¿Cuáles son los signos y los síntomas de la depresión?

  1. sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o ‘vacío’;
  2. sentimientos de desesperanza o pesimismo;
  3. sentimientos de irritabilidad, frustración o intranquilidad;
  4. sentimientos de culpabilidad, inutilidad o impotencia;

Meer items

¿Cómo se inicia la depresión?

¿Cuáles son los síntomas de la depresión? – Los síntomas nucleares de la depresión son la tristeza patológica, la pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar y una disminución de la vitalidad que limita el nivel de actividad y produce un cansancio exagerado, que aparece incluso después de realizar pequeños esfuerzos.

Además, pueden aparecer otros síntomas, como los sentimientos de culpa o de incapacidad, la irritabilidad, el pesimismo ante el futuro, las ideas de muerte o de suicidio, la pérdida de confianza en uno mismo o en los demás, la disminución de la concentración y la memoria, la intranquilidad, los trastornos del sueño y la disminución del apetito y de la libido, entre otros.

Los síntomas más habituales son:

Tristeza patológica. Pérdida de interés. Disminución de la vitalidad. Cansancio exagerado.

¿Qué es lo que provoca la depresión?

Situaciones traumáticas o estresantes, como maltrato físico o abuso sexual, la muerte o la pérdida de un ser querido, una relación difícil o problemas económicos. Familiares consanguíneos que tienen antecedentes de depresión, trastorno bipolar, alcoholismo o suicidio.

¿Cómo se comporta una persona con depresión?

La mayoría de las personas que tienen depresión necesitan tratamiento para sentirse mejor. – Si cree que puede tener depresión, comience por hacer una cita con su proveedor de atención médica. Puede ser su médico de cabecera o un proveedor de servicios de salud especializado en diagnosticar y tratar los problemas de salud mental (por ejemplo, un psicólogo o psiquiatra).

Ciertos medicamentos y algunas afecciones médicas, como algunos virus o un trastorno de la tiroides, pueden causar los mismos síntomas que la depresión. Un proveedor de atención médica puede descartar estas posibilidades haciéndole un examen físico, una entrevista y pruebas de laboratorio. Su proveedor de atención médica la examinará y hablará con usted sobre las opciones de tratamiento y las medidas que deberá tomar.

La tristeza es apenas una pequeña parte de la depresión. Algunas personas con depresión no se sienten tristes en lo más mínimo. Una persona con depresión también puede tener muchos síntomas físicos, como dolores y malestares, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos.

estado de ánimo triste, ansioso o “vacío” persistente; sentimientos de desesperanza o pesimismo; irritabilidad; sentimientos de culpa, nulidad, falta de esperanza o impotencia; fatiga o disminución de energía; dificultad para dormir, despertarse temprano en la mañana o dormir demasiado; pérdida de interés o de placer en pasatiempos y actividades; moverse o hablar más despacio; sentirse inquieto o tener problemas para quedarse quieto; dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones; cambios en el apetito o de peso; pensamientos sobre la muerte, el suicidio, o intentos de suicidarse; molestias o dolores corporales, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física clara o que no se alivian aun con el tratamiento.

Hable con su proveedor de atención médica sobre estos síntomas. Sea honesta, clara y concisa: su proveedor necesita saber cómo se siente. Es posible que le pregunte cuándo comenzaron sus síntomas, a qué hora del día ocurren, cuánto duran, con qué frecuencia suceden, si parece que empeoran o mejoran, y si le impiden salir o hacer sus actividades cotidianas.

You might be interested:  Como Recurrir Una Multa Del Ayuntamiento

¿Cuánto tiempo puede durar la depresión?

La duración de un episodio depresivo puede variar desde varias semanas a varios meses o incluso años. La mayoría de las personas suelen estar completamente bien entre 4 y 6 meses. Sin tratamiento puede durar semanas, meses e incluso años. Lo habitual, es la desaparición de todos los síntomas con el tratamiento, aunque existe el riesgo de desarrollar otro episodio depresivo después de la recuperación total.

Las recaídas son más frecuentes en personas cuyos síntomas no desaparecen del todo entre episodios. Sin embargo cuando la persona está recibiendo tratamiento y realiza un seguimiento adecuado, el riesgo de que los síntomas y el sufrimiento vuelvan a aparecer se reduce notablemente. De ahí el interés en la atención temprana de la enfermedad así como en mantener el tratamiento todo el tiempo necesario (como mínimo varios meses después de la mejoría).

Para la mejoría es importante que sigas las recomendaciones de los profesionales acerca de los tratamientos (farmacológicos, psicoterapéuticos, e indicaciones varias). En algunos casos, los síntomas pueden mantenerse durante más tiempo, pese al tratamiento, en este caso hablamos de depresión resistente.

La depresión no puede ser contemplada como un episodio de enfermedad aislado, sino como una enfermedad crónica, que incapacita en los episodios intercurrentes. Además cuantos más episodios se padezcan mayor es la probabilidad de presentar otros episodios depresivos. En algunos casos, la depresión puede instalarse en el tiempo y puede durar varios años; es lo que conocemos como depresión crónica.

