Cuantos Hijos Tiene Dios

¿Cuáles son los 7 hijos de Dios? – La Iglesia ortodoxa generalmente reconoce a los siete arcángeles: Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Jegudiel, Sealtiel, y Barachiel. Pero a veces también agrega un octavo, Jeremiel, a este número.

¿Cuáles son los hijos de Dios en la Biblia?

Para la segunda persona de la Trinidad, véase Dios Hijo. Hijo de Dios es un concepto teológico utilizado en las religiones judía y cristiana para designar a una persona que tiene una relación directa e íntima con una divinidad. Sin embargo, las características e implicaciones de la expresión son muy diferentes en ambas tradiciones religiosas.

¿Cómo se llaman los 3 hijos de Dios?

Set (personaje bíblico)

Set
Hijos Enós, Noam y más
Familiares Caínan (nieto)
Información profesional
Ocupación Profeta

.

¿Cuántos son los ángeles hijos de Dios?

La Biblia indicaría que hay siete arcángeles,​ aunque se menciona el nombre de solo tres: Miguel (Apocalipsis 12:7-9), Gabriel (Evangelio según Lucas 1:11-20; 26-38) y Rafael (Tobit 12:6, 15).

¿Quién es el Hijo único de Dios?

Jesucristo es el Hijo Unigénito de Dios Lo que creemos Jesús fue la única persona que nació de una madre mortal, María, y un padre inmortal, Dios el Padre. Por esa razón a Jesús se le llama el Hijo Unigénito de Dios. De Su Padre, heredó poderes divinos (véase Juan 10:17–18 ); de Su madre, heredó la mortalidad y quedó sujeto al hambre, la sed, la fatiga, el dolor y la muerte.

La vida mortal de Jesucristo comenzó cuando nació en Belén. Lucas relató lo siguiente: “…el ángel Gabriel fue enviado por Dios… a una virgen desposada con un varón que se llamaba José… Entonces el ángel le dijo:… concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.

Éste será grande y será llamado Hijo del Altísimo… El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios” ( Lucas 1:26–27, 30–32, 35 ; véase también 1 Nefi 11:16–21 ; Alma 7:10 ).

  • Mateo dejó registrado que un ángel también se le apareció a José en un sueño y le dijo: “[María] dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (véase Mateo 1:20–21 );

Tanto María como José comprendieron que el hijo que nacería de María, que se llamaría Jesús, era el Hijo Unigénito de Dios. El ángel Gabriel también le dijo a María que su pariente Elisabet estaba embarazada y esperaba un hijo. Cuando María fue a visitarla, Elisabet fue llena del Espíritu Santo y dijo: “¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?” (véase Lucas 1:39–45 ).

  1. Algunos de los discípulos del Salvador se encontraban en una barca cuando vieron a Jesucristo caminando sobre las aguas. Ellos “vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios” ( Mateo 14:33 ).
  2. Cuando Jesús preguntó a Sus discípulos “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”, Pedro contestó: “¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!” ( Mateo 16:15, 16 ).
  3. Antes de que Jesús levantara a Lázaro de entre los muertos, Él preguntó a la hermana de Lázaro, Marta, si creía que Él era “la resurrección y la vida”. Ella respondió: “Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios” ( Juan 11:25, 27 ).
  4. Adán y Eva ofrecieron sacrificios, los cuales eran “una semejanza del sacrificio del Unigénito del Padre” ( Moisés 5:7 ).
  5. Dios le enseñó a Adán que debía “bautiza[rse] en el agua, en el nombre de mi Hijo Unigénito, lleno de gracia y de verdad, el cual es Jesucristo” ( Moisés 6:52 ).
  6. En las Américas, cinco años antes del nacimiento del Salvador, Samuel el lamanita profetizó: “Viene el Hijo de Dios para redimir a todos los que crean en su nombre” ( Helamán 14:2 ).

Desde la izquierda: Bendita tú entre las mujeres, por Walter Rane © IRI; Adán y Eva ofreciendo sacrificios, por Del Parson; Cristo caminando sobre las aguas, por Robert T. Barrett; ilustración fotográfica por Hyun Gyu Lee; detalle de Venid y ved, por Liz Lemon Swindle, Foundation Arts, prohibida la reproducción; Samuel el lamanita profetiza, por Arnold Friberg © IRI; Marta recibe a Jesús, por Robert T. Barrett..

