha atendido o ha acudido a un restaurante con las mejores de sus expectativas puestas en la velada y ha terminado con el menú atragantado? Adquirir un bien o servicio puede ser una grata experiencia, pero también puede acabar en pesadilla.

  • Al consumidor puede no satisfacerle el trato recibido o el producto adquirido.
  • Sin embargo, ese malestar no siempre se traduce en una reclamación oficial, que evitaría que volviese a repetirse el incidente, sino que en la mayoría de las ocasiones queda reducido al cabreo del momento y a la callada por respuesta.

Pese a ello, la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Málaga ha resuelto en el primer semestre del año un total de 570 hojas de reclamaciones presentadas por los ciudadanos, lo que representa un incremento del 37% con respecto al ejercicio anterior.

Por sectores, el mayor número de quejas se concentra en el campo de la telefonía móvil (un 14% del total), el comercio (13%) y las eléctricas y la hostelería, que concentran cada una de ellas el 9% del total de las quejas. En cuanto al resultado, el 29% se han resuelto de forma favorable para el consumidor a través de la labor de mediación de la Oficina de Consumo y en el 39% de los casos, el consumidor no ha logrado su pretensión, bien porque no estaba suficientemente informado de los derechos que le asistían o por falta de pruebas.

El 6% de las reclamaciones presentadas en este semestre se han derivado a la Junta Arbitral porque la entidad reclamada ha aceptado el Arbitraje propuesto por la Oficina de Consumo, el 4% se ha derivado a otros organismos y el 22% se han archivado por desistimiento del reclamante, por estar ilocalizable éste o el reclamado, o por algunas otras causas.

  1. ¿Cuántas veces se piensa en poner una hoja de reclamaciones y luego no se hace? En ocasiones es por pereza, otras porque se tiene la sensación de que la queja no servirá para nada y la mayoría de las veces porque se desconocen los pasos del proceso, tal y como indican las estadísticas.
  2. Los principales son estos: -Solicitud de la hoja de quejas y reclamaciones Las hojas de reclamaciones son los recursos que tienen los consumidores a su alcance para hacer valer sus derechos y proteger sus intereses.

Si creen que han sido vulnerados, esa es la herramienta para que la Administración lo sepa y actúe en consecuencia. A través de los modelos que deben facilitar los establecimientos se puede simplemente denunciar una posible infracción o irregularidad en el producto o servicio recibido, o puede ir más allá y reclamar a la empresa la restauración del mismo en las condiciones pactadas inicialmente, así como la indemnización por el daño o perjuicio.

You might be interested:  Como Identificar Los Cables De Un Telefonillo

¿Están obligados los establecimientos a facilitarla? Cuando una persona solicita una hoja de reclamaciones, la empresa o establecimiento en cuestión está obligado a entregársela de manera inmediata y gratuita, en el mismo lugar en que la pide y sin remitir en ningún caso a otras oficinas. Todo ello, aunque no haya comprado nada, ni se haya beneficiado de ningún servicio.

-¿Qué pasa si se niegan a dar la hoja de reclamaciones? Si la entidad no facilita la hoja oficial de quejas y reclamaciones, no la recoge una vez rellena o bien carece de ésta se puede también reclamar utilizando cualquier medio que permita acreditar la presentación de la queja (en este caso la entidad tendrá las mismas obligaciones que cuando se utilice la hoja oficial).

  1. Sin embargo, en el caso de que un comercio no disponga de hojas o se niegue a entregarlas cuando un cliente las solicita, estará incumpliendo la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, lo que conlleva su correspondiente sanción.
  2. Igualmente, se puede solicitar la asistencia de la Policía Local o plantear la denuncia en comisaría para dejar constancia de la incidencia y así poder reclamar.

Los establecimientos están obligados a tener hojas de reclamaciones por ley, por tanto, si no las tienen o no las facilitan, estarán infringiéndola. De hecho, no sólo es obligatorio disponer de ellas, sino que se debe advertir su existencia mediante carteles que sean perfectamente claros y visibles para los clientes.

En algunas comunidades autónomas se regula el tamaño y la tipología de letra a usar para confeccionar los carteles anunciadores. -¿Cómo hay que rellenarla? Hay que cumplimentarla con todos los datos que se piden en la misma, como lugar y fecha de la reclamación; datos personales del denunciante, de la empresa reclamada y descripción del hecho.