Si hay menos síntomas y éstos son menos intensos se le denomina distimia, Las personas que padecen distimia refieren que siempre o la mayor parte del tiempo están tristes. Los síntomas más frecuentes son: una disminución del interés y el placer, causando malestar e interferencia en la vida cotidiana, sentimientos de rendir poco, de impotencia, de culpa o rumiaciones sobre el pasado, irritabilidad o enfados frecuentes.

Una persona que sufre distimia puede tender a aislarse, a retirarse de las actividades sociales; en el trabajo puede presentar una disminución de la actividad, de la eficacia y de la productividad. Con los años, este trastorno se convierte en parte integrante de su vida o su personalidad. La persona dice: “siempre he sido así” o “yo soy así”.

Los profesionales sanitarios y familiares también corren el riesgo de ser víctimas de esta confusión entre el funcionamiento normal y la distimia. Esta enfermedad a menudo comienza de manera discreta y en una edad temprana (Infancia, adolescencia o inicio de la edad adulta).

¿Qué es la depresión leve?

Los Trastornos afectivos constituyen un grupo de enfermedades caracterizados por una sintomatología afectiva básica y común a todos ellos (tristeza, decaimiento, desilusión, incapacidad para el disfrute), pero diferenciándose por la duración, gravedad y evolución.

  • Comúnmente se habla de “Depresión” como término general para designar a cualquiera de estos trastornos pero desde un punto de vista psiquiátrico hay que matizar y diferenciar unos de otros.
  • Así distinguimos los siguientes: Episodio depresivo mayor/menor Debemos pensar en él ante la aparición de síntomas como tristeza vital, pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo, empeoramiento matutino, disminución marcada del interés y de la capacidad de disfrutar, sentimientos de inutilidad e ideación de culpa, baja autoestima, pensamientos recurrentes de muerte, pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc.

Ante esta situación es recomendable consultar con el médico de Atención Primaria. Depresión subclínica Es aquella depresión que puede pasar prácticamente inadvertida porque no se detecta la presencia de ánimo deprimido, ni la incapacidad para disfrutar de las cosas, y sí otros síntomas de los descritos (pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc.

  • Depresión enmascarada o “somatizada” Los síntomas afectivos o emocionales no se expresan espontáneamente, incluso al preguntar por ellos pueden ser negados.
  • En este caso predominan los síntomas somáticos o corporales: dolores inespecíficos, alteraciones gastrointestinales (sequedad de boca, estreñimiento-diarrea, úlcera gástrica etc.), respiratorias (sensación de ahogo, dificultad respiratoria), neurológicas y sensoriales (mareo, cefalea, vértigo, temblores), genitourinarios (molestias al orinar, ausencia de la menstruación, impotencia, etc.).
You might be interested:  Como Llegar A Benidorm

Depresión con síntomas psicóticos Junto a los síntomas del episodio depresivo están presentes ideas delirantes o alucinaciones. Las ideas delirantes están en consonancia con el estado de ánimo, e incluyen temas de pecado, culpa, ruina o catástrofes inminentes.

  1. Esta forma de depresión es especialmente complicada por el contenido de las ideas delirantes.
  2. Ante su sospecha debe consultar con un médico de forma inmediata.
  3. Trastorno bipolar Los Trastornos Bipolares son un grupo de trastornos afectivos caracterizados por la presencia de episodios reiterados en los que se alterna el ánimo deprimido con episodios de exaltación (euforia, hiperactividad, etc.) Trastorno distímico El Trastorno Distímico o Distimia es un tipo de depresión crónica, en la que los síntomas se manifiestan de forma permanente durante un periodo de tiempo prolongado.

A veces puede llegar a sentirse bien durante días, incluso semanas, pero enseguida vuelven a reaparecer los síntomas, estando la mayor parte del tiempo cansado y deprimido. Suele iniciarse en la edad adulta. Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo Es un trastorno bastante frecuente, se caracteriza por la aparición de síntomas emocionales, ánimo depresivo, tristeza, llanto, desesperanza, en respuesta a un acontecimiento estresante ocurrido en los tres meses anteriores al inicio de la clínica.

¿Cómo se mide la depresión?

Cómo se diagnostica la Depresión – El diagnóstico de la depresión es exclusivamente clínico, mediante una entrevista (terapeuta-paciente). No existen pruebas complementarias, como análisis de sangre o pruebas de imagen (escáner o resonancia), que puedan confirmar el diagnóstico de depresión,

Tampoco existen, a día de hoy, pruebas genéticas que confirmen el diagnóstico de la depresión. En definitiva, la única forma de realizar el diagnóstico de depresión es mediante una entrevista clínica realizada, preferiblemente, por un médico especialista en psiquiatría o por un psicólogo especialista en psicología clínica,

La entrevista clínica supone la realización de una serie de preguntas y de observaciones en el paciente que, tomadas en conjunto y considerando sus antecedentes personales y familiares, llevan a un diagnóstico clínico. La duración óptima de una entrevista clínica de evaluación es de una hora.