¿Cómo se les llama a los hijos de ángeles y humanos?

Origen del término [ editar ] – La palabra nefilim es la transliteración al español de una palabra hebrea que probablemente significa “Los que hacen caer” o “los caídos”. La obra Wilson’s Old Testament Word Studies del autor William Wilson, menciona que el término se emplea para referir a quienes se “abalanzan con violencia contra los hombres para despojarlos y derribarlos”.

  • [ 7 ] ​ A lo largo de la historia, diversas traducciones de la Biblia han versado esta expresión hebrea de diversas formas, siendo sin embargo, la más común “gigantes”;
  • Por ejemplo, la Septuaginta (años 200 a 50 A;

), versión al griego del antiguo testamento hebreo, traduce esta expresión como γίγαντες ( gigantes ) [ 16 ] ​ y la versión católica Vulgata latina (siglo  IV ) como gigantes. [ 17 ] ​ Aunque se ha sugerido que el término proviene de la forma causativa del verbo hebreo nafál : “caer”, [ 18 ] ​ [ 10 ] ​ y de ahí la expresión “los que hacen caer”, ”los derribadores”.

  1. [ 18 ] ​ Si el hebreo nefilim significa literalmente “los caídos”, su traducción estricta al griego sería peptokotes , que de hecho aparece en la Septuaginta de Ezequiel 32:22-27;
  2. Una hipótesis sostiene que los traductores de la Septuaginta no solo buscaban traducir simplemente la palabra original al griego, sino también emplear un término que fuera inteligible y significativo para sus audiencias helenísticas;

Dado el complejo significado de los nefilim que habría surgido de los tres pasajes bíblicos interconectados (híbridos humano-divino en Génesis 6, personas autóctonas en Números 13 y guerreros antiguos atrapados en el inframundo en Ezequiel 32), los traductores griegos reconocieron algunas similitudes.

En primer lugar, tanto nefilim como gigantes eran figuras liminales resultantes de la unión de órdenes opuestos y, como tales, conservaban un cierto estatus entre lo divino y lo humano y se dice que fueron contempladas con asombro y la fascinación por los que debieron verlas.

En segundo lugar, ambos fueron presentados como personificando cualidades caóticas y planteando un serio peligro para dioses y humanos. Aparecieron en el contexto histórico prehistórico o temprano, pero en ambos casos precedieron al ordenamiento del cosmos.

Por último, tanto los gigantes como los nefilim estaban claramente conectados con el inframundo y se decía que se originaron en la tierra y terminaron encerrados allí. [ 19 ] ​ Versiones modernas de la Biblia han seguido el mismo modelo de las versiones Septuaginta y Vulgata, mientras que otras ocupan expresiones como tiranos, [ 20 ] ​ [ 21 ] ​ o simplemente transliteran del hebreo.

A continuación se presentan tres distintas traducciones al español del mismo pasaje bíblico en que se hace mención a los nefilim: Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos.

Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. (Reina-Valera Revisada 1960) Ahora bien, cuando la cantidad de hombres empezó a aumentar por toda la tierra y ellos tuvieron hijas, los hijos del Dios verdadero empezaron a darse cuenta de que las hijas de los hombres eran hermosas.

  1. Así que comenzaron a casarse con todas las que quisieron;
  2. Y Jehová dijo: “Mi espíritu no tolerará por siempre al hombre, porque solo es carne;
  3. Por lo tanto, sus días serán 120 años”;
  4. Los nefilim ya estaban en la tierra para ese entonces, y también después;

En esos tiempos, los hijos del Dios verdadero tenían relaciones con las hijas de los hombres y ellas les daban hijos. Estos fueron los hombres poderosos y famosos de la antigüedad. (La Biblia. Traducción del Nuevo Mundo [2019]) Cuando los seres humanos comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y tuvieron hijas, los hijos de Dios, viendo que las hijas de los seres humanos eran hermosas, tomaron como mujeres a todas las que quisieron.

Entonces el Señor dijo: — No voy a permitir que mi aliento de vida esté en el ser humano para siempre, porque él no es más que un simple mortal. Así que la duración de su vida será de ciento veinte años.

