Que Es El Papiloma Humano Y Como Se Transmite
El Virus del Papiloma Humano (VPH), es un virus que es muy contagioso y se transmite mediante el contacto de la piel o mucosas, siendo la principal vía de contagio la sexual. Aquí te daremos más detalles de esta enfermedad para que sepas cómo prevenirla.

¿Quién es el que contagia el virus del papiloma humano?

El VPH se propaga más comúnmente durante el sexo vaginal o anal. También se propaga a través del contacto directo de piel con piel durante el sexo.

¿Por qué te da el virus del papiloma humano?

¿Qué es el virus del papiloma humano? – Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus relacionados y algunos de estos se transmiten por las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Hay dos grupos de VPH de transmisión sexual: de riesgo bajo y de riesgo alto.

Los VPH de riesgo bajo casi no causan enfermedades. Sin embargo, algunos tipos de VPH de bajo riesgo producen verrugas en el área de los genitales, el ano, la boca o la garganta. Los VPH de riesgo alto causan varios tipos de cáncer. Hay alrededor de 14 tipos de VPH de riesgo alto e incluyen los siguientes: 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66 y 68. Dos de estos, el VPH16 y el VPH18, causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH.

La infección por el VPH es frecuente: casi todas las personas que son sexualmente activas se infectan por el VPH a los pocos meses o años de iniciar la actividad sexual. Alrededor de la mitad de estas infecciones son por un tipo de VPH de riesgo alto.

El VPH causa infección en cualquier persona: no importa el sexo, la identidad de género ni la orientación sexual. La mayoría de las infecciones por el VPH no causan cáncer: el sistema inmunitario suele controlar las infecciones por el VPH para que estas no causen cáncer. Las infecciones por el VPH de riesgo alto persistentes causan cáncer: a veces el sistema inmunitario no logra controlar las infecciones por el VPH.

Cuando una infección por el VPH de riesgo alto continúa durante muchos años, tal vez produzca cambios celulares. Si estos cambios no se tratan, empeoran con el tiempo y se convierten en cáncer. La vacuna contra el VPH previene el cáncer: las vacunas contra el VPH previenen infecciones por los tipos de VPH que causan enfermedades.

¿Cómo se transmite el papiloma humano y cuáles son sus síntomas?

¿Cómo contraen los hombres el VPH? – Se puede contraer el VPH al tener sexo vaginal, anal u oral con una persona que tenga el virus. El VPH se propaga más comúnmente al tener sexo anal o vaginal. También se propaga a través del contacto directo de piel con piel al tener sexo.

¿Cómo se contrae el virus del papiloma humano en mujeres?

¿Qué es y qué consecuencias trae el Virus del Papiloma Humano? El es un virus de transmisión sexual que contiene ADN y que infecta en especial las mucosas orales y mucosas genitales. Existen más de 240 variedades diferentes del VPH, de los cuales 15 de ellos están relacionados con el cáncer de cuello uterino, de vagina, de vulva, de ano y orofaringeo (parte posterior de la lengua, paladar, garganta y amígdalas).

  • Entre las cepas más peligrosas están las 16 y 18, las cuales están relacionadas prácticamente en un 100% con las lesiones preneoplásicas e invasoras de cáncer de cuello. El Dr.
  • José Andrés Poblete, ginecólogo y presidente de la Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología (), explica que este virus se transmite exclusivamente por la actividad sexual, ya sea genital, oral o anal.

También se puede transmitir a través de las manos cuando han tenido contacto con los genitales. ” No es un virus que tenga transmisión hereditaria ni otros factores de riesgos asociados. El único mecanismo de infección es la actividad sexual”, asegura.

Efectos del VPH en la salud de la mujer Los efectos del virus papiloma en la mujer se agrupan según lesiones benignas y malignas o cancerosas. Lesiones benignas:

Son los denominados condilomas vulvares (verrugas genitales).

Lesiones malignas:

Corresponden a las lesiones preneoplásicas o invasoras de cáncer de cuello del útero, de la vagina y de la vulva.

En cuanto al tiempo que puede transcurrir entre el contagio por VPH y la aparición de lesiones por cáncer de cuello uterino, el especialista señala que dependerá del estado de inmunidad del huésped. “En general, se considera que deben pasar al menos 10 años desde la infección hasta la aparición de un cáncer invasor.

  1. Sin embargo, las lesiones preinvasoras, pueden aparecer dos años después del momento de la infección”, indica.
  2. La importancia de la detección temprana La detección precoz del virus por papiloma se puede realizar tanto por el Papanicolau (PAP) como por la detección o serotipificación del virus en el cuello del útero.

“Sin embargo, el Papanicolau es lo que tenemos más disponible y está más a mano en toda la atención primaria del país. Y es fundamental que las mujeres se lo realicen periódicamente, porque el tratamiento de las lesiones preinvasoras erradica completamente la infección y evita la progresión a un cáncer invasor”, asegura.