Además, si fuera insuficiente el espacio para exponer el incidente con claridad, se pueden adjuntar a la hoja oficial los folios que sean necesarios. No obstante, se recomienda concisión. Igualmente, es importante guardar toda la documentación que pueda servir de prueba en la reclamación, como facturas, tiques de compra, resguardos, folletos publicitarios o garantías del producto.

Finalmente, ambas partes deben firmarla. La firma de la empresa solo es a modo de acuse de recibo. -¿Con cuántas copias debe quedarse el consumidor? Las hojas de reclamaciones se componen de tres copias: una de color blanco para la Administración; una verde o amarilla para el consumidor y otra rosa para la empresa.

El consumidor debe quedarse con las dos primeras. -¿Qué hacer con ellas? El consumidor debe guardar la de color verde o amarillo, ya que en caso de juicio servirá como prueba. La de color blanco es la que se remite a la Administración a través de las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (en Málaga, la OMIC está en el Paseo Antonio Machado, 12), de las oficinas de Correos o de los registros de cualquier órgano administrativo.

No obstante, lo más idóneo es presentarla en persona, pues de este modo, al consumidor podrán sellarle la copia y quedará constancia de que la ha presentado. Si no fuera posible hacerlo personalmente, se puede enviar por correo certificado solicitando que le sea sellada su copia en Correos por dirigirse a a la administración.

-¿Y si la empresa no contesta? Los establecimientos tienen 10 días hábiles para contestar, a partir de la fecha en que se pone la hoja de reclamaciones. Si transcurrido ese plazo la empresa no lo hace o el consumidor no está de acuerdo con la respuesta, se podrá remitir el ejemplar para la Administración de la hoja de reclamaciones (copia color blanco) a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) o a los Servicios de Consumo Provinciales de las delegaciones del Gobierno de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales (calle Córdoba, 4) o bien a la Secretaría General de Consumo.

  • Además de la copia blanca, también se puede adjuntar la contestación de la empresa que no ha satisfecho al consumidor, una copia simple de la factura (siempre hay que conservar el original), el contrato, los folletos informativos, el documento de garantía o cualquier otro resguardo.
  • Soy de Málaga, pero la reclamación ha sido contra un establecimiento de Madrid, ¿qué comunidad resuelve? Cuando las reclamaciones afectan a varias comunidades autónomas, para la tramitación de la misma, está vigente el Acuerdo de la Comisión de Cooperación de Consumo, que establece que será la administración de consumo más cercana al ciudadano la que resuelva sus quejas.

Así pues, aunque la reclamación se haya puesto en Madrid, si el consumidor es de Málaga, las administraciones competentes para tramitar la queja serán el Servicio Provincial de Consumo o la OMIC de Málaga. -Consecuencias para la empresa Puede conllevar una sanción o una multa y alcanzar los 12.000 euros si es grave.

  • ¿Se puede obtener un resarcimiento económico con una hoja de reclamaciones? No, y si el objetivo es ese, entonces la reclamación debe presentarse mediante el Sistema Arbitral de Consumo o bien mediante una demanda judicial ante los juzgados.
  • Para el primero, la empresa tiene que estar adherida al Sistema Arbitral o someterse voluntariamente, y para la demanda judicial, si la reclamación no supera los 2.000 euros, se podrá tramitar por el procedimiento del juicio verbal para el que no es necesario abogado ni procurador.
You might be interested:  Como Restar En Excel

Antes de llegar a este punto, desde la página web de Consumo Responde la Junta de Andalucía ( http://www.consumoresponde.es/) se recomienda que a la hora de cumplimentar la hoja de reclamaciones se marque la casilla de mediación y arbitraje, que son dos sistemas gratuitos de resolución extrajudicial de conflictos, voluntarios y rápidos en comparación con la vía judicial, exponen.

¿Cuánto se paga por poner una hoja de reclamaciones?

La presentación de una hoja de quejas y reclamaciones a una empresa titular de la actividad será siempre gratuita.

¿Qué pasa si se niegan a darme una hoja de reclamaciones?

Los negocios que comercialicen bienes o presten servicios están obligados a disponer de hojas de reclamaciones. Si el autónomo no ofrece la posibilidad de reclamar, puede ser sancionado con hasta 5.000 euros.

¿Cuánto tardan en contestar una reclamacion?