En aquellos tiempos —cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los seres humanos y tuvieron descendencia con ellas—, e incluso después, habitaban la tierra gigantes. Ellos fueron los famosos héroes de los tiempos antiguos. (La Biblia Hispanoamericana, Traducción Interconfesional [2014]).

¿Quién creó a Cristo?

En el catolicismo [ editar ] – Para el catolicismo , Cristo es el Hijo de Dios hecho hombre para la salvación del género humano, y esa es la «Buena Nueva»: Dios ha enviado a su Hijo. [ 36 ] ​ Hijo de Dios hecho hombre: para la Iglesia católica esto significa que la segunda Persona de la Santísima Trinidad , el Hijo, se hizo hombre en el seno de María. Cristo, siendo una sola Persona divina, es perfecto Dios y perfecto hombre. Esta doctrina encuentra sus antecedentes en distintos textos de la Sagrada Escritura, entre los que se puede citar: En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.

Evangelio según San Juan 1:1. Ed. BdJ Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros. Evangelio según San Juan 1:14. Ed. BdJ Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío. » Evangelio según San Juan 20:28.

Ed. BdJ. y los patriarcas; de los cuales también procede Cristo según la carne, el cual está por encima de todas las cosas, Dios bendito por los siglos. Amén. Epístola de San Pablo a los Romanos 9:5. Ed. BdJ. El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios.

  1. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz;

Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre. Epístola de San Pablo a los Filipenses 2:6-11 Ed.

  • BdJ;
  • aguardando la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo;
  • Epístola de San Pablo a Tito 2:13 Ed;
  • BdJ Se han producido dentro de la Iglesia católica distintos debates referidos a cómo deben interpretarse estas afirmaciones;

Su posición oficial ha quedado fijada en las decisiones de los distintos Concilios: El Primer Concilio de Nicea , en el año 325, el primer concilio ecuménico que la Iglesia católica pudo realizar terminadas las persecuciones que padeció sus primeros 300 años, profundizó los textos bíblicos citados, afirmando que Jesucristo es consustancial al Padre (de la misma sustancia que el Padre), es decir, verdadero Dios. Los Concilios siguientes han continuado precisando la doctrina:

  • El Concilio de Éfeso (año 431), definió que el Cristo histórico es al mismo tiempo verdadero Dios y verdadero hombre, y como consecuencia necesaria, María es madre de Dios. [ 37 ] ​
  • El Concilio de Calcedonia (año 451), precisó y formuló la existencia de las dos naturalezas divina y humana en la Persona única de Cristo. [ 38 ] ​
  • En el Segundo Concilio de Constantinopla (año 553), quedó precisada la unión de las naturalezas divina y humana insistiendo en la unicidad de la Persona de Cristo. [ 39 ] ​
  • El Tercer Concilio de Constantinopla (años 680-681), proclamó la existencia en Cristo de dos voluntades, la humana y la divina. [ 40 ] ​
You might be interested:  Cual Es El Mensaje Principal De La Biblia?

Estas precisiones han surgido como respuesta a distintas doctrinas que fueron apareciendo. Por ejemplo:

  • El monarquianismo o adopcionismo : Jesús era un simple ser humano, elevado a una dignidad similar a la de Dios luego de su muerte.
  • El apolinarismo : en Cristo el espíritu estaba sustituido por el Logos divino, con lo que implícitamente negaba la naturaleza humana completa del Redentor.
  • El arrianismo : Jesús fue creado por Dios como el primer acto de la Creación, coronación gloriosa de toda la creación. Entonces, Jesús fue un ser creado con atributos divinos, pero no divino en y por Sí mismo.
  • El monofisismo o eutiquianismo : afirma que en Cristo existe una sola naturaleza, la divina.
  • El nestorianismo : afirmaba que en el Verbo existen dos personas: la divina (Cristo, hijo de Dios) y la humana (Jesús, hijo de María). Por tanto, María no es Madre de Dios, es madre de Cristo.
  • El monotelismo : afirmaba que en Cristo existían dos naturalezas (como en el catolicismo), pero solo la voluntad divina.

