Consumir alimentos ricos en hierro es una parte clave del tratamiento de la anemia causada por niveles bajos de este elemento. También es posible que usted necesite tomar suplementos de hierro al igual que aumentar las reservas de este elemento en su cuerpo.

  1. ACERCA DE LOS SUPLEMENTOS DE HIERRO Los suplementos de hierro se pueden tomar en forma de cápsulas, tabletas, tabletas masticables y líquidos.
  2. El tamaño de la tableta más común es de 325 mg (sulfato ferroso).
  3. Otras formas químicas son el gluconato ferroso y el fumarato ferroso.
  4. Pregúntele al proveedor de atención médica cuántas píldoras debe tomar cada día y cuándo debe tomarlas.

Tomar más hierro de lo que su cuerpo necesita puede causar problemas de salud serios. Los hemogramas de la mayoría de las personas volverán a la normalidad después de dos meses de terapia con hierro. Usted podría seguir tomando suplementos de hierro durante otros 6 a 12 meses para aumentar las reservas de hierro del cuerpo en la médula ósea.

  1. SUGERENCIAS PARA TOMAR HIERRO El hierro se absorbe mejor con el estómago vacío.
  2. Sin embargo, los suplementos de hierro pueden causar cólicos estomacales, náuseas y diarrea en algunas personas.
  3. Posiblemente se necesite tomarlo con una pequeña cantidad de alimento para evitar este problema.
  4. No se debe tomar leche, calcio ni antiácidos al mismo tiempo que los suplementos de hierro.

Usted debe esperar al menos 2 horas después de ingerirlos antes de tomar sus suplementos de hierro. Los alimentos que usted no debe comer al mismo tiempo que toma el hierro abarcan:

Alimentos ricos en fibra, como granos integrales, verduras crudas y salvadoAlimentos o bebidas con cafeína

Algunos médicos sugieren tomar un suplemento de vitamina C o jugo de naranja con su píldora de hierro. Esto puede ayudar a que el hierro se absorba en el cuerpo. Tomar 8 onzas (240 ml) de líquido con una píldora de hierro también está bien. Coméntele a su proveedor sobre todos los medicamentos que está tomando.

Las tabletas de hierro pueden llevar a que otros fármacos que usted esté tomando no actúen igual de bien. Algunos de estos fármacos abarcan: tetraciclina, penicilina, ciprofloxacina, y fármacos usados para el hipotiroidismo, la enfermedad de Parkinson y las convulsiones.Los medicamentos que reducen la acidez estomacal afectarán la absorción del hierro y pueden causar deficiencia de este mineral. Su proveedor puede sugerir cambiar estos medicamentos.Espere al menos 2 horas entre las dosis de estos fármacos y los suplementos de hierro.

EFECTOS SECUNDARIOS El estreñimiento debido a las píldoras de hierro es muy común. Si el estreñimiento se convierte en un problema, tome un ablandador de heces como el docusato de sodio (Colace). Se pueden presentar náuseas y vómitos con las dosis más altas, pero normalmente se pueden controlar tomando hierro en cantidades más pequeñas.

Las heces son de apariencia alquitranosa al igual que negrasSi las heces tienen vetas rojasSe presentan cólicos, dolores agudos o dolor en el estómago

Las formas líquidas de hierro pueden manchar los dientes.

Pruebe mezclando el hierro con agua u otros líquidos (tales como jugo de fruta o jugo de tomate) y tomando el medicamento con una pajilla.Las manchas por el hierro se pueden eliminar cepillándose los dientes con bicarbonato de soda o peróxido.

Mantenga las tabletas en un lugar fresco. (Los botiquines de los baños pueden ser demasiado calientes y húmedos, lo cual puede provocar que las píldoras se desintegren). Mantenga los suplementos de hierro fuera del alcance de los niños. Si su hijo traga una píldora de hierro, póngase en contacto inmediatamente con un centro de toxicología.

Brittenham GM. Disorders of iron homeostasis: iron deficiency and overload. In: Hoffman R, Benz EJ Jr, Silberstein LE, et al, eds. Hematology: Basic Principles and Practice,7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 36. Camaschella C. Microcytic and hypochromic anemias. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine,26th ed.

Philadelphia, PA: Elsevier ; 2020:chap 150. Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M.

¿Cómo se tolera mejor el hierro?

¿Qué alimentos son fuente de hierro? – El hierro se encuentra naturalmente presente en los alimentos y en ciertos alimentos fortificados con hierro. Puede obtener las cantidades recomendadas de hierro mediante el consumo de una variedad de alimentos, entre ellos:

carnes magras, mariscos y aves cereales para el desayuno y panes fortificados con hierro frijoles blancos y rojos, lentejas, espinacas y arvejas nueces y algunas frutas secas, como las pasas de uva.

El hierro se encuentra en los alimentos en dos formas: hierro hemo y hierro no hemo. El cuerpo absorbe mejor el hierro hemo. Los alimentos de origen animal contienen hierro hemo. Los alimentos de origen vegetal y alimentos fortificados con hierro contienen hierro no hemo.

¿Cuánto tiempo hay que esperar para comer después de tomar hierro?

¿Cómo tomar suplementos de hierro de forma adecuada? – Los suplementos de hierro están disponibles en forma de pastillas, sobres, ampollas, gotas y otros formatos de administración por vía oral. Es fundamental seguir las indicaciones de los médicos a la hora de tomarlos y seguir a rajatabla las dosis prescritas y las indicaciones de los prospectos.

En ayunas: Da igual si el hierro se toma por la mañana o por la noche. Lo realmente importante es hacerlo fuera de las principales comidas, porque de esta manera evitamos mezclarlo con otros alimentos que pueden dificultar su absorción. Espera 15 o 20 minutos para desayunar, comer o cenar después de tomar el suplemento. Acompañado de vitamina C: Está demostrado que la vitamina C favorece la absorción del hierro, así que es recomendable tomar los suplementos con alimentos que la tengan, como el zumo de naranja. Evita los lácteos dos horas antes y hasta dos horas después de tomar el hierro: El calcio y la caseína bloquean la absorción de hierro. Evita el café, el té y el vino: Contienen sustancias inhibidoras de la absorción del hierro no hemo, que es el que contienen los suplementos. Así que mejor esperar un tiempo antes de tomarlos. Sigue siempre las indicaciones del médico y toma estrictamente las dosis estipuladas.

En el caso de embarazadas, el control médico es más necesario que nunca. Es frecuente la aparición de anemia durante el embarazo, debido a la mayor demanda que provoca el feto. Basta con llevar los controles habituales durante el embarazo para conocer los niveles de hierro y, en caso necesario, tomar suplementos, siempre bajo prescripción médica.

Los niños y adolescentes pueden presentar también momentos puntuales de carencia de hierro, vinculados al crecimiento o a un déficit alimentario. Siempre hay que consultar al médico antes de darles suplementos de hierro. Los profesionales de la salud recomendarán el suplemento o multivitamínico más adecuado para ellos.

Debes tener en cuenta que la toma de suplementos de hierro puede interferir con otro tipo de suplementos o tratamientos. Es el caso de la levotiroxina, que se toma en casos de hipotiroidismo, el protector de estómago Omeoprazol, o los suplementos de calcio y zinc.

La ingesta de suplementos de hierro por vía oral no suele provocar efectos secundarios, aunque pueden darse casos de intolerancia al hierro oral, que cursan con molestias intestinales y que se deben consultar con el médico. Es completamente normal que las heces se vuelvan más oscuras o incluso negras cuando se están tomando suplementos de hierro, porque el que no se absorbe, se elimina de esta forma.

También puede aparecer cierto extreñimiento, por lo que se recomienda incrementar la ingesta de alimentos con fibra.

¿Cuándo desaparecen los efectos secundarios del hierro?

Consumo diario de hierro recomendado para niños y adultos – Para ayudarse a anemia por deficiencia de hierro, su médico ordenará un análisis de sangre para verificar su hemograma completo (CBC), los niveles de hemoglobina, los niveles de hierro en sangre y los niveles de ferritina. Su médico puede decirle que el nivel de hierro en su sangre es bajo. Su médico también puede decirle que tiene anemia con la deficiencia de hierro. Se pueden usar varios tratamientos para tratar la anemia.

  • Los suplementos de hierro, también llamados pastillas de hierro o hierro oral, ayudan a aumentar el hierro en su cuerpo. Este es el tratamiento más común para la anemia por deficiencia de hierro. Por lo general, toma de tres a seis meses restablecer sus niveles de hierro. Su médico puede pedirle que tome suplementos de hierro durante el embarazo. Hable con su médico si tiene efectos secundarios tales como un mal sabor metálico, vómitos, diarrea, estreñimiento o malestar estomacal. Su médico puede sugerirle tomar sus suplementos con alimentos, reducir la dosis o probar un tipo diferente de suplemento de hierro.
  • El hierro intravenoso (IV) a veces se usa para poner hierro en su cuerpo a través de una de sus venas. Esto ayuda aumentar los niveles de hierro en la sangre. A menudo, solo se necesitan una o unas pocas sesiones para restaurar los niveles de hierro. Las personas que tienen anemia grave por deficiencia de hierro o que padecen afecciones a largo plazo tienen más probabilidades de recibir hierro por vía intravenosa. Los efectos secundarios incluyen vómitos o dolores de cabeza inmediatamente después del tratamiento, pero generalmente desaparecen en uno o dos días.
  • Medicamentos como los ayudan a su médula ósea a producir más glóbulos rojos, si esto es lo que está causando su deficiencia de hierro. Estos medicamentos generalmente se usan con la terapia con hierro en personas que tienen anemia por deficiencia de hierro y otra afección crónica (a largo plazo), como la enfermedad renal.
  • Las transfusiones de sangre aumentan rápidamente la cantidad de glóbulos rojos y hierro en la sangre. Se pueden usar para tratar la anemia grave por deficiencia de hierro.
  • Es posible que se necesite cirugía para detener el sangrado interno.

Además de los pasos anteriores, su médico puede pedirle que adopte hábitos alimenticios saludables para el corazón y que elija alimentos ricos en hierro como frijoles, frutas secas, huevos, carne roja magra, salmón, panes y cereales fortificados con hierro, guisantes, tofu y verduras de hoja verde oscuro.

  • La anemia por deficiencia de hierro no diagnosticada o no tratada puede causar complicaciones graves, como fatiga, dolores de cabeza, síndrome de piernas inquietas, problemas cardíacos, complicaciones del embarazo y retrasos en el desarrollo de los niños.
  • La anemia por deficiencia de hierro también puede empeorar otras afecciones crónicas o hacer que sus tratamientos no funcionen bien.

This video—presented by the National Heart, Lung, and Blood Institute, part of the National Institutes of Health—shows how Susan, a full-time worker and student, has coped with having iron-deficiency anemia. Prior to her diagnosis, Susan had symptoms such as tiredness, poor skin tone, dizziness, and depression.

  1. After her doctor diagnosed her with iron-deficiency anemia, Susan got counseling on how to improve her health and well-being.
  2. She began taking iron supplements and multivitamins to improve her iron levels.
  3. Susan also made changes to her diet, such as focusing more on green leafy vegetables, red meats, nuts, dried fruits, and beans.