¿Cómo se cura el virus del papiloma humano en la mujer?

¿Quiénes pueden contraer el VPH? – Cualquiera que alguna vez haya tenido contacto genital con otra persona puede estar infectado con el VPH. Tanto hombres como mujeres pueden contraer el virus —y contagiarlo— sin saberlo. Como es probable que no se observe ningún signo de la infección, una persona podría estar infectada con el VPH aunque hayan pasado años desde la última vez que tuvo relaciones sexuales.

tuvo relaciones sexuales cuando todavía era muy joven, tiene muchas parejas sexuales, tiene una pareja sexual que ha tenido muchas parejas.

Si no tengo síntomas, ¿por qué tengo que preocuparme acerca del VPH? Hay más de 100 tipos diferentes del VPH y no todos ellos ocasionan problemas de salud. Algunos tipos del VPH pueden causar problemas como las verrugas genitales. Otros tipos también pueden causar cáncer del cuello uterino, la vagina, la vulva o el ano.

La mayoría de estas enfermedades son causadas por los tipos 6, 11, 16 o 18. ¿Se cura el VPH? No existe una cura para el virus del papiloma humano (VPH) en sí mismo, pero sí existen tratamientos para los trastornos de salud que el VPH puede causar, tales como verrugas genitales, cambios en el cuello del útero y cáncer cervicouterino.

¿Qué debo saber acerca de las verrugas genitales? Existen muchas opciones de tratamiento para las verrugas genitales. Sin embargo, incluso después del tratamiento de las verrugas, es posible que el virus siga presente y se transmita a otros. Si las verrugas genitales no se tratan podrían irse, permanecer igual, o aumentar en tamaño o número, pero no se convertirán en cáncer.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer el virus del papiloma humano?

Recursos de temas El virus del papiloma humano (VPH) puede ser de transmisión sexual y causar alteraciones en las células, lo que puede provocar verrugas genitales o cáncer o precáncer de cuello uterino, de vagina, de vulva, de ano o de garganta.

Los diferentes tipos de virus del papiloma humano (VPH) infectan diferentes partes del cuerpo y pueden causar verrugas o precáncer o cáncer de cuello uterino, vagina, vulva, pene, ano y garganta. Las verrugas genitales son lesiones visibles de la piel que a veces causan dolor ardiente; un precáncer o un cáncer genital o anal puede causar sangrado o una masa o no dar síntomas. Los médicos identifican las verrugas en función de su apariencia. El cáncer de cuello uterino se examina mediante pruebas de Papanicolaou o del VPH, y algunas personas con alto riesgo se someten a pruebas de detección del cáncer anal. Las verrugas genitales generalmente se tratan con congelación (crioterapia) o con la aplicación tópica de medicamentos. La vacuna previene las infecciones causadas por la mayoría de los tipos de virus del papiloma humano (VPH) que producen verrugas o cánceres genitales.

El VPH es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. El VPH es tan común que alrededor del 80% de todas las personas sexualmente activas que no han sido vacunadas contraen el virus en algún momento de su vida. En Estados Unidos se infectan por el VPH alrededor de 14 millones de personas cada año.

  • Antes de que se comercializara la vacuna contra el VPH, cada año aproximadamente entre 340 000 y 360 000 personas buscaban atención para las verrugas genitales causadas por el virus.
  • A medida que cada vez más personas están siendo vacunadas contra el VPH, el porcentaje de personas con infección por este virus ha ido disminuyendo.

La mayoría de las infecciones desaparecen en el plazo de 1 o 2 años, pero en algunos casos persisten. La infección persistente causada por algunos tipos de VPH puede causar ciertos tipos de cáncer.

Verrugas genitales o anales: estas verrugas están causadas por determinados tipos del VPH, sobre todo, los tipos 6 y 11. No obstante, es poco probable que los tipos 6 y 11 del virus causen cáncer. Estas verrugas son fácilmente visibles y suelen ser detectadas por la propia persona afectada o por un profesional de la salud. Precáncer (neoplasia intraepitelial) o cáncer: otros tipos de VPH, especialmente los tipos 16 y 18, infectan el área anogenital (el ano y los órganos genitales), pero por lo general no causan lesiones fácilmente visibles. Pueden infectar y causar cambios en las células que luego se vuelven precancerosas o cancerosas. En el área anogenital, estas alteraciones se producen con mayor frecuencia en el cuello uterino, la vulva o el ano, y con menor frecuencia en la uretra o en el pene. Muchos cánceres de garganta también están causados por el VPH. Las verrugas menos visibles que pueden conducir a un precáncer o a un cáncer no suelen causar síntomas. Las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado (inmunodepresión), como por ejemplo por la infección por el virus de lnmunodeficiencia humana (VIH), corren un riesgo mayor de desarrollar cáncer relacionado con el VPH.