En todas ellas, la Iglesia ha visto en el fondo la negación de la redención, porque creían que era necesario que Cristo fuera Dios, para poder redimir; que fuera hombre, para poder padecer; y que fuera una sola persona, para poder referir la divinidad y la humanidad «en concurrencia inefable y misteriosa en la unidad». [ 41 ] ​ Para la Iglesia católica, Cristo, en el mundo actual, es «Lumen Gentium», «Luz de los pueblos». [ 42 ] ​ Por ello san Juan Pablo II , en la homilía de comienzo de su pontificado, exclamaba: «¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!».

  • El Primer Concilio de Constantinopla , en el año 381, continuó con la profundización de la doctrina, redactando el Credo Niceno-Constantinopolitano : Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma sustancia del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin;

[ 43 ] ​ Más recientemente, el papa Francisco ha expresado: Jesús es Dios, pero se ha abajado a caminar con nosotros. Es nuestro amigo, nuestro hermano. El que nos ilumina en nuestro camino. Y así lo hemos acogido hoy. Y esta es la primera palabra que quisiera deciros: alegría.

¿Cuántas hijas tuvieron Adán y Eva?

Aunque los más conocidos son Caín y Abel por el episodio fraticida que protagonizaron, existen indicios de que Adán y Eva pudieron tener muchos más hijos. 12/08/2020 En el Génesis , la parte de la Biblia que narra la creación del mundo y el surgimiento del ser humano , se narra cómo Adán y Eva fueron las primeras personas que habitaron el mundo.

Tras haber probado la manzana del árbol del conocimiento, fueron expulsados del Jardín del Edén y condenados a vagar por la Tierra y poblarla con su descendencia. Lo que no está tan claro en la Biblia ni en ningún otro texto es cuántos vástagos tuvo la primera pareja que existió y, aunque se pueden encontrar distintas versiones y teorías, parece haber indicios suficientes para aclarar el misterio.

La versión más conocida y común es que Adán y Eva tuvieron en primer lugar a Caín y Abel , los famosos hermanos que terminarían enfrentándose en un combate fraticida. Si nos atenemos a lo que dice el Génesis , la pareja expulsada del Edén concibió como mínimo a otro retoño : “Adán se unión a su mujer, y ella tuvo un hijo, al que puso el nombre de Set , diciendo: Dios me dio otro descendiente en lugar de Abel, porque Caín lo mató”.

  • Sin embargo, en el Libro de los Jubileos (que no es considerado canónico) se habla de nueve hijos entre los que habría varias mujeres como Awa y Azura;
  • En otro fragmento se cuenta que ” después de que nació Set, Adán vivió 800 años y tuvo hijos e hijas;

Adán vivió en total 930 años”. Con esta frase se refuerza la idea de Adán como padre de todos los hombres sin llegar a entrar en detalles pero dejando claro que el número de hijos e hijas fue muy alto. Por otro lado, hemos de pensar que todos esos hijos siguieron teniendo descendencia (como es el caso de Caín y su hijo Henoc) que procedería, obligatoriamente, de sus propias hermanas o sobrinas.

Esta idea no resulta tan extraña si se tiene en cuenta que el incesto y las relaciones entre familiares fueron una práctica común en la antigüedad. El Génesis , libro donde se incluye esta historia, fue escrito aproximadamente en el siglo VI a.

, coincidiendo con el exilio post-babilónico de los judíos. Desde un punto de vista histórico y científico, se debe considerar como una especie de parábola escrita con el fin de educar a la población y plasmar unos valores o comportamientos concretos más que con una crónica fidedigna.

  • La historia de Adán y Eva y sus descendientes trata precisamente de reflejar la relación entre Dios y el hombre en todos sus aspectos, tanto buenos como malos y que sería utilizado tanto por los judíos como, más tarde, por los cristianos;

A lo largo de los siglos, numerosos estudiosos de todos los campos han decidido centrar su trabajo en las figuras de Adán y Eva y, especialmente, en el aspecto de su descendencia. Sin embargo, cada uno de ellos parece decidirse por fuentes o interpretaciones distintas que hacen que el número de descendientes varíe en cada caso.