  • No obstante, en algunos casos, es necesario realizar dos entrevistas para recopilar más información del paciente o de sus familiares.
  • En otras ocasiones, es necesario esperar a los resultados de pruebas diagnósticas complementarias que puedan descartar otras enfermedades que enmascaren o se asemejen a una depresión.

Habitualmente, se suele solicitar una analítica completa para descartar hipotiroidismo, anemia, alteraciones hidroelectrolíticas y otras enfermedades, según los síntomas del paciente. ” La entrevista clínica es la principal herramienta para hacer el diagnóstico de depresión.

¿Cómo saber si tengo que tomar antidepresivos?

¿Por qué debiera tomar antidepresivos? – El médico pudiera recetarle antidepresivos si usted tiene depresión. Este es un trastorno que puede manifestarse en forma de decaimiento, pérdida de interés en las actividades cotidianas, sentimientos de baja autoestima, falta de energía y poca concentración.

  1. Los síntomas pueden durar mucho tiempo.
  2. La depresión puede clasificarse como leve, moderada o grave.
  3. Esto depende de los síntomas y de cuánto interfieren estos en la vida cotidiana.
  4. Por lo general, los antidepresivos no son necesarios si la depresión es leve.
  5. La terapia psicológica, o los tratamientos de conversación tales como el asesoramiento psicológico o la terapia cognitivo-conductual (TCC), pudieran ser mejores para este tipo de depresión.
You might be interested:  Como Quitar Dolor De Muelas

Los antidepresivos suelen recetarse para la depresión moderada o grave. Sin embargo, junto con los antidepresivos, usted debiera recibir terapia psicológica. Los antidepresivos también pueden usarse en el tratamiento de otras afecciones, tales como el dolor crónico (persistente), la ansiedad y los ataques de pánico, así como el trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Cómo se llama la depresión que no se ve?

Los Trastornos afectivos constituyen un grupo de enfermedades caracterizados por una sintomatología afectiva básica y común a todos ellos (tristeza, decaimiento, desilusión, incapacidad para el disfrute), pero diferenciándose por la duración, gravedad y evolución.

  1. Comúnmente se habla de “Depresión” como término general para designar a cualquiera de estos trastornos pero desde un punto de vista psiquiátrico hay que matizar y diferenciar unos de otros.
  2. Así distinguimos los siguientes: Episodio depresivo mayor/menor Debemos pensar en él ante la aparición de síntomas como tristeza vital, pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo, empeoramiento matutino, disminución marcada del interés y de la capacidad de disfrutar, sentimientos de inutilidad e ideación de culpa, baja autoestima, pensamientos recurrentes de muerte, pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc.

Ante esta situación es recomendable consultar con el médico de Atención Primaria. Depresión subclínica Es aquella depresión que puede pasar prácticamente inadvertida porque no se detecta la presencia de ánimo deprimido, ni la incapacidad para disfrutar de las cosas, y sí otros síntomas de los descritos (pesimismo, ansiedad, irritabilidad, apatía, embotamiento afectivo pérdida de apetito, disminución de peso, alteraciones del sueño, etc.

  1. Depresión enmascarada o “somatizada” Los síntomas afectivos o emocionales no se expresan espontáneamente, incluso al preguntar por ellos pueden ser negados.
  2. En este caso predominan los síntomas somáticos o corporales: dolores inespecíficos, alteraciones gastrointestinales (sequedad de boca, estreñimiento-diarrea, úlcera gástrica etc.), respiratorias (sensación de ahogo, dificultad respiratoria), neurológicas y sensoriales (mareo, cefalea, vértigo, temblores), genitourinarios (molestias al orinar, ausencia de la menstruación, impotencia, etc.).

Depresión con síntomas psicóticos Junto a los síntomas del episodio depresivo están presentes ideas delirantes o alucinaciones. Las ideas delirantes están en consonancia con el estado de ánimo, e incluyen temas de pecado, culpa, ruina o catástrofes inminentes.

Esta forma de depresión es especialmente complicada por el contenido de las ideas delirantes. Ante su sospecha debe consultar con un médico de forma inmediata. Trastorno bipolar Los Trastornos Bipolares son un grupo de trastornos afectivos caracterizados por la presencia de episodios reiterados en los que se alterna el ánimo deprimido con episodios de exaltación (euforia, hiperactividad, etc.) Trastorno distímico El Trastorno Distímico o Distimia es un tipo de depresión crónica, en la que los síntomas se manifiestan de forma permanente durante un periodo de tiempo prolongado.

A veces puede llegar a sentirse bien durante días, incluso semanas, pero enseguida vuelven a reaparecer los síntomas, estando la mayor parte del tiempo cansado y deprimido. Suele iniciarse en la edad adulta. Trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo Es un trastorno bastante frecuente, se caracteriza por la aparición de síntomas emocionales, ánimo depresivo, tristeza, llanto, desesperanza, en respuesta a un acontecimiento estresante ocurrido en los tres meses anteriores al inicio de la clínica.

¿Qué pasa en el cerebro de una persona con depresión?

El aumento de colores azules y verdes, junto con el descenso de áreas blancas y amarillas, indica una actividad cerebral reducida debido a la depresión.