You might be interested:  Como Saber Si Tengo Anemia

Los tipos del VPH que afectan a las áreas genitales y rectales se suelen propagar durante el coito vaginal o anal, pero también pueden contagiarse a través de otros tipos de contacto sexual. El VPH también puede transmitirse durante el sexo oral y, posteriormente, producir infecciones en la boca, además de aumentar el riesgo de cáncer de garganta.

En las mujeres, las verrugas genitales pueden aparecer en la vulva, la vagina y/o la piel en el área de la ingle. En los hombres, las verrugas suelen aparecer en el pene, especialmente bajo el prepucio en los hombres no circuncidados, o en la uretra. En todas las personas, también pueden aparecer en el área que rodea el ano y en su interior, sobre todo en personas que practican sexo anal.

Las verrugas genitales suelen estar causadas por tipos de VPH que es poco probable que causen cáncer. En muchos casos, las verrugas no causan ningún síntoma, pero en algunas personas producen dolor urente, prurito o malestar ocasionales. Las verrugas genitales son fácilmente visibles y a menudo son detectadas por la propia persona que las tiene.

  1. Suelen aparecer de 1 a 6 meses después del contagio con el VPH.
  2. Al principio, consisten en crecimientos diminutos, blandos y húmedos, de color rosa o gris.
  3. Crecen con rapidez y se convierten en un bulto áspero e irregular, que, en algunos casos, crece hacia el exterior de la piel con un tallo estrecho.

Su superficie rugosa les da el aspecto de una pequeña coliflor. A menudo crecen en forma de racimos. Las verrugas crecen con más rapidez y se extienden por una zona más amplia en las mujeres embarazadas y en personas que tienen el sistema inmunitario debilitado, como es el caso de aquellos infectados por VIH.

Para verrugas genitales, una evaluación médica Para el cribado del cáncer de cuello uterino, una prueba de Papanicolaou y/o una prueba de VPH A veces, citología anal (prueba de Papanicolau) Para resultados anómalos en las pruebas de VPH o citología, a veces colposcopia, anoscopia y/o biopsia

Las verrugas genitales generalmente se pueden diagnosticar en función de su apariencia. Si las verrugas tienen un aspecto inusual, sangran, se convierten en llagas abiertas (se ulceran) o persisten después del tratamiento, el médico debe tomar una muestra (biopsia) y examinarla al microscopio para detectar un posible precáncer o cáncer., se realiza una prueba de Papanicolaou y/o una prueba de VPH. Los médicos suelen utilizar la primera prueba de VPH para detectar cualquier tipo de un conjunto de tipos de VPH que presentan un alto riesgo de causar cáncer de cuello uterino. El resultado es positivo o negativo, pero no se especifica el tipo de VPH.

A menudo, los médicos hacen una prueba de seguimiento para detectar los tipos específicos de VPH que tienen más probabilidades de causar cáncer (16 y 18), un proceso llamado genotipado. El genotipado se realiza mediante pruebas como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). La PCR produce muchas copias de un gen, lo que permite a los médicos identificar un tipo específico de material genético único (ADN) del VPH.

Si una prueba de Papanicolaou cervical o una prueba de VPH es anormal (positiva), el médico puede hacer una colposcopia (uso de una lente de aumento para examinar el cuello uterino) para detectar un precáncer o un cáncer de cuello uterino. En entornos con pocos recursos y sin acceso a pruebas de Papanicolaou rutinarias o colposcopia, el cribado y la evaluación del cáncer de cuello uterino consisten en pruebas de detección del VPH y/o inspección visual con el uso de un tipo de vinagre (ácido acético) o yodo (yodo de Lugol).

Por lo general, el tratamiento de las lesiones con medicamentos tópicos o congelación (crioterapia) A veces, el tratamiento o la eliminación de las lesiones con láser, electrocauterización o cirugía

Si el sistema inmunitario está sano, suele conseguir finalmente controlar el VPH y eliminar el virus. La infección por el VPH desaparece después de 8 meses en la mitad de las personas y dura más de 2 años en menos de 10% de los casos. A veces las verrugas genitales desaparecen, incluso sin tratamiento.

  1. Si las personas con verrugas genitales tienen el sistema inmunitario debilitado, necesitan tratamiento y, a menudo, las verrugas reaparecen.
  2. Para las verrugas genitales, los medicamentos tópicos aplicados directamente a las verrugas son toxina de podofilina, imiquimod, ácido tricloroacético o sinecatequinas (una pomada compuesta de extractos de té verde).

Esta modalidad requiere varias aplicaciones durante semanas o meses y puede producir quemaduras en la piel circundante, y suele ser, pero no siempre, eficaz. Las verrugas pueden reaparecer después de administrar un tratamiento aparentemente eficaz. Si los medicamentos tópicos no son eficaces, la verrugas se pueden eliminar con láser, mediante la utilización de una corriente eléctrica (electrocauterización), por congelación (crioterapia) o mediante cirugía.