  • Cuantos Hijos Tiene Dios Santuario de Las Lajas (Colombia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de San Basilio (Rusia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Colonia (Alemania)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Iglesia de madera de Borgund (Noruega)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Meteora (Grecia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios La Sagrada Familia (España)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Amberes (Bélgica)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Canterbury (Inglaterra)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Taktshang (Bután)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Hagia Sophia (Turquía)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Milán (Italia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Iglesia de Grundtvig (Dinamarca)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Basílica de San Pedro (Italia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Iglesia de Wies (Alemania)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Abadía del Monte Saint-Michel (Francia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Templo Dorado (India)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Sinagoga Beth Sholom (EE. UU. )
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Ouagadougou (Burkina faso)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Notre Dame (Francia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de San Patricio de Nueva York (EE. UU. )
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Hallgrímskirkja (Islandia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Nuestra Señora de Lourdes (Brasil)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Iglesia de San Pantaleón (Macedonia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Basílica del Sagrado Corazón (Francia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Iglesia en el Lago (Eslovenia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Sinagoga de Subotica (Serbia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Templo Natadera (Japón)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Kizhi Pogost (Rusia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Santiago de Compostela (España)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Catedral de Santa María de la Flor (Italia)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Abadía de Westminster (Inglaterra)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Mezquita-catedral de Córdoba (España)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Nueva Sinagoga (Alemania)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Mezquita Hassan II (Marruecos)
  • Cuantos Hijos Tiene Dios Wat Rong Kuhn (Tailandia)

1/35 .

¿Qué son los ángeles para Dios?

Según el cristianismo, los ángeles son seres espirituales creados por Dios y se establece la diferencia entre ángeles buenos y ángeles malvados o demonios, servidores de Satanás, pues decidieron seguir a Lucifer en su caída tras rebelarse.

¿Cuánto tiempo vivió Adán?

GENESIS 5:32 5 Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió. 6 Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enos. 7 Y vivió Set, después que engendró a Enos, ochocientos siete años, y engendró hijos e hijas.

¿Cuál es la diferencia entre un ángel y un arcángel?

En la religión cristiana, los arcángeles son una categoría de ángeles superior a la de los propios ángeles, ya que estos son los representantes directos de Dios. En total hay siete arcángeles, cada uno de ellos encargado de una cosa según su color. Se dice que todas las personas nacemos con uno de estos colores, también llamados rayos o llamas, los cuales nos confieren una serie de características durante toda nuestra vida.

  1. Dependiendo de cuál sea nuestro rayo, llama o color, tendremos más afinidad con un arcángel u otro;
  2. Si te preguntas cuál es mi arcángel según mi fecha de nacimiento , en este artículo de unCOMO te sacaremos de dudas;

¿Encaja con tu personalidad?.

¿Cómo es Dios?

La definición más común de Dios es la de un ser supremo, omnipotente, omnipresente y omnisciente;​ creador, juez, protector y, en algunas religiones, providente y salvador del universo y de la humanidad.

¿Por qué Dios es Hijo?

Hijo de Dios [ editar ] – Dios Hijo es distinto del término Hijo de Dios : [ 3 ] ​ En latín, griego, francés, inglés y hebreo:

  • Deus Filius, Theos ho Huios (Θεός ο Υιός), Dieu le Fils, God the Son, Elohim ha-Ben (אלוהים הבן )
  • Filius Dei, ho huios tou Theou (Ο γιος του Θεού), le fils de Dieu, the son of God, ben Elohim (בן אלוהים)

¿Por qué se le llama Cristo?

Actualizado a 07 de abril de 2020 · 16:42 · Lectura: Cuando se estudia el personaje de Jesús de Nazaret desde el punto de vista histórico, se suele usar su nombre propio. Cristo y Jesucristo son términos pertenecientes al ámbito religioso: Christós es un término griego que significa “ungido” y que usaba con frecuencia Pablo de Tarso, una de las figuras más importantes en los inicios del cristianismo y que contribuyó en gran medida a difundir las enseñanzas de Jesús en el Imperio Romano.

Pablo de Tarso tenía raíces judías, pero se había formado en la cultura griega y romana: Cilicia, su región natal -en el sureste de la actual Turquía-, había sido fuertemente helenizada como parte del Imperio Seléucida y en el momento de su nacimiento llevaba unos 70 años bajo dominio romano.