Centro Europeo del Consumidor en España El Gobierno de España ha aprobado el anteproyecto de Ley de Servicios de Atención a la Clientela con el que se amplían los derechos de las personas consumidoras y se mejoran los plazos de consulta y resolución de incidencias en sus relaciones de consumo. A partir de ahora, el anteproyecto empieza su tramitación como proyecto de Ley en las Cortes Generales. Cuando entre en vigor la normativa, se reducirá el tiempo en el que las empresas, de forma general, están obligadas a resolver una reclamación. Así, se pasará de los 30 días hábiles actuales a tan solo 15, pudiendo estos plazos, en cualquier caso, ser reducidos por la normativa autonómica. Las consultas, quejas o reclamaciones podrán presentarse a través del mismo canal en el que se inició la relación contractual, pero también, como mínimo, por un medio telemático, correo ordinario, teléfono y presencialmente en los establecimientos abiertos al público de los que las empresas dispongan (franquicias incluidas, a excepción de las empresas de telecomunicaciones, que queda sujeto a la voluntad de la empresa). Además, la interposición de una reclamación impedirá la suspensión del servicio cuando la causa de la reclamación y de la suspensión coincidan. Asimismo, el tiempo de espera de espera para ser atendido telefónicamente en servicios generales de información, reclamación y postventa se limitará a tres minutos. Esta reducción beneficiará también a las personas afectadas por incidencias en servicios básicos de continuidad como la luz, el agua o el gas. Las empresas de estos sectores deberán informar del motivo del problema y dar un tiempo estimado para la restauración del suministro en un plazo máximo de dos horas. Además, las personas afectadas por cortes de suministros podrán solicitar a través de estos servicios las indemnizaciones o descuentos en factura que resulten de aplicación, como ocurre en el sector de las telecomunicaciones o el eléctrico. Para este y otros trámites, las empresas que ofrecen servicios de carácter básico e interés general tendrán que ofrecer un canal de atención gratuito a la clientela las 24 horas del día, todos los días del año, cuando se trate de incidencias relacionadas con el suministro del servicio, y no podrán derivar las llamadas a teléfonos que impliquen un coste. Los operadores de energía, además, deberán informar sobre medidas de ahorro y eficiencia energética, así como de las posibilidades de contratar energía procedente de fuentes renovables. Por su parte, los servicios financieros asegurarán a su clientela la disponibilidad de canales presenciales, ya sean permanentes o intermitentes, telefónicos o telemáticos, atendiendo al principio de prestación personalizada. Se tendrá en cuenta, por lo tanto, la edad de la persona, dónde vive o su nivel de competencias digitales para evitar situaciones de exclusión financiera. Otra novedad importante de la futura Ley es que los usuarios podrán pedir ser atendidos por una persona con formación especializada, independientemente de que la comunicación se haya iniciado a través de contestadores automáticos o sistemas robotizados. El objetivo es que los servicios sean inclusivos y presten especial atención a las personas vulnerables. Por esa razón, la clientela podrá solicitar, en caso de insatisfacción con la atención recibida por medios automáticos, la transferencia a una persona responsable superior o a un departamento específico de calidad. Además, en el supuesto de personas con discapacidad auditiva, el canal telefónico será accesible y deberá complementarse, a elección de la persona, con un sistema alternativo de mensajería escrita instantánea a través del móvil o con un sistema de vídeo interpretación en lengua de signos. Regulación del concepto de clientela. Será considerado cliente o clienta cualquier persona que tenga una relación contractual con una empresa a la hora de hacer una consulta o reclamación y aquella que haya sido dada de alta en la prestación de un servicio sin su consentimiento. Asimismo, se incluye como clientela a quienes sigan recibiendo facturas y exigencias de pago de un servicio para el que han solicitado la baja o que no han contratado. La futura Ley de Atención a la Clientela afecta a todas las empresas públicas y privadas que, independientemente de su tamaño, presten servicios de suministro y distribución de agua y energía; transporte de pasajeros en avión, ferrocarril, mar o vías navegables, autobús o autocar; servicios postales; servicios de comunicación audiovisual de acceso condicional mediante pago; comunicaciones electrónicas y telefónicas, así como servicios financieros. Igualmente, será de aplicación a las grandes empresas (más de 250 trabajadores) independientemente del sector. Todas ellas deberán implementar un sistema de evaluación para comprobar que se cumplen los requisitos de la norma. Este sistema será auditado por empresas externas acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación. De acuerdo con la actual normativa de consumo, el incumplimiento de lo previsto en la norma tendrá la consideración de infracción leve (con multas de entre 150 y 10.000 euros) y podrán considerarse graves cuando, por ejemplo, afecten a personas consumidoras vulnerables o se lleven a cabo de forma reincidente, en cuyo caso, las sanciones pueden ascender hasta los 100.000 euros. Para las infracciones del sector financiero, los órganos encargados de aplicar el régimen sancionador serán el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores o la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, dependiendo del ámbito. >>> Fuente:,

You might be interested:  Como Solicitar El Numero De La Seguridad Social

¿Qué pasa después de poner una reclamación a consumo?