  • Se utiliza un anestésico local o general, dependiendo del número y tamaño de las verrugas que se van a eliminar.
  • Para las verrugas de la uretra, se usa un tubo de visualización (endoscopio) con accesorios quirúrgicos, que es la forma más eficaz de eliminarlas, pero este procedimiento requiere anestesia general.

Fármacos tales como la tiotepa introducida en la uretra o el medicamento antineoplásico 5-fluorouracilo inyectado en la verruga suelen ser eficaces. Se ha descubierto que las inyecciones de interferón alfa en la verruga son eficaces hasta cierto punto.

Nonavalente: protege contra nueve tipos de VPH Cuadrivalente: protege contra cuatro tipos de VPH Bivalente: protege contra dos tipos de VPH

En Estados Unidos solo se dispone de la vacuna nanovalente. Las tres vacunas contra el VPH protegen frente a los dos tipos de VPH (tipos 16 y 18) que causan alrededor del 70% de los cánceres de cuello uterino. La vacuna cuadrivalente incluye protección contra los dos tipos de VPH (tipos 6 y 11) que causan más del 90% de las verrugas genitales.

  1. La vacuna nonavalente añade protección contra otros 5 tipos de VPH (tipos 31, 33, 45, 52 y 58) que causan alrededor del 15% de los cánceres de cuello uterino.
  2. Estas vacunas se administran en forma de inyección en un músculo, normalmente en el brazo.
  3. La vacuna se administra preferiblemente a los 11 o 12 años de edad, pero su administración puede comenzar a los 9 años de edad.

Los niños menores de 15 años reciben dos dosis; las personas de 15 años o más reciben tres dosis. En los hombres, la circuncisión reduce el riesgo de contraer la infección por VPH, así como la infección por VIH y el herpes genital, pero no la sífilis.

Disminución del riesgo de exposición a las infecciones de transmisión sexual al reducir el número de parejas sexuales, no tener parejas sexuales de alto riesgo (personas con muchas parejas sexuales o que no practican relaciones sexuales más seguras) o practicar la monogamia o la abstinencia mutua Diagnóstico y tratamiento rápido de las verrugas genitales (para prevenir el contagio a otras personas)

El siguiente recurso en inglés puede ser útil. Tenga en cuenta que el MANUAL no se hace responsable del contenido de este recurso. NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: VER VERSIÓN PROFESIONAL Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados.

¿Cuándo aparecen los primeros síntomas del virus del papiloma humano?

¿Qué tan pronto aparecen los síntomas? – El periodo promedio de incubación, que comienza inmediatamente después del contacto sexual inicial con una persona infectada, suele ser de dos o tres meses, pero puede oscilar entre uno y veinte meses. Sin embargo, cuando el VPH se transmite de una persona a otra, el virus infecta las capas superiores de la piel y puede permanecer inactivo o latente por meses o posiblemente años antes de que aparezcan verrugas u otros signos de infección por el VPH.

¿Cómo se ven las verrugas del papiloma humano?

Verrugas genitales Usted esta aquí: https://medlineplus.gov/spanish/genitalwarts.html Otros nombres: Condiloma, Verrugas venéreas Las verrugas genitales son una (ETS) causadas por el (VPH). En general, las verrugas aparecen como un pequeño bulto o grupo de bultos en el área genital.

  • Son de color carne y pueden ser planas o verse desiguales como la coliflor.
  • Algunas verrugas genitales son tan pequeñas que no pueden verse a simple vista.
  • En las mujeres, las verrugas suelen aparecer dentro o alrededor de la vagina, en el cuello uterino o alrededor del ano.
  • En los hombres, las verrugas genitales son menos comunes.

Pueden aparecer en la punta del pene, alrededor del ano, en el escroto, muslo o en la ingle. Las verrugas genitales pueden contagiarse durante relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una pareja infectada. El uso correcto de preservativos de látex reduce enormemente, aunque no elimina, el riesgo de adquirir y diseminar el VPH.

Si su pareja es, puede ayudar usar condones de poliuretano. La forma más confiable de evitar la infección es no tener sexo anal, vaginal u oral. Las vacunas contra el VPH pueden ayudar a prevenir algunas infecciones por este virus que causan verrugas genitales. Su proveedor de cuidados de salud generalmente diagnostica estas verrugas al examinarlas.

Las verrugas pueden desaparecer espontáneamente. Cuando no es así, el médico puede tratarlas o extraerlas. El VPH permanece en el cuerpo aún después del tratamiento, de modo que las verrugas pueden aparecer nuevamente. Oficina para la Salud de la Mujer en el Depto.