A menudo se le llama “el apóstol de los gentiles” porque, nacido en el punto de confluencia entre el mundo oriental y el occidental, supo adaptar el mensaje evangelizador para hacerlo llegar a un público de cultura helénica. Al hablar de Jesús solía referirse a él como Iesoûs Christós , “Jesús el ungido”, que se contrajo en el nombre de Jesucristo ; por la gran influencia que tuvieron sus escritos en la formación del cristianismo, este término terminó siendo adoptado en el ámbito religioso para hablar del personaje en su aspecto místico, mientras que el nombre Jesús se usaba para referirse al hombre. .

¿Qué significa ser un hijo de Dios?

Mis amadas hermanas. Me siento muy humilde al estar con ustedes. Tenemos el honor especial de contar esta noche con la presencia del presidente Hinckley y del presidente Monson. La música de este magnífico coro ha sido edificante y la conmovedora oración de la hermana Butterfield fue una invitación para que el Espíritu del Señor esté con nosotros.

  1. Nos hemos sentido inspirados por los mensajes de la hermana Jensen, de la hermana Dew y de la hermana Smoot, quienes han hablado acerca del tema de esta conferencia: “Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová” 1;

Cada una de ustedes, como hija de Sión, irradia fe y bondad. El respeto y la admiración que siento por ustedes, maravillosas hermanas, jóvenes y mayores, van más allá de toda expresión. Por favor acepten nuestro agradecimiento por su fe, su devoción y sus ejemplos de rectitud.

  • El cometido y la dedicación de las hermanas de esta Iglesia han sido desde el comienzo un ingrediente maravilloso y fortalecedor de la Iglesia;
  • Los problemas que enfrentan en la actualidad son diferentes de los de sus antecesoras, pero no por ello menos reales;

Esta noche voy a hablar de lo que significa ser una hija de Dios. El nuevo lema de la Sociedad de Socorro comienza así: “Somos hijas espirituales de Dios amadas por Él”. El ser hija de Dios significa que ustedes son progenie de la Deidad, descendientes literales de un Padre Celestial, que han heredado un potencial y atributos divinos.

  • El ser hija de Dios también significa que han nacido de nuevo, que han sido cambiadas de un “estado carnal y caído, a un estado de rectitud” 2;
  • Una jovencita se dio cuenta más plenamente de la magnífica relación que tenemos con nuestro Padre Celestial cuando dejó su casa por primera vez para asistir al colegio universitario;

Su padre le dio una bendición y le dijo cuánto la quería. Luego ella escribió: “Me aferré a sus palabras de amor y de apoyo mientras con congoja me despedí de mi familia. Me sentí sola y temerosa en esas aguas desconocidas. Esa mañana, antes de salir de mi apartamento, me arrodillé para pedir ayuda y desesperadamente le rogué a mi Padre Celestial que me diera la fortaleza necesaria para enfrentarme sola a ese mundo de estudios universitarios.

  1. El día anterior había dejado atrás a mi familia, a mis amigos y todo lo que me era familiar, y sabía que necesitaba Su ayuda;
  2. “Mis oraciones fueron contestadas mientras meditaba en la tierna experiencia que había tenido con mi padre el día anterior;
You might be interested:  Que Significa Soñar Con Agua Limpia Según La Biblia?

Una ola de consuelo me cubrió al darme cuenta de que no había llegado a la universidad sólo con la bendición de mi padre terrenal. De pronto sentí que un día, no hacía mucho tiempo, mi Padre Celestial también me había dado el calor de Sus brazos; quizás me dio consejos y palabras de aliento y me dijo que tenía fe en mí, de la misma forma que lo había hecho mi padre terrenal.

  1. En ese momento, supe que jamás me encuentro sin el amor perfecto y el apoyo infinito de mi Padre Celestial” 3;
  2. El ser miembro de la Sociedad de Socorro, lo cual es un privilegio para toda mujer adulta de la Iglesia, les proporciona un hogar al estar lejos del hogar celestial, en donde pueden confraternizar con otras mujeres que tienen las mismas creencias y valores;

Pensé en esto recientemente mientras nos encontrábamos en la histórica ciudad de Nauvoo, donde visitamos el pequeño edificio en el que se organizó la Sociedad de Socorro con 18 miembros el 17 de marzo de 1842. Pocos días después, el 28 de abril de 1842, el profeta José Smith declaró: “Mediante el orden que Dios ha establecido, esta sociedad recibirá instrucciones por conducto de aquellos que han sido elegidos para dirigir”.