Other lifestyle changes, such as getting enough sleep and exercising, also have helped Susan feel better. To further improve her condition, Susan had a minor surgical procedure to stop her monthly periods. By following her treatment plan and making smart lifestyle choices, Susan continues to feel better and see the benefits of treatment.

  1. Obtenga más información sobre cómo controlar su anemia por deficiencia de hierro.
  2. . (en inglés)

: Anemia por deficiencia de hierro

¿Cómo ayudar al cuerpo a absorber el hierro?

Cómo absorber mejor el hierro – Foto: iStock. Para que el organismo pueda beneficiarse de este mineral, hay una serie de alimentos que pueden ayudarnos a absorber mejor el hierro y evitar así la posibilidad de sufrir un déficit nutricional de importancia. Tal y como explica uno de los trabajos publicados en la revista científica ‘American Journal of Clinical Nutrition’, para estimular la biodisponibilidad del hierro podemos recurrir a estos tres elementos:

Vitamina C, Si existe un verdadero aliado de la absorción del hierro, ese es el ácido ascórbico o vitamina C. Para facilitar esta tarea, debemos consumir alimentos con un alto contenido en esta sustancia como, por ejemplo, los pimientos, las frutas cítricas o las verduras de hoja verde, Añadir limón a los guisos, las carnes o los pescados, o tomar zumo de naranja natural siempre que sea posible puede potenciar la absorción de dicho mineral. Carnes y pescados, La carne roja, la de ave y el pescado no solo son grandes fuentes de hierro, sino que también ayudan a mejorar la absorción del hierro no hemo, como ha demostrado un estudio publicado en el medio ‘Food, Science and Nutrition’. Combinar estos alimentos con otros, como los cereales, podría favorecer la biodisponibilidad de dicho mineral en el organismo.

¿Cómo tomar el hierro por la mañana?

Cómo se toma el hierro – El hierro, en general, se absorbe mejor si no interactúa con otros alimentos, Por eso los suplementos se aconseja siempre tomarlos en ayunas,

También puede tomarse acompañado de zumos. Para que el cuerpo lo absorba bien, el hierro también requiere un nivel de acidez muy alto, que sí aporta la vitamina C. Por eso sí se aconseja tomar un zumo de naranja o mandarina,

Hay que esperar 15 minutos a desayunar después de tomarlo Otros líquidos, en apariencia inocuos, como un café o un té, tienen polifenoles, que también pueden frenar la absorción del hierro. Y no se recomienda tomar leche ni lácteos hasta 2 horas después del suplemento, Los lácteos son uno de los principales inhibidores del hierro por su contenido en calcio y caseína,

Por tanto, retrasa el desayuno después de tomar el hierro por la mañana. ” Los médicos recomendamos que esperes unos quince minutos antes de poder desayunar con cereales y lácteos “, concreta el doctor Gómez.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el hierro en el cuerpo?

SIMPOSIO: ANEMIA Tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro en el embarazo y en el posparto Treatment of iron-deficiency anaemia in pregnancy and postpartum Christian Breymann 1,2 1 Departamento de Obstetricia y Ginecología, Hospital Universitario de Zurich 2 Obstetric Research, Feto Maternal Haematology Research Group Resumen Está claro que los estados de deficiencia de hierro y la anemia deben ser tratados.

  1. Incluso en las formas más leves de anemia, a menudo es imposible predecir el curso de la enfermedad, o si es probable que la situación empeore, y los riesgos maternos y fetales aumentan a medida que la anemia se vuelve más severa.
  2. Los factores a tener en cuenta a la hora de decidir sobre el tratamiento a utilizar incluyen el tiempo que queda hasta el parto, la severidad de la anemia, los riesgos adicionales (por ejemplo, parto prematuro), comorbilidad materna y los deseos de la propia paciente (por ejemplo, rechazo para recibir sangre de donantes para tratar la anemia severa).

Así, por ejemplo, un testigo de Jehová con anemia severa dos semanas antes del término necesita un tratamiento diferente que una mujer con anemia moderada y sin factores de riesgo adicionales durante el segundo trimestre. En la actualidad, las principales opciones de tratamiento para la anemia incluyen hierro por vía oral, hierro parenteral, la estimulación de la hematopoyesis con factores de crecimiento (por ejemplo, eritropoyetina recombinante humana) y la administración de sangre heteróloga.

  • Palabras clave: Hierro, deficiencia; anemia, factores.
  • Abstract It is clear that iron-deficiency states and anaemia should be treated.
  • Even in milder forms of anaemia, it is often impossible to predict the course of the condition, or whether the situation is likely to worsen, and maternal and foetal risks increase as anaemia becomes more severe.

Factors to be taken into account when deciding on the treatment approach to use include the time remaining until delivery, the severity of the anaemia, additional risks (e.g. premature labour), maternal co morbidity and the patient’s own wishes (e.g. refusal to receive donor blood to treat severe anaemia).

  • Thus, for example, a Jehovah’s Witness with severe anaemia two weeks before term needs different treatment than a woman with moderate anaemia and no additional risk factors during the second trimester.
  • At present, the main treatment options for anaemia include oral iron, parenteral iron, the stimulation of haemopoiesis with growth factors (e.g.

recombinant human erythropoietin) and the administration of heterologous blood. Key words: Iron, deficiency states; anemia; pregnancy. HIERRO ORAL Hierro por vía oral es el tratamiento estándar para el tratamiento de la anemia leve a moderada. No está claro si la administración semanal o intermitente de hierro por vía oral es equivalente, o incluso mejor que la administración oral diaria de hierro. La dosis recomendada es de 80-160 mg de hierro elemental por día. Si la respuesta al tratamiento con hierro oral es buena, la reticulocitosis se desarrolla dentro de 3 a 5 días, y sigue aumentando hasta 8 a 10 días después del tratamiento. En condiciones ideales, el aumento de la hemoglobina es de aproximadamente 0,2 g/dL/día o aproximadamente 2,0 g/dL dentro de 3 semanas.

  1. Una vez que los niveles de hemoglobina se han normalizado, se debe continuar con el hierro por vía oral durante al menos 4 a 6 meses, hasta un nivel de ferritina objetivo de aproximadamente 50 μg/L y una saturación de transferrina de al menos 30%.
  2. Los efectos secundarios gastrointestinales, como el estreñimiento, ardor de estómago y náuseas, que se produce hasta en 30% de los pacientes, limitan la dosis.

Esto representa una desventaja importante de los preparados orales de hierro. Si estos efectos adversos ocurren, la dosis debe ser reducida o se debe usar un producto diferente. Asimismo, la falta de cumplimiento del tratamiento, es un problema común. Se ha demostrado que solo 36% de las mujeres embarazadas toman regularmente hierro por vía oral; incluso, si se les ha informado específicamente sobre los problemas de deficiencia de hierro.

Algunos estudios realizados en países, como Tanzania e Indonesia, muestran una tasa de cumplimiento de solo 36% a 42%. Esta puede ser una de las razones de los desalentadores resultados de estudios de la OMS destinados a reducir la prevalencia de anemia por deficiencia de hierro con hierro por vía oral.

Otras posibles razones para la falla de la terapia con hierro por vía oral son resumidas en la tabla 2, PREPARACIONES DE HIERRO ORAL Hierro (II) sales Las sales de hierro (II) son las preparaciones más utilizadas de hierro por vía oral para el tratamiento de la anemia. Se las administra ya sea en forma de comprimidos o como soluciones. El más comúnmente utilizado es el sulfato de hierro (II).

Otros tipos de hierro (II) son el fumarato, succinatos y gluconatos. Todos ellos son comparables con respecto a la farmacodinamia y farmacocinética, y también con respecto a la tasa de efectos secundarios. Los compuestos de hierro (III), en forma de sales, tienen una biodisponibilidad muy baja y por tanto no son indicados para la administración oral.

La razón de esto es que se forman complejos de hidróxidos de hierro (III) insolubles y prácticamente no absorbibles en el entorno ácido del intestino. Las preparaciones líquidas se las utiliza sobre todo en la aclorhidria intestinal (por ejemplo, luego de cirugía gastrointestinal), ya que las tabletas muestran baja solubilidad en estos casos y la absorción de la forma líquida es mejor.

  1. Sin embargo, estas preparaciones no son ni más eficaces ni tienen un mejor perfil de efectos secundarios.
  2. Complejo de hierro (III) polimaltosado El complejo de hierro (III) polimaltosado (Maltofer ®, Ferrum Hausmann ®) es uno de los pocos disponibles por vía oral (III) y pertenece a la clase de los llamados preparados de hierro de liberación lenta.

La polimaltosa actúa como una envoltura alrededor del hierro trivalente, asegurando una liberación más lenta del complejo de hierro. Las ventajas de esta preparación de hierro son, en primer lugar, su perfil favorable de efectos secundarios en comparación con sales de hierro (II), como consecuencia de la liberación lenta; y, en segundo lugar, que pueden ser tomados con las comidas.

  • Diversos autores han postulado que los complejos de hierro polimaltosado tienen una menor toxicidad en comparación con las sales de sulfato de hierro, debido a la reducción de la formación de radicales de oxígeno y por lo tanto disminuye la peroxidación de lípidos en el plasma.
  • En estudios llevados a cabo hasta la fecha, su biodisponibilidad es comparable a la de hierro (II), sulfatos y fumaratos.

Las dosis de hierro (III) complejo de polimaltosa (Maltofer®) (Fe III = 50 mg) son las siguientes:

Gotas: 40 a 120 gotas/día Tabletas: 200 a 400 mg/día

Esto es cierto, ya sea durante o después de las comidas, en contraste con los compuestos de hierro (II) Compuestos de hierro en forma de preparados combinados Aditivos tales como el ácido succínico, ácido fumárico, ácido glucónico, ácido glutámico, ácido aspártico y ácido láctico, ciertas vitaminas y elementos traza (Cu, Co, Mn) forman quelatos con el hierro y así mantienen el hierro divalente disponible para la absorción.

  1. El ácido ascórbico es un complemento útil para la estabilización de iones de Fe (II) contra la oxidación.
  2. La combinación de sales de hierro (II) con ácido ascórbico aumenta la absorción de hierro.
  3. De acuerdo con la literatura, esto puede conducir a un aumento de la tasa de efectos secundarios, debido a la liberación más rápida de hierro.
You might be interested:  Como Pedir Partida De Nacimiento

Además, la combinación con el ácido ascórbico puede conducir a una mayor formación de radicales hidroxilos tóxicos. Sales de hierro por vía oral están disponibles en una gran variedad de preparados combinados; su inclusión en los preparados multivitamínicos y de oligoelementos, en particular, no ofrece ninguna ventaja sobre la administración de hierro por sí solo.

  1. La presencia de magnesio, calcio y zinc en productos combinados pueden inhibir la absorción de hierro.
  2. La combinación de diferentes sales de hierro (II) en una preparación, tampoco ofrece ventajas.
  3. Las tetraciclinas, antiácidos como el omeprazol y de ácidos biliares como colestiramina pueden alterar la absorción de hierro.

A la inversa, la biodisponibilidad de algunos agentes, tales como inhibidores de la girasa, L-tiroxina y penicilamina, puede reducirse por la administración concomitante oral de hierro. Preparaciones parenterales de hierro El hierro parenteral es la alternativa más importante para los preparados de hierro por vía oral. La administración parenteral de hierro no pasa por el mecanismo natural de absorción intestinal de hierro y por la proteína de unión asociada. Esto permite la liberación, no unida a proteínas de hierro para circular por la sangre. El hierro libre es tóxico, ya que favorece la formación de radicales hidroxilo y radicales de oxígeno que, a su vez, conducen a daños en las células y los tejidos, como resultado de la peroxidación. Por lo tanto, el hierro parenteral debe ser administrado solo si el estado de hierro del paciente es conocido, para evitar la sobrecarga potencial de hierro. En principio, podemos distinguir tres grupos diferentes de preparaciones. Ellas difieren entre sí con respecto a la farmacocinética, la estabilidad del complejo, masa molecular, la toxicidad y efectos secundarios. Complejos de tipo I (hierro dextrina, hierro dextrano) Estos complejos de hierro se distinguen por su peso molecular alto (> 100 000 Dalton) y su alta estabilidad (por ejemplo, Imferon ®). El hierro es así entregado lentamente, para el transporte de proteínas y en competencia con hierro endógeno. El hierro se libera, ya sea unido a la transferrina y luego se usa para la síntesis de hemo, o transportado al sistema retículo-endotelial (RES). La vida media en plasma de los complejos de tipo I es de 3 a 4 días. Mientras que esta estabilidad y la liberación lenta de hierro pueden ser consideradas como algo favorable, también se cree que el componente de dextrano, en particular, puede conducir a reacciones alérgicas severas. Esta reacción parece ser menos pronunciada con las dextrinas. Los pacientes que generalmente tienen reacciones alérgicas a los fármacos también están en riesgo alto de desarrollar una alergia al hierro dextrano. La causa de las reacciones alérgicas severas no ha sido completamente aclarada; sin embargo, son consistentes con una reacción anafiláctica que implica la liberación de mediadores de los mastocitos. Otra hipótesis se refiere a la formación de complejos anticuerpo-dextrano, que pueden conducir a reacciones graves, incluso en el primer contacto. Las cadenas de dextrano forman polímeros biológicos de diferentes tamaños, que podrían ser responsables de esta observación. Un hallazgo que apoya esta hipótesis es que el dextrano-1, por ejemplo, un polímero de solo 1 000 Dalton, no causa reacción en absoluto. Complejos de tipo II (complejo de hidróxido de sacarosa) Estos son los llamados complejos de estabilidad media, con un peso molecular de 30 a 100 000 Dalton (Venofer ®). Las concentraciones plasmáticas máximas son alcanzadas a los 10 minutos después de la administración en bolo (30 mg/L). Los niveles en plasma volverán a los valores pre-tratamiento 24 horas después de la administración. La vida media es de 5,5 horas, y los estudios de tomografía por emisión de positrones (PET) muestran la acumulación inmediata en la médula ósea, que se producen en paralelo con la caída en los niveles plasmáticos. En los pacientes, 70% a 97% del hierro se utiliza para la eritropoyesis, dependiendo de la gravedad de su deficiencia de hierro. En estudios en humanos, no se observó los cambios morfológicos de órganos ni la peroxidación lipídica por los radicales libres con la dosis estándar (1 a 4 mg/kg de peso corporal). La sustancia puede ser calificada como muy segura para el uso clínico de rutina y, además, no se forman polímeros biológicos (véase la sección anterior sobre dextranos), de manera que las reacciones anafilácticas son extremadamente raras. Los efectos secundarios generales incluyen: sabor metálico, sensación de calor, náusea, irritación local y mareos. Carboximaltosa férrico (Ferinject® Vifor Int. St. Gallen, Switzerland) Carboximaltosa férrico es un agente de hierro intravenoso que no contiene dextrano, diseñado para ser administrado en dosis grandes mediante infusiones i.v. rápidas (15 minutos). La capacidad de suministrar con seguridad una sola dosis tan grande como 1 000 mg reduce la necesidad de repetir infusiones i.v. y hace que este agente sea un candidato ideal para varias indicaciones en la terapia de la anemia. En la actualidad, no existen estudios controlados sobre el uso de carboximaltosa de hierro durante el embarazo. Los informes de casos con carboximaltosa férrico y su uso en casos de anemia durante el embarazo muestran un buen perfil de seguridad y eficacia hasta ahora; pero, se necesita estudios prospectivos. Se ha demostrado recientemente que el hierro carboximaltosa no cruza la barrera placentaria fetal en un modelo de perfusión. Complejos tipo III (hierro gluconato, citrato de amonio de hierro, complejo hiróxido sorbitol) Los sustancias más conocidas en este grupo son los gluconatos de hierro (por ejemplo Ferrlicit ®). Son complejos inestables, lábiles, con pesos moleculares de menos de 50 000 Dalton. Debido a su estabilidad baja en comparación con los hierros dextranos y los complejos de hierro sacarosa, los complejos del tipo III muestran una menor unión a proteínas de transporte, con mayores cantidades de hierro libre siendo liberadas en el corto plazo. La máxima saturación de la transferrina tras la administración de gluconato de hierro ha sido descrita en varios estudios. Se cree que más hierro libre se deposita en el parénquima de varios órganos. Los radicales libres conducen a la peroxidación lipídica y, en comparación con los complejos de tipo I/II, a una mayor toxicidad del tejido. Los gluconatos de hierro, en particular, son comparables a las sacarosas de hierro con respecto a las reacciones alérgicas o anafilácticas, y, por tanto, al igual que las sacarosas de hierro, tienen un perfil de efectos secundarios mejor que los dextranos de hierro. La experiencia en obstetricia con el complejo de hierro sacarosa (Venofer ®) (Hospital Universitario de Zúrich) Desde principios de la década de 1990, el hierro sacarosa (Venofer ®) ha sido el único producto de hierro por vía parenteral usado durante el embarazo y el puerperio, en la Clínica de Obstetricia del Hospital Universitario de Zúrich. Los datos sobre la seguridad del complejo de hierro sacarosa fueron recogidos por primera vez en un estudio multicéntrico, en 1998. La tasa de efectos secundarios después de la administración de 2 000 ampollas, con una dosis i.v. única máxima de 200 mg, se encontró que era menos de 0,5%. De acuerdo con las Guías de Obstetricia (Obstetrics Clinic Guidelines), para la anemia se usa un plan de tratamiento incremento progresivo. Los requisitos previos para el uso del hierro parenteral incluyen extensas investigaciones de diagnóstico y el cumplimiento de los siguientes criterios de inclusión ( tabla 4 ). La primera prueba de hemoglobina se lleva a cabo normalmente durante el primer trimestre, con hierro oral prescrito en primera instancia, solo si el valor es no inferior a 10,0 g/dL. Si el nivel de hemoglobina de hierro por vía oral cae por debajo de 10,0 g/dL dentro de 2 a 4 semanas, o si el nivel de Hb en la primera prueba ya está a menos de 10,0 g/dl, se utiliza el complejo de hierro sacarosa como primera opción de tratamiento.

USO PRÁCTICO DEL HIERRO SACAROSA La sustancia es administrada a través de una cánula venosa mariposa, con posicionamiento correcto una vez en la vena, que ha sido probado con NaCl. Hierro sacarosa puede ser administrado sin diluir como un bolo, o diluida (por ejemplo, 100 a 200 mL con NaCl), como una infusión corta.

Se requiere la administración de una dosis de prueba (1 mL) en los distintos países. La inyección en bolo posterior se da durante 5 a 10 minutos; la infusión corta es durante aproximadamente 20 minutos. La dosis única máxima es de 200 mg. Por lo general, se administra dos dosis a la semana hasta alcanzar un valor de Hb de 11,0 g/dL.

  • En nuestra experiencia, el tratamiento puede ser administrado de forma ambulatoria, sin ningún problema; por lo general, no es necesario un largo período de seguimiento después de la administración.
  • EFICACIA DEL HIERRO SACAROSA DURANTE EL EMBARAZO Hay varios estudios y experiencia clínica con el uso de la sacarosa de hierro durante el embarazo y después del parto.

En general, un alto nivel de eficacia y seguridad se demostró en todos los estudios. Del mismo modo, la terapia de hierro por vía parenteral con el complejo de hierro sacarosa es superior al hierro por vía oral en todos los estudios. Además, el perfil de efectos secundarios del tratamiento con hierro por vía oral se encontró incluso ser menos favorable. LA ESTIMULACIÓN DE LA ERITROPOYESIS CON ERITROPOYETINA RECOMBINANTE (RHEPO) El factor de crecimiento de la eritropoyetina humana recombinante (rhEPO), una glicoproteína (peso molecular 30 400 Dalton), es idéntica a la eritropoyetina endógena y actúa como un crecimiento selectivo y el factor de supervivencia para las células eritroides.

Se ha utilizado clínicamente desde 1986, principalmente en pacientes con anemia renal, que tienen deficiencia de eritropoyetina endógena. Otras indicaciones se han añadido en los últimos años, incluyendo la anemia en los recién nacidos, después de la donación de sangre autóloga en pacientes oncológicos, en pacientes con VIH y para el tratamiento de la anemia perioperatoria, por ejemplo, en los testigos de Jehová.

Desde entonces, se ha adquirido mayor experiencia en el campo de la obstetricia, en la forma de estudios aleatorios sobre el tratamiento de la anemia después del parto, principalmente en forma de informes de casos en pacientes con insuficiencia renal y en los testigos de Jehová, y también en el tratamiento de la anemia ferropénica severa durante el embarazo.

Los resultados de los estudios y las observaciones son muy prometedores. La administración de eritropoyetina recombinante reduce el tiempo necesario para que la concentración de hemoglobina se normalice, siempre que se administre suficiente hierro. La forma más eficaz de lograr esto es con hierro parenteral.

Si la disponibilidad concomitante de hierro es insuficiente, el paciente desarrolla lo que se conoce como deficiencia funcional de hierro, que previene la síntesis de cantidades adecuadas de hemoglobina. Según los resultados disponibles, la combinación de rhEPO y hierro parenteral es superior al tratamiento de hierro solo con respecto a lograr un aumento en la concentración de hemoglobina, y se puede considerar como una opción en el tratamiento de la anemia grave o si el paciente se niega a una donación de sangre.

  • El efecto de la rhEPO es dosis-dependiente.
  • De acuerdo a nuestra propia experiencia, una sola dosis por vía intravenosa de 150 a 300 U/kg es suficiente, a pesar de que se necesite repetir una dosis en algunos casos.
  • En nuestra clínica, tratamos de asegurar una óptima relación costo- beneficio con el objetivo de tratar la anemia durante el embarazo y el puerperio, de acuerdo a un plan gradual, según el cual tratamos la anemia, ya sea con hierro solo o en combinación con rhEPO, dependiendo de la gravedad.

Este plan puede ser adaptado individualmente al paciente, teniendo en cuenta los riesgos adicionales. Así, por ejemplo, si el tratamiento de un paciente Testigo de Jehová con placenta previa, usaríamos la eritropoyetina recombinante, incluso en anemia moderada.

Además de las modernas técnicas anestésicas y quirúrgicas, nuestro plan de incremento progresivo de tratamiento de la anemia tiene un papel importante en la prevención de la anemia que requiere transfusión después de grandes pérdidas de sangre en el periparto. Por lo tanto, menos de 1% de nuestras pacientes obstétricas ahora requieren transfusiones de sangre de donantes.

En este punto, hay que subrayar que, hasta la fecha, rhEPO solo se ha utilizado en el embarazo dentro del contexto de protocolos de estudio. TRATAMIENTO DE LA ANEMIA PUERPERAL El tratamiento de la anemia después del parto depende de la severidad de la anemia y/o de otros factores de riesgo maternos o comorbilidad.

  • Una mujer joven y sana puede compensar las pérdidas de sangre mucho mejor que una puérpera con un defecto cardíaco, que puede descompensarse incluso con pérdidas menos severas.
  • Además, las pérdidas de sangre deben ser consideradas en relación con la masa corporal y el volumen estimado total de sangre.

Otra consideración es que se puede cometer errores significativos sobre todo cuando se estima la pérdida de sangre, ya que la pérdida de sangre es a menudo subestimada, algo que fácilmente se puede comprobar mediante la comparación de los niveles de hemoglobina preparto y posparto.

Además de la reposición de volumen, las opciones de tratamiento incluyen la administración de hierro por vía oral, hierro parenteral y la sangre heteróloga (de donantes). Otra opción a considerar, como se mencionó anteriormente, es la administración de eritropoyetina recombinante. En los informes de ensayos de la Colaboración Cochrane que compararon diferentes compuestos de hierro (con o sin rhEPO) para el tratamiento de la anemia después del parto, los autores concluyen que un resultado favorable se observó en pacientes que fueron tratados además con rhEPO y que los ensayos adicionales se centraron en la administración de hierro; es necesario conocer el papel del hierro en la dieta y la transfusión de sangre.

Cabe señalar que los estudios con el uso de complejo de hierro sacarosa y hierro carboximaltosa (Ferinject) que fueron publicados después de 2004 muestran una clara ventaja de la vía parenteral en hierro que por la vía oral, que no han sido incluidos todavía.

HIERRO ORAL El hierro por vía oral debe ser prescrito para niveles de hemoglobina de más de 9,5 g/dL; 80 a 100 mg/día es suficiente en estos casos. El suplemento de hierro debe continuarse durante un período de varios meses, para proporcionar hierro no solo para la normalización de hemoglobina, sino también para normalizar los depósitos de hierro.

En un estudio, hemos sido capaces de demostrar que las puérperas con deficiencia de hierro, pero no con anemia, pueden reponer sus reservas de hierro a través de la suplementación con hierro solo. Por lo tanto, las puérperas que tienen deficiencia de hierro y anemia son particularmente propensas a tener un requerimiento de hierro mayor.

Por ello, debemos seguir administrando hierro durante al menos seis meses. En la mayoría de los casos, la administración de hierro por vía oral no es suficiente en el tratamiento de la anemia grave, ya que generalmente las reservas de hierro endógenos se agotan y no se proporciona suficiente hierro para asegurar la eritropoyesis suficiente.

Como se mencionó anteriormente, las razones para esto incluyen la absorción limitada, falta de cumplimiento en dosis altas debido a efectos adversos, y los niveles bajos de plasma, lo que conlleva a la deficiencia funcional de hierro. Además, una reacción inflamatoria puede ocurrir en particular después de partos asistidos quirúrgicamente y cesáreas, dando lugar a la retención de hierro, de modo que el hierro administrado no está disponible para la hematopoyesis.

HIERRO PARENTERAL Una alternativa es la administración de hierro sacarosa (Venofer ®). Las concentraciones plasmáticas altas de hierro que se producen poco después de la administración intravenosa no pasan por la liberación limitada del hierro del sistema retículo endotelial e inhibición de la absorción del hierro por la mucosa intestinal; por lo tanto, la entrega es de cantidades suficientes de hierro para la eritropoyesis.

Al igual que en el embarazo, seguimos un plan de tratamiento gradual, utilizando hierro sacarosa por vía parenteral, en los niveles de hemoglobina menor a 9,5 g/dL. La figura 2 muestra el aumento de la Hb después del parto en diversos estudios, utilizando complejos de hierro sacarosa. Carboximaltosa férrica (Ferinject® Vifor Int. St. Gallen, Switzerland) Carboximaltosa férrica es hierro intravenoso que no contiene dextrano, diseñado para ser administrado en dosis grandes en rápidas infusiones intravenosas (15 minutos). La capacidad de infundir con seguridad una sola dosis tan grande como 1 000 mg reduce la necesidad de repetir infusiones i.v.

  1. Y hace que este agente sea un candidato ideal para varias indicaciones en la terapia de la anemia.
  2. Cuatro estudios clínicos aleatorios han sido publicados recientemente (Seid, Derman et al.2008)).
  3. En estos, un total de 1 001 pacientes con anemia después del parto han sido asignados al azar para recibir ya sea sulfato de hierro por vía oral (200 mg/día) o hasta 1 000 mg de hierro carboximaltosa en 1 o 2 infusiones (un total de 545 pacientes).

La dosis media total de hierro carboximaltosa fue de 1 346, 1 403 mg y 1 503, respectivamente. Todos los estudios mostraron alta afectividad concerniente al incremento de Hb y aumento de ferritina y un excelente perfil de seguridad de Ferinject ®, en comparación con hierro por vía oral, lo cual hace que este agente sea muy adecuado para el tratamiento de la anemia posparto, como una alternativa al hierro oral.

Eritropoyetina recombinante La estimulación de la eritropoyesis con rhEPO (por ejemplo, Eprex / Epogen ®) es una alternativa muy prometedora para la transfusión de sangre para la anemia grave en los casos en que el uso de la sangre del donante no es esencial, o cuando un paciente se niega a recibir la sangre del donante.

Se sabe que la eritropoyesis se inhibe, particularmente en asociación con la reacción inflamatoria después del parto y, además, los niveles endógenos de EPO se reducen. Este ciclo vicioso posparto (inhibición la eritropoyesis, la reducción de la disponibilidad de hierro y la reducción de los niveles de EPO) puede ser roto por la administración combinada de rhEPO y hierro parenteral.

  1. Asimismo, la combinación tiene un perfil de tolerabilidad muy bueno.
  2. TRANSFUSIÓN DE DONANTES DE SANGRE La anemia severa durante el embarazo y en el período posparto puede requerir el uso de transfusiones de sangre, productos de plasma y expansores de volumen.
  3. Es importante contar con criterios estrictos a favor o en contra de la administración de productos de reemplazo de la sangre, y ser conscientes de los riesgos potenciales de estas sustancias.

La administración sangre donada y/o productos derivados de plasma son indicados si se demuestra que los productos en cuestión han sido fabricados y adecuadamente testeados en forma segura, y si su uso puede evitar una situación potencialmente mortal para el paciente.

Por otra parte, es necesario que haya una probabilidad suficientemente alta de que la muerte y morbilidad materna no puede ser evitada mediante el solo uso de alternativas equivalentes (mediante la reposición de volumen solamente, por ejemplo). La administración no selectiva e indiscriminada de los productos sanguíneos debe ser evitada en todo momento.

De acuerdo con la literatura, la tasa de transfusiones de sangre de donantes en los centros de tratamiento especializados es 1 a 2% (en relación con el número de nacimientos). En la actualidad, en el Zurich University Hospital’s Obstetrics Clinic la tasa es de 0,5 a 1%. OTRAS MEDIDAS OBSTÉTRICAS El principio más importante para decidir a favor o en contra de una transfusión de sangre o el uso de productos sanguíneos es que representen solo una de las muchas opciones en el tratamiento del paciente. El principio fundamental en el manejo de una hemorragia aguda y grave es la sustitución de los fluidos (reposición de volumen) para mantener la perfusión de los órganos.

Cualquier tipo de anemia (incluyendo las formas leves) deben ser tratadas rápidamente para evitar la necesidad de posteriores transfusiones de sangre En general, las pérdidas de sangre deben ser reducidas al mínimo El nivel de hemoglobina (hematocrito) por sí solo no puede ser el único criterio para una transfusión de sangre de donantes. Los factores clave son los hallazgos clínicos, la situación de la hemorragia y la probabilidad de prevenir la morbilidad significativa o incluso la muerte. En nuestra experiencia, el nivel crítico de hemoglobina, siempre que la circulación es estable, es de aproximadamente 6,0 g/ dL (hematocrito aproximadamente 18 a 20%) En caso de pérdida aguda de sangre, comenzar a dar oxígeno y expansores de volumen de inmediato Las transfusiones de sangre representan solo una de las muchas opciones disponibles La decisión de administrar una transfusión de sangre debe hacerse de acuerdo con Guías de Manejo relevantes. Los riesgos de la transfusión debe ser ponderado al momento de tomar la decisión de hacerlo Los deseos del paciente deben ser tenidos en cuenta, si es posible El personal capacitado debe llevar a cabo y supervisar la transfusión Las indicaciones y las circunstancias de una transfusión de sangre debe ser registrada, al igual que cualquier complicación En la obstetricia moderna, las transfusiones de sangre deben ser la excepción y no la regla.

Selección de Referencias 1. Al A, Unlubilgin E, Kandemir O, Yalvac S, Cakir L, Haberal A. Intravenous versus oral iron for treatment of anemia in pregnancy. Obstet Gynecol.2005;106:1335-40.2. Bayoumeu F, Vial F, Zaccabri A, Agullès O, Laxenaire MC. Iron therapy in iron deficiency anemia in pregnancy: intravenous route versus oral route.

  1. Am J Obstet Gynecol.2002;186:518-22.3.
  2. Beguin Y, Lipcsei G, Thoumsin H, Fillet G.
  3. Blunted erythropoietin production and decreased erythropoiesis in early pregnancy.
  4. Blood.1991;78:89–91.4.
  5. Braga J, Marques R, Branco A, Jorge C.Maternal and perinatal implications of the use of human recombinant erythropoietin.
You might be interested:  Como Saber Si Tengo Antecedentes Penales

Acta Obstet Gynecol Scand.1996;75:449– 53.5. Breymann C, Huch R. Anemia in pregnancy and the puerperium. UNI-MED Science, 3rd edition.2008. ISBN 978-3-8374-1022-8.6. Breymann C, Gliga F, Bejenariu C, Strizhova N. Comparative efficacy and safety of intravenous ferric carboxymaltose in the treatment of postpartum iron deficiency anemia.

  1. Int J Gynaecol Obstet.2008;101:67- 73.7.
  2. Breymann C, Visca E, Huch R, Huch A.
  3. Efficacy and safety of intravenously administered iron sucrose with and without adjuvant recombinant human erythropoietin for the treatment of resistant iron-deficiency anemia during pregnancy.
  4. Am J Obstet Gynecol.2001;184:662–7.8.

Breymann C, Zimmermann R, Huch R, Huch A. Use of recombinant erythropoietin in combination with parenteral iron in the treatment of postpartum anaemia. Eur J Clin Invest.1996;26:123–30.9. Bridges K. Iron imbalance during pregnancy. En: Bern M, Frigoletto F (eds) Hematologic disorders in maternal-fetal medicine.

Wiley & Liss, New York, 1990;113–28.10. CDC. CDC Criteria for anemia in children and childbearing-aged women. Morbid Mortal Weekly Rep.1989;38:400–4.11. Charache S. Hemoglobinopathies. In: Bern M, Frigoletto F (eds) Hematologic disorders in maternal-fetal medicine. Wiley & Liss, New York, 1990;171–81.12. Ekeroma A, Ansari A, Stirrat G.

Blood transfusion in obstetrics and gynaecology. Br J Obstet Gynaecol.1997;104:278–84.13. Hallberg L. Prevention of iron deficiency. Baillieres Clin Haematol.1994;7:805–14.14. Hemminki E, Meriläinen J. Long-term follow- up of mothers and their infants in a randomized trial on iron prophylaxis during pregnancy.

  1. Am J Obstet Gynecol.1995;173:205–9.15.
  2. Hollan S, Johansen K.
  3. Adequate iron stores and the »nil nocere« principle.
  4. Haematologia.1993.16.
  5. Huch R, Huch A.
  6. Erythropoietin in obstetrics.
  7. Hematol Oncol Clin North Am.1994;8:1021–40.17.
  8. Rafft A, Bencaiova B, Breymann C.
  9. Selective use of recombinant human erythropoietin in pregnant patients with severe anemia or nonresponsive to iron sucrose alone.

Fetal Diagn Ther.2009;25:239-45.18. Malek A. In vitro studies of ferric carboxymaltose on placental permeability using the dual perfusion model of human placenta. Drug Res.2009;in press.19. Seid M, Derman R, Banach W, Goldberg C, Rogers R. Ferric carboxymaltose injection in the treatment of iron deficiency anemia: a randomized controlled clinical trial.

  • Am J Obstet Gynecol.2008;199:435. e 1-7.20.
  • Van Wyck D, Martens M, Baker J, Mangione A.
  • Intravenous ferric carboxymaltose compared with oral iron in the treatment of postpartum anemia: a randomized controlled trial.
  • Obstet Gynecol.2007;110:267-78.21.
  • Wali A., Mushtaq A.
  • Efficacy, safety and compliance of intravenous iron sucrose and intramuscular iron sorbitol in iron deficiency anemia in pregnancy.

J Pak Med Assoc.2002;52:392-5. Correspondencia: Schmelzbergstr 12 /PF 125 Correo electrónico: [email protected]

¿Cuál es el mejor hierro para la anemia?

¿Cuál es el mejor hierro para la anemia? El mejor hierro para la anemia es el hierro tipo hemo de origen animal ya que nuestro organismo aprovecha en mayor cantidad y de forma más rápida el hierro procedente de alimentos ricos ricos en este tipo.

¿Por qué me duele la cabeza cuando tomo hierro?

EFECTOS SECUNDARIOS EN LA TOMA DE SUPLEMENTOS – Al igual que todos los medicamentos, el hierro puede producir efectos adversos aunque no es habitual que las personas los sufran, considera el doctor Guardia Baena: “Algunos pueden observar que las heces pueden volverse oscuras, o de color negro, pero es un efecto inofensivo.

El estreñimiento o diarrea, sensación nauseosa, o molestias abdominales como el ardor también pueden aparecer con la toma de hierro”. También se recomienda evitar que se mastiquen o chupen en caso de ser comprimidos o cápsulas, según prosigue, ya que pueden generar úlceras en la boca, así como alteración en el color de los dientes.

“Menos frecuente es el poder presentar una reacción en la piel o edema en tejidos blandos”, apostilla. En caso de sobredosis, los síntomas que pueden aparecer son de irritación gastrointestinal como dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, confusión, somnolencia, fatiga, hasta extremos de insuficiencia hepática o renal.

¿Cuándo es mejor tomar el hierro por la mañana o por la noche?

PAUTAS EN LA TOMA DEL HIERRO – 1.- ” Lo importante no es la hora en que se tome el suplemento de hierro, si no que se tome fuera de las diferentes comidas, preferiblemente en ayunas (es decir cuando el estómago ha estado vacío), para que se absorba mejor.

Si la dosis se olvida, se debe tomar en cuanto lo recuerde, pero no hay que doblar la dosis al día siguiente”, aconseja.2.- “En lo que no hay duda”, según asegura, es que las proteínas de origen animal y el ácido ascórbico (la vitamina C) favorecen su absorción, tanto en su forma ‘hemo’ como ‘no hemo’.3.- Por otro lado, indica que debe evitarse la toma de los suplementos de hierro junto con los lácteos, ya que estos contienen calcio y caseína (proteína presente en la leche) que inhiben su absorción.

En concreto, alerta de que el calcio afecta tanto a la absorción del ‘hierro hemo’ como del ‘no hemo’. Su efecto sobre la absorción disminuye tras 2 horas de su ingesta. De ahí que se recomiende separar la toma de los suplementos de hierro de la toma de la leche o derivados, y del café, así como no tomar los suplementos de hierro junto con suplementos de calcio.4.- También se han descrito inhibidores de la absorción del hierro como los fosfatos, los polifenoles presentes en el café, en el té, o en el vino, o el salvado, así como los suplementos de fibra, la yema de huevo o la proteína de soja.

“Esto no significa que no deban consumirse, si no que es mejor no tomarlos cerca del suplemento de hierro para que no afecte a su absorción”, indica la miembro de la SEEN.5.- Los suplementos de hierro solo se deben tomar bajo supervisión médica.6.- Se debe respetar la dosis que se ha pautado, y el tiempo que se ha recomendado de su toma.7.- Durante la toma de hierro las heces pueden hacerse negras porque el hierro que no se absorbe se elimina por las heces.

Además, la toma de hierro puede favorecer el estreñimiento, o producir ciertas molestias gastrointestinales.8.- Es recomendable, siempre que se pueda, y si no presenta ningún problema que lo contraindique, tomarlo con un zumo de naranja (por su alto contenido en Vitamina C), separado de la leche o derivados, del café o té, y preferiblemente tras el ayuno nocturno, para facilitar su absorción.9.- Es recomendable limitar el consumo de productos con fibra a la vez que el suplemento de hierro.10.- Si pertenece a uno de los grupos de riesgo para presentar deficiencia de hierro (adolescentes, mujeres en edad fértil, embarazadas, lactantes) recuerde tomar alimentos ricos en hierro, reforzar el consumo de alimentos con alto contenido en vitamina C, separar los lácteos de las comidas principales (consumirlos entre horas), y evitar el consumo de café y té con las comidas.11.- Si toma algún otro medicamente hay que consultar con su médico por si pudieran afectar a la absorción del hierro, o el hierro a la de ellos (sobre todo si toma Levotiroxina, suplementos de Zinc, suplementos de Calcio, Omeprazol u otros inhibidores de la bomba de protones, o antiácidos).

¿Cómo se absorbe mejor el hierro de las lentejas?

Vitaminas potenciadoras del hierro – Hay determinados alimentos que pueden ayudar a absorber el hierro en el organismo. En este caso si se ingieren lentejas se puede complementar con vitamina C para que sea más beneficioso para la salud. La Biblioteca Nacional de Salud, Medline Plus recomienda sumar frutas para tal efecto.

Integrar el kiwi como alimento después de ingerir legumbres ayudará a la absorción de hierro. Esta fruta es rica en vitamina C al igual que la naranja y genera la misma función de la hemoglobina en el hierro de origen animal.

Consumir lentejas acompañadas de alimentos que contengan vitamina C ayuda a proteger las moléculas del hierro y mejora la absorción del mineral en el organismo. Esta vitamina no solo tiene esta propiedad, sino que es antioxidante y fortalece el sistema inmune.

La vitamina C, también presente en el pimiento rojo, es antioxidante Getty Images/iStockphoto “Hay estudios que indican que con 25 miligramos de ácido ascórbico -otro nombre para la vitamina C- en dos comidas al día se duplicaría la absorción del hierro”, dice la nutricionista española Marián García. Lee aquí el artículo original de Clarín.

¿Cuáles son los alimentos que perjudican la absorción de hierro?

¿Qué tipo de hierro se absorbe y aprovecha mejor en nuestro organismo? | Anemia

¿Qué tipo de hierro se absorbé y Aprovecha Mejor en Nuestro Organismo?

El hierro se encuentra en diversos alimentos, su absorción dependerá del tipo de hierro; por eso nuestro organismo no los aprovecha de la misma manera.El hierro que se encuentra en los alimentos de origen animal están contenidos como hierro-hem, en el caso del huevo ese hierro se encuentra unido a la lactoferrina (en clara) y fosfovitina (en yema) a,El hierro de origen animal que es mejor absorbido es el de los alimentos de origen animal conocido como “hierro hem”, su porcentaje promedio de absorción es del 25%.

El hierro que se encuentra en los alimentos vegetales “hierro no hem” se absorbe con dificultad, su porcentaje de absorción es del 1 al 10%. Ese porcentaje disminuye fácilmente con la presencia de fitatos, oxalatos, fosfatos, polifenoles y pectinas presentes en cereales, menestras, legumbres, vegetales, raíces y frutas. a O`Donnell, Alejandro y col.; Deficiencia de hierro: Desnutrición oculta en América Latina. Buenos Aires, 1971. : ¿Qué tipo de hierro se absorbe y aprovecha mejor en nuestro organismo? | Anemia

¿Qué pasa si tomo el hierro en la noche?

¿El hierro se puede tomar antes de acostarse para así no sentir tanto los síntomas? acidez gástrica favorece su absorción, puede realizarlo en las noches preferiblemente lejos de las comidas. Si no estás satisfecho, te devolvemos tu dinero.

¿Qué hora es buena para tomar el hierro?

Se recomienda tomar el medicamento con el estómago vacío, con agua o con jugo de frutas, cerca de 1 hora antes o 2 horas después de las comidas. Puede que su médico le recomiende consumir harta vitamina C, esto es porque de esta manera el hierro se absorbe mejor.

¿Qué hace la vitamina B12 con el hierro?

Carencia de hierro, vitamina B12 y folato Problemas frecuentes con importantes consecuencias para la salud | 01 MAY 17 El hierro, la vitamina B12 y el folato son necesarios para las funciones metabólicas esenciales. Es muy importante determinar la causa de la carencia y tratarla siempre que sea posible

Resumen:

  • El hierro, la vitamina B 12 y el folato son necesarios para las funciones metabólicas esenciales.
  • Estas carencias, solas o asociadas, no solo causan trastornos de la hematopoyesis, sino también importantes efectos en otros órganos, que pueden preceder a la aparición de las alteraciones hematológicas.
  • El estudio de la presunta carencia de hierro, vitamina B 12 o folato debe determinar en primer lugar la existencia de la carencia. La cuidadosa evaluación de los síntomas y signos es indispensable para orientar el pedido y la interpretación de los estudios complementarios. Es muy importante determinar la causa de la carencia y tratarla siempre que sea posible.

ul>

  • ► EL HIERRO
  • El hierro es un componente esencial de muchas proteínas que participan en funciones metabólicas vitales, como el transporte de oxígeno, la producción de energía oxidativa, la respiración mitocondrial, la activación de los radicales libres del oxígeno y la síntesis del ADN.
  • ♦ Absorción y transporte plasmático del hierro
  • En personas sanas el hierro se mantiene en concentraciones plasmáticas y tisulares estables sobre todo por la estrecha regulación del hierro de la alimentación y la conservación de los depósitos corporales de hierro. Esta homeostasis sistémica del hierro es controlada por diversas proteínas, siendo la principal la hepcidina, una hormona producida por los hepatocitos.1 El contenido promedio del hierro corporal en personas sanas es de alrededor de 40 mg/kg en las mujeres y 50 mg/kg en los varones.

    • Aproximadamente 30 mg/kg se encuentran en los eritrocitos como hemoglobina, 4 mg/kg están en el tejido muscular como mioglobina y 2 mg/kg como enzimas que contienen hierro en las células.
    • El resto está en reserva como depósito de hierro en forma de ferritina o hemosiderina, predominantemente en el hígado, el bazo y la médula ósea.

    La cantidad de hierro de depósito es en general de 0 – 2 g, la cantidad presente en determinado momento depende del equilibrio entre el consumo diario y las necesidades fisiológicas. Normalmente, la ferritina es la forma principal de hierro tisular en el hígado y el bazo.

    La alimentación promedio en los países desarrollados contiene 10 – 15 mg/ día de hierro y solo se absorbe el 5 – 10% de éste. El hierro en forma de hierro heme o hierro inorgánico se absorbe principalmente en el duodeno y el yeyuno proximal a través de los enterocitos, que están muy especializados para su absorción y transporte.

    El hierro heme, que constituye el 50% del hierro de la carne, se absorbe con más rapidez que el hierro no heme. En el plasma el hierro circula unido a la transferrina, que transporta la mayor parte de este a la médula ósea para la síntesis de la hemoglobina en los eritrocitos.

    1. Al término de su vida útil, los eritrocitos son fagocitados por los macrófagos del sistema reticuloendotelial, donde el hierro es liberado de la hemoglobina y es depositado como ferritina o enviado nuevamente al plasma según las necesidades de la eritropoyesis.
    2. Este hierro reciclado representa la mayor parte del hierro plasmático; sólo el 5% de este proviene de la absorción del hierro de la alimentación.

    El hierro plasmático unido a la transferrina se renueva cada 3 – 4 horas y actúa como reserva transitoria fisiológica a través de la cual el hierro llega a cada célula del cuerpo, incluida la médula eritropoyética. ♦ Características clínicas de la ferropenia La ferropenia es la causa más frecuente de anemia en todo el mundo.

    • La anemia es la consecuencia tardía de la ferropenia, ya que el reciclado del hierro de los eritrocitos que envejecen continúa sosteniendo la eritropoyesis durante algún tiempo tras el agotamiento de los depósitos de hierro tisular.
    • Otras características clínicas de la ferropenia tisular son cansancio, queilitis comisural, glositis dolorosa, membranas esofágicas que causan disfagia (síndrome de Plummer-Vinson), pica y síndrome de piernas inquietas, que es más común durante el embarazo.

    La ferropenia en la infancia puede causar deterioro cognitivo y problemas de conducta a largo plazo, que persisten largo tiempo después del tratamiento.

    ♦ Causas de ferropenia _ Disminución del consumo alimentario – alimentación que carece de carnes rojas y verduras. Rara veces esta es la única causa. _ Disminución de la absorción – las causas, entre otras, son la enfermedad celíaca, la gastrectomía y la cirugía de derivación gástrica. _ Hemorragia crónica – la menorragia y la pérdida de sangre gastrointestinal son las causas más frecuentes. La anquilostomiasis es la causa más común en todo el mundo. Se debe descartar un tumor maligno en los pacientes ancianos y aquellos con señales de alarma en la anamnesis La hemólisis intravascular (por ejemplo la hemoglobinuria nocturna paroxística) puede ser responsable por la pérdida de hierro que genere ferropenia en ausencia de hemorragia. _ Aumento de las demandas fisiológicas – cuando los depósitos y el consumo de hierro no son suficientes para afrontar el aumento de las necesidades, por ejemplo el embarazo, la prematurez y el crecimiento adolescente acelerado.

    Investigación de la ferropenia ≈ Análisis de sangre: _ Hemograma completo – el bajo volumen corpuscular medio y el aumento de la amplitud de la distribución eritrocitaria son frecuentes. La anemia es más tardía y quizás no esté presente en la ferropenia.

    • La trombocitosis es común, aún en ausencia de hemorragia activa.
    • Extendido de sangre – los cambios morfológicos (microcitosis, hipocromía, dianocitos, etc) aparecen antes que la anemia.
    • Análisis para confirmar la ferropenia: _ Ferremia, capacidad total de fijación del hierro (CTFH), ferritina y saturación de transferrina – la ferremia, la ferritina y la saturación de transferrina son bajas, mientras que la CTFH está aumentada.

    Ciertos factores, como los estados inflamatorios y las enfermedades agudas pueden complicar la interpretación de estos análisis. _ El azul de Prusia de Perl para teñir el hierro en la punción medular o la biopsia por trepanación –indica los depósitos tisulares; si bien esta prueba es muy fiable, es invasiva y raras veces necesaria.

    • Concentración plasmática de transferrina soluble –los valores aumentan en la ferropenia y pueden ayudar a diferenciar entre esta y la anemia de la enfermedad crónica.
    • Este análisis no está muy difundido.
    • Determinación de la causa de base de la ferropenia: la ferropenia puede ser la manifestación inicial de una enfermedad grave; por lo tanto es necesario hallar y tratar la causa de base.

    Si no se encuentran otras características sospechosas y se controla la respuesta terapéutica, los antecedentes de menorragia o embarazo pueden ser aceptables como la causa, sin otras investigaciones antes de iniciar el tratamiento. En todos los demás casos, la causa se debe investigar exhaustivamente, sobre todo para descartar una neoplasia gastrointestinal.

    1. Los estudios gastrointestinales incluyen:
    2. _ endoscopia -en pacientes con síntomas gastrointestinales o en pacientes asintomáticos con ferropenia inexplicable
    3. _ estudio con cápsula endoscópica – puede ser necesario para descartar hemorragia oculta en zonas del intestino delgado inaccesibles a la gastroscopia y la colonoscopia
    4. _ investigación de enfermedad celíaca – transglutaminasa antitisular o biopsia duodenal
    5. _ otras investigaciones pertinentes para malabsorción
    6. _ examen parasitológico- huevos, quistes o parásitos – los antecedentes de viajes son importantes.
    7. Pueden ser necesarios estudios ginecológicos para investigar una hemorragia vaginal patológica y se debe estudiar el aparato urinario si hay antecedentes de hematuria.

    En una pequeña proporción de pacientes los estudios no descubren la causa de la hipovitaminosis. En estos casos, si se descartó una neoplasia, se debe administrar hierro para mejorar los síntomas. ♦ Tratamiento El tratamiento más conveniente es la administración de hierro por vía oral, comúnmente sulfato ferroso.

    La dosis terapéutica recomendada es 200 mg tres veces al día. En general se la tolera bien, corrige la anemia y restablece los depósitos tisulares si se la administra durante 4 a 6 meses. El hierro oral puede causar efectos adversos gastrointestinales, sobre todo hinchazón abdominal y estreñimiento, pero a veces también diarrea.

    Debe evaluarse la tolerancia a los diferentes preparados como sulfato ferroso y el hierro polimaltosato de mejor tolerancia oral. La respuesta escasa al aporte complementario de hierro puede ser debida a poca adherencia al tratamiento, malabsorción, diagnóstico equivocado o pérdida de sangre no detectada.

    1. El hierro se puede administrar por vía oral o si esta no se tolera, es ineficaz o el paciente tiene malabsorción, por vía intravenosa.
    2. La ventaja de la vía intravenosa es la rapidez del reemplazo del hierro; sin embargo, la hemoglobina aumenta a la misma velocidad en ambas vías.
    3. El riesgo principal del hierro intravenoso es la anafilaxia, que es rara.

    En general no es necesaria la transfusión de sangre para la anemia ferropénica a menos que el paciente tenga sintomatología grave. La ferropenia puede complicar varias enfermedades crónicas, como la nefropatía crónica. Es frecuente también en la insuficiencia cardíaca, donde el reemplazo del hierro mejora la función cardíaca.

    1. VITAMINA B 12 La vitamina B 12 (cobalamina) es una vitamina que contiene cobalto.
    2. Es sintetizada por microorganismos y está presente en alimentos de origen animal, como la leche, el queso y los huevos y también hay alimentos fortificados artificialmente.
    3. Tiene dos funciones metabólicas importantes: _ Como metilcobalamina, actúa como coenzima en la etilación de la homocisteina a metionina en el citosol.

    Esta reacción es el primer paso de la conversión del folato a formas metabólicamente activas que son necesarias como coenzimas para la síntesis de timidina para el ADN. Por eso, en la hipovitaminosis B 12, las formas activas de folato no se pueden constituir y no es posible sintetizar el ADN.

    • _ Como 50-desoxiadenosil cobalamina, B 12 actúa como coenzima en la conversión de la l-metilmalonil coenzima A a succinil coenzima A en las mitocondrias.
    • La hipovitaminosis B 12 produce la acumulación de homocisteína y ácido metilmalónico (AMM) en el plasma.
    • ♦ Absorción y transporte plasmático de la v itamina B 12

    La alimentación promedio en los países desarrollados contiene alrededor de 5 – 30 microgramos/día de vitamina B 12, Las necesidades y pérdidas diarias son 1 – 4 microgramos. Los depósitos corporales habituales, de 3 – 4 mg (principalmente en hígado y riñones) son suficientes para unos 3 años; por ello el estado de hipovitaminosis es de desarrollo lento.

    En la absorción, el transporte y la captación celular de vitamina B 12 intervienen tres proteínas transportadoras: la haptocorrina (antes llamada transcobalamina I), el factor intrínseco gástrico (FI) y la transcobalamina (antes transcobalamina II). Tras su liberación de los alimentos consumidos en el medio gástrico ácido, la vitamina B 12 se une a la haptocorrina en el estómago.

    Al llegar al duodeno, la haptocorrina es digerida por las proteasas pancreáticas, permitiendo que la B 12 se una al FI, una glucoproteína segregada por las células de la pared gástrica. La vitamina B 12 se absorbe en el íleon distal a través de un complejo receptor sumamente especializado.2 El complejo B 12 – FI se disocia dentro de los enterocitos del íleon y la vitamina B 12 emerge en la circulación.

    En el plasma, B 12 se une a la haptocorrina y a la transcobalamina.2 La vitamina B 12 unida a la transcobalamina (holotranscobalamina) es la fracción disponible biológicamente que es captada por todas las células, incluidas las de la médula ósea. La vitamina B 12 se excreta en la bilis y pasa a la circulación enterohepática, proceso que depende del FI.

    Este proceso, junto con la reabsorción renal de la vitamina, contribuye a explicar porqué los veganos pueden tener depósitos bajos en los tejidos sin sufrir síntomas de carencia.2 : Carencia de hierro, vitamina B12 y folato

    ¿Qué es mejor el hierro tomado o inyectado?

    Tratamiento con hierro para adultos y niños con función renal reducida ¿Cuál es el problema? Es frecuenta la anemia (reducción de la cantidad de eritrocitos circulantes) en los pacientes con daño renal, especialmente los que necesitan tratamiento con diálisis.

    1. La anemia puede causar cansancio, reducir la tolerancia al ejercicio y aumentar el tamaño del corazón.
    2. Una causa frecuente de anemia es la reducción en la producción de la hormona eritropoyetina.
    3. La deficiencia de hierro puede empeorar la anemia y reducir la respuesta a los fármacos que estimulan la síntesis de eritropoyetina.
    You might be interested:  Como Limpiar El Colon

    El hierro se puede administrar por vía oral (por boca) o inyectar por vía intravenosa (a través de una vena). El hierro por vía intravenosa (i.v.) se administra bajo supervisión en los hospitales. Existen dudas acerca de si el hierro por vía i.v. se debe utilizar en lugar del hierro por vía oral.

    1. ¿Qué se hizo? Se examinaron 39 estudios (3852 participantes) que compararon los suplementos de hierro i.v.
    2. Con el hierro oral en los participantes con una nefropatía crónica.
    3. ¿Qué se encontró? Se halló que el hierro i.v.
    4. Podría aumentar los niveles sanguíneos de hemoglobina y de hierro en comparación con el hierro oral.

    Sin embargo, el hierro i.v. podría aumentar la cantidad de reacciones alérgicas, aunque podría reducir efectos secundarios como estreñimiento, diarrea, náuseas y vómitos observados con el hierro oral. No se halló evidencia suficiente para determinar si el hierro i.v.

    En comparación con el hierro oral mejoró la calidad de vida ni si modificó la tasa de mortalidad general o la muerte debida a cardiopatía. Conclusiones Aunque los resultados indican que la administración de hierro por vía i.v. puede ser más efectiva para aumentar los niveles de hierro y hemoglobina en comparación con la administración de hierro por vía oral, no se encontraron datos suficientes para determinar si los efectos beneficiosos del hierro por vía i.v.

    se justifican por una mejoría en la calidad de vida o la mortalidad, a pesar del riesgo pequeño de efectos alérgicos potencialmente graves en algunos pacientes que recibieron hierro por vía i.v. Si esta evidencia le ha resultado útil, considere la posibilidad de hacer una donación a Cochrane.

    • Somos una organización benéfica que produce evidencia accesible para ayudar a las personas a tomar decisiones sobre salud y asistencia.
    • Conclusiones de los autores: Los estudios incluidos aportan evidencia de certeza baja de que el hierro i.v.
    • En comparación con el oral aumenta los niveles de hemoglobina, ferritina y transferrina en los participantes con ERC, aumenta el número de participantes que logran el objetivo de hemoglobina y reduce los requerimientos de agentes que estimulan la eritropoyesis.

    Sin embargo, no hay evidencia suficiente para determinar si el hierro i.v. en comparación con el oral influye en la muerte (todas las causas), la muerte cardiovascular y la calidad de vida, aunque la mayoría de los estudios informaron sobre períodos cortos de seguimiento únicamente.

    • Los efectos adversos se informaron sólo en el 50% de los estudios incluidos.
    • Por lo tanto, se indica la necesidad de más estudios enfocados hacia los resultados centrados en los pacientes, con períodos de seguimiento más prolongados, para determinar si el uso de hierro por vía i.v.
    • Está justificado de acuerdo con las reducciones en la dosis de AEE y el coste, la mejoría de la calidad de vida de los pacientes, y con pocos efectos adversos graves.

    Leer el resumen completo La anemia observada en pacientes con enfermedades renales crónicas (ERC) se puede exacerbar por la deficiencia de hierro. El hierro se puede administrar por diferentes vías, y cada una de ellas presenta ventajas y desventajas.

    • Aún es incierto si se justifican los efectos perjudiciales potenciales y los costos adicionales de la administración de hierro por vía intravenosa (i.v.) en comparación con la vía oral.
    • Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2012.
    • Determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales de los suplementos de hierro i.v.

    en comparación con el hierro oral para la anemia en adultos y niños con ERC, incluidos los participantes en diálisis, con trasplante renal y ERC que no requiere diálisis. Se realizaron búsquedas en el registro de estudios del Grupo Cochrane de Riñón y Trasplante (Cochrane Kidney and Transplant Register of Studies) hasta el 7 de diciembre de 2018 mediante contacto con el especialista en información y el uso de términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

    • Los estudios en el registro se identifican mediante búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE, en actas de congresos, en el International Clinical Trials Register (ICTRP) Search Portal, y en ClinicalTrials.gov.
    • Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ensayos controlados cuasialeatorios que compararon las vías de administración de hierro oral e i.v.

    en adultos y niños con ERC. Obtención y análisis de los datos: Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los estudios, el riesgo de sesgo, y extrajeron los datos. Los resultados se presentaron como cocientes de riesgos (CR) con intervalos de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos.

    • Para las medidas continuas, se utilizó la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME) cuando se utilizaron diferentes escalas.
    • Para realizar los análisis estadísticos se utilizó un modelo de efectos aleatorios.
    • Se realizó el análisis de subgrupos y la metarregresión univariada para investigar las diferencias entre los estudios.

    La certeza de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE. Se incluyeron 39 estudios (3852 participantes), 11 de los cuales se agregaron en esta actualización. Se atribuyó un riesgo de sesgo bajo a 20 estudios (51%) por la generación de secuencias, 14 estudios (36%) por la ocultación de la asignación, 22 estudios (56%) por el sesgo de desgaste y 20 (51%) por el informe selectivo de resultados.

    El riesgo de sesgo de realización fue alto en todos los estudios. Sin embargo, los estudios se consideraron en bajo riesgo de sesgo de detección porque el resultado primario se basó en un laboratorio y era poco probable que estuviese influenciado por la ausencia de cegamiento. No hay evidencia suficiente para indicar que con el hierro i.v.

    en comparación con el hierro oral se logra algún cambio en la muerte (todas las causas) (11 estudios, 1952 participantes: CR 1,12; IC del 95%: 0,64; 1,94) (efecto absoluto: 33 participantes por 1000 con hierro i.v. versus 31 por 1000 con hierro oral), el número de participantes que necesitan comenzar diálisis cuatro estudios, 743 participantes: CR 0,81; IC del 95%: 0,41; 1,61) ni el número de pacientes que requiere transfusiones de sangre (cinco estudios, 774 participantes: CR 0,86; IC del 95%: 0,55; 1,34) (efecto absoluto: 87 por 1000 con hierro i.v.

    versus 101 por 1000 con hierro oral). Estos análisis se evaluaron como evidencia de certeza baja. No puede precisarse si el hierro i.v. en comparación con el hierro oral reduce la muerte cardiovascular porque la certeza de esta evidencia fue muy baja (tres estudios, 206 participantes: CR 1,71; IC del 95%: 0,41 a 7,18).

    La calidad de vida se informó en cinco estudios: cuatro no informaron de diferencias entre los grupos de tratamiento y uno informó de mejoría en los participantes tratados con hierro i.v. El hierro i.v. en comparación con el hierro oral podría aumentar el número de participantes, que presentan reacciones alérgicas o hipotensión (15 estudios, 2607 participantes: CR 3,56; IC del 95%: 1,88 a 6,74) (daño absoluto: 24 por 1000 con hierro i.v.

    1. Versus 7 por 1000) pero podría reducir el número de participantes con todos los efectos adversos gastrointestinales (14 estudios, 1986 participantes: CR 0,47; IC del 95%: 0,33 a 0,66) (beneficio absoluto: 150 por 1000 con hierro i.v.
    2. Versus 319 por 1000).
    3. Estos análisis se evaluaron como evidencia de certeza baja.

    El hierro i.v. en comparación con el hierro oral podría aumentar la cantidad de participantes que logran el objetivo de hemoglobina (13 estudios, 2206 participantes: CR 1,71; IC del 95%: 1,43 a 2,04) (beneficio absoluto: 542 participantes por 1000 con hierro i.v.

    versus 317 por 1000 con hierro oral), un aumento de la hemoglobina (31 estudios, 3373 participantes: DM 0,72 g/dl; IC del 95%: 0,39 a 1,05); saturación de ferritina (33 estudios, 3389 participantes: DM 224,84 µg/l; IC del 95%: 165,85 a 283,83) y transferrina (27 estudios, 3089 participantes: DM 7,69%; IC del 95%: 5,10 a 10,28) y podría reducir la dosis necesaria de agentes que estimulan la eritropoyetina (11 estudios, 522 participantes: DME -0,72; IC del 95%: -1,12 a -0,31) aunque se logra poco o ningún cambio en la tasa de filtración glomerular (ocho estudios, 1052 participantes: 0,83 ml/min; IC del 95%: -0,79 a 2,44).

    Estos análisis se evaluaron como evidencia de certeza baja. En estos análisis había una heterogeneidad moderada a alta, aunque no pudieron determinarse las razones definitivas en la metarregresión. La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español.

    ¿Cómo se absorbe mejor el hierro de las lentejas?

    Vitaminas potenciadoras del hierro – Hay determinados alimentos que pueden ayudar a absorber el hierro en el organismo. En este caso si se ingieren lentejas se puede complementar con vitamina C para que sea más beneficioso para la salud. La Biblioteca Nacional de Salud, Medline Plus recomienda sumar frutas para tal efecto.

    Integrar el kiwi como alimento después de ingerir legumbres ayudará a la absorción de hierro. Esta fruta es rica en vitamina C al igual que la naranja y genera la misma función de la hemoglobina en el hierro de origen animal.

    Consumir lentejas acompañadas de alimentos que contengan vitamina C ayuda a proteger las moléculas del hierro y mejora la absorción del mineral en el organismo. Esta vitamina no solo tiene esta propiedad, sino que es antioxidante y fortalece el sistema inmune.

    La vitamina C, también presente en el pimiento rojo, es antioxidante Getty Images/iStockphoto “Hay estudios que indican que con 25 miligramos de ácido ascórbico -otro nombre para la vitamina C- en dos comidas al día se duplicaría la absorción del hierro”, dice la nutricionista española Marián García. Lee aquí el artículo original de Clarín.

    ¿Qué evita absorber el hierro?

    El hierro en la alimentación | Farmacia Profesional Requerimientos La autora de este artículo efectúa una breve revisión sobre la necesidad de hierro que presenta el organismo humano sano en las distintas edades, así como del contenido y la disponiblidad de este mineral en los alimentos.

    Se refiere, asimismo, al proceso de absorción y a las ventajas e inconvenientes del consumo de preparados de hierro y alimentos fortificados. Las deficiencias de hierro en las personas que viven en los países occidentales surgen como consecuencia de un balance negativo entre las cantidades ingeridas y sus necesidades particulares.

    La Organización Mundial de la Salud estima que aproximadamente un 8% de las mujeres de estos países padecen carencias de hierro. Y aunque no todas las deficiencias de este elemento traza pueden ser consideradas como anemia ferropénica, sí aparecen cuadros subclínicos que repercuten en las capacidades físicas y cognitivas.

    En la oficina de farmacia el profesional farmacéutico puede dar unas pautas claras encaminadas a mejorar la salud de las personas que tienen estas carencias. CONTENIDO CORPORAL Y DISTRIBUCIÓN DEL HIERRO El contenido total de este mineral es de 3,8 g en el hombre y de 2,3 g en la mujer, que se distribuyen entre los eritrocitos como hemoglobina, en mioglobina, en forma química hemo y en forma no hemo formando parte de las enzimas, unido a transferrina o hemosiderina como forma de hierro circulante, así como en hígado, bazo y médula ósea.

    El mantenimiento del estatus férrico es fundamental para conservar funciones específicas entre las que destacan el almacenamiento y transporte de oxí geno, el crecimiento tisular, la síntesis de ADN y el mantenimiento de las capacidades de trabajo, memoria y concentración.

    Dicho estatus se regula homeostáticamente a través de los cambios en la cantidad absorbida por la mucosa intestinal. Sin embargo, esta respuesta puede no ser suficiente para evitar la anemia que puede padecerse debido a una baja ingesta dietética, ni para prevenir la acumulación excesiva de hierro. DEFICIENCIAS DE HIERRO La deficiencia de hierro surge cuando la cantidad ingerida no satisface las necesidades del organismo, debido a una ingesta insuficiente, a una absorción deficiente o a un exceso en las pérdidas fisiológicas.

    El diagnóstico de una deficiencia severa se obtiene por la observación de anemia microcítica e hipocrómica con bajos niveles en sangre de hierro. Pero en las deficiencias leves los parámetros están solapados y no existe un criterio claro para el diagnóstico.

    1. REQUERIMIENTOS E INGESTAS RECOMENDADAS Se recomiendan distintas cantidades de este metal en función de la edad y las distintas situaciones fisiológicas en las que se puede encontrar una persona, dada la gran variabilidad en las necesidades.
    2. Dichos parámetros se indican en la tabla I.
    3. La absorción de hierro se incrementa con la presencia de vitamina C CONTENIDO Y DISPONIBILIDAD DEL HIERRO DE LOS ALIMENTOS La cantidad de hierro absorbida y utilizada por el organismo depende no sólo del contenido en éste que tengan los alimentos (tabla II).

    También, como ya se ha indicado, del estatus en este mineral en que se encuentre. Y fundamentalmente de su biodisponibilidad en los alimentos (tabla III). Así, la absorción varía desde una cantidad que oscila entre el 1 y el 5% en los vegetales, hasta un 10-25% en las carnes y el pescado.

    Y aunque están calculados los coeficientes de absorción para cada alimento (1% para el arroz, 1-2% para espinacas, 3-4% en legumbres secas, 10-15% para pescados, 15-20% para hígado, 50-70% para leche materna, etc.), la absorción se ve fundamentalmente influida por las múltiples interacciones entre los propios alimentos.

    Por ejemplo, el hierro no hemínico (presente tanto en alimentos animales como vegetales) duplica o triplica su absorción cuando a la vez que los alimentos que lo contienen se ingieren proteínas, porque los aminoácidos liseína, cisteína, histidina y metionina aumentan dicha capacidad de absorción.

    • La absorción de hierro se incrementa con la presencia de vitamina C por la formación de un quelato soluble al pH intestinal.
    • Otros ácidos como el cítrico o el tartárico ocasionan el mismo efecto.
    • Los taninos reducen su absorción.
    • Así es que el hecho de tomar una taza de café con la comida puede reducir la absorción de hierro en un 60%.

    Los oxalatos (presentes en gran cantidad en las espinacas) dificultan la absorción del hierro. El calcio y el fósforo disminuyen su absorción debido a que forman fosfato férrico, que es insoluble en el medio digestivo, o bien un complejo calcio-fosfato, también insoluble.

    Algunos compuestos catalogados como fibra, como puede ser el salvado de los cereales, disminuyen la absorción de hierro. Otros, como las pectinas, no tienen ninguna influencia. En general, cabe describir una serie de patrones alimentarios con distinta disponibilidad: ­ Disponibilidad alta: se absorbe entre el 15 y el 20% del hierro contenido en los alimentos cuando la dieta es variada y en ella se incluyen alimentos de origen animal y vitamina C.

    ­ Disponibilidad media: se absorbe una media del 10% del hierro cuando la dieta, además de lo anterior, incluye cereales y/o raíces, así como tubérculos. Es preciso recordar que la elaboración de una dieta no hace referencia a un único día ni a un único nutriente, de modo que lo que puede ser beneficioso para una situación (anemia ferropénica) puede ser contraproducente para otra ( hipercolesterolemia, por ejemplo).

    ­ Disponibilidad baja: se absorbe solamente el 5% en dietas a base de cereales o raíces y tubérculos pero pobres en alimentos de origen animal y en vitamina C.La terapia sustitutiva de hierro está muy influida por la tolerancia intestinal ALIMENTOS FORTIFICADOS Y ENRIQUECIDOS

    Los alimentos fortificados son productos que la industria alimentaria obtiene suplementando en forma significativa el contenido natural de los alimentos en determinados nutrientes esenciales. Para ser considerados como tales, han de aportar entre el 20 y el 100% de los requerimientos diarios recomendados para adultos y niños de más de cuatro años de edad.

    Las empresas utilizan la fortificación como una estrategia de diferenciación para elaborar alimentos que puedan ser percibidos como productos de mayor valor. Los alimentos enriquecidos son aquellos a los que se han adicionado nutrientes esenciales con el fin de compensar deficiencias de la alimentación.

    Un ejemplo claro es el de los cereales, que se enriquecen con hierro para asegurar un aporte suficiente en los casos de personas con necesidades elevadas (niños, mujeres hasta la menopausia, embarazadas y lactantes). Los problemas tecnológicos que se presentan en su elaboración se deben a un aumento de la oxidación en los cereales, en general, y a un empeoramiento de las propiedades panificables de las harinas.

    1. En el caso de los cereales para desayuno, se agrega en forma de FePO 4,
    2. Cabe recordar que si este producto es ingerido junto a una taza de café disminuye mucho la absorción de su contenido en hierro.
    3. PREPARADOS DE HIERRO La terapia sustitutiva de hierro está muy influida por la tolerancia intestinal.

    Además, tiene peculiaridades farmacocinéticas con respecto a la de otros minerales, ya que se ha de tener en cuenta que su absorción es mayor cuanto mayor es el déficit en el individuo, que el hierro administrado por vía oral sólo se asimila parcialmente y en duodeno, y que la vía inyectable tiene pocas ventajas por lo que respecta a rapidez de acción, por lo que debe utilizarse únicamente en los casos en los que no pueda ser empleada la vía oral, por deficiente absorción o intolerancia gástrica a la dosis terapéutica.

    En cualquier caso, hay que inyectar inicialmente una cantidad mínima del medicamento y vigilar durante un tiempo si se produce alguna reacción. Estadísticamente los casos de reacciones de tipo anafiláctico son poco frecuentes, sobre todo con las inyecciones de hierro-dextrano. Por otro lado, se sabe que es mejor administrar los preparados orales en ayunas y que la administración conjunta de vitamina C (200 mg o más), aunque aumenta significativamente la proporción de hierro absorbido, también incrementa en la misma medida los efectos gastrointestinales, por lo que se trata de una asociación que prácticamente no aporta ninguna ventaja.

    El sulfato ferroso es el compuesto más económico y mejor experimentado en la clínica, por lo que es el más recomendado en los casos de carencia leve (tabla IV). En los casos más graves, el tratamiento debe hacerse controlando la cantidad de hemoglobina en sangre total.

    * BIBLIOGRAFÍA GENERAL Belitz HD, Grosch W. Química de los alimentos. Zaragoza: Acribia, 1985. CGCOF. Catálogo de especialidades farmacéuticas. Madrid: Publicaciones del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 1993. CGCOF. Nutrición y dietética, aspectos sanitarios. Madrid: Publicaciones del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 1993.

    Hernández M, Sastre A. Tratado de nutrición. Madrid: Díaz de Santos, 1999. Moreiras O, Carvajal A, Cabrera L, Cuadrado C. Ingestas recomendadas de energía y nutrientes (revisadas en 1998). En: Tablas de composición de alimentos. Madrid: Ediciones Pirámide, 2001.

    ¿Cuándo es mejor tomar el hierro por la mañana o por la noche?

    PAUTAS EN LA TOMA DEL HIERRO – 1.- ” Lo importante no es la hora en que se tome el suplemento de hierro, si no que se tome fuera de las diferentes comidas, preferiblemente en ayunas (es decir cuando el estómago ha estado vacío), para que se absorba mejor.

    Si la dosis se olvida, se debe tomar en cuanto lo recuerde, pero no hay que doblar la dosis al día siguiente”, aconseja.2.- “En lo que no hay duda”, según asegura, es que las proteínas de origen animal y el ácido ascórbico (la vitamina C) favorecen su absorción, tanto en su forma ‘hemo’ como ‘no hemo’.3.- Por otro lado, indica que debe evitarse la toma de los suplementos de hierro junto con los lácteos, ya que estos contienen calcio y caseína (proteína presente en la leche) que inhiben su absorción.

    En concreto, alerta de que el calcio afecta tanto a la absorción del ‘hierro hemo’ como del ‘no hemo’. Su efecto sobre la absorción disminuye tras 2 horas de su ingesta. De ahí que se recomiende separar la toma de los suplementos de hierro de la toma de la leche o derivados, y del café, así como no tomar los suplementos de hierro junto con suplementos de calcio.4.- También se han descrito inhibidores de la absorción del hierro como los fosfatos, los polifenoles presentes en el café, en el té, o en el vino, o el salvado, así como los suplementos de fibra, la yema de huevo o la proteína de soja.

    “Esto no significa que no deban consumirse, si no que es mejor no tomarlos cerca del suplemento de hierro para que no afecte a su absorción”, indica la miembro de la SEEN.5.- Los suplementos de hierro solo se deben tomar bajo supervisión médica.6.- Se debe respetar la dosis que se ha pautado, y el tiempo que se ha recomendado de su toma.7.- Durante la toma de hierro las heces pueden hacerse negras porque el hierro que no se absorbe se elimina por las heces.

    Además, la toma de hierro puede favorecer el estreñimiento, o producir ciertas molestias gastrointestinales.8.- Es recomendable, siempre que se pueda, y si no presenta ningún problema que lo contraindique, tomarlo con un zumo de naranja (por su alto contenido en Vitamina C), separado de la leche o derivados, del café o té, y preferiblemente tras el ayuno nocturno, para facilitar su absorción.9.- Es recomendable limitar el consumo de productos con fibra a la vez que el suplemento de hierro.10.- Si pertenece a uno de los grupos de riesgo para presentar deficiencia de hierro (adolescentes, mujeres en edad fértil, embarazadas, lactantes) recuerde tomar alimentos ricos en hierro, reforzar el consumo de alimentos con alto contenido en vitamina C, separar los lácteos de las comidas principales (consumirlos entre horas), y evitar el consumo de café y té con las comidas.11.- Si toma algún otro medicamente hay que consultar con su médico por si pudieran afectar a la absorción del hierro, o el hierro a la de ellos (sobre todo si toma Levotiroxina, suplementos de Zinc, suplementos de Calcio, Omeprazol u otros inhibidores de la bomba de protones, o antiácidos).