Te interesa: En reclamador.es te ayudamos a reclamar lo pagado de más por tu tarjeta revolving – Se trata de un procedimiento muy sencillo, gratuito y antiformalista. El consumidor cumplimenta la solicitud, aporta toda la documentación en la que se basa y asiste después a una vista con la empresa (si acude, que no es obligatorio).

  1. Tras esto se dicta un laudo.
  2. Tiene la misma validez que una Sentencia para las dos partes (consumidor y empresa).
  3. Es firme desde el momento en que se notifica y puede ejecutarse en caso de no cumplirse por parte de la empresa.
  4. El arbitraje es voluntario para las empresas.
  5. Esto quiere decir que pueden no someterse al mismo cuando son citadas.

En este caso, o en aquellas materias excluidas de este procedimiento (por ejemplo las reclamaciones contra los bancos), la solución es acudir a los tribunales mediante demanda. No se puede simultanear un procedimiento u otro, porque ambos son excluyentes, al tener los mismos efectos.

¿Cuánto tiempo tardan en responder una reclamación?

¿Cuánto tardan en contestar una reclamación previa? – En España, el tiempo máximo que una empresa tiene para responder a una reclamación es de dos meses, Si la empresa no responde dentro de este plazo, el cliente puede acudir a la administración para que intervenga.

¿Cómo presentar una queja ante el Defensor del consumidor?

Las quejas ante el defensor del consumidor se deben presentar por escrito; se pueden enviar directamente a su oficina o radicar en las sucursales o agencias de la aseguradora.

¿Cómo dirigirse a un jefe por escrito ejemplo?

Saludo de la carta de presentación – Tu saludo es una de las formas más importantes de establecer una conexión personal y un tono respetuoso ya desde el primer momento. Elige el saludo más apropiado teniendo en cuenta el tipo de empresa. “Estimado/a” seguido del apellido de la persona a la que va dirigida la carta suele ser lo más correcto en casi todas las situaciones formales, pero algunas empresas prefieren una comunicación más informal como “Hola”, utilizando el nombre de pila del destinatario o destinataria.

Elevator Pitch Newsletter: consejos sobre CV y empleo Una vez cada quince días nuestros expertos recopilan los mejores consejos sobre CV y empleo con un tiempo de lectura de 15 minutos o menos. Directamente en tu bandeja de entrada. (Contenidos en inglés) ¡Estate atento/a a tu bandeja de entrada! Nuestro boletín está en camino.

¡Recibirás cada quince días en tu bandeja de entrada los mejores consejos sobre CV y empleo de nuestros expertos en vida laboral! El objetivo de esta sección es conectar con el lector de la carta, dirigiéndote directamente a él o ella con el saludo adecuado y utilizando su nombre o apellido.

¿Qué es lo primero q se pone en una carta?

En la carta, lo primero que se debe escribir es el nombre de la ciudad o lugar donde se escribió; así como la fecha en que fue escrita. Le sigue el saludo, sumamente esencial, ya que con él se solicita de forma directa la atención del destinatario.

¿Cómo hacer una carta explicando una situación?

La clave para escribir una excelente carta de explicación es que sea corta, simple e informativa. Sé claro y escribe con tanto detalle como puedas pues otra persona tendrá que entender tu situación. Evita incluir información irrelevante o respuestas a preguntas que no hizo el evaluador de riesgo.

¿Qué es una queja de un ejemplo?

¿Qué es presentar una queja? – Una queja es una declaración formal de su insatisfacción con un problema. Usted está pidiéndoles a otros que tomen medidas al respecto, ya que usted no tiene el poder de tomarlas por su cuenta. Una queja formal es, casi siempre, por escrito.

¿Cómo responder a un cliente insatisfecho ejemplos?

Ejemplo de respuesta a un cliente insatisfecho para intentar un acercamiento – La conversación de acercamiento puede ser la siguiente: «Nos hemos percatado de que tuvimos un error/demora en su pedido y somos conscientes de su inconformidad. Comprendemos totalmente su molestia y agradecemos que nos haya notificado al respecto.