Luego hizo esta significativa y transcendental declaración profética: “Y ahora, en el nombre del Señor, doy vuelta a la llave y esta sociedad se regocijará y, desde ahora en adelante, descenderán sobre ella conocimiento e inteligencia.

Éste es el principio de días mejores para esta sociedad” 4. Tanto para el Templo de Kirtland como el de Nauvoo, las mujeres respondieron machacando su preciada vajilla de porcelana para que las partículas se utilizaran en las paredes del templo. Desde sus comienzos, grande ha sido el esfuerzo e infinitos los logros que ha realizado esta sociedad.

  1. ¿Qué es la Sociedad de Socorro? En mi opinión, su cometido se concentra en cuatro conceptos importantes: Primero, es una hermandad divinamente establecida;
  2. Segundo, la sociedad es un lugar de aprendizaje;

Tercero, es una organización cuyo propósito básico es el cuidado de los demás. Su lema es: “La caridad nunca deja de ser”. Cuatro, la Sociedad de Socorro es un lugar en el que se satisfacen las necesidades de la mujer de rozarse a un nivel social. La participación en la Sociedad de Socorro puede ayudar tanto a las hemianas jóvenes como a las mayores a ser mejores hijas de Dios.

Ustedes, jovencitas, quizás piensen que no tienen mucho en común al reunirse con sus madres y abuelas. Sin embargo, como dijo Bethany Collard, de 19 años: “Los atributos que las Mujeres Jóvenes comienzan a establecer… la Sociedad de Socorro los sigue edificando y manteniendo”.

Ella empezó a “ver las buenas obras que realizan las hermanas miembros de la Sociedad de Socorro”, porque las buenas obras son algo común de las hermanas de todas las edades. De hecho, son los lazos que las unen sin importar su edad o condición. Como dijo Bethany: “Todas esas cosas son características de una mujer divina que es una digna hija de Dios” 5.

En la letra de uno de los himnos que cantamos, Emily H. Woodmansee escribió: El Padre nos dio la tarea sagrada de amar, socorrer con fiel abnegación, de hacer lo virtuoso, lo digno, lo bueno, Servir, alentar y tener compasión 6.

Es posible que algunas de las hermanas mayores se pregunten: “¿No he escuchado ya todas las lecciones de la Sociedad de Socorro? ¿Qué necesidad tengo de ir a la Sociedad de Socorro todas las semanas?”. La respuesta a estas preguntas podría encontrarse al relatar la historia de un joven estudiante de piano.

Su madre, con deseos de alentarlo, “compró boletos para la actuación de Paderewski, el gran pianista polaco. Llegó la noche del concierto y madre e hijo se acomodaron en sus asientos en las primeras filas de la sala.

Mientras la madre conversaba con algunas amigas, el niño se alejó silenciosamente. “De pronto, llegó el momento de dar comienzo a la función y un rayo de luz atravesó la obscuridad de la sala, iluminando el gran piano de cola que estaba en el escenario.

Fue entonces que el público se dio cuenta del pequeño que se encontraba sentado ante el piano, tocando inocentemente una canción infantil (‘Twinkle, Twinkle, Little Star)”. “La madre se quedó boquiabierta, pero antes de que pudiera moverse, Paderewski apareció en el escenario y rápidamente se dirigió hacia el teclado.

Con un susurro le dijo al niño: ‘No te detengas. Sigue tocando’. Luego, inclinándose, el maestro comenzó a tocar el acompañamiento con la mano izquierda. Poco después extendió el brazo derecho hacia el otro lado, rodeando al niño, para agregar una improvisación a la melodía.