You might be interested:  Como Ver Publicaciones Que Me Gustaron En Instagram

(Enciclopedia Médica) También en

La información disponible en este sitio no debe utilizarse como sustituto de atención médica o de la asesoría de un profesional médico. Hable con un profesional de la salud si tiene preguntas sobre su salud. Conozca cómo citar esta página : Verrugas genitales

¿Qué pasa si mi pareja tiene papiloma?

Mi pareja tiene el virus del papiloma – Urólogo Manuel Martínez Sarmiento Una consulta frecuente al urólogo en la actualidad, es la de pacientes a los que a su pareja se le ha detectado una infección por papilomavirus en una revisión ginecológica y se les recomienda descartar que ellos estén infectados.

  • Esta es una situación que genera múltiples preguntas, desconfianza con la pareja, dudas en las respuestas incluso, a veces, desconocimiento del personal sanitario.
  • Sin embargo, es importante remarcar que casi todas las personas sexualmente activas contraerán el virus del papiloma humano en algún momento de su vida y que la mayoría de las infecciones desaparecen por sí solas sin causar ningún problema.

¿Qué son los virus del papiloma humano? Los virus del papiloma humano (VPH), son un grupo de más de 150 tipos de virus, que se les llama así porque algunos de ellos pueden causar verrugas o papilomas. Más de 40 tipos de VPH se transmiten sexualmente y la infección por papilomavirus es, en la actualidad, la enfermedad de transmisión sexual más frecuente, En el hombre no es un problema importante de salud, sin embargo en las mujeres, la infección crónica por determinados papilomavirus (VPH de alto riesgo o carcinogénicos), en especial el 16 y el 18, es la responsable del cáncer de cérvix o de cuello de útero.

  • Sin embargo, la mayoría de las infecciones por VPH son asintomáticas y desaparecen, sin tratamiento alguno, con el tiempo sin causar ningún problema de salud.
  • ¿Cómo se transmite el VPH? El VPH se transmite generalmente tras relaciones sexuales vaginales y/o anales,
  • También se puede transmitir mediante sexo oral o con el simple contacto entre los genitales, tanto entre parejas heterosexuales como homosexuales, y en la mayoría de las ocasiones cuando la pareja infectada no tiene ninguna manifestación clínica.

De hecho, una persona puede tener el VPH hasta años después de haber tenido contacto sexual con una pareja infectada, ya que la mayoría de las personas infectadas no saben que lo están y que están transmitiendo el virus a su pareja sexual. ¿Cuáles son los signos, síntomas y posibles problemas de salud que puede ocasionar el VPH? La mayoría de las personas infectadas por el VPH no presenta síntomas o problemas de salud por la infección.

Verrugas genitales o condilomas acuminados, y en raras ocasiones verrugas en la garganta.

Cáncer de cérvix o cuello uterino y otros cánceres menos frecuentes pero graves, como cáncer de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la cavidad orofaríngea. Cerca de medio millón de mujeres cada año en el mundo son diagnosticadas de cáncer de cérvix lo que remarca la importancia de este tumor y la trascendencia de su prevención. Se estima que, globalmente, la infección por VPH es la responsable de aproximadamente el 5% de todos los cánceres en el mundo.

¿Qué son las verrugas genitales o condilomas? Algunos tipos de VPH, los de bajo riesgo, pueden motivar la aparición de verrugas alrededor de los genitales, del ano, o incluso en la ingle y muslos. La mayoría de las verrugas o condilomas acuminados son causados por dos tipos de virus del papiloma humano, el 6 y el 11, y pueden aparecer varias semanas, meses o incluso años después del contacto sexual con una persona infectada por VPH. ¿Cuáles son los factores de riesgo de infección por VPH? Tener muchas parejas sexuales, iniciar las relaciones sexuales a edades tempranas y tener una pareja con infección por VPH son los factores de riesgo más importantes de infección por VPH. Importante recordar que la mayoría de infecciones desaparecen por sí solas sin causar alguna anomalía y que la probabilidad de que se desarrolle un cáncer de cuello de útero en las mujeres con una infección persistente por VPH de alto riesgo, es baja.

En cualquier caso la infección por VPH es el factor de riesgo fundamental para el desarrollo de este tumor, de ahí la importancia de las revisiones ginecológicas para el diagnóstico precoz. ¿Qué puedo hacer para reducir la posibilidad de contraer el VPH? Realmente, la única manera de evitar el contagio con toda seguridad del VPH es la abstinencia sexual.

Esta medida tan extrema está, lógicamente, fuera de lugar, pero sí son recomendables ciertas medidas preventivas. Fundamental insistir en las relaciones sexuales con preservativo, que se debe colocar, y esto es muy importante, antes de la penetración y mantener hasta el final de la relación.

Esta no es sólo una medida para evitar contagiarse o trasmitir la infección del VPH a la pareja, sino que es muy recomendable para evitar el contagio y/o la trasmisión de otras enfermedades de trasmisión sexual mucho más importantes y graves como, por ejemplo, el virus del SIDA. No obstante, el VPH puede afectar las áreas que no están cubiertas por el preservativo, por lo que no ofrecen una protección completa contra este virus.

La medida preventiva del futuro, de gran desarrollo en la actualidad en mujeres jóvenes y en menor medida en hombres, es la vacunación frente al VPH, con la que se espera reducir la incidencia de cáncer de cérvix. Una pregunta muy habitual y comprometida ¿La infección por VPH significa que mi pareja es infiel? El VPH no es una señal de que usted o su pareja haya sido infiel en la relación.

  • El VPH puede permanecer silente por muchos años antes de que sea detectado en una prueba o que se manifieste clínicamente.
  • No existe método alguno que pueda determinar cuándo y de quien adquirió el VPH, por lo que no hay manera de saber si su pareja le transmitió el VPH o si usted le transmitió el VPH a su pareja.

Por tanto, el VPH no debe interpretarse como un signo de que usted o su pareja han tenido relaciones sexuales con otras personas. Mi pareja o yo tenemos verrugas genitales o condilomas ¿debemos evitar las relaciones sexuales? Si, se deben evitar las relaciones sexuales hasta que las verrugas hayan desaparecido. ¿Cómo se detectan las infecciones por VPH? No existe una prueba en sangre que determine si una persona está infectada o no por el VHP.

  1. En las mujeres mediante, una prueba de ADN del VPH se puede determinar la presencia de los tipos de VPH de alto riesgo en las células del cérvix o cuello uterino antes de que alguna anomalía de las células se haga visible.
  2. No hay pruebas reconocidas para detectar el VPH en hombres, aunque existen algunas opciones para detectar el problema más común causado por VPH en hombres, las verrugas o condilomas que se diagnostican con sólo visualizarlas.

En ocasiones se puede utilizar una solución de ácido acético (vinagre) que ayuda a identificar las lesiones sin relieve que aparecen como lesiones blanquecinas, aunque no es una prueba específica, es decir, la prueba puede confundir piel normal con verrugas.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la infección por VPH? No existe un tratamiento específico contra el virus, pero si para las enfermedades que el VPH puede causar, en especial el cáncer de cérvix y los condilomas. Dado que las verrugas genitales o condilomas desaparecen con el tiempo una opción es la observación.

Habitualmente se suelen tratar con la aplicación por el propio paciente de cremas o soluciones con podofilotoxina, 5-fluoruracilo o imiquimod. Si no responde al tratamiento o en el caso de verrugas grandes o extensas se pueden tratar con crioterapia con nitrógeno líquido, láser, electrocirugía o excisión quirúrgica.

¿Debería estar preocupado porque el VPH no puede ser detectado ni tratado? No, El VPH no es como otras infecciones de transmisión sexual, que necesitan ser detectadas y tratadas. El VPH es un virus que vive en la piel, en lugar de vivir en el cuerpo, por lo que no existe un beneficio claro para la salud el enterarse que se tiene el virus cuando este usualmente desaparece por sí solo.

Sólo es importante en el caso de la infección persistente por un virus de alto riesgo en la mujer, por su relación con el cáncer de cérvix, aunque si se siguen los controles ginecólogos habituales ese riesgo es mínimo y curable si finalmente se desarrolla un tumor.

¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer el virus del papiloma humano?

Recursos de temas El virus del papiloma humano (VPH) puede ser de transmisión sexual y causar alteraciones en las células, lo que puede provocar verrugas genitales o cáncer o precáncer de cuello uterino, de vagina, de vulva, de ano o de garganta.

Los diferentes tipos de virus del papiloma humano (VPH) infectan diferentes partes del cuerpo y pueden causar verrugas o precáncer o cáncer de cuello uterino, vagina, vulva, pene, ano y garganta. Las verrugas genitales son lesiones visibles de la piel que a veces causan dolor ardiente; un precáncer o un cáncer genital o anal puede causar sangrado o una masa o no dar síntomas. Los médicos identifican las verrugas en función de su apariencia. El cáncer de cuello uterino se examina mediante pruebas de Papanicolaou o del VPH, y algunas personas con alto riesgo se someten a pruebas de detección del cáncer anal. Las verrugas genitales generalmente se tratan con congelación (crioterapia) o con la aplicación tópica de medicamentos. La vacuna previene las infecciones causadas por la mayoría de los tipos de virus del papiloma humano (VPH) que producen verrugas o cánceres genitales.

You might be interested:  Como Fortalecer El Suelo Pelvico

El VPH es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. El VPH es tan común que alrededor del 80% de todas las personas sexualmente activas que no han sido vacunadas contraen el virus en algún momento de su vida. En Estados Unidos se infectan por el VPH alrededor de 14 millones de personas cada año.

Antes de que se comercializara la vacuna contra el VPH, cada año aproximadamente entre 340 000 y 360 000 personas buscaban atención para las verrugas genitales causadas por el virus. A medida que cada vez más personas están siendo vacunadas contra el VPH, el porcentaje de personas con infección por este virus ha ido disminuyendo.

La mayoría de las infecciones desaparecen en el plazo de 1 o 2 años, pero en algunos casos persisten. La infección persistente causada por algunos tipos de VPH puede causar ciertos tipos de cáncer.

Verrugas genitales o anales: estas verrugas están causadas por determinados tipos del VPH, sobre todo, los tipos 6 y 11. No obstante, es poco probable que los tipos 6 y 11 del virus causen cáncer. Estas verrugas son fácilmente visibles y suelen ser detectadas por la propia persona afectada o por un profesional de la salud. Precáncer (neoplasia intraepitelial) o cáncer: otros tipos de VPH, especialmente los tipos 16 y 18, infectan el área anogenital (el ano y los órganos genitales), pero por lo general no causan lesiones fácilmente visibles. Pueden infectar y causar cambios en las células que luego se vuelven precancerosas o cancerosas. En el área anogenital, estas alteraciones se producen con mayor frecuencia en el cuello uterino, la vulva o el ano, y con menor frecuencia en la uretra o en el pene. Muchos cánceres de garganta también están causados por el VPH. Las verrugas menos visibles que pueden conducir a un precáncer o a un cáncer no suelen causar síntomas. Las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado (inmunodepresión), como por ejemplo por la infección por el virus de lnmunodeficiencia humana (VIH), corren un riesgo mayor de desarrollar cáncer relacionado con el VPH.

Los tipos del VPH que afectan a las áreas genitales y rectales se suelen propagar durante el coito vaginal o anal, pero también pueden contagiarse a través de otros tipos de contacto sexual. El VPH también puede transmitirse durante el sexo oral y, posteriormente, producir infecciones en la boca, además de aumentar el riesgo de cáncer de garganta.

En las mujeres, las verrugas genitales pueden aparecer en la vulva, la vagina y/o la piel en el área de la ingle. En los hombres, las verrugas suelen aparecer en el pene, especialmente bajo el prepucio en los hombres no circuncidados, o en la uretra. En todas las personas, también pueden aparecer en el área que rodea el ano y en su interior, sobre todo en personas que practican sexo anal.

Las verrugas genitales suelen estar causadas por tipos de VPH que es poco probable que causen cáncer. En muchos casos, las verrugas no causan ningún síntoma, pero en algunas personas producen dolor urente, prurito o malestar ocasionales. Las verrugas genitales son fácilmente visibles y a menudo son detectadas por la propia persona que las tiene.

Suelen aparecer de 1 a 6 meses después del contagio con el VPH. Al principio, consisten en crecimientos diminutos, blandos y húmedos, de color rosa o gris. Crecen con rapidez y se convierten en un bulto áspero e irregular, que, en algunos casos, crece hacia el exterior de la piel con un tallo estrecho.

Su superficie rugosa les da el aspecto de una pequeña coliflor. A menudo crecen en forma de racimos. Las verrugas crecen con más rapidez y se extienden por una zona más amplia en las mujeres embarazadas y en personas que tienen el sistema inmunitario debilitado, como es el caso de aquellos infectados por VIH.

Para verrugas genitales, una evaluación médica Para el cribado del cáncer de cuello uterino, una prueba de Papanicolaou y/o una prueba de VPH A veces, citología anal (prueba de Papanicolau) Para resultados anómalos en las pruebas de VPH o citología, a veces colposcopia, anoscopia y/o biopsia

Las verrugas genitales generalmente se pueden diagnosticar en función de su apariencia. Si las verrugas tienen un aspecto inusual, sangran, se convierten en llagas abiertas (se ulceran) o persisten después del tratamiento, el médico debe tomar una muestra (biopsia) y examinarla al microscopio para detectar un posible precáncer o cáncer., se realiza una prueba de Papanicolaou y/o una prueba de VPH. Los médicos suelen utilizar la primera prueba de VPH para detectar cualquier tipo de un conjunto de tipos de VPH que presentan un alto riesgo de causar cáncer de cuello uterino. El resultado es positivo o negativo, pero no se especifica el tipo de VPH.

A menudo, los médicos hacen una prueba de seguimiento para detectar los tipos específicos de VPH que tienen más probabilidades de causar cáncer (16 y 18), un proceso llamado genotipado. El genotipado se realiza mediante pruebas como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). La PCR produce muchas copias de un gen, lo que permite a los médicos identificar un tipo específico de material genético único (ADN) del VPH.

Si una prueba de Papanicolaou cervical o una prueba de VPH es anormal (positiva), el médico puede hacer una colposcopia (uso de una lente de aumento para examinar el cuello uterino) para detectar un precáncer o un cáncer de cuello uterino. En entornos con pocos recursos y sin acceso a pruebas de Papanicolaou rutinarias o colposcopia, el cribado y la evaluación del cáncer de cuello uterino consisten en pruebas de detección del VPH y/o inspección visual con el uso de un tipo de vinagre (ácido acético) o yodo (yodo de Lugol).

Por lo general, el tratamiento de las lesiones con medicamentos tópicos o congelación (crioterapia) A veces, el tratamiento o la eliminación de las lesiones con láser, electrocauterización o cirugía

Si el sistema inmunitario está sano, suele conseguir finalmente controlar el VPH y eliminar el virus. La infección por el VPH desaparece después de 8 meses en la mitad de las personas y dura más de 2 años en menos de 10% de los casos. A veces las verrugas genitales desaparecen, incluso sin tratamiento.

Si las personas con verrugas genitales tienen el sistema inmunitario debilitado, necesitan tratamiento y, a menudo, las verrugas reaparecen. Para las verrugas genitales, los medicamentos tópicos aplicados directamente a las verrugas son toxina de podofilina, imiquimod, ácido tricloroacético o sinecatequinas (una pomada compuesta de extractos de té verde).

Esta modalidad requiere varias aplicaciones durante semanas o meses y puede producir quemaduras en la piel circundante, y suele ser, pero no siempre, eficaz. Las verrugas pueden reaparecer después de administrar un tratamiento aparentemente eficaz. Si los medicamentos tópicos no son eficaces, la verrugas se pueden eliminar con láser, mediante la utilización de una corriente eléctrica (electrocauterización), por congelación (crioterapia) o mediante cirugía.

Se utiliza un anestésico local o general, dependiendo del número y tamaño de las verrugas que se van a eliminar. Para las verrugas de la uretra, se usa un tubo de visualización (endoscopio) con accesorios quirúrgicos, que es la forma más eficaz de eliminarlas, pero este procedimiento requiere anestesia general.

Fármacos tales como la tiotepa introducida en la uretra o el medicamento antineoplásico 5-fluorouracilo inyectado en la verruga suelen ser eficaces. Se ha descubierto que las inyecciones de interferón alfa en la verruga son eficaces hasta cierto punto.

Nonavalente: protege contra nueve tipos de VPH Cuadrivalente: protege contra cuatro tipos de VPH Bivalente: protege contra dos tipos de VPH

En Estados Unidos solo se dispone de la vacuna nanovalente. Las tres vacunas contra el VPH protegen frente a los dos tipos de VPH (tipos 16 y 18) que causan alrededor del 70% de los cánceres de cuello uterino. La vacuna cuadrivalente incluye protección contra los dos tipos de VPH (tipos 6 y 11) que causan más del 90% de las verrugas genitales.

La vacuna nonavalente añade protección contra otros 5 tipos de VPH (tipos 31, 33, 45, 52 y 58) que causan alrededor del 15% de los cánceres de cuello uterino. Estas vacunas se administran en forma de inyección en un músculo, normalmente en el brazo. La vacuna se administra preferiblemente a los 11 o 12 años de edad, pero su administración puede comenzar a los 9 años de edad.

Los niños menores de 15 años reciben dos dosis; las personas de 15 años o más reciben tres dosis. En los hombres, la circuncisión reduce el riesgo de contraer la infección por VPH, así como la infección por VIH y el herpes genital, pero no la sífilis.

Disminución del riesgo de exposición a las infecciones de transmisión sexual al reducir el número de parejas sexuales, no tener parejas sexuales de alto riesgo (personas con muchas parejas sexuales o que no practican relaciones sexuales más seguras) o practicar la monogamia o la abstinencia mutua Diagnóstico y tratamiento rápido de las verrugas genitales (para prevenir el contagio a otras personas)

El siguiente recurso en inglés puede ser útil. Tenga en cuenta que el MANUAL no se hace responsable del contenido de este recurso. NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: VER VERSIÓN PROFESIONAL Copyright © 2023 Merck & Co., Inc., Rahway, NJ, USA y sus empresas asociadas. Todos los derechos reservados.

¿Cuánto tiempo dura el virus del papiloma humano en el hombre?

6.- Manifestaciones clínicas de Infección por VPH – La manifestación clínica habitual son los condilomas acuminados, verrugas genitales o papilomas venéreos, Los llamados condilomas acuminados son una de las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. Figura 5.- Virus papiloma Humano Es una realidad que se sabe muy poco de la prevalencia de la infección subclínica o latente y también de la infección clínica por virus del papiloma humano en varones en nuestro país, ya que no existe una prueba diagnóstica patrón. Ningún método por si solo puede detectar la totalidad de las infecciones por virus del papiloma humano.