Diazepam 5 Mg Como Relajante Muscular
Relajantes musculares. Revisión | Farmacia Profesional La espasticidad y los espasmos musculares son condiciones frecuentes que afectan tanto la capacidad funcional como la calidad de vida de los pacientes que las presentan. En este artículo se revisan las opciones farmacológicas de tratamiento de estas alteraciones: bloqueadores neuromusculares y espasmolíticos. La espasticidad se presenta como secuela de lesiones o enfermedades del sistema nervioso central (SNC) y los espasmos musculares suelen ser consecuencia de lesiones del sistema nervioso periférico o muscular: traumatismos, síndromes miofasciales, síndromes de fibromialgia, espasmos de protección, etc. El tratamiento de estos problemas suele requerir la combinación de medicamentos y la utilización de medios físicos y corrientes eléctricas, así como de reeducación neuromuscular y, en algunos casos, bloqueo de puntos gatillo y bloqueos de puntos motores. A veces precisa, incluso, de tratamiento quirúrgico. Relajantes musculares esqueléticos Los relajantes musculares esqueléticos son fármacos que actúan sobre los centros nerviosos y deprimen la actividad del músculo esquelético, disminuyendo el tono y los movimientos involuntarios. Hay dos grupos de fármacos con acciones y finalidades diferentes: – Bloqueadores neuromusculares. Utilizados durante los procedimientos quirúrgicos. Interfieren en la transmisión en la placa neuromuscular y no son activos sobre el SNC; se utilizan junto a los anestésicos generales. En este grupo se incluyen: atracuronio, pancuronio, succinilcolina, etc. – Espasmolíticos. Reducen la espasticidad en diversas afecciones neurológicas. Se emplean para el espasmo muscular local agudo. A diferencia de otros fármacos, los relajantes del músculo esquelético son un grupo heterogéneo y no están químicamente relacionados. Debido a esto, existen diferencias importantes en cuanto a eficacia o seguridad que necesitan ser consideradas a la hora de elegir una medicación para tratar a pacientes con espasticidad o con problemas osteomusculares. Los fármacos más eficaces con que se cuenta para el control de la espasticidad incluyen el baclofeno, el diazepam y el dantroleno. La mayoría de los medicamentos que se describen a continuación tienen en común su capacidad para mejorar la función del músculo esquelético principalmente mediante sus acciones sobre el SNC. La mayoría de estos medicamentos (los utilizados para el tratamiento de la espasticidad y de los espasmos musculares agudos) deprimen con grado variable de selectividad ciertos sistemas neuronales que controlan el tono muscular. Los miorrelajantes pueden dividirse en dos categorías principales: fármacos antiespasmódicos y antiespásticos. Los fármacos antiespasmódicos se usan para disminuir el espasmo muscular asociado a ciertos trastornos dolorosos como el dolor lumbar. Los fármacos antiespasmódicos pueden clasificarse a su vez en benzodiazepinas y fármacos no benzodiazepínicos. Los fármacos no benzodiazepínicos incluyen una variedad de fármacos que pueden actuar sobre el tronco encefálico o de la médula espinal. Espasticidad y espasmos musculares El término espasticidad se aplica, de forma global, a todas aquellas anomalías de la regulación del tono del músculo esquelético que resultan de lesiones en distintos ámbitos del SNC. Un elemento clínico que se encuentra casi siempre en estas alteraciones es la hiperexcitabilidad de los llamados reflejos de estiramiento tónicos. Estos reflejos ocurren cuando un músculo esquelético se estira. Hay entonces una contracción refleja brusca, que puede llegar a ser dolorosa y hace que el control muscular se deteriore. No debemos confundir la espasticidad con los espasmos musculares. Ambos términos representan diferentes tipos de tono muscular aumentado que resultan de trastornos diferentes. La espasticidad no es en sí una enfermedad, sino consecuencia de alteraciones como la esclerosis múltiple, enfermedades cerebrovasculares (hemorragias o embolias cerebrales), parálisis cerebral o lesiones traumáticas del cerebro o de la médula espinal. Por otra parte, los espasmos musculares significan un aumento involuntario de la tensión muscular, que resulta de alteraciones de tipo inflamatorio del músculo esquelético. La espasticidad es uno de los componentes de daño neurológico llamados positivos, entre los que se incluyen exceso de actividad motora involuntaria (tono, reacciones tendinosas, espasmos flexores, reflejos en masa, distonía, respuesta reflejas anormales, etc.), y que se diferencian de los signos y síntomas negativos, como son debilidad, parálisis, tendencia a la fatiga y pérdida del control fino de los movimientos. En la actualidad sólo existe tratamiento farmacológico para los signos y síntomas positivos, a pesar de que los negativos son tan incapacitantes para el paciente como los primeros. Baclofeno El baclofeno es un ácido similar al ácido gammaaminobutírico (GABA). Este es uno de los principales inhibidores del sistema nervioso central. Los receptores para el baclofeno son designados como receptores GABA B, Cuando el baclofeno activa los receptores, la neurona se hiperpolariza, el flujo de calcio se disminuye y la conductancia del potasio aumenta; por consiguiente, hay disminución en la liberación de neurotransmisores excitatorios. El baclofeno reduce la excitabilidad de las terminales aferentes primarias, inhibe la actividad refleja mono y polisináptica y reduce la actividad de neurona motora gamma. Se emplea para reducir la frecuencia y severidad de los espasmos extensores y flexores y para disminuir la hipertonía muscular. Se absorbe rápidamente por vía oral, con una vida media de 3-4 horas. Se elimina principalmente por el riñón y el 15% es metabolizado en hígado. En pacientes con compromiso de la función renal, las dosis deben ser reducidas. Se recomienda siempre antes de iniciar un tratamiento conocer los parámetros de la función hepática, con una evaluación periódica de estas pruebas durante el tratamiento. Las dosis iniciales deben ser bajas y se incrementan lentamente agregando 5 mg cada 3 o 4 días. La dosis máxima recomendada es de 80 mg/día, dividida en 4 dosis. En algunos casos se requieren dosis altas hasta de 240 mg/día. Su administración sistémica se acompaña frecuentemente de efectos adversos como somnolencia, mareo, debilidad, ataxia y estados de confusión (desorientación en el tiempo y en el espacio). La sobredosis puede producir crisis convulsivas, depresión respiratoria y coma. No se recomienda suspender bruscamente el tratamiento crónico. En los últimos años se ha empleado la administración intratecal (mediante una aguja dirigida al canal espinal) de baclofeno con buenos resultados. El tratamiento implica el uso de una bomba de infusión continua programable, con la ventaja de poder alcanzar niveles del fármaco más alto en el SNC y disminuir los efectos colaterales. El criterio de elección de los pacientes más importante es la falta de respuesta positiva a cualquier fármaco antiespástico oral o la aparición de efectos adversos debidos al tratamiento oral. Actualmente, el tratamiento de la espasticidad con baclofeno vía intratecal es la forma más eficaz de reducir la espasticidad independientemente de la causa que la origina. Diazepam El diazepam es una benzodiacepina útil en el tratamiento de la agitación y la ansiedad. Reduce el reflejo polisináptico produciendo relajación muscular y sedación, y tiene efecto antiespástico. El tratamiento se inicia con dosis de 5 mg una vez al día, que se van incrementando hasta 10 mg si es necesario. Se absorbe por vía oral. Las concentraciones plasmáticas máximas se producen al cabo de 1 hora. El diazepam se metaboliza a un compuesto activo, N-desmetildiazepam. La vida media es de 20-80 horas y se une en un 98-99% a proteínas plasmáticas. Los signos de intoxicación con diazepam son somnolencia progresiva hasta llegar al coma, aunque las benzodiacepinas tienen un rango alto de seguridad. Los síntomas de la retirada brusca con dosis elevadas (> 40 mg/día) incluyen: ansiedad, irritabilidad, temblor, fasciculaciones, náusea, hipersensibilidad a la luz, sonidos, presión, insomnio, convulsiones, psicosis y posiblemente la muerte. Los síntomas aparecen a los 2-4 días de haber suspendido el medicamento para las benzodiazepinas de acción prolongada. Para las de acción corta, los síntomas tienen lugar al cabo de 1-2 días de haber suspendido el medicamento. Al igual que otras benzodiazepinas, el diazepam ejerce su acción facilitando la transmisión GABAérgica. En la médula espinal, estos efectos se manifiestan como una disminución de la actividad eléctrica espontánea o provocada, regulada por interneuronas inhibitorias —en su mayoría GABAérgicas o glicinérgicas— que participan en circuitos de retroalimentación y de inhibición recurrente. Una activación de estas neuronas o los efectos del neurotransmisor liberado se manifiesta como un aumento o potenciación de la inhibición presináptica. Los efectos antiespásticos del diazepam son aparentes incluso en pacientes con sección medular completa, lo que indica que el fármaco ejerce directamente sus acciones en el tejido nervioso. Los efectos electrofisiológicos incluyen un aumento de la inhibición de reflejos tendinosos producida por estímulos vibratorios, que contrastan con los producidos por el baclofeno. Las reacciones colaterales del diazepam incluyen sedación, ataxia, ralentización de las funciones psicomotoras, sequedad de la boca, cefalea, molestias gástricas, etc. Después de la administración crónica, el diazepam induce cierto grado de dependencia, con signos de abstinencia que pueden incluir insomnio y una exacerbación del cuadro espástico. El fármaco es eficaz en pacientes con esclerosis múltiple o alteraciones puramente espinales, en particular, las relacionadas con traumatismos. Existen otras benzodiazepinas ensayadas con relativo éxito en casos de espasticidad, como el ketazolam y el midazolam. En general, no hay evidencia de que alguna benzodiazepina sea más efectiva que otra si se administra la dosificación adecuada; sin embargo, las diferencias farmacocinéticas entre los fármacos pueden ser consideraciones importantes en la elección de las prescripciones. Los tratamientos de la espasticidad tienen el objetivo de preservar y optimizar el funcionalismo y la movilidad, aliviar los espasmos musculares dolorosos, prevenir complicaciones como las contracturas y facilitar los cuidados de enfermería y la rehabilitación Tizanidina La tizanidina es un derivado de la imidazolina relacionado con los agonistas alfa2-adrenérgicos que se une a los receptores de éstos en sitios espinales y supraespinales. Es un fármaco antiespasmódico que ha mostrado en estudios en animales que además del efecto miorrelajante y antinociceptivo tiene también efectos gastroprotectores que pueden favorecer su combinación con fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En el ámbito espinal, la tizanidina disminuye la actividad refleja, especialmente la polisináptica. La tizanidina puede restaurar o mejorar la inhibición noradrenérgica presináptica en pacientes espásticos. Produce efectos antiespásticos y es menos sedativa que el baclofeno y el diazepam. Es bien tolerada en el tratamiento de la espasticidad de diversas etiologías. No produce disminuciones significativas de la presión arterial; cuando ésta es sintomática generalmente está asociada a ingesta de antihipertensivos concomitantes. Hay numerosas evidencias que demuestran la eficacia del uso de la tizanidina en monoterapia en el tratamiento de la espasticidad. Además, se ha demostrado en un estudio que la terapia de la tizanidina en combinación con baclofeno puede controlar eficazmente la espasticidad con menor incidencia de acontecimientos adversos dependientes de la dosis, aunque se necesitan estudios adicionales para confirmar estos resultados. La tizanidina se absorbe por vía oral y tiene un extenso metabolismo hepático para inactivar componentes que posteriormente son eliminados por la orina. Se debe usar con precaución en pacientes con anormalidades hepáticas. Los principales efectos secundarios son vértigo y debilidad. Se recomienda comenzar con dosis únicas de 2 a 4 mg. Se puede incrementar la dosis de 2 a 4 mg cada 2-4 días. La dosis máxima recomendada es de 36 mg al día. Ciclobenzaprina La ciclobenzaprina está relacionada estructural y farmacológicamente con los antidepresivos tricíclicos. Es un relajante muscular de acción central útil para el tratamiento del espasmo muscular localizado de cualquier etiología. Actualmente se cree que actúa en el tronco encefálico en lugar de actuar sobre la médula espinal. La dosis usual para adultos es de 10 mg 3 veces al día. Al igual que los antidepresivos tricíclicos, produce efectos anticolinérgicos como sequedad de boca, visión borrosa, aumento de la presión intraocular, retención urinaria y estreñimiento. Está contraindicado en pacientes con anormalidades cardíacas y en pacientes que toman inhibidores de la monoaminooxidasa. Puede utilizarse con precaución en pacientes con historial de enfermedad psiquiátrica. La sobredosis de 900 mg se trata con fisostigmina (1 mg, iv). Clorzoxazona La clorzoxazona es un benzimidazol con propiedades inhibitorias centrales, pero su utilidad es limitada por su baja potencia. La dosis usual en adultos es de 250-750 mg, 3-4 veces al día. Puede producir toxicidad hepática, y en algunos casos la muerte por fallo hepático, por lo que está contraindicada en pacientes con enfermedad hepática. Requiere un estricto control de la función hepática durante el tratamiento. Orfenadrina La orfenadrina es un análogo de la difenhidramina. Ha demostrado alguna eficacia en el tratamiento de la espasticidad en pacientes con traumatismo raquimedular. La dosis usual es de 100 mg dos veces al día. Tiene propiedades anticolinérgicas y raramente se ha reportado anemia aplásica como efecto adverso del medicamento. Metaxalona La metaxolona produce efectos antiespasmódicos moderados y sedación leve. Los principales efectos de la metaxalona fueron descritos en un estudio doble ciego con 200 pacientes que padecían dolor lumbar. Un alto porcentaje mejoró sus arcos de movilidad y vio disminuir los espasmos musculares. Entre los efectos secundarios más frecuentes destacan náuseas, vómito, vértigo, poliuria, cefalea y, paradójicamente, calambres musculares. También puede producir anemia hemolítica y trastornos de la función hepática; por ello se debe hacer un seguimiento de la función eritrocitaria y de las enzimas hepáticas durante el tratamiento. La metaxalona se presenta en tabletas de 400 mg. La dosis usual para adultos es de 800 mg, 3 o 4 veces al día. Tolperisona La tolperisona presenta una actividad similar a la de la lidocaína y estabiliza las membranas nerviosas. Bloquea los reflejos monosinápticos y polisinápticos a nivel espinal de una manera dependiente de la dosis. Se cree que la tolperisona media la relajación muscular sin sedación concomitante ni fenómenos de retirada. Gabapentina La gabapentina es un anticonvulsivante con estructura similar al GABA. Atraviesa la barrera hematoencefálica, no activa receptores GABA ni altera su metabolismo. Su biodisponibilidad es del 60% después de una dosis oral de 300 mg con una concentración plasmática máxima al cabo de 2-3 horas. Después de administrar 1.600 mg, la biodisponibilidad es del 35%. La presencia de alimentos no altera la absorción, sin embargo, sustancias como el hidróxido de aluminio y de magnesio reducen la absorción a un 20%. Mejora significativamente el tono espástico muscular en pacientes con esclerosis múltiple a dosis de 1.200 mg día. En pacientes con traumatismo raquimedular se requieren altas dosis de gabapentina (2.400-3.600 mg) para obtener efectos antiespásticos. La respuesta está directamente relacionada con la dosis y ésta debe ser mínima, de 1.200 mg al día. Los relajantes musculares de acción central más antiguos incluyen carisoprodol, metocarbamol y meprobamato. Todos estos agentes son menos eficaces que los fámacos mencionados anteriormente y son más tóxicos en sobredosis. Por estas razones su uso no se recomienda como tratamiento de primera línea. Carisoprodol El carisoprodol es un relajante muscular de acción central con efectos antiespásticos. Bloquea la actividad interneuronal en la formación reticular descendente y en la médula espinal. Se metaboliza a meprobamato. Los efectos secundarios incluyen sedación y debilidad y dependencia al meprobamato. La dosis usual en adultos es de 350 mg, 4 veces al día. La retirada súbita es la causa de síntomas como agitación, anorexia, vómito, alucinaciones, convulsiones y raramente la muerte. Los relajantes musculares esqueléticos son fármacos que actúan sobre los centros nerviosos y deprimen la actvidad del músculo esquelético, disminuyendo el tono y los movimientos involuntarios Metocarbamol El metocarbamol es un carbamato análogo derivado de la mefenesina. Su efecto es prolongado, produciendo inhibición de los reflejos polisinápticos. Se comercializa en tabletas de 500 a 750 mg. La dosis usual en adultos es de 1 g, 4 veces al día. Se encuentra asociado a analgésicos como el paracetamol o ácido acetilsalicílico. Meprobamato El meprobamato se introdujo como un agente ansiolítico en 1955 y se prescribe principalmente para tratar la ansiedad, la tensión y los espasmos musculares asociados. La aparición y la duración de la acción son similares a las de los barbitúricos de acción intermedia; sin embargo, las dosis terapéuticas de meprobamato producen menos sedación y toxicidad que los barbitúricos. El uso excesivo puede provocar dependencia psicológica y física. Entre los relajantes musculares de acción periférica destacan el dantroleno y la toxina botulínica. Dantroleno El dantroleno es un derivado de la hidantoína. A diferencia del baclofeno y el diazepam, sus acciones terapéuticas se deben a que actúa directamente sobre el músculo esquelético, bloqueando el canal de calcio del retículo sarcoplásmico y reduciendo así la concentración de calcio y disminuyendo la interacción de la miosina con la actina. El dantroleno tiene un efecto diferencial en los diferentes tipos de fibras musculares: las unidades rápidas (las que se contraen rápidamente por cortos períodos) son debilitadas significativamente en mayor medida que las fibras lentas (aquéllas que tienden a contraerse tónicamente por largos períodos y son más resistentes a la fatiga), sin afectar la transmisión neuromuscular. El dantroleno es particularmente eficaz en pacientes con espasticidad de origen cerebral o espinal, a excepción de la esclerosis múltiple, en la que la espasticidad parece ser más resistente a este agente. El inicio del tratamiento de la espasticidad debe ser con 25 mg al día, incrementándose la dosis cada 4-7 días, con un máximo de 100 mgs 4 veces al día. Este fármaco se absorbe parcialmente por vía oral (aproximadamente el 20% de la dosis), por ello la forma oral se presenta en forma de sal para mejorar la absorción (aproximadamente 70%), que tiene lugar principalmente en el intestino delgado. Después de una dosis de 100 mg, la concentración plasmática máxima de ácido libre tiene lugar al cabo de 3-6 horas, y el metabolito activo (5-hidroxidantroleno) aparece a las 4-8 horas. El dantroleno tiene carácter lipófilo y puede atravesar la barrera placentaria. La eliminación del medicamento no metabolizado es por vía urinaria (15-25%), seguida por excreción urinaria del metabolito después de la administración oral. La vida media de eliminación es de 15,5 horas tras una dosis oral, y de 12,1 horas después de una administración intravenosa. No se ha descrito tolerancia después de su administración crónica. Entre los efectos adversos, el más serio constituye la hepatotoxicidad. Se ha descrito hepatitis fatal en 0,1-0,2% de pacientes tratados con este fármaco durante más de dos meses. Por esta razón, es conveniente suspender el tratamiento con dantroleno si después de 45 días no se ha observado mejoría, o ante alteraciones hepáticas, que pueden detectarse mediante pruebas de laboratorio. El efecto colateral más frecuentemente es la debilidad, que puede ser más invalidante que la misma espasticidad en algunos pacientes. El dantroleno se ha utilizado solo o combinado con baclofeno. Su asociación con diazepam puede aumentar los característicos efectos sedantes de este último. La espasticidad no es en sí una enfermedad, sino consecuencia de alteraciones como la esclerosis múltiple, enfermedades cerebrovasculares (hemorragias o embolias cerebrales), parálisis cerebral o lesiones traumáticas del cerebro o de la médula espinal Toxina botulínica Constituyen una familia de neurotoxinas producidas por la bacteria anaerobia Clostridium botulinum, Inhiben específicamente la liberación de acetilcolina en la placa neuromuscular y causan parálisis del músculo esquelético. La toxina botulínica (BTX) purificada se ha utilizado en la clínica para tratar trastornos de la contracción del músculo, tales como espasticidad y distonía. La toxina botulínica se purifica en forma de complejos de elevado peso molecular que contengan proteínas bacterianas adicionales que protejan a la molécula de la toxina. La toxina botulínica se utiliza conjuntamente con otras medidas, tales como productos medicinales orales o intratecales o fisioterapia. Se ha descrito que mejora la capacidad de andar y el soporte de pacientes con espasticidad de cadera y del flexor de la rodilla. El tratamiento con la toxina botulínica facilita el cuidado de pacientes con espasticidad aductora severa y espasticidad del flexor de las extremidades y las manos y también la autosuficiencia y capacidad para vestirse de pacientes con espasticidad del brazo. Con el uso local de la toxina botulínica los espasmos dolorosos han llegado a ser tratables sin tener que aceptar los efectos generalmente adversos de los fármacos orales antiespásticos. Para los niños con espasticidad congénita o adquirida en la niñez temprana, el tratamiento a largo plazo puede contribuir a la mejora del desarrollo motor. La inyección intramuscular cuidadosa es esencial ya que una inyección equivocada podría dar lugar a parálisis de un músculo no afectado. Conclusiones Los tratamientos de la espasticidad tienen el objetivo de preservar y optimizar el funcionalismo y la movilidad, aliviar los espasmos musculares dolorosos, prevenir las complicaciones como las contracturas y facilitar los cuidados de enfermería y la rehabilitación. Su aplicación requiere una evaluación cuidadosa por especialistas de muchas disciplinas, con el fin de individualizar las diferentes modalidades terapéuticas y combinarlas de manera óptima. Estas modalidades son diversas formas de fisioterapia, tratamiento farmacológico (baclofeno) por vía oral o intratecal, bloqueo nervioso y neuromuscular y cirugía. Incluso en pacientes discapacitados por la espasticidad, un tratamiento cuidadosamente planificado puede ayudar a dar sensación de confort y a facilitar los cuidados de enfermería. Por otro lado, gran parte de las publicaciones sobre el tratamiento de la espasticidad procede de estudios no controlados o de estudios observacionales. Son necesarios ensayos clínicos bien diseñados, con seguimiento adecuado, para investigar cómo las modalidades individuales de tratamiento y sus combinaciones contribuyen a mejorar la capacidad funcional y la calidad de vida en diferentes situaciones clínicas. Los ensayos clínicos con fármacos administrados por vía oral, que han sido generalmente breves, demuestran que se puede reducir el exceso de tono muscular y aliviar los espasmos musculares dolorosos. Sin embargo, hay pocas pruebas de que modifiquen de manera consistente el nivel global de discapacidad, ni de que mejoren la calidad de vida. Aunque cada fármaco tiene un mecanismo de acción diferente, no se han encontrado pruebas convincentes de que esto se traduzca en una eficacia superior en alguna situación clínica determinada. No hay tampoco datos para juzgar la eficacia o la seguridad comparativa de los relajantes de músculo esquelético en los pacientes para quienes un agente ha fallado o quienes han tenido efectos secundarios intolerables. Puede haber otras razones (conveniencia, conformidad mejorada, un mejor sueño, o una relevación de dolor más constante) para elegir un relajante de músculo esquelético específico, pero estos resultados no se han determinado adecuadamente. Bibliografía general Chou R, Peterson K, Helfand M. Comparative Efficacy and safety of skeletal muscle relaxants for spasticity and musculoskeletal conditions: A systematic review. J Pain Symptom Manage.2004;2:140-75. Dones I. Intrathecal baclofen for the treatment of spasticity. Acta Neurochir Suppl.2007; 97(Pt 1):185-8. Kamen L, Henney HR, Runyan JD. A practical overview of tizanidine use for spasticity secondary to multiple sclerosis, stroke, and spinal cord injury. Curr Med Res Opin.2008;2:425-39. Olkkola KT, Ahonen J. Midazolam and other benzodiazepines. Handb Exp Pharmacol.2008; (182):335-60. Reichel G. Botulinum toxin: a new dimension for spasticity. MMW Fortschr Med.2007;Suppl 2:65-9. See S, Ginzburg R. Skeletal muscle relaxants. Pharmacotherapy.2008;2:207-13. : Relajantes musculares. Revisión | Farmacia Profesional

¿Qué dolor calma el diazepam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario Diazepam Normon 5 mg comprimidos Diazepam Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
  • Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto

  1. Qué es Diazepam Normon y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de tomar Diazepam Normon
  3. Cómo tomar Diazepam Normon
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de Diazepam Normon
  6. Contenido del envase e información adicional

Diazepam Normon contiene como principio activo diazepam, que pertenece al grupo de medicamentos denominados benzodiazepinas. El diazepam tiene efectos tranquilizantes, sedantes, relajantes musculares y anticonvulsivantes. Los médicos recetan diazepam a las personas que presentan síntomas de ansiedad, agitación y tensión psíquica producidos por estados psiconeuróticos y trastornos situacionales transitorios.

  1. Las benzodiazepinas sólo están indicadas para el tratamiento de un trastorno intenso, que limite su actividad o le someta a una situación de estrés importante.
  2. También puede ser útil para el alivio de los síntomas de agitación aguda, temblor y alucinaciones en pacientes con síndrome de abstinencia al alcohol.

El diazepam contribuye al alivio del dolor muscular producido por espasmos o inflamación de músculos o articulaciones, traumas, etc. También puede utilizarse para combatir los espasmos originados por enfermedades como parálisis cerebral (grupo de trastornos que afecta a la capacidad de una persona de moverse, mantener el equilibrio y la postura) y paraplejía (parálisis de la mitad inferior del cuerpo, que afecta a ambas piernas ), así como en la atetosis (movimientos continuos, involuntarios, lentos y extravagantes de dedos y manos) y en el síndrome de rigidez generalizada.

El diazepam puede utilizarse como tratamiento coadyuvante (tratamiento que de administra después del tratamiento principal para aumentar las posibilidades de una curación) de los trastornos convulsivos (como epilepsia, convulsiones), pero no se ha demostrado útil como tratamiento único. En estos casos su médico evaluará periódicamente la utilidad del medicamento para su caso.

No tome Diazepam Normon:

  • Si es alérgico al diazepam o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si es alérgico (hipersensible) a otros medicamentos del grupo de las benzodiazepinas.
  • Si padece dificultades respiratorias relacionadas o no con el sueño desde hace tiempo.
  • Si padece una enfermedad llamada “miastenia gravis”, que se caracteriza por debilidad y cansancio muscular.
  • Si padece problemas respiratorios graves (Insuficiencia respiratoria grave).
  • Si padece problemas de hígado graves (Insuficiencia hepática grave).
  • Si sufre dependencia de drogas o alcohol, no debe tomar diazepam a menos que su médico se lo indique formalmente.

Este medicamento no está recomendado para el tratamiento primario de trastornos psicóticos (trastornos mentales graves que causan ideas y percepciones anormales), ni debe ser utilizado como único tratamiento en pacientes con depresión, sola o asociada con ansiedad.

  • Si tiene alguna enfermedad del corazón, hígado o del riñón.
  • Si usted tiene dificultades respiratorias.
  • Si sufre debilidad muscular grave.
  • Si tiene alergias.
  • Si padece otras enfermedades.
  • Si tiene antecedentes o problemas de dependencia de drogas o depresores del Sistema Nervioso central, incluido el alcohol.
  • Si está tomando otros medicamentos.

Su médico decidirá la conveniencia de que tome una dosis inferior de diazepam o que no lo tome en absoluto. En los pacientes con depresión, diazepam sólo actúa sobre el componente ansioso, por lo que no constituye en sí mismo un tratamiento de la depresión y puede eventualmente desenmascarar algunos signos de la misma.

  • Si es epiléptico y está siguiendo un tratamiento de larga duración con diazepam, no se recomienda el uso del antagonista de las benzodiazepinas (flumazenilo) para revertir el efecto de diazepam, puesto que pueden aparecer convulsiones.
  • Su médico prestará especial atención por el elevado riesgo asociado si usted es paciente de edad avanzada o está muy debilitado.

Niños La duración del tratamiento debe ser lo más corta posible. Pacientes de edad avanzada Los pacientes de edad avanzada pueden necesitar dosis inferiores de diazepam que los pacientes jóvenes. Los efectos farmacológicos de las benzodiazepinas en pacientes de edad avanzada parecen ser mayores que en la población más joven.

  • Si usted es paciente de edad avanzada, su médico le puede recetar una dosis inferior y comprobar su respuesta al tratamiento.
  • Por favor, siga cuidadosamente las instrucciones de su médico.
  • Pacientes con alteraciones hepáticas El efecto sedante del diazepam se incrementa en pacientes con cirrosis alcohólica.

Otros medicamentos y Diazepam Normon Toma de Diazepam Normon con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Esto es extremadamente importante porque el uso simultáneo de más de un medicamento puede aumentar o disminuir su efecto.

Por ejemplo, los tranquilizantes, inductores del sueño y medicamentos similares actúan sobre el cerebro y los nervios y pueden reforzar el efecto del diazepam Cisaprida, cimetidina, ketoconazol, fluconazol, voriconazol, fluvoxamina, fluoxetina, anticonceptivos hormonales, disulfiram, isoniazida, diltiazem, idelalisib, modafinilo, armodafinilo, esomeprazol y omeprazol aumentan temporalmente el efecto sedante de Diazepam Normon, lo que aumenta el riesgo de somnolencia.

Lo mismo ocurre con el zumo de pomelo. Por el contrario, medicamentos como rifampicina y carbamazepina producen una disminución de los efectos de Diazepam Normon. Asimismo, el metabolismo de la fenitoína puede verse afectado si está tomando diazepam, por lo tanto, si usted está tomando este medicamento, su médico ajustará las dosis de los mismos.

  1. Se puede incrementar el efecto sedante y la depresión cardiorrespiratoria al combinar diazepam con otros depresores del Sistema Nervioso Central, pudiendo provocar coma o muerte.
  2. Las xantinas como teofilina y cafeína se oponen a los efectos sedantes de diazepam.
  3. Por lo tanto, no debe usar Diazepam Normon con ningún otro medicamento, a menos que se lo haya permitido su médico.

Si necesita más información sobre esto, consulte con su médico o farmacéutico. Toma de Diazepam Normon con alimentos y bebidas y alcohol Las bebidas alcohólicas aumentan los efectos sedantes de diazepam, por tanto evite el uso de bebidas alcohólicas durante el tratamiento.

Si necesita información adicional consulte a su médico. No se debe tomar diazepam en combinación con zumo de pomelo, ya que éste puede aumentar los niveles de diazepam en su cuerpo. Los alimentos y los antiácidos pueden disminuir la velocidad, pero no disminuirán la absorción de diazepam; esto puede conducir a efectos más leves después de una sola dosis, pero no afecta durante el tratamiento con dosis múltiples.

Los medicamentos procinéticos (medicamentos para mejorar el tránsito intestinal) aumentan la absorción del diazepam. Riesgo de dependencia El uso de benzodiazepinas, y fármacos tipo benzodiazepinas puede conducir a una dependencia física y psicológica.

  • La toma de benzodiazepinas se hará solo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes), y nunca las aconseje a otras personas.
  • No aumente en absoluto las dosis prescritas por su médico, ni prolongue el tratamiento más tiempo del recomendado.
  • Consulte a su médico regularmente para que decida si debe continuar el tratamiento.

Embarazo y lactancia Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Si por estricta exigencia médica, toma diazepam antes o durante el parto, pueden aparecer en el recién nacido hipotermia (temperatura corporal anormalmente baja), debilidad, hipotensión y dificultades respiratorias. Asimismo, se han dado casos de síndrome de abstinencia en los recién nacidos. Las benzodiazepinas pasan a la leche materna, por lo que deberá consultar con su médico la toma o no de diazepam mientras esté en periodo de lactancia.

Conducción y uso de máquinas No conduzca ni maneje herramientas o máquinas porque este medicamento puede producir sedación, amnesia, dificultad para concentrarse y debilidad muscular, lo que pueden afectar negativamente a la capacidad de conducir vehículos o manejar maquinaria.

El médico debe decidir cuándo se pueden retomar estas actividades. Este efecto se aumenta si, además ha ingerido alcohol, Diazepam Normon contiene lactosa Este medicamento contiene lactosa. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Diazepam Normon contiene sodio Este medicamento contiene menos de 23 mg de sodio (1 mmol) por comprimido; esto es, esencialmente “exento de sodio”. Siga exactamente las instrucciones de administración de este medicamento indicadas por su médico. En caso de duda, consulte a su médico o farmacéutico.

  • Dependiendo de la naturaleza de su enfermedad, su edad y peso, su médico le recetará la dosis más adecuada y le indicará la duración de su tratamiento con diazepam.
  • El comprimido se puede dividir en dosis iguales.
  • Recuerde tomar su medicamento.
  • Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas: Adultos Síntomas de ansiedad : 2 a 10 mg, 2 a 4 veces al día, dependiendo de la gravedad de los síntomas.
You might be interested:  Como Organizar Un Armario Sin Cajones

Alivio sintomático en la deprivación alcohólica aguda : 10 mg, 3 o 4 veces al día durante las primeras 24 horas, reduciendo a 5 mg 3 o 4 veces al día según necesidad. Coadyuvante para el alivio del espasmo músculo-esquelético : 2 a 10 mg, 3 o 4 veces al día.

  1. Coadyuvante en terapia anticonvulsiva: 2 a 10 mg, 2 o 4 veces al día.
  2. Posología en poblaciones especiales Uso en niños: 2 a 2,5 mg, 1 o 2 veces al día, incrementándose gradualmente según necesidades y tolerancia; como norma general 0,1-0,3 mg/kg al día.
  3. Debido a la variedad de respuesta de los niños a los medicamentos que actúan sobre el SNC, debe iniciarse el tratamiento con la dosis más baja e incrementarse según se requiera.

No utilizar en niños menores de 6 meses de edad. En ancianos o en presencia de enfermedades debilitantes: 2 a 2,5 mg, 1 o 2 veces al día, aumentando luego gradualmente, según necesidad y tolerancia. El tratamiento debe comenzarse con la dosis más baja.

No debe excederse la dosis máxima. Si estima que la acción de diazepam es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. En los pacientes ancianos o que padezcan algún trastorno de hígado o riñón, o bien debilidad muscular, en niños, en pacientes debilitados o que tengan un nivel de albúmina sérica bajo, el médico prescribirá una dosis inferior.

Normas para la correcta administración No aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico. Cada dosis individual no debe rebasar los límites indicados y la dosis diaria total tampoco, a menos que su médico le recete una dosis superior. Los comprimidos de diazepam deben tomarse sin masticar, con un poco de agua o una bebida no alcohólica.

El comprimido se puede dividir en dosis iguales. Los comprimidos se tomarán a las horas que sean más necesarias, normalmente por la tarde o noche. Nunca cambie usted mismo la dosis que se le ha recetado. Duración del tratamiento La duración del tratamiento debe ser la más corta posible y nunca superior a 2-3 meses.

Consulte a su médico regularmente para que decida si debe continuarse el tratamiento. No prolongue el tratamiento más tiempo del recomendado. Para evitar síntomas de abstinencia, no debe dejar de tomar diazepam bruscamente, sobre todo si lo ha estado tomando durante largo tiempo.

Si toma más Diazepam Normon del que debe En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica, Teléfono 91 562 04 20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida. Si olvidó tomar Diazepam Normon No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Por el contrario, debe continuar con la dosis normal. Si interrumpe el tratamiento con Diazepam Normon Al cesar la administración pueden aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, dolor de cabeza y sofocos. No se recomienda, en general interrumpir bruscamente la medicación sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos aunque no todas las personas los sufran. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

La mayoría de los pacientes toleran bien diazepam pero los efectos adversos más frecuentes, que se dan especialmente al principio del tratamiento, son cansancio, debilidad muscular y somnolencia. Ocasionalmente se han descrito otros efectos adversos del tipo de confusión, disminución del estado de alerta, pérdida de sensibilidad, mareo, trastornos afectivos, alteraciones emocionales y del humor, estreñimiento, depresión, diplopía (visión doble), ataxia (incapacidad para coordinar los movimientos musculares voluntarios), dificultad de articular las palabras, alteraciones digestivas, alteración del ritmo cardiaco, dolor de cabeza, hipotensión, alteraciones circulatorias, cambios en la libido (apetencia sexual), náuseas, sequedad de boca o hipersalivación (secreción salivar exagerada), incontinencia o retención urinaria, erupciones cutáneas, balbuceo, temblor, vértigo y visión borrosa.

Las reacciones cutáneas más frecuentes son erupción (inflamación de la piel), urticaria (ronchas rojizas) y prurito (hormigueo o irritación incómoda de la piel que provoca el deseo de rascarse en el área afectada). Muy raramente se ha informado de aumento de las transaminasas y de la fosfatasa alcalina, ictericia (aspecto amarillento de la piel y de los ojos), así como paro cardiaco.

Se ha observado un aumento del riesgo de caídas y fracturas en pacientes de edad avanzada y en pacientes que estén tomando a la vez otros medicamentos sedantes (incluidas las bebidas alcohólicas). Puede ocurrir insuficiencia cardíaca, depresión respiratoria, incluyendo insuficiencia respiratoria.

Se sabe que cuando se utilizan benzodiazepinas pueden ocurrir efectos adversos sobre el comportamiento tales como inquietud, desorientación, agitación, irritabilidad, delirio (incoherencia de las ideas), ataques de ira, agresividad, nerviosismo, hostilidad, ansiedad, pesadillas, sueños anormales, alucinaciones, psicosis (pérdida de contacto con la realidad), hiperactividad o conducta inapropiada.

Estas reacciones son más frecuentes en ancianos y en niños. Si le ocurren estos efectos, debe interrumpir el tratamiento y contactar inmediatamente con su médico. Por otra parte el uso de benzodiazepinas puede conducir a una dependencia, principalmente cuando se toma el medicamento de forma ininterrumpida durante largo tiempo.

No se recomienda, en general, interrumpir bruscamente la medicación, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico. Puede aparecer amnesia anterógrada (dificultad para recordar hechos recientes) a dosis normales, el riesgo aumenta cuando se aumenta la dosis. Los efectos amnésicos pueden ir asociados a alteraciones del comportamiento.

Si se observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte a su médico o farmacéutico. Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

  1. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaRAM.es.
  2. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.
  3. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No se precisan condiciones especiales de conservación. Conservar en el envase original. No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Diazepam Normon

  • El principio activo es diazepam. Cada comprimido contiene 5 mg de diazepam.
  • Los demás componentes son: almidón de maíz, carmelosa sódica, lactosa monohidrato, povidona y estearato de magnesio.

Aspecto del producto y contenido del envase Diazepam Normon son comprimidos redondos, biconvexos, ranurados, de color blanco o casi blanco que se presentan en envases de 30, 40 y 500 comprimidos. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación LABORATORIOS NORMON, S.A.

¿Cómo tomar diazepam para contracturas?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. PROSPECTO: INFORMACIÓN PARA EL USUARIO Diazepan Prodes 5 mg comprimidos Diazepam Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico. Ver sección 4.

Contenido del prospecto:

  1. Qué es Diazepan Prodes 5 mg comprimidos y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Diazepan Prodes 5 mg comprimidos
  3. Cómo tomar Diazepan Prodes 5 mg comprimidos
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de Diazepan Prodes 5 mg comprimidos
  6. Contenido del envase e información adicional

El diazepam, principio activo de la especialidad, es un derivado benzodiazepínico que presenta actividad tranquilizante, sedante, miorrelajante (relajante muscular), anticonvulsivante (para las convulsiones) y antipsicótica. Los médicos recetan este medicamento a personas que padecen ansiedad, agitación y tensión psíquica debidas a estados psiconeuróticos y trastornos situacionales transitorios.

También lo recetan a pacientes con privación alcohólica, ya que puede ser útil para el alivio sintomático de la agitación aguda, el temblor y las alucinaciones. Además, se emplea junto con otros medicamentos para el alivio del dolor músculo-esquelético debido a espasmos (contracturas) o patología local (inflamación de músculos o articulaciones, traumatismos, etc.).

También puede utilizarse para tratar la espasticidad (rigidez) en afecciones tales como parálisis cerebral y paraplejia, así como en la atetosis (movimientos involuntarios) y en el síndrome de rigidez generalizada. También, puede utilizarse el diazepam junto con otros medicamentos en el tratamiento de los trastornos convulsivos ya que como tratamiento único no ha demostrado ser útil.

  • Si es alérgico (hipersensible) al diazepam o a cualquiera de los demás componentes de Diazepan Prodes.
  • Si tiene dependencia de otras sustancias, incluido el alcohol, a menos que su médico se lo indique.
  • Si tiene glaucoma de ángulo cerrado (aumento de la tensión en el ojo) y padece hipercapnia crónica grave (aumento del dióxido de carbono o CO 2 en sangre).

Tenga especial cuidado con Diazepan Prodes

Si padece miastenia (debilidad y fatiga de los músculos), ya que se puede sufrir una mayor fatiga muscular, si padece insuficiencia respiratoria moderada, así como si padece insuficiencia del riñón o del hígado. Su médico deberá ajustarle la dosis.

Si padece depresión deberá tener en cuenta que el diazepam sólo actúa sobre el componente ansioso, por lo que no constituye por sí mismo un tratamiento de la depresión y puede eventualmente desenmascarar algunos signos de la misma.

Uso de otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta. No deberá tomar Diazepan Prodes junto con medicamentos de acción sobre el sistema nervioso central, tales como neurolépticos (medicamentos utilizados en psiquiatría), tranquilizantes, antidepresivos, hipnóticos (facilitadores del sueño), anticonvulsivantes (para las convulsiones), analgésicos (para el dolor) y anestésicos, ya que aumentan la acción sedante del diazepam.

Tampoco deberá tomar Diazepan Prodes junto con cisaprida (medicamento utilizado para trastornos gastrointestinales) ya que ésta produce un aumento transitorio del efecto sedante del diazepam, al igual que la cimetidina (medicamento para la acidez gástrica), lo que aumenta el riesgo de somnolencia. Si toma Diazepan Prodes conjuntamente con fenitoína (medicamento para la epilepsia) su médico deberá controlar las concentraciones en sangre de esta última, ya que pueden sufrir variaciones imprevisibles provocando signos de toxicidad o disminución de su actividad o ningún cambio.

El uso concomitante de Diazepam y opioides (fuertes analgésicos, medicamentos para la terapia de sustitución y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, dificultades para respirar (depresión respiratoria), coma y pueden llegar a ser mortal.

Por ello, el uso concomitante sólo debe considerarse cuando no sean posibles otras opciones de tratamiento. Sin embargo, si su médico le prescribe Diazepam junto con opioides, la dosis y duración del tratamiento concomitante debe ser limitada por su médico. Por favor, informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando, y siga de cerca la recomendación de dosis de su médico.

Podría ser útil informar a amigos o familiares para que estén pendientes de los signos y síntomas antes mencionados. Póngase en contacto con su médico cuando experimente tales síntomas. Toma de Diazepan Prodes con alimentos y bebidas Deberá evitar la ingestión de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Diazepan Prodes 5 mg comprimidos, ya que el alcohol potencia la acción sedante.

Embarazo y lactancia Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Si está o sospecha estar embarazada, o bien desea estarlo, deberá informar a su médico antes de comenzar el tratamiento, y él decidirá la conveniencia de que tome o no Diazepan Prodes. El diazepam se elimina por la leche materna por lo que no se recomienda su utilización durante el período de lactancia; si su médico considera que usted lo tiene que tomar, deberá sustituir la lactancia natural.

Conducción y uso de máquinas Diazepam puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir su atención o disminuir su capacidad de reacción. La aparición de estos efectos es más probable al inicio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis.

  • No conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos.
  • Información importante sobre algunos de los componentes de Diazepan Prodes Este medicamento contiene lactosa.
  • Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Siga exactamente las instrucciones de administración de Diazepan Prodes indicadas por su médico. Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Recuerde tomar su medicamento. La dosis de Diazepan Prodes 5 mg comprimidos debe ser la que su médico le indique en función de sus necesidades individuales.

  1. Deberá tomar este medicamento a las horas que le diga su médico, normalmente por la tarde o noche.
  2. Adultos Síntomas de ansiedad: 2 a 10 mg, 2 a 4 veces al día, dependiendo de la gravedad de los síntomas,
  3. Alivio sintomático en la privación alcohólica aguda: 10 mg, 3 ó 4 veces durante las primeras 24 horas, reduciendo a 5 mg, 3 ó 4 veces al día, según necesidad.

Junto con otros medicamentos para el alivio del espasmo o contractura músculo-esquelética: 2 a 10 mg, 3 ó 4 veces al día. Junto con otros medicamentos en terapia anticonvulsivante (para las convulsiones): 2 a 10 mg, 2 ó 4 veces al día. Dosificaciones especiales En niños: 2 a 2,5 mg, 1 ó 2 veces al día, incrementándose gradualmente según necesidades y tolerancia; como norma general 0,1-0,3 mg/kg al día.

  • Debido a la variedad de respuesta de los niños a los medicamentos que actúan sobre el Sistema Nervioso Central, debe iniciarse el tratamiento con la dosis más baja e incrementarse según se requiera.
  • No utilizar en niños menores de 6 meses de edad.
  • En ancianos o pacientes con alguna enfermedad del riñón o del hígado: 2 a 2,5 mg, 1 ó 2 veces al día, aumentando luego gradualmente según necesidad y tolerancia.

En pacientes con enfermedad del riñón o del hígado se observará una especial atención al individualizar la dosis. Si estima que la acción de Diazepan Prodes 5 mg comprimidos es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Su médico le indicará la duración del tratamiento con Diazepan Prodes 5 mg comprimidos.

  1. No suspenda el tratamiento antes de que su médico se lo indique y en las condiciones que él le prescriba.
  2. La duración del tratamiento debe ser lo más corta posible.
  3. De forma general la duración total del tratamiento no debe superar las 8-12 semanas incluyendo la retirada gradual del mismo.
  4. Tras seis semanas de tratamiento no cabe esperar mayores mejorías por lo que tratamientos más continuados han de considerarse exclusivamente como terapia de mantenimiento.

Durante una terapia de mantenimiento prolongada, se deben dejar intervalos regulares sin medicación, para fijar la necesidad de una continuación de la terapia. Sin embargo, el tratamiento no se interrumpirá bruscamente, sino que la dosis se irá disminuyendo gradualmente.

Si toma más Diazepan Prodes del que debiera Puede sufrir somnolencia y sueño, aunque le podrán despertar fácilmente. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, o bien avise al médico inmediatamente o acuda al servicio de urgencias del hospital más próximo.

Lleve este prospecto con usted. En la mayoría de los casos bastará una vigilancia atenta de las funciones vitales o el uso del antagonista de las benzodiazepinas ANEXATE ® (principio activo: Flumazenilo) como terapia. Si el paciente ha ingerido una cantidad muy elevada puede producirse coma, falta de reflejos, depresión cardio-respiratoria y apnea (trastorno con breves interrupciones involuntarias de la respiración), requiriendo medidas apropiadas (ventilación, apoyo cardiovascular) y también flumazenilo, como terapia específica.

  • Si olvidó tomar Diazepan Prodes No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.
  • En caso de olvidar tomar una dosis aguarde a la siguiente cuando toque.
  • Si interrumpe el tratamiento con Diazepan Prodes El uso de benzodiazepinas puede inducir a una dependencia.
  • Esto ocurre, principalmente, si usa el medicamento de forma ininterrumpida durante largo tiempo.

Para prevenir al máximo este riesgo debe consultar al médico regularmente para que éste decida si usted debe continuar el tratamiento. No deberá aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico, ni prolongará el tratamiento más tiempo del recomendado.

  • Al dejar de tomar Diazepan Prodes 5 mg comprimidos puede aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sudores.
  • No es recomendable, en general, interrumpir bruscamente la medicación, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, Diazepan Prodes puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Los más comunes son fatiga, somnolencia y debilidad muscular; normalmente son dependientes de la dosis.

Otros efectos menos frecuentes son amnesia anterógrada (falta de memoria reciente), confusión, estreñimiento, depresión, diplopia (visión doble), dificultad de articular las palabras, dolor de cabeza, hipotensión (tensión arterial baja), incontinencia, trastornos de la líbido (falta de apetito sexual), náuseas, sequedad de boca o secreción salivar exagerada, erupciones cutáneas, temblor, retención urinaria, vértigo y visión borrosa; muy raramente, alteración de los análisis en sangre del hígado (como elevación de las transaminasas y de la fosfatasa alcalina), así como algunos casos de ictericia (coloración amarillenta de piel y mucosas).

Se han observado reacciones paradójicas, tales como excitación aguda, ansiedad, trastornos del sueño y alucinaciones. Si ocurrieran estos efectos se debería interrumpir el tratamiento. Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte con su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de uso humano: www.notificaRAM.es, Mediante la comunicación de efectos adversos puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. No se precisan condiciones especiales de conservación.

Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños. No utilice Diazepan Prodes 5 mg comprimidos después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura.

  • El principio activo es diazepam.
  • Los demás componentes son lactosa, almidón de maíz, croscarmelosa de sodio, povidona (E-1201), sílice coloidal, estearato de magnesio (E-470b) y talco.

Aspecto del producto y contenido del envase Diazepan Prodes 5 mg comprimidos son comprimidos de color blanco. Se acondiciona en blíster y se presenta en envases de 30 y 40 comprimidos. Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Kern Pharma, S.L.

¿Cuánto tiempo tomar diazepam como relajante muscular?

¿Cómo tomar diazepam? – El diazepam se toma en la mayoría de ocasiones por vía oral, pero también existe una formulación para inyección intramuscular o intravenosa, de uso principalmente hospitalario. “Lo principal a la hora de tomar diazepam es que no se debería tomar todos los días durante más de, como mucho, 4-6 semanas”, recalca Sánchez.

  1. La razón, según explica el experto, es que “estos fármacos producen tolerancia (dejan de hacer efecto) y dependencia”, es decir, adicción tanto física como psíquica.
  2. Cuando se usan de forma crónica, las benzodiacepinas “estropean el sueño (lo hacen más superficial y fragmentado), incrementan el riesgo de caídas y empeoran el rendimiento cognitivo”.

En resumen, “funcionan bien para calmar estados de gran ansiedad o agitación, siempre que se usen puntualmente ; si se emplean habitualmente tienen más efectos nocivos que beneficiosos”.

¿Qué pasa si me tomo un diazepam de 5 mg?

Equipo Rehably 17 Comentarios

Vivimos en una sociedad agitada donde cada día más personas padecen de ansiedad. Muchos acuden al médico para conseguir un medicamento que los calme, pero el remedio puede ser peor que la enfermedad y esto es notable cuando estamos en presencia de una sobredosis de diazepam,

Aunque se trata de un medicamento de uso delicado y que solo debe ser administrado bajo prescripción médica, existen personas que lo toman sin medida alguna y sin ni siquiera preguntarse ¿el diazepam para qué es? Se trata de un tranquilizante y ansiolítico perteneciente al grupo de las benzodiacepinas,

La ansiedad es un problema grave que debe tratarse, pero debemos tener cuidado con este medicamento porque solo debe administrarse con la guía de un profesional, una sobredosis puede ser mortal y la suspensión sin orientación médica es contraindicada para la salud mental.

  1. Usos del diazepam El diazepam también se usa para la agitación causada por la abstinencia del alcohol y, en conjunto con otros medicamentos, ayuda a controlar espasmos musculares por trastornos neurológicos como parálisis cerebral, paraplejia, atetosis, y el síndrome de hombre rígido.
  2. De igual forma se utiliza para controlar las convulsiones y su función principal es calmar la sobreactividad anormal en el cerebro por esto es tan delicado hablar de una sobredosis de diazepam.

Se calcula que más de 2 millones de españoles toman este medicamento. ¿Qué efectos tiene una sobredosis de diazepam? Una sobredosis de diazepam ocurre cuando se suministra al organismo una cantidad notablemente mayor de lo recomendado, lo cual puede derivar síntomas graves y, en casos extremos, la muerte.

  • Esta situación puede ser por error, también llamada sobredosis accidental ; o puede ser intencionada y en este caso se hace referencia a la desesperación de la persona por sentir “alivio” o al suicidio con medicamentos,
  • La dosis letal de diazepam en adultos ronda 1,5 g, aunque luego de 500-600 mg pueden aparecer síntomas.

Hay que tener cautela con este medicamento porque, como se dijo, se emplea para calmar la ansiedad. En ocasiones los pacientes están tan ansiosos que no se preocupan por el tiempo estimado para que el diazepam haga efecto y llegan a suministrarse otra dosis y otra con tal de calmar su nerviosismo, sin saber que esto les puede llevar a la muerte.

  1. ¿Cuáles son los síntomas? La sobredosis por diazepam puede tener distintos niveles de gravedad : leve, moderada o severa.
  2. Se considera una de las pastillas para dormir peligrosas porque un consumo más del debido puede derivar en distintos grados de depresión del sistema nervioso central, que pueden ir desde somnolencia hasta entrar en coma.

En casos más leves el paciente experimenta, confusión y somnolencia, pero en respuestas graves, pueden aparecer ataxia, hipotonía, hipotensión, depresión respiratoria y la muerte. Los problemas para hablar se incluyen dentro de los síntomas que experimenta el paciente con sobredosis por diazepam.

  • De igual forma es posible padecer cansancio, dolor de cabeza, boca seca, debilidad muscular, náuseas, dificultad para orinar y respiración y ritmo cardíaco lento.
  • ¿Qué hacer ante una sobredosis? Después de una sobredosis de diazepam lo más recomendable, si el paciente aún conserva la conciencia, es inducirle el vómito,

Esto debe hacerse antes que trascurra una hora luego de haber ingerido el medicamento. También es recomendable, en caso de estar inconsciente, un lavado gástrico con conservación de la vía aérea. Acudir al médico de forma inmediata puede hacer la diferencia entre la supervivencia y la muerte.

  • Es preciso que siempre se preste una especial atención a las funciones cardiovasculares y respiratorias porque el paciente puede requerir un ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Los efectos del diazepam dependen no solo de la dosis, sino también de la tolerancia del paciente.
  • Lo recomendable para evitar una sobredosis de diazepam es siempre seguir las indicaciones del médico.

El especialista sabe las consecuencias que este fármaco tiene sobre el sistema nervioso y es quien sabe cuánta dosis es la recomendable. Bajo ningún concepto se debe tomar más de lo recomendado sin una consulta previa, porque lamentablemente la muerte por ingesta desmedida es una de las consecuencias principales de este tratamiento que solo se vende con récipe médico.

  • Se trata de un psicotrópico que debe tomarse con mucha cautela y que es muy usado para las personas con depresión con la intensión de escapar de la realidad, desconociendo que pueden terminar en problemas más graves.
  • Ten presente que el dolor de cabeza, la agitación, arritmias y las convulsiones llegan a aparecer incluso hasta 6 horas después de la ingesta.

Si notas algún síntoma extraño luego de ingerir el medicamento o si algún familiar tuyo lo presenta no dudes en tomar las medidas necesarias para actuar a tiempo,

¿Qué hace el diazepam en los musculos?

Relajantes musculares. Revisión | Farmacia Profesional La espasticidad y los espasmos musculares son condiciones frecuentes que afectan tanto la capacidad funcional como la calidad de vida de los pacientes que las presentan. En este artículo se revisan las opciones farmacológicas de tratamiento de estas alteraciones: bloqueadores neuromusculares y espasmolíticos. La espasticidad se presenta como secuela de lesiones o enfermedades del sistema nervioso central (SNC) y los espasmos musculares suelen ser consecuencia de lesiones del sistema nervioso periférico o muscular: traumatismos, síndromes miofasciales, síndromes de fibromialgia, espasmos de protección, etc. El tratamiento de estos problemas suele requerir la combinación de medicamentos y la utilización de medios físicos y corrientes eléctricas, así como de reeducación neuromuscular y, en algunos casos, bloqueo de puntos gatillo y bloqueos de puntos motores. A veces precisa, incluso, de tratamiento quirúrgico. Relajantes musculares esqueléticos Los relajantes musculares esqueléticos son fármacos que actúan sobre los centros nerviosos y deprimen la actividad del músculo esquelético, disminuyendo el tono y los movimientos involuntarios. Hay dos grupos de fármacos con acciones y finalidades diferentes: – Bloqueadores neuromusculares. Utilizados durante los procedimientos quirúrgicos. Interfieren en la transmisión en la placa neuromuscular y no son activos sobre el SNC; se utilizan junto a los anestésicos generales. En este grupo se incluyen: atracuronio, pancuronio, succinilcolina, etc. – Espasmolíticos. Reducen la espasticidad en diversas afecciones neurológicas. Se emplean para el espasmo muscular local agudo. A diferencia de otros fármacos, los relajantes del músculo esquelético son un grupo heterogéneo y no están químicamente relacionados. Debido a esto, existen diferencias importantes en cuanto a eficacia o seguridad que necesitan ser consideradas a la hora de elegir una medicación para tratar a pacientes con espasticidad o con problemas osteomusculares. Los fármacos más eficaces con que se cuenta para el control de la espasticidad incluyen el baclofeno, el diazepam y el dantroleno. La mayoría de los medicamentos que se describen a continuación tienen en común su capacidad para mejorar la función del músculo esquelético principalmente mediante sus acciones sobre el SNC. La mayoría de estos medicamentos (los utilizados para el tratamiento de la espasticidad y de los espasmos musculares agudos) deprimen con grado variable de selectividad ciertos sistemas neuronales que controlan el tono muscular. Los miorrelajantes pueden dividirse en dos categorías principales: fármacos antiespasmódicos y antiespásticos. Los fármacos antiespasmódicos se usan para disminuir el espasmo muscular asociado a ciertos trastornos dolorosos como el dolor lumbar. Los fármacos antiespasmódicos pueden clasificarse a su vez en benzodiazepinas y fármacos no benzodiazepínicos. Los fármacos no benzodiazepínicos incluyen una variedad de fármacos que pueden actuar sobre el tronco encefálico o de la médula espinal. Espasticidad y espasmos musculares El término espasticidad se aplica, de forma global, a todas aquellas anomalías de la regulación del tono del músculo esquelético que resultan de lesiones en distintos ámbitos del SNC. Un elemento clínico que se encuentra casi siempre en estas alteraciones es la hiperexcitabilidad de los llamados reflejos de estiramiento tónicos. Estos reflejos ocurren cuando un músculo esquelético se estira. Hay entonces una contracción refleja brusca, que puede llegar a ser dolorosa y hace que el control muscular se deteriore. No debemos confundir la espasticidad con los espasmos musculares. Ambos términos representan diferentes tipos de tono muscular aumentado que resultan de trastornos diferentes. La espasticidad no es en sí una enfermedad, sino consecuencia de alteraciones como la esclerosis múltiple, enfermedades cerebrovasculares (hemorragias o embolias cerebrales), parálisis cerebral o lesiones traumáticas del cerebro o de la médula espinal. Por otra parte, los espasmos musculares significan un aumento involuntario de la tensión muscular, que resulta de alteraciones de tipo inflamatorio del músculo esquelético. La espasticidad es uno de los componentes de daño neurológico llamados positivos, entre los que se incluyen exceso de actividad motora involuntaria (tono, reacciones tendinosas, espasmos flexores, reflejos en masa, distonía, respuesta reflejas anormales, etc.), y que se diferencian de los signos y síntomas negativos, como son debilidad, parálisis, tendencia a la fatiga y pérdida del control fino de los movimientos. En la actualidad sólo existe tratamiento farmacológico para los signos y síntomas positivos, a pesar de que los negativos son tan incapacitantes para el paciente como los primeros. Baclofeno El baclofeno es un ácido similar al ácido gammaaminobutírico (GABA). Este es uno de los principales inhibidores del sistema nervioso central. Los receptores para el baclofeno son designados como receptores GABA B, Cuando el baclofeno activa los receptores, la neurona se hiperpolariza, el flujo de calcio se disminuye y la conductancia del potasio aumenta; por consiguiente, hay disminución en la liberación de neurotransmisores excitatorios. El baclofeno reduce la excitabilidad de las terminales aferentes primarias, inhibe la actividad refleja mono y polisináptica y reduce la actividad de neurona motora gamma. Se emplea para reducir la frecuencia y severidad de los espasmos extensores y flexores y para disminuir la hipertonía muscular. Se absorbe rápidamente por vía oral, con una vida media de 3-4 horas. Se elimina principalmente por el riñón y el 15% es metabolizado en hígado. En pacientes con compromiso de la función renal, las dosis deben ser reducidas. Se recomienda siempre antes de iniciar un tratamiento conocer los parámetros de la función hepática, con una evaluación periódica de estas pruebas durante el tratamiento. Las dosis iniciales deben ser bajas y se incrementan lentamente agregando 5 mg cada 3 o 4 días. La dosis máxima recomendada es de 80 mg/día, dividida en 4 dosis. En algunos casos se requieren dosis altas hasta de 240 mg/día. Su administración sistémica se acompaña frecuentemente de efectos adversos como somnolencia, mareo, debilidad, ataxia y estados de confusión (desorientación en el tiempo y en el espacio). La sobredosis puede producir crisis convulsivas, depresión respiratoria y coma. No se recomienda suspender bruscamente el tratamiento crónico. En los últimos años se ha empleado la administración intratecal (mediante una aguja dirigida al canal espinal) de baclofeno con buenos resultados. El tratamiento implica el uso de una bomba de infusión continua programable, con la ventaja de poder alcanzar niveles del fármaco más alto en el SNC y disminuir los efectos colaterales. El criterio de elección de los pacientes más importante es la falta de respuesta positiva a cualquier fármaco antiespástico oral o la aparición de efectos adversos debidos al tratamiento oral. Actualmente, el tratamiento de la espasticidad con baclofeno vía intratecal es la forma más eficaz de reducir la espasticidad independientemente de la causa que la origina. Diazepam El diazepam es una benzodiacepina útil en el tratamiento de la agitación y la ansiedad. Reduce el reflejo polisináptico produciendo relajación muscular y sedación, y tiene efecto antiespástico. El tratamiento se inicia con dosis de 5 mg una vez al día, que se van incrementando hasta 10 mg si es necesario. Se absorbe por vía oral. Las concentraciones plasmáticas máximas se producen al cabo de 1 hora. El diazepam se metaboliza a un compuesto activo, N-desmetildiazepam. La vida media es de 20-80 horas y se une en un 98-99% a proteínas plasmáticas. Los signos de intoxicación con diazepam son somnolencia progresiva hasta llegar al coma, aunque las benzodiacepinas tienen un rango alto de seguridad. Los síntomas de la retirada brusca con dosis elevadas (> 40 mg/día) incluyen: ansiedad, irritabilidad, temblor, fasciculaciones, náusea, hipersensibilidad a la luz, sonidos, presión, insomnio, convulsiones, psicosis y posiblemente la muerte. Los síntomas aparecen a los 2-4 días de haber suspendido el medicamento para las benzodiazepinas de acción prolongada. Para las de acción corta, los síntomas tienen lugar al cabo de 1-2 días de haber suspendido el medicamento. Al igual que otras benzodiazepinas, el diazepam ejerce su acción facilitando la transmisión GABAérgica. En la médula espinal, estos efectos se manifiestan como una disminución de la actividad eléctrica espontánea o provocada, regulada por interneuronas inhibitorias —en su mayoría GABAérgicas o glicinérgicas— que participan en circuitos de retroalimentación y de inhibición recurrente. Una activación de estas neuronas o los efectos del neurotransmisor liberado se manifiesta como un aumento o potenciación de la inhibición presináptica. Los efectos antiespásticos del diazepam son aparentes incluso en pacientes con sección medular completa, lo que indica que el fármaco ejerce directamente sus acciones en el tejido nervioso. Los efectos electrofisiológicos incluyen un aumento de la inhibición de reflejos tendinosos producida por estímulos vibratorios, que contrastan con los producidos por el baclofeno. Las reacciones colaterales del diazepam incluyen sedación, ataxia, ralentización de las funciones psicomotoras, sequedad de la boca, cefalea, molestias gástricas, etc. Después de la administración crónica, el diazepam induce cierto grado de dependencia, con signos de abstinencia que pueden incluir insomnio y una exacerbación del cuadro espástico. El fármaco es eficaz en pacientes con esclerosis múltiple o alteraciones puramente espinales, en particular, las relacionadas con traumatismos. Existen otras benzodiazepinas ensayadas con relativo éxito en casos de espasticidad, como el ketazolam y el midazolam. En general, no hay evidencia de que alguna benzodiazepina sea más efectiva que otra si se administra la dosificación adecuada; sin embargo, las diferencias farmacocinéticas entre los fármacos pueden ser consideraciones importantes en la elección de las prescripciones. Los tratamientos de la espasticidad tienen el objetivo de preservar y optimizar el funcionalismo y la movilidad, aliviar los espasmos musculares dolorosos, prevenir complicaciones como las contracturas y facilitar los cuidados de enfermería y la rehabilitación Tizanidina La tizanidina es un derivado de la imidazolina relacionado con los agonistas alfa2-adrenérgicos que se une a los receptores de éstos en sitios espinales y supraespinales. Es un fármaco antiespasmódico que ha mostrado en estudios en animales que además del efecto miorrelajante y antinociceptivo tiene también efectos gastroprotectores que pueden favorecer su combinación con fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En el ámbito espinal, la tizanidina disminuye la actividad refleja, especialmente la polisináptica. La tizanidina puede restaurar o mejorar la inhibición noradrenérgica presináptica en pacientes espásticos. Produce efectos antiespásticos y es menos sedativa que el baclofeno y el diazepam. Es bien tolerada en el tratamiento de la espasticidad de diversas etiologías. No produce disminuciones significativas de la presión arterial; cuando ésta es sintomática generalmente está asociada a ingesta de antihipertensivos concomitantes. Hay numerosas evidencias que demuestran la eficacia del uso de la tizanidina en monoterapia en el tratamiento de la espasticidad. Además, se ha demostrado en un estudio que la terapia de la tizanidina en combinación con baclofeno puede controlar eficazmente la espasticidad con menor incidencia de acontecimientos adversos dependientes de la dosis, aunque se necesitan estudios adicionales para confirmar estos resultados. La tizanidina se absorbe por vía oral y tiene un extenso metabolismo hepático para inactivar componentes que posteriormente son eliminados por la orina. Se debe usar con precaución en pacientes con anormalidades hepáticas. Los principales efectos secundarios son vértigo y debilidad. Se recomienda comenzar con dosis únicas de 2 a 4 mg. Se puede incrementar la dosis de 2 a 4 mg cada 2-4 días. La dosis máxima recomendada es de 36 mg al día. Ciclobenzaprina La ciclobenzaprina está relacionada estructural y farmacológicamente con los antidepresivos tricíclicos. Es un relajante muscular de acción central útil para el tratamiento del espasmo muscular localizado de cualquier etiología. Actualmente se cree que actúa en el tronco encefálico en lugar de actuar sobre la médula espinal. La dosis usual para adultos es de 10 mg 3 veces al día. Al igual que los antidepresivos tricíclicos, produce efectos anticolinérgicos como sequedad de boca, visión borrosa, aumento de la presión intraocular, retención urinaria y estreñimiento. Está contraindicado en pacientes con anormalidades cardíacas y en pacientes que toman inhibidores de la monoaminooxidasa. Puede utilizarse con precaución en pacientes con historial de enfermedad psiquiátrica. La sobredosis de 900 mg se trata con fisostigmina (1 mg, iv). Clorzoxazona La clorzoxazona es un benzimidazol con propiedades inhibitorias centrales, pero su utilidad es limitada por su baja potencia. La dosis usual en adultos es de 250-750 mg, 3-4 veces al día. Puede producir toxicidad hepática, y en algunos casos la muerte por fallo hepático, por lo que está contraindicada en pacientes con enfermedad hepática. Requiere un estricto control de la función hepática durante el tratamiento. Orfenadrina La orfenadrina es un análogo de la difenhidramina. Ha demostrado alguna eficacia en el tratamiento de la espasticidad en pacientes con traumatismo raquimedular. La dosis usual es de 100 mg dos veces al día. Tiene propiedades anticolinérgicas y raramente se ha reportado anemia aplásica como efecto adverso del medicamento. Metaxalona La metaxolona produce efectos antiespasmódicos moderados y sedación leve. Los principales efectos de la metaxalona fueron descritos en un estudio doble ciego con 200 pacientes que padecían dolor lumbar. Un alto porcentaje mejoró sus arcos de movilidad y vio disminuir los espasmos musculares. Entre los efectos secundarios más frecuentes destacan náuseas, vómito, vértigo, poliuria, cefalea y, paradójicamente, calambres musculares. También puede producir anemia hemolítica y trastornos de la función hepática; por ello se debe hacer un seguimiento de la función eritrocitaria y de las enzimas hepáticas durante el tratamiento. La metaxalona se presenta en tabletas de 400 mg. La dosis usual para adultos es de 800 mg, 3 o 4 veces al día. Tolperisona La tolperisona presenta una actividad similar a la de la lidocaína y estabiliza las membranas nerviosas. Bloquea los reflejos monosinápticos y polisinápticos a nivel espinal de una manera dependiente de la dosis. Se cree que la tolperisona media la relajación muscular sin sedación concomitante ni fenómenos de retirada. Gabapentina La gabapentina es un anticonvulsivante con estructura similar al GABA. Atraviesa la barrera hematoencefálica, no activa receptores GABA ni altera su metabolismo. Su biodisponibilidad es del 60% después de una dosis oral de 300 mg con una concentración plasmática máxima al cabo de 2-3 horas. Después de administrar 1.600 mg, la biodisponibilidad es del 35%. La presencia de alimentos no altera la absorción, sin embargo, sustancias como el hidróxido de aluminio y de magnesio reducen la absorción a un 20%. Mejora significativamente el tono espástico muscular en pacientes con esclerosis múltiple a dosis de 1.200 mg día. En pacientes con traumatismo raquimedular se requieren altas dosis de gabapentina (2.400-3.600 mg) para obtener efectos antiespásticos. La respuesta está directamente relacionada con la dosis y ésta debe ser mínima, de 1.200 mg al día. Los relajantes musculares de acción central más antiguos incluyen carisoprodol, metocarbamol y meprobamato. Todos estos agentes son menos eficaces que los fámacos mencionados anteriormente y son más tóxicos en sobredosis. Por estas razones su uso no se recomienda como tratamiento de primera línea. Carisoprodol El carisoprodol es un relajante muscular de acción central con efectos antiespásticos. Bloquea la actividad interneuronal en la formación reticular descendente y en la médula espinal. Se metaboliza a meprobamato. Los efectos secundarios incluyen sedación y debilidad y dependencia al meprobamato. La dosis usual en adultos es de 350 mg, 4 veces al día. La retirada súbita es la causa de síntomas como agitación, anorexia, vómito, alucinaciones, convulsiones y raramente la muerte. Los relajantes musculares esqueléticos son fármacos que actúan sobre los centros nerviosos y deprimen la actvidad del músculo esquelético, disminuyendo el tono y los movimientos involuntarios Metocarbamol El metocarbamol es un carbamato análogo derivado de la mefenesina. Su efecto es prolongado, produciendo inhibición de los reflejos polisinápticos. Se comercializa en tabletas de 500 a 750 mg. La dosis usual en adultos es de 1 g, 4 veces al día. Se encuentra asociado a analgésicos como el paracetamol o ácido acetilsalicílico. Meprobamato El meprobamato se introdujo como un agente ansiolítico en 1955 y se prescribe principalmente para tratar la ansiedad, la tensión y los espasmos musculares asociados. La aparición y la duración de la acción son similares a las de los barbitúricos de acción intermedia; sin embargo, las dosis terapéuticas de meprobamato producen menos sedación y toxicidad que los barbitúricos. El uso excesivo puede provocar dependencia psicológica y física. Entre los relajantes musculares de acción periférica destacan el dantroleno y la toxina botulínica. Dantroleno El dantroleno es un derivado de la hidantoína. A diferencia del baclofeno y el diazepam, sus acciones terapéuticas se deben a que actúa directamente sobre el músculo esquelético, bloqueando el canal de calcio del retículo sarcoplásmico y reduciendo así la concentración de calcio y disminuyendo la interacción de la miosina con la actina. El dantroleno tiene un efecto diferencial en los diferentes tipos de fibras musculares: las unidades rápidas (las que se contraen rápidamente por cortos períodos) son debilitadas significativamente en mayor medida que las fibras lentas (aquéllas que tienden a contraerse tónicamente por largos períodos y son más resistentes a la fatiga), sin afectar la transmisión neuromuscular. El dantroleno es particularmente eficaz en pacientes con espasticidad de origen cerebral o espinal, a excepción de la esclerosis múltiple, en la que la espasticidad parece ser más resistente a este agente. El inicio del tratamiento de la espasticidad debe ser con 25 mg al día, incrementándose la dosis cada 4-7 días, con un máximo de 100 mgs 4 veces al día. Este fármaco se absorbe parcialmente por vía oral (aproximadamente el 20% de la dosis), por ello la forma oral se presenta en forma de sal para mejorar la absorción (aproximadamente 70%), que tiene lugar principalmente en el intestino delgado. Después de una dosis de 100 mg, la concentración plasmática máxima de ácido libre tiene lugar al cabo de 3-6 horas, y el metabolito activo (5-hidroxidantroleno) aparece a las 4-8 horas. El dantroleno tiene carácter lipófilo y puede atravesar la barrera placentaria. La eliminación del medicamento no metabolizado es por vía urinaria (15-25%), seguida por excreción urinaria del metabolito después de la administración oral. La vida media de eliminación es de 15,5 horas tras una dosis oral, y de 12,1 horas después de una administración intravenosa. No se ha descrito tolerancia después de su administración crónica. Entre los efectos adversos, el más serio constituye la hepatotoxicidad. Se ha descrito hepatitis fatal en 0,1-0,2% de pacientes tratados con este fármaco durante más de dos meses. Por esta razón, es conveniente suspender el tratamiento con dantroleno si después de 45 días no se ha observado mejoría, o ante alteraciones hepáticas, que pueden detectarse mediante pruebas de laboratorio. El efecto colateral más frecuentemente es la debilidad, que puede ser más invalidante que la misma espasticidad en algunos pacientes. El dantroleno se ha utilizado solo o combinado con baclofeno. Su asociación con diazepam puede aumentar los característicos efectos sedantes de este último. La espasticidad no es en sí una enfermedad, sino consecuencia de alteraciones como la esclerosis múltiple, enfermedades cerebrovasculares (hemorragias o embolias cerebrales), parálisis cerebral o lesiones traumáticas del cerebro o de la médula espinal Toxina botulínica Constituyen una familia de neurotoxinas producidas por la bacteria anaerobia Clostridium botulinum, Inhiben específicamente la liberación de acetilcolina en la placa neuromuscular y causan parálisis del músculo esquelético. La toxina botulínica (BTX) purificada se ha utilizado en la clínica para tratar trastornos de la contracción del músculo, tales como espasticidad y distonía. La toxina botulínica se purifica en forma de complejos de elevado peso molecular que contengan proteínas bacterianas adicionales que protejan a la molécula de la toxina. La toxina botulínica se utiliza conjuntamente con otras medidas, tales como productos medicinales orales o intratecales o fisioterapia. Se ha descrito que mejora la capacidad de andar y el soporte de pacientes con espasticidad de cadera y del flexor de la rodilla. El tratamiento con la toxina botulínica facilita el cuidado de pacientes con espasticidad aductora severa y espasticidad del flexor de las extremidades y las manos y también la autosuficiencia y capacidad para vestirse de pacientes con espasticidad del brazo. Con el uso local de la toxina botulínica los espasmos dolorosos han llegado a ser tratables sin tener que aceptar los efectos generalmente adversos de los fármacos orales antiespásticos. Para los niños con espasticidad congénita o adquirida en la niñez temprana, el tratamiento a largo plazo puede contribuir a la mejora del desarrollo motor. La inyección intramuscular cuidadosa es esencial ya que una inyección equivocada podría dar lugar a parálisis de un músculo no afectado. Conclusiones Los tratamientos de la espasticidad tienen el objetivo de preservar y optimizar el funcionalismo y la movilidad, aliviar los espasmos musculares dolorosos, prevenir las complicaciones como las contracturas y facilitar los cuidados de enfermería y la rehabilitación. Su aplicación requiere una evaluación cuidadosa por especialistas de muchas disciplinas, con el fin de individualizar las diferentes modalidades terapéuticas y combinarlas de manera óptima. Estas modalidades son diversas formas de fisioterapia, tratamiento farmacológico (baclofeno) por vía oral o intratecal, bloqueo nervioso y neuromuscular y cirugía. Incluso en pacientes discapacitados por la espasticidad, un tratamiento cuidadosamente planificado puede ayudar a dar sensación de confort y a facilitar los cuidados de enfermería. Por otro lado, gran parte de las publicaciones sobre el tratamiento de la espasticidad procede de estudios no controlados o de estudios observacionales. Son necesarios ensayos clínicos bien diseñados, con seguimiento adecuado, para investigar cómo las modalidades individuales de tratamiento y sus combinaciones contribuyen a mejorar la capacidad funcional y la calidad de vida en diferentes situaciones clínicas. Los ensayos clínicos con fármacos administrados por vía oral, que han sido generalmente breves, demuestran que se puede reducir el exceso de tono muscular y aliviar los espasmos musculares dolorosos. Sin embargo, hay pocas pruebas de que modifiquen de manera consistente el nivel global de discapacidad, ni de que mejoren la calidad de vida. Aunque cada fármaco tiene un mecanismo de acción diferente, no se han encontrado pruebas convincentes de que esto se traduzca en una eficacia superior en alguna situación clínica determinada. No hay tampoco datos para juzgar la eficacia o la seguridad comparativa de los relajantes de músculo esquelético en los pacientes para quienes un agente ha fallado o quienes han tenido efectos secundarios intolerables. Puede haber otras razones (conveniencia, conformidad mejorada, un mejor sueño, o una relevación de dolor más constante) para elegir un relajante de músculo esquelético específico, pero estos resultados no se han determinado adecuadamente. Bibliografía general Chou R, Peterson K, Helfand M. Comparative Efficacy and safety of skeletal muscle relaxants for spasticity and musculoskeletal conditions: A systematic review. J Pain Symptom Manage.2004;2:140-75. Dones I. Intrathecal baclofen for the treatment of spasticity. Acta Neurochir Suppl.2007; 97(Pt 1):185-8. Kamen L, Henney HR, Runyan JD. A practical overview of tizanidine use for spasticity secondary to multiple sclerosis, stroke, and spinal cord injury. Curr Med Res Opin.2008;2:425-39. Olkkola KT, Ahonen J. Midazolam and other benzodiazepines. Handb Exp Pharmacol.2008; (182):335-60. Reichel G. Botulinum toxin: a new dimension for spasticity. MMW Fortschr Med.2007;Suppl 2:65-9. See S, Ginzburg R. Skeletal muscle relaxants. Pharmacotherapy.2008;2:207-13. : Relajantes musculares. Revisión | Farmacia Profesional

You might be interested:  Como Instalar Certificado Digital En El Ordenador

¿Cuánto dura el efecto del diazepam 5 mg?

Según el tiempo de acción Hay benzodiacepinas de acción corta o ultracorta menos de 6 horas. Medicamentos de acción intermedia de unas 6 a 24 horas. Fármacos de acción larga, mayor de 24 horas, como el diazepam.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto el diazepam 5 mg?

Sus efectos farmacológicos se inician 30 a 60 min después de administración oral; por vía intramuscular se inician en 15 min, y por vía intravenosa son casi inmediatos (5 min).

¿Cuántas horas te hace dormir un relajante muscular?

Dependiendo del tipo de relajante pueden hacer efecto de forma rápida y durar de 6 a 8 horas. Bebe a menudo en pequeños sorbos. A veces producen sensación subjetiva de boca seca (xerostomía).

¿Cuál es la mejor hora para tomar diazepam?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto: información para el usuario Diazepam Qualigen 5 mg comprimidos EFG Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico. Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles. Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto: 1 Qué es Diazepam Qualigen y para qué se utiliza 2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Diazepam Qualigen 3. Cómo tomar Diazepam Qualigen 4. Posibles efectos adversos 5. Conservación de Diazepam Qualigen 6. Contenido del envase e información adiciona l Diazepam Qualigen contiene como principio activo diazepam, que pertenece al grupo de medicamentos denominados benzodiazepinas.

  • El diazepam tiene efectos tranquilizantes, sedantes, relajantes musculares y anticonvulsivantes.
  • Los médicos recetan Diazepam Qualigen a las personas que presentan síntomas de ansiedad, agitación y tensión psíquica producidos por estados psiconeuróticos y trastornos situacionales transitorios.
  • Las benzodiazepinas sólo están indicadas para el tratamiento de un trastorno intenso, que limite su actividad o le someta a una situación de estrés importante.

También puede ser útil para el alivio de los síntomas de agitación aguda, temblor y alucinaciones en pacientes con síndrome de abstinencia al alcohol. Diazepam Qualigen contribuye al alivio del dolor muscular producido por espasmos o inflamación de músculos o articulaciones, traumas, etc.

También puede utilizarse para combatir los espasmos originados por enfermedades como parálisis cerebral (grupo de trastornos que afecta la capacidad de una persona para moverse, mantener el equilibrio y la postura) y paraplejia (parálisis de la mitad inferior del cuerpo, que afecta a ambas piernas), así como en la atetosis (movimientos continuos, involuntarios, lentos y extravagantes de dedos y manos) y en el síndrome de rigidez generalizada.

Diazepam Qualigen puede utilizarse como tratamiento coadyuvante (tratamiento que se administra después del tratamiento principal para aumentar las posibilidades de una curación) de los trastornos convulsivos (como epilepsia, convulsiones), pero no se ha demostrado útil como tratamiento único.

Si es alérgico a diazepam o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6). Si es alérgico a otros medicamentos del grupo de las benzo diazepinas. Si padece dificul t ades respiratorias relacionadas o no con el sueño desde hace tiempo. Si padece una enfermedad llamada ¿miastenia gravis¿, que se caracteriza por debilidad y cansancio muscular. Si padece problemas respiratorios graves (Insuficiencia respiratoria grave). Si padece problemas de hígado graves (Insuficiencia hepática grave). Si sufre dependencia de drogas o alcohol, no debe tomar Diazepam Qualigen, a menos que su médico se lo indique formalmente.

Este medicamento no está recomendado para el tratamiento primario de trastornos psicóticos (trastornos mentales graves que causan ideas y percepciones anormales), ni debe ser utilizado como único tratamiento en pacientes con depresión, sola o asociada con ansiedad.

Si tiene alguna enfermedad de hígado o del riñón Si tiene dificultades respiratorias Si sufre debilidad muscular grave Si padece otras enfermedades Si tiene alergias Si tiene problemas de dependencia de drogas o alcohol Si está tomando otros medicamentos

Su médico decidirá la conveniencia de que tome una dosis inferior de Diazepam Qualigen o que no lo tome en absoluto. Si es epiléptico y está siguiendo un tratamiento de larga duración con Diazepam Qualigen, no se recomienda el uso del antagonista de las benzodiazepinas Anexate (flumazenilo) para revertir el efecto de Diazepam Qualigen, puesto que pueden aparecer convulsiones.

  • Niños No utilizar este medicamento en niños menores de 6 meses de edad.
  • Toma de Diazepam Qualigen con otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o ha tomado recientemente o podría tener que tomar otros medicamentos.
  • Esto es extremadamente importante porque el uso simultáneo de más de un medicamento puede aumentar o disminuir su efecto.

Por lo tanto, no debe tomar Diazepam Qualigen con otros medicamentos a menos que su médico esté informado y lo apruebe previamente. Por ejemplo, los tranquilizantes, inductores del sueño y medicamentos similares actúan sobre el cerebro y los nervios y pueden reforzar el efecto de Diazepam Qualigen.

  • Cisaprida, cimetidina, ketoconazol, fluvoxamina, fluoxetina y omeprazol aumentan temporalmente el efecto sedante de Diazepam Qualigen, lo que aumenta el riesgo de somnolencia.
  • Asimismo, el metabolismo de la fenitoína puede verse afectado si está tomando Diazepam Qualigen, por lo tanto, si está tomando este medicamento, su médico ajustará las dosis de los mismos.

Si necesita más información sobre esto, consulte con su médico o farmacéutico. Toma de Diazepam Qualigen con los alimentos, bebidas y alcohol Las bebidas alcohólicas aumentan los efectos sedantes de Diazepam Qualigen, por tanto evite el uso de bebidas alcohólicas durante el tratamiento.

Si necesita información adicional consulte a su médico. Riesgo de dependencia El uso de benzodiazepinas, puede conducir a una dependencia. Esto ocurre principalmente tras la toma de forma ininterrumpida del medicamento durante largo tiempo. Para reducir al máximo el riesgo de dependencia deben tenerse en cuenta estas precauciones: ¿ La toma de benzodiazepinas se hará solo bajo prescripción médica (nunca porque hayan dado resultado en otros pacientes), y nunca las aconseje a otras personas.

¿ No aumente en absoluto las dosis prescritas por su médico, ni prolongue el tratamiento más tiempo del recomendado. ¿ Consulte a su médico regularmente para que decida si debe continuar el tratamiento. Embarazo y lactancia Antes de comenzar el tratamiento, su médico debe saber si está o sospecha estar embarazada o bien si desea estarlo.

  1. El médico decidirá entonces la conveniencia o no de que tome Diazepam Qualigen.
  2. Las benzodiazepinas pasan a la leche materna, por lo que deberá consultar con su médico la toma o no de Diazepam Qualigen mientras esté en periodo de lactancia.
  3. Conducción y uso de máquinas No conduzca ni maneje herramientas o máquinas porque este medicamento puede producir sedación, amnesia, dificultad para concentrarse y debilidad muscular, lo que pueden afectar negativamente a la capacidad de conducir vehículos o manejar maquinaria.

Este efecto se aumenta si, además ha ingerido alcohol. Uso en personas de edad avanzada Los ancianos pueden necesitar dosis inferiores de Diazepam Qualigen que los pacientes jóvenes. Si usted es anciano, su médico le puede recetar una dosis inferior y comprobar su respuesta al tratamiento.

  1. Por favor, siga cuidadosamente las instrucciones de su médico.
  2. Diazepam Qualigen contiene lactosa Este medicamento contiene lactosa.
  3. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.
  4. Siga exactamente las instrucciones de administración del medicamento indicadas por su médico o farmacéutico.

En caso de duda, consulte de nuevo a su médico o farmacéutico. Dependiendo de la naturaleza de su enfermedad, su edad y peso, su médico le recetará la dosis más adecuada y le indicará la duración de su tratamiento con Diazepam Qualigen. Recuerde tomar su medicamento.

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas: Uso en adultos Síntomas de ansiedad: 2 a 10 mg, 2 a 4 veces al día, dependiendo de la severidad de los síntomas. Alivio sintomático en la deprivación alcohólica aguda: 10 mg, 3 o 4 veces durante las primeras 24 horas, reduciendo a 5 mg 3 o 4 veces al día, según necesidad.

Coadyuvante para el alivio del espasmo músculo-esquelético: 2 a 10 mg, 3 o 4 veces al día. Coadyuvante en terapia anticonvulsiva : 2 a 10 mg, 2 o 4 veces al día. Uso en niños De 2 a 2,5 mg, 1 o 2 veces al día, incrementándose gradualmente según necesidades y tolerancia; como norma general 0,1-0,3 mg/kg al día.

Debido a la variedad de respuesta de los niños a los medicamentos que actúan sobre el SNC, debe iniciarse el tratamiento con la dosis más baja e incrementarse según se requiera. No utilizar en niños menores de 6 meses de edad. Uso en personas de edad avanzada o en presencia de enfermedades debilitantes De 2 a 2,5 mg, 1 o 2 veces al día, aumentando luego gradualmente, según necesidad y tolerancia.

El tratamiento debe comenzarse con la dosis más baja. No debe excederse la dosis máxima. Si estima que la acción de Diazepam Qualigen es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. En los pacientes ancianos o que padezcan algún trastorno de hígado o riñón, o bien debilidad muscular, en niños, en pacientes debilitados o que tengan un nivel de albúmina sérica bajo, el médico prescribirá una dosis inferior.

Normas para la correcta administración No aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico. Cada dosis individual no debe rebasar los límites indicados y la dosis diaria total tampoco, a menos que su médico le recete una dosis superior. Los comprimidos de Diazepam Qualigen deben tomarse sin masticar, con un poco de agua o una bebida no alcohólica.

Los comprimidos se tomarán a las horas que sean más necesarias, normalmente por la tarde o noche. Nunca cambie usted mismo la dosis que se le ha recetado. Duración del tratamiento La duración del tratamiento debe ser la más corta posible y nunca superior a 2-3 meses.

Consulte a su médico regularmente para que decida si debe continuarse el tratamiento. No prolongue el tratamiento más tiempo del recomendado. Para evitar síntomas de abstinencia, no debe dejar de tomar Diazepam Qualigen bruscamente, sobre todo si lo ha estado tomando durante largo tiempo. Si toma más Diazepam Qualigen del que debe Si usted u otra persona ha ingerido una sobredosis de Diazepam Qualigen llame inmediatamente a su médico, farmacéutico o al hospital más próximo.

En caso de sobredosis o ingestión accidental consulte inmediatamente a su médico o farmacéutico o llame al Servicio de Información Toxicológica. Teléfono: 91 562 04 20 indicando el medicamento y la cantidad utilizada, Si olvidó tomar Diazepam Qualigen No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas.

Por el contrario, debe continuar con la dosis normal. Si interrumpe el tratamiento con Diazepam Qualigen Al cesar la administración pueden aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sofocos. No se recomienda, en general, interrumpir bruscamente la medicación sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo con las instrucciones del médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

La mayoría de los pacientes toleran bien Diazepam Qualigen pero los efectos adversos más frecuentes, que se dan especialmente al principio del tratamiento, son cansancio y somnolencia. Ocasionalmente se han descrito otros efectos adversos del tipo de confusión, deterioro del estado de alerta, pérdida de sensibilidad, estreñimiento, depresión, diplopía (visión doble), ataxia (incapacidad para coordinar los movimientos musculares voluntarios), dificultad de articular las palabras, alteraciones digestivas, alteración del ritmo cardiaco, dolor de cabeza, hipotensión, alteraciones circulatorias, aumento o disminución de la libido (apetencia sexual), náuseas, sequedad de boca o hipersalivación (secreción salivar exagerada), incontinencia o retención urinaria, erupciones cutáneas, balbuceo, temblor, vértigo y visión borrosa.

Las reacciones cutáneas más frecuentes son erupción (inflamación de la piel), urticaria (ronchas rojizas) y prurito (hormigueo o irritación incómoda de la piel que provoca el deseo de rascarse en el área afectada). Muy raramente se ha informado de aumento de las transaminasas y de la fosfatasa alcalina, ictericia (aspecto amarillento de la piel y de los ojos), así como paro cardiaco.

  1. Se ha observado un aumento del riesgo de caídas y fracturas en pacientes de edad avanzada y en pacientes que estén tomando a la vez otros medicamentos sedantes (incluidas las bebidas alcohólicas).
  2. Se sabe que cuando se utilizan benzodiazepinas pueden ocurrir efectos adversos sobre el comportamiento tales como inquietud, agitación, irritabilidad, delirio (incoherencia de las ideas), ataques de ira, agresividad, pesadillas, alucinaciones, psicosis (pérdida de contacto con la realidad) o conducta inapropiada.

Estas reacciones son más frecuentes en ancianos y en niños. Si le ocurren estos efectos, debe interrumpir el tratamiento y contactar inmediatamente con su médico. Por otra parte el uso de benzodiazepinas puede conducir a una dependencia, principalmente cuando se toma el medicamento de forma ininterrumpida durante largo tiempo.

No se recomienda, en general, interrumpir bruscamente la medicación, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico. Puede aparecer amnesia anterógrada (dificultad para recordar hechos recientes) a dosis normales, el riesgo aumenta cuando se aumenta la dosis. Los efectos amnésicos pueden ir asociados a alteraciones del comportamiento.

Si se observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte a su médico o farmacéutico. Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

  1. También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaRAM.es.
  2. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.
  3. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD. La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica. Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Diazepam Qualigen • El principio activo es diazepam. Cada comprimido contiene 5 mg de diazepam.

  • Los demás componentes son lactosa monohidrato, almidón de maíz y estearato de magnesio (E-572).
  • Aspecto del producto y contenido del envase Diazepam Qualigen 5 mg comprimidos: comprimidos redondos, planos, biselados y ranurados, de color blanco o casi blanco, con la inscripción E en una cara.
  • Diazepam Qualigen 5 mg comprimidos está disponible en envases de 30 y 40 comprimidos.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Titular de la autorización de comercialización : Neuraxpharm Spain, S.L.U. Avda. Barcelona 69 08970 Sant Joan Despí Barcelona – España Responsable de la fabricación : Laboratorios Lesvi, S.L.

¿Qué pasa si tomo 1 pastillas de diazepam?

Síntomas. El síntoma más común de una sobredosis de diazepam es caer en un sueño profundo o ‘coma’, mientras aún se puede respirar suficientemente bien. Otros síntomas pueden incluir: Labios y uñas de los dedos de la mano de color azulado.

¿Qué es mejor para dormir diazepam o lorazepam?

Diferencias entre Lorazepam y Diazepam – Como hemos ido comentando, la principal diferencia entre Diazepam y Lorazepam está en la vida media. Diazepam tiene una vida media que duplica a la Lorazepam, por tanto su efecto dura el doble de tiempo. La diferencias en su vida media y en otras cualidades individuales de cada fármaco, hacen que las diferencias sean:

Diazepam se prescribe una o dos veces al día, mientras que Lorazepam hasta tres veces al día. Lorazepam es mejor fármaco para dormir porque su vida media se acerca a las 8 horas de sueño. Diazepam es mejor relajante muscular. Diazepam se puede administrar intramuscular (en ambiente hospitalario), mientras que en España no está disponible para Lorazepam. Lorazepam se puede administrar sublingual y hace efecto más rápido. Lorazepam se puede utilizar en personas con problemas o enfermedad del hígado con mayor seguridad que Diazepam. Diazepam, por su larga vida media, se debe evitar especialmente en personas mayores, conductores o personas que trabajen con maquinaria pesada.

You might be interested:  Como Instalar Certificado Digital En Mac

” La vida media es una de las principales diferencias entre Diazepam y Lorazepam. ”

¿Cuántos Diazepanes me puedo tomar?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. PROSPECTO: INFORMACIÓN PARA EL USUARIO Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos Diazepam Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.

  • Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo.
  • Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Este medicamento se le ha recetado a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas, ya que puede perjudicarles.
  • Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

Contenido del prospecto:

  1. Qué es Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos y para qué se utiliza
  2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos
  3. Cómo tomar Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos
  6. Contenido del envase e información adicional

El diazepam, principio activo de la especialidad, es un derivado benzodiazepínico que presenta actividad tranquilizante, sedante, miorrelajante (relajante muscular), anticonvulsivante (para las convulsiones) y antipsicótica. Los médicos recetan este medicamento a personas que padecen ansiedad, agitación y tensión psíquica debidas a estados psiconeuróticos y trastornos situacionales transitorios.

  1. También lo recetan a pacientes con privación alcohólica, ya que puede ser útil para el alivio sintomático de la agitación aguda, el temblor y las alucinaciones.
  2. Además, se emplea junto con otros medicamentos para el alivio del dolor músculo-esquelético debido a espasmos (contracturas) o patología local (inflamación de músculos o articulaciones, traumatismos, etc.).

También puede utilizarse para tratar la espasticidad (rigidez) en afecciones tales como parálisis cerebral y paraplejia, así como en la atetosis (movimientos involuntarios) y en el síndrome de rigidez generalizada. También, puede utilizarse el diazepam junto con otros medicamentos en el tratamiento de los trastornos convulsivos ya que como tratamiento único no ha demostrado ser útil.

  • Si es alérgico (hipersensible) al diazepam o a cualquiera de los demás componentes de Diazepan Prodes.
  • Si tiene dependencia de otras sustancias, incluido el alcohol, a menos que su médico se lo indique.
  • Si tiene glaucoma de ángulo cerrado (aumento de la tensión en el ojo) y padece hipercapnia crónica grave (aumento del dióxido de carbono o CO 2 en sangre).

Tenga especial cuidado con Diazepan Prodes

  • Si padece miastenia (debilidad y fatiga de los músculos), ya que se puede sufrir una mayor fatiga muscular, si padece insuficiencia respiratoria moderada, así como si padece insuficiencia del riñón o del hígado. Su médico deberá ajustarle la dosis.
  • Si padece depresión deberá tener en cuenta que el diazepam sólo actúa sobre el componente ansioso, por lo que no constituye por sí mismo un tratamiento de la depresión y puede eventualmente desenmascarar algunos signos de la misma.

Uso de otros medicamentos Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta. No deberá tomar Diazepan Prodes junto con medicamentos de acción sobre el sistema nervioso central, tales como neurolépticos (medicamentos utilizados en psiquiatría), tranquilizantes, antidepresivos, hipnóticos (facilitadores del sueño), anticonvulsivantes (para las convulsiones), analgésicos (para el dolor) y anestésicos, ya que aumentan la acción sedante del diazepam.

Tampoco deberá tomar Diazepan Prodes junto con cisaprida (medicamento utilizado para trastornos gastrointestinales) ya que ésta produce un aumento transitorio del efecto sedante del diazepam, al igual que la cimetidina (medicamento para la acidez gástrica), lo que aumenta el riesgo de somnolencia. Si toma Diazepan Prodes conjuntamente con fenitoína (medicamento para la epilepsia) su médico deberá controlar las concentraciones en sangre de esta última, ya que pueden sufrir variaciones imprevisibles provocando signos de toxicidad o disminución de su actividad o ningún cambio.

El uso concomitante de Diazepam y opioides (fuertes analgésicos, medicamentos para la terapia de sustitución y algunos medicamentos para la tos) aumenta el riesgo de somnolencia, dificultades para respirar (depresión respiratoria), coma y pueden llegar a ser mortal.

Por ello, el uso concomitante sólo debe considerarse cuando no sean posibles otras opciones de tratamiento. Sin embargo, si su médico le prescribe Diazepam junto con opioides, la dosis y duración del tratamiento concomitante debe ser limitada por su médico. Por favor, informe a su médico sobre todos los medicamentos opioides que esté tomando, y siga de cerca la recomendación de dosis de su médico.

Podría ser útil informar a amigos o familiares para que estén pendientes de los signos y síntomas antes mencionados. Póngase en contacto con su médico cuando experimente tales síntomas. Toma de Diazepan Prodes con alimentos y bebidas Deberá evitar la ingestión de bebidas alcohólicas durante el tratamiento con Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos, ya que el alcohol potencia la acción sedante.

Embarazo y lactancia Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento. Si está o sospecha estar embarazada, o bien desea estarlo, deberá informar a su médico antes de comenzar el tratamiento, y él decidirá la conveniencia de que tome o no Diazepan Prodes. El diazepam se elimina por la leche materna por lo que no se recomienda su utilización durante el período de lactancia; si su médico considera que usted lo tiene que tomar, deberá sustituir la lactancia natural.

Conducción y uso de máquinas Diazepam puede alterar su capacidad para conducir o manejar maquinaria, ya que puede producir somnolencia, disminuir su atención o disminuir su capacidad de reacción. La aparición de estos efectos es más probable al inicio del tratamiento o cuando se aumenta la dosis.

  1. No conduzca ni utilice máquinas si experimenta alguno de estos efectos.
  2. Información importante sobre algunos de los componentes de Diazepan Prodes Este medicamento contiene lactosa.
  3. Si su médico le ha indicado que padece una intolerancia a ciertos azúcares, consulte con él antes de tomar este medicamento.

Este medicamento puede producir reacciones alérgicas porque contiene tartrazina. Puede provocar asma, especialmente en pacientes alérgicos al ácido acetilsalicílico. Siga exactamente las instrucciones de administración de Diazepan Prodes indicadas por su médico.

Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Recuerde tomar su medicamento. La dosis de Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos debe ser la que su médico le indique en función de sus necesidades individuales. Deberá tomar este medicamento a las horas que le diga su médico, normalmente por la tarde o noche.

Adultos Síntomas de ansiedad: 2 a 10 mg (de 1 a 4 comprimidos aproximadamente), 2 a 4 veces al día, dependiendo de la gravedad de los síntomas, Alivio sintomático en la privación alcohólica aguda: 10 mg (4 comprimidos), 3 ó 4 veces durante las primeras 24 horas, reduciendo a 5 mg (2 comprimidos), 3 ó 4 veces al día, según necesidad.

  • Junto con otros medicamentos para el alivio del espasmo o contractura músculo-esquelética: 2 a 10 mg (de 1 a 4 comprimidos aproximadamente), 3 ó 4 veces al día.
  • Junto con otros medicamentos en terapia anticonvulsivante (para las convulsiones): 2 a 10 mg (de 1 a 4 comprimidos aproximadamente), 2 ó 4 veces al día.

Dosificaciones especiales En niños: 2 a 2,5 mg (1 comprimido aproximadamente), 1 ó 2 veces al día, incrementándose gradualmente según necesidades y tolerancia; como norma general 0,1-0,3 mg/kg al día. Debido a la variedad de respuesta de los niños a los medicamentos que actúan sobre el Sistema Nervioso Central, debe iniciarse el tratamiento con la dosis más baja e incrementarse según se requiera.

No utilizar en niños menores de 6 meses de edad. En ancianos o pacientes con alguna enfermedad del riñón o del hígado: 2 a 2,5 mg (1 comprimido aproximadamente), 1 ó 2 veces al día, aumentando luego gradualmente según necesidad y tolerancia. En pacientes con enfermedad del riñón o del hígado se observará una especial atención al individualizar la dosis.

Si estima que la acción de Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos es demasiado fuerte o débil, comuníqueselo a su médico o farmacéutico. Su médico le indicará la duración del tratamiento con Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos. No suspenda el tratamiento antes de que su médico se lo indique y en las condiciones que él le prescriba.

  • La duración del tratamiento debe ser lo más corta posible.
  • De forma general la duración total del tratamiento no debe superar las 8-12 semanas incluyendo la retirada gradual del mismo.
  • Tras seis semanas de tratamiento no cabe esperar mayores mejorías por lo que tratamientos más continuados han de considerarse exclusivamente como terapia de mantenimiento.

Durante una terapia de mantenimiento prolongada, se deben dejar intervalos regulares sin medicación, para fijar la necesidad de una continuación de la terapia. Sin embargo, el tratamiento no se interrumpirá bruscamente, sino que la dosis se irá disminuyendo gradualmente.

Si toma más Diazepan Prodes del que debiera Puede sufrir somnolencia y sueño, aunque le podrán despertar fácilmente. En caso de sobredosis o ingestión accidental, consulte al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20, o bien avise al médico inmediatamente o acuda al servicio de urgencias del hospital más próximo.

Lleve este prospecto con usted. En la mayoría de los casos bastará una vigilancia atenta de las funciones vitales o el uso del antagonista de las benzodiazepinas ANEXATE ® (principio activo: Flumazenilo) como terapia. Si el paciente ha ingerido una cantidad muy elevada puede producirse coma, falta de reflejos, depresión cardio-respiratoria y apnea (trastorno con breves interrupciones involuntarias de la respiración), requiriendo medidas apropiadas (ventilación, apoyo cardiovascular) y también flumazenilo, como terapia específica.

Si olvidó tomar Diazepan Prodes No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. En caso de olvidar tomar una dosis aguarde a la siguiente cuando toque. Si interrumpe el tratamiento con Diazepan Prodes El uso de benzodiazepinas puede inducir a una dependencia. Esto ocurre, principalmente, si usa el medicamento de forma ininterrumpida durante largo tiempo.

Para prevenir al máximo este riesgo debe consultar al médico regularmente para que éste decida si usted debe continuar el tratamiento. No deberá aumentar, en absoluto, las dosis prescritas por el médico, ni prolongará el tratamiento más tiempo del recomendado.

  • Al dejar de tomar Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos puede aparecer inquietud, ansiedad, insomnio, falta de concentración, dolor de cabeza y sudores.
  • No es recomendable, en general, interrumpir bruscamente la medicación, sino reducir gradualmente la dosis, de acuerdo siempre con las instrucciones del médico.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este producto, pregunte a su médico o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, Diazepan Prodes puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Los más comunes son fatiga, somnolencia y debilidad muscular; normalmente son dependientes de la dosis.

Otros efectos menos frecuentes son amnesia anterógrada (falta de memoria reciente), confusión, estreñimiento, depresión, diplopia (visión doble), dificultad de articular las palabras, dolor de cabeza, hipotensión (tensión arterial baja), incontinencia, trastornos de la líbido (falta de apetito sexual), náuseas, sequedad de boca o secreción salivar exagerada, erupciones cutáneas, temblor, retención urinaria, vértigo y visión borrosa; muy raramente, alteración de los análisis en sangre del hígado (como elevación de las transaminasas y de la fosfatasa alcalina), así como algunos casos de ictericia (coloración amarillenta de piel y mucosas).

Se han observado reacciones paradójicas, tales como excitación aguda, ansiedad, trastornos del sueño y alucinaciones. Si ocurrieran estos efectos se debería interrumpir el tratamiento. Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto, informe a su médico o farmacéutico.

  • Comunicación de efectos adversos Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.
  • También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: www.notificaram.es.

Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. No se precisan condiciones especiales de conservación. Mantener fuera de la vista y del alcance de los niños. No utilice Diazepan Prodes 2,5 mg comprimidos después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de CAD.

  • El principio activo es diazepam.
  • Los demás componentes son lactosa, almidón de maíz, croscarmelosa de sodio, povidona (E- 1201), sílice coloidal, estearato de magnesio (E-470b), talco y tartrazina (E-102).

Aspecto del producto y contenido del envase El color amarillo de los comprimidos de Diazepan Prodes 2,5 mg tiene como objeto facilitar la diferenciación entre las distintas dosis de Diazepan Prodes comprimidos. Esta coloración no modifica, en absoluto, las propiedades terapéuticas del producto.

¿Qué es bueno para el dolor en los músculos?

3. De aquí en adelante ¿qué debo hacer para mejorar o curarme? – Cuando se presenta dolor muscular por sobrecarga o lesión, descanse la parte afectada del cuerpo y tome paracetamol o ibuprofeno. Aplique hielo dentro de las primeras 24 a 72 horas posteriores a la lesión para reducir la inflamación y el dolor.

  • Después de esto, la aplicación de calor a menudo ofrece más alivio.
  • Los dolores musculares producto de sobrecarga y fibromialgia suelen responder bien a los masajes.
  • Los ejercicios de estiramiento suaves después de un período de descanso largo también son útiles.
  • El ejercicio regular puede ayudar a restaurar el tono muscular apropiado.

Caminar, montar en bicicleta y nadar son buenas actividades aeróbicas que se pueden intentar. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios de estiramiento, tonificación y aeróbicos para ayudar a que se sienta mejor y no tenga dolor. Empiece lentamente e incremente las sesiones de ejercicios de manera gradual.

  • Evite las actividades aeróbicas de alto impacto y el levantamiento de pesos cuando esté lesionado o mientras tenga dolor.
  • Asegúrese de dormir bien y trate de reducir el estrés.
  • El yoga y la meditación son excelentes formas para ayudarlo a dormir y relajarse.
  • Si las medidas caseras no están funcionando, el médico le puede recetar medicinas o fisioterapia o puede remitirle a una clínica especializada en dolor.

Si los dolores musculares se deben a una enfermedad específica, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica para tratar dicha enfermedad primaria. También es importante que contacte con un profesional, que puede ser un fisioterapeuta o un reumatólogo.

Conviene que lo haga si el dolor muscular persiste por más de tres días, es intenso e inexplicable, se acompaña de cualquier signo de infección, como hinchazón o enrojecimiento, alrededor del músculo sensible; o se presenta circulación deficiente en la zona donde están los dolores musculares (por ejemplo, en las piernas) o tiene una picadura de garrapata o una erupción, o coincide con cambio de dosis de un medicamento, como una estatina.

Ese profesional valorará si presentan al mismo tiempo otros síntomas, como dolor articular, fiebre, vómitos, debilidad, malestar (una sensación general de molestia o debilidad) o dificultad al usar el músculo afectado, si existe un patrón para los dolores o ha tomado algún medicamento nuevo últimamente o tienen manifestaciones que sugieran alguna enfermedad como causa del mismo.

¿Cuánto duran los dolores musculares por ansiedad?

Los dolores musculares por ansiedad suelen ser agudos e instantáneos; pueden acompañarte a lo largo del día y desaparecer cuando te relajes o cuando hayas pasado ese evento tan importante que te tenía estresado.

¿Cuál es el mejor relajante muscular para el cuello?

¡Las Mejores 10 Maneras De Tratar El Dolor De Cuello! Si usted tiene dolor de cuello (¡y probablemente lo tiene!) usted sabe lo molesto que puede ser. Las lesiones de cuello pueden ser el resultado de lesiones deportivas, accidentes de tránsito, latigazo, caídas, artritis de cuello por la edad, ¡y algunas veces por ninguna razón aparente! Las lesiones de cuello podrían detenerlo de trabajar, ejercitarse y participar de todas las actividades que usted ama.

Descanse – No sobre esforzarse es importante, especialmente cuando se trata de dolor agudo de cuello, así que descanse todo lo que necesite. Calor y Hielo – ¿Es mejor usar calor o hielo para el dolor de cuello? ¡Esa es una gran pregunta, y la respuesta es ambos! En las etapas tempranas de la lesión de cuello, usted debería usar hielo los primeros dos días para disminuir la cascada inflamatoria. Una vez que han pasado más de 4 horas desde su lesión, debería cambiar a calor, lo cual aumentara el flujo sanguíneo para limpiar cualquier cumulo de toxinas inflamatorias y optimizar la curación. Medicamentos antiinflamatorios – NSAIDs (antiinflamatorios no esteroideos) de venta libre como aspirina, ibuprofeno, naproxeno y Aleve, antiinflamatorios de prescripción leves como Naprosyn, Mobic/meloxicam, Celebrex, y Voltaren / diclofenaco para disminuir la inflamación aguda. Ellos no curan la lesión, pero pueden ayudar a disminuir la inflamación y acelerar la recuperación. Los antiinflamatorios pueden ser muy útiles en las primeros 48 horas del dolor agudo. Relajantes musculares – Estos medicamentos incluyen el baclofeno y la ciclobenzaparina (Flexeril) entre otros y ellos funcionan a nivel espinal para aliviar la tensión musculares en su cuello. Los beneficios son limitados y controversiales. Estiramientos – Si el origen de su dolor de cuello es un espasmo muscular, podría tener beneficio de la terapia de estiramiento para esos grupos musculares espásticos. Es mejor hacer esos estiramientos bajo la guía de un profesional certificado hasta que se sienta cómodo haciendo ejercicios de fisioterapia en casa por su cuenta. Fisioterapia – no hay duda de que la fisioterapia podría ayudarlo a mejorar su postura, estado físico y consciencia sobre su cuerpo, y aumentar su consciencia sobre su columna. Nuestra practica regularmente refiere nuestros clientes a los mejores fisioterapistas en Los Ángeles para tratar el dolor de cuello. Terapia Quiropráctica – No se trata solo de la manipulación espinal (alta velocidad baja amplitud). LA terapia quiropráctica incorporar la movilización de tejido blando, y ajustes típicamente enfocados al tratamiento de las capsulas y articulaciones facetarias cervicales, las cuales son una causa común de dolor de cuello. Nuestra practica regularmente refiere a nuestros clientes a los mejores quiroprácticos en Los Ángeles para tratar el dolor de cuello. Acupuntura – Hay datos que muestran que la acupuntura puede ser un tratamiento efectivo para el dolor musculo esquelético por hasta 6 meses, a pesar de que la terapia para ser menos efectiva luego de eso. ¡Hay algunos estudios que muestran cambios en las proteínas del espacio espinal con terapia de acupuntura! Nuestra practica regularmente refiere a nuestros clientes a los mejores acupunturistas de los Ángeles para tratar su dolor de cuello. Resonancia Magnética (MRI) – La resonancia magnética puede ayudar a los doctores ver dentro de su cuello para identificar las causas del dolor de cuello. Si su dolor de cuello no resuelve con las terapias antes mencionadas luego de un par de semanas, o si tiene dolor de cuello que se irradia a los brazos, hombros, o espalda baja, entonces debería considerar tomarse un MRI. ¡Existe mucho valor en poder observar los discos cervicales, capsulas facetarias y otras estructuras blandas que los rayos X o las Tomografía Computarizada no mostrarían! Consulte con un especialista de Columna y Cuello – Una evaluación con un especialista de la columna, como un médico intervencionista del dolor, un ortopeda de cuello y espalda, un neurocirujano especialista en columna, u otro médico de columna y ortopedia, para un diagnóstico, plan y opciones de tratamiento adecuado. Los tratamientos requieren un entrenamiento y habilidades especiales, asegúrese de ir al mejor doctor de columna que pueda encontrar.

El Dr. Enayati, es un médico certificado por la junta en medicina intervencionista del dolor, y es calificado constantemente como uno de los mejores doctores de columna y ortopeda intervencionista en Beverly Hills y los Ángeles. ¡Su experticia incluye releer y una segunda opinión sobre sus MRI, y procedimientos y otras opciones de tratamiento diseñadas para usted! Autor Dr. Enayati es un doctor intervencionista acreditado por la junta en medicina intervencionista en Beverly Hills y Los Ángeles. Su enfoque es un diagnóstico exacto y el diseño de tratamientos específicos al paciente. Cuando no está practicando medicina o asistiendo a conferencias lo puede encontrar corriendo afuera, haciendo spinning o explorando el mundo.

¿Dónde actúa el diazepam?

PDM Descripción: Benzodiacepina de acción prolongada. Facilita la neurotransmisión fisiológica de carácter inhibidor mediada por GABA en distintas zonas del sistema nervioso central provocando un efecto ansiolítico, sedante, anticonvulsivante y miorrelajante.

Ansiolítico para reducir síntomas de ansiedad, agitación e irritabilidad secundarios a patología de base o a stress ambiental.Sedación moderada para procedimientos cortos. Dada su vida media larga no suele ser el fármaco de elección para procedimientos invasivos, aunque su efecto ansiolítico puede aportar cierto efecto sinérgico.Es una opción terapéutica para los espasmos musculares del tétanos. Efectividad incierta para la espasticidad de la parálisis cerebral.Anticonvulsivante. Su eficacia para yugular las crisis y su perfil seguro, así como la posibilidad de administración rectal lo hacen un fármaco habitual en el tratamiento de las crisis y del estatus epiléptico.

No se ha demostrado su eficacia y seguridad en niños menores de 6 meses. No se recomienda la utilización de formulaciones orales en menores de 6 meses y las parenterales en menores de 30 días por falta de experiencia clínica. DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN: No se ha establecido eficacia y seguridad en niños menores de 6 meses.

Oral: 0,12-0,8 mg/kg/día cada 6-8 h.Intravenoso: 0,04-0,3 mg/kg/dosis cada 2-4 h (máx.0,6 mg/kg en un período de 8 h).

Antiepiléptico: tratamiento agudo de las crisis comiciales y del estatus epiléptico. Intravenoso o intramuscular:

Recién nacidos: no recomendado como agente de primera línea. Contiene ácido benzoico, benzoato sódico, benzil-alcohol, etanol 10% y propilenglicol. Su rápido aclaramiento del tejido cerebral, el estrecho rango terapéutico con la posibilidad de ocurrir efectos secundarios graves (depresión respiratoria y colapso circulatorio) con dosis impredecibles y cercanas a las dosis terapéuticas, y la presencia de benzoato sódico como excipiente que puede producir reacciones tóxicas (“síndrome gasping neonatal”) y disociar la albúmina de la bilirrubina aumentando el riesgo.de kernicterus, hacen que otras benzodiacepinas (lorazepam, midazolam,) sean preferibles como anticonvulsivantes, cuando los demás agentes terapéuticos han fallado.Lactantes >30 días y niños: 0,1- 0,3 mg/kg dosis (máximo 10 mg/dosis). Administrar lentamente (en 3-5 minutos) y repetir si precisa cada 5-10 minutos.

Rectal (si no se dispone de vía intravenosa):

Recién nacidos-6 meses: no recomendado. Contiene ácido benzoico, benzoato, alcohol bencílico, etanol y propilenglicol como excipientes. Riesgo de reacciones tóxicas. Se han descrito casos de depresión respiratoria grave en recién nacidos que recibieron esta formulación.6 m-1 año: no hay dosis establecidas.1-5 años: 0,5 mg/kg.6-11 años: 0,3 mg/kg.>12 años: 0,2 mg/kg.

De forma orientativa, en lactantes se puede administrar 5 mg a aquéllos con pesos comprendidos entre los 10-15 kg y 10 mg a los de más de 15 kg. Se puede repetir una nueva dosis cada 4-12 h si fuese necesario. No emplear más de 5 veces al mes o más de 1 vez cada 5 días.

Recién nacidos: no recomendado.Lactantes >30 d- 5 años.1-2 mg/dosis cada 3-4 horas IV/IM.Niños >5 años: 5-10 mg/dosis cada 3-4 horas IV/IM.

Sedante: sedación moderada para procedimientos.

Niños menores de 6 meses: no recomendado.Niños >6 meses: 0,2-0,3 mg/kg (máx.10 mg) VO.45-60 minutos antes del procedimiento 0,05-0,1 mg/kg (en 3-5 min) IV. y titular dosis (no superar 0,25 mg/kg)Adolescentes: 10 mg VO.45-60 minutos antes del procedimiento 5 mg IV. Si precisa repetir dosis de 2,5 mg.

Insuficiencia renal o hepática:

En pacientes con insuficiencia hepática leve-moderada las concentraciones plasmáticas y la semivida pueden aumentar hasta 5 veces por lo que se recomienda emplear dosis menores (un 50%). Se contraindica su uso en el fallo hepático grave.En los pacientes con insuficiencia renal también se recomienda emplear con cautela por posible acúmulo de metabolitos activos.

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad a diazepam o a algún excipiente. Posible hipersensibilidad cruzada con otras benzodiacepinas.Insuficiencia hepática grave.Evitar, por riesgo de fracaso respiratorio, en pacientes con depresión del SNC, miastenia grave, apnea obstructiva del sueño, depresión del nivel de conciencia o insuficiencia respiratoria grave.Glaucoma de ángulo cerrado.Ansiedad asociada a depresión.

PRECAUCIONES:

Su efecto depresor del sistema nervioso central (SNC) hace que si se va a emplear diazepam a dosis elevadas sea recomendable disponer de material para garantizar un soporte ventilatorio adecuado e, idealmente, de medicación para revertir sus efectos (flumacenilo).Emplear con cautela en aquellos pacientes que estén recibiendo otros fármacos depresores del nivel de conciencia pues se incrementa el riesgo de hipotensión y debilidad muscular.Reducir dosis en los pacientes con fallo hepático leve-moderado y administrar con prudencia a los pacientes con hipoalbuminemia o insuficiencia renal.Valorar reducir dosis en pacientes muy debilitados o con insuficiencia respiratoria grave para evitar inducir un fracaso respiratorio.En los neonatos y lactantes pequeños el metabolismo hepático del diazepam está enlentecido con lo que aumenta el riesgo de acumulación de fármaco y metabolitos activos, especialmente con la administración de dosis repetidas.Se han descrito casos de estatus epiléptico tónico desencadenado tras administración de diazepam a pacientes con crisis de petit mal,El uso prolongado de diazepam puede inducir tolerancia mientras que su retirada brusca tras un tratamiento crónico puede provocar síndrome de abstinencia, así como recurrencia de las crisis epilépticas.Tanto el diazepam como su metabolito activo se excreta en pequeña cantidad en la leche materna pudiendo inducir efectos indeseados en el niño (sedación y escasa succión en el lactante), sobre todo con dosis repetidas o altas y en el periodo neonatal. El uso puntual y a baja dosis de diazepam es compatible con la lactancia (nivel 1, bastante seguro, riesgo leve o poco probable). Para su uso en madres en este periodo se pueden elegir otras benzodiacepinas (lorazepam, midazolam) de duración corta, a la dosis mínima eficaz. Vigilar somnolencia y alimentación adecuada del lactante y desaconsejar compartir cama con el bebé si la madre está tomando este medicamento.Las presentaciones inyectables y las rectales contienen alcohol bencílico que puede provocar reacciones tóxicas y alérgicas en niños menores de tres años de edad. Se desaconseja su uso en recién nacidos y prematuros. Asimismo, el propilenglicol presente en formulaciones intravenosas o rectales también puede producir reacciones tóxicas graves en el periodo neonatal.

EFECTOS SECUNDARIOS:

Depresión respiratoria y apnea, habitualmente en relación con sobredosificación o administración demasiado rápida. Estos efectos pueden revertirse mediante la administración de flumacenilo.Los efectos adversos más comunes son los relacionados con la depresión del SNC: somnolencia, mareo, vértigos, torpeza, bradilalia, efectos paradójicos (irritabilidad, insomnio, ansiedad), alteraciones del comportamiento, ataxiaMenos comunes: rash, estreñimiento, diarrea, náuseas, retención o incontinencia urinaria, visión borrosa, diplopia, ictericia leve, vasodilatación e hipotensión.

INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS:

Incremento de la depresión del SNC si se administra concomitantemente con neurolépticos, hipnóticos, otros ansiolíticos, antidepresivos, cisapride, cimetidina, alcohol y narcóticos.Los fármacos inhibidores del citocromo P450, los inhibidores de la proteasa, los azoles y la isoniazida aumentan los efectos del diazepam.Aumento de la toxicidad con: omeprazol, ketoconazol, valproato, fluvoxamina, etinilestradiol y menastrol.Disminuyen el efecto del diazepam el fenobarbital, la carbamacepina, la fenitoína y la rifampicina.El diazepam aumenta la acción de la digoxina y disminuye la de fenitoína.

DATOS FARMACÉUTICOS: Lista de excipientes (evitar en caso de anafilaxia a dichos componentes):

Comprimidos: lactosa monohidrato, almidón de maíz, estearato magnésico y azul indigotina (E-132).Solución para inyección: etanol, alcohol bencílico, propilenglicol, hidróxido sódico 0,1N, ácido benzoico (E-210), benzoato sódico (E-211) y agua para inyección.Gotas: sacarosa, sacarina de sodio, etanol (400 mg) y agua purificada.

Conservación: conservar a menos de 30 °C. Se puede diluir en suero salino 0,9%, solución glucosada al 5% y al 10 %. Es estable al menos 24 horas. Gotas: conservar a temperatura ambiente. Presentaciones comerciales: las presentaciones disponibles en España pueden consultarse online en el Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA), http://www.aemps.gob.es/cima, y en https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum en el enlace “Presentaciones” correspondiente a cada ficha.

Fichas técnicas del Centro de Información online de Medicamentos de la AEMPS-CIMA, Madrid, España: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/80699/FT_80699.html#10-fecha-de-la-revisi-n-del-texto American Pharmacists Association (ed.). Pediatric and Neonatal Dosage Handbook.18.ª edición. Hudson (OH): Lexi Comp; 2010.Guía de uso de medicamentos durante la lactancia: Disponible en: www.e-lactancia.org U.S. Food and Drug administration, Disponible en: http://www.fda.gov UpToDate (Pediatric drug information), Waltham, MA: Wolters Kluwer Health Clinical Solutions 2020. Disponible en: www.uptodate.com

Fecha de actualización: noviembre 2020. La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

  1. Diversas aplicaciones derivadas de sus distintas funciones como depresor del sistema nervioso central (SNC): •Ansiolítico para reducir síntomas de ansiedad, agitación e irritabilidad secundarios a patología de base o a stress ambiental.
  2. Sedación moderada para procedimientos cortos.
  3. Dada su vida media larga no suele ser el fármaco de elección para procedimientos invasivos aunque su efecto ansiolítico puede aportar cierto efecto sinérgico.

•Es una opción terapéutica para los espasmos musculares del tétanos. Efectividad incierta para la espasticidad de la parálisis cerebral. •Anticonvulsivante. Su eficacia para yugular las crisis y su perfil seguro así como la posibilidad de administración rectal lo hacen un fármaco habitual en el tratamiento de las crisis y del status epiléptico.

¿Cuántos minutos hace efecto el diazepam?

Propiedades farmacológicas – Prototipo de las benzodiazepinas cuyos efectos farmacológicos son esencialmente producto de sus acciones sobre el sistema nervioso central. Sus efectos farmacológicos más prominentes son sedación, hipnosis, disminución de la ansiedad, relajación muscular, amnesia anterógrada y actividad anticonvulsiva.

  • Igual que otras benzodiazepinas, actúa con agonistas del receptor benzodiazepínico, componente de la unidad supramolecular que incluye receptores del GABA y un canal de cloruro.
  • La activación de receptor del GABA abre el canal de cloruro y se facilita la entrada de iones a través de la membrana, lo que produce hiperpolarización de la membrana postsináptica, inhibición de las descargas neuronales y, en consecuencia, se reduce la excitabilidad celular.

También disminuye la excitabilidad de algunos grupos neuronales mediante acciones que no incluyen al GABA ni provocan alteraciones de la permeabilidad de la membrana al cloruro. Sus efectos farmacológicos se inician 30 a 60 min después de administración oral; por vía intramuscular se inician en 15 min, y por vía intravenosa son casi inmediatos (5 min).

Por la formación de varios metabolitos activos, sus efectos persisten por varias horas. Se absorbe con rapidez a través de la mucosa gastrointestinal; en contraste, su absorción de los depósitos intramusculares es errática. Se distribuye ampliamente en el organismo, cruza la barrera placentaria y se biotransforma en el hígado, donde se forman tres metabolitos activos: desmetildiazepam, temazepam, oxazepam.

El fármaco original y sus metabolitos se unen de manera extensa a las proteínas plasmáticas (98%) y se eliminan lentamente en la orina. La vida media del diazepam es de 20 a 70 h y la de sus metabolitos activos varía de 5 a 15 h (oxazepam) a 30 a 100 h (desmetildiazepam), las cuales se prolongan en forma significativa en pacientes debilitados y en ancianos.

¿Qué tan efectivo es el diazepam?

Alprazolam y Diazepam: riesgo de dependencia – El riesgo de dependencia o de adicción de las benzodiacepinas es, posiblemente, el principal pero que tienen estos medicamentos. Son muy efectivas tanto frente a la ansiedad como al insomnio y, por ejemplo, Diazepam también alivia mucho el dolor de las contracturas musculares.

  • Esto hace que sean medicamentos que producen una agradable sensación después de su administración.
  • Esa sensación agradable que, a veces, es solo quitar el malestar del dolor, la ansiedad o el insomnio, puede convertirse en un gran problema.
  • La persona puede acostumbrarse a esa sensación agradable, al alivio rápido e inmediato del malestar y no ser capaz de tolerar la incomodidad que supone retirar gradualmente estos medicamentos.

” El riesgo de dependencia debe considerarse con las benzodiacepinas. ” Por este motivo, es muy importante informar al paciente sobre este riesgo y sobre estas consecuencias antes de prescribir una benzodiacepina, especialmente si se emplean dosis elevadas.

  • También se debe informar que el tratamiento con Diazepam o Alprazolam será por tiempo limitado.
  • Uno de los principales motivos por los que las benzodiacepinas solo se vendan con receta médica es por su riesgo de dependencia.
  • Este riesgo debe ser tenido en cuenta siempre por el médico, pero también por el paciente.

Se debe informar al paciente que el tratamiento con benzodiacepinas debe ser limitado en el tiempo. En concreto, para el tratamiento de la ansiedad, el ministerio de Sanidad recomienda que el tratamiento con benzodiacepinas no se prolongue más de ocho a doce semanas.