  1. Juntos, el viejo maestro y el joven principiante, mantuvieron fascinada a la concurrencia;
  2. “En la vida, no importa lo poco que sepamos, el Maestro es el que nos rodea y nos susurra una y otra vez al oído: ‘No te detengas;

Sigue tocando’. Y a medida que lo hacemos, Él nos incrementa y complementa hasta crear una obra de extraordinaria belleza. Él está allí, junto a todos nosotros, diciéndonos una y otra vez: ‘Sigue tocando'” 7. Si en verdad ya “lo han escuchado todo”, no hay duda de que necesitarán que se lo recuerden.

Además, como dijo el presidente Hugh B. Brown: “Mientras que la teología puede serle atractiva sólo al intelecto, la religión toca el corazón… La teología puede tratarse sólo de retórica, mientras que la religión requiere la acción” 8.

Para implementar su lema, “La caridad nunca deja de ser”, es necesario proceder. Todos tenemos una gran deuda de gratitud para con Eva. En el Jardín del Edén, a ella y a Adán se les mandó no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, pero a la vez se les dijo: “No obstante, podrás escoger según tu voluntad” 9.

  • La opción consistía en, o bien seguir la existencia confortable que llevaban en el Edén, donde nunca llegarían a progresar, u optar por una salida trascendental a la vida terrenal con todo lo opuesto inherente a ella: dolor, pruebas y la muerte física, en contraposición a la dicha, el progreso y el potencial de obtener la vida eterna;

Al contemplar esta disyuntiva, se nos dice: “Y cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer… y un árbol deseable para darle sabiduría, tomó ella de su fruto y comió, y dio también a su marido, y él comió con ella” 10. Y de esa forma comenzaron su probación y paternidad terrenales.

Una vez que se hubo hecho la elección, Adán expresó así su gratitud: “Bendito sea el nombre de Dios, pues a causa de mi transgresión se han abierto mis ojos, y tendré gozo en esta vida, y en la carne de nuevo veré a Dios” 11.

Después de salir del Jardín del Edén, Eva hizo una declaración aún más extraordinaria de visionaria sabiduría: “De no haber sido por nuestra transgresión, nunca habríamos tenido posteridad, ni hubiéramos conocido jamás el bien y el mal, ni el gozo de nuestra redención, ni la vida eterna que Dios concede a todos los que son obedientes” 12.

Si no hubiese sido por Eva, ninguno de nosotros estaría aquí. El profeta Lehi nos dijo: “Pero he aquí, todas las cosas han sido hechas según la sabiduría de aquel que todo lo sabe. “Adán cayó para que los hombres existiesen; y existen los hombres para que tengan gozo” 13.

El presidente Joseph F. Smith registró su visión de las huestes de los muertos, en la que vio a los grandes y poderosos, entre los cuales se encontraban Adán y Eva, y nos describe el ámbito en que vio a Eva con éstas palabras: “Y nuestra gloriosa madre Eva, con muchas de sus fieles hijas que habían vivido en el curso de las edades y adorado al Dios verdadero y viviente” 14.

En verdad, nuestra madre Eva dejó un legado eterno que continúa a través de las edades para bendecir la vida de todos los hombres y mujeres. Como hijas de Dios, no se pueden imaginar el potencial divino que cada una de ustedes posee.

El baluarte secreto de la fortaleza interior de la mujer es, sin duda, su espiritualidad. Cuando se han convertido verdaderamente al Evangelio, ustedes son iguales e incluso superan a los hombres, tanto en fe, como en moralidad y dedicación. Ustedes tienen “más fe en el Señor [y] más fuerza y valor” 15.

Esa facultad espiritual interior parece que les diera cierta capacidad para hacer frente al dolor, a los problemas y a la incertidumbre. Ustedes no tienen idea de los dones y los talentos que poseen. Todas las mujeres tienen rasgos atractivos; no me refiero a los atractivos que pueda tener una modelo, sino a los que emanan de la personalidad, la actitud y los sentimientos.

Les insto, por tanto, a realzar los dones femeninos naturales que Dios les ha dado, con los cuales han sido tan ricamente bendecidas. Ninguna de ustedes debe sentirse tan complacida consigo misma como para dejar de preocuparse de cómo se ven o cómo se comportan.

En su época, el presidente Brigham Young instó a las mujeres a obtener una educación académica, consejo que todavía sigue siendo vigente; pero me apresuro a agregar: en el curso de sus logros, no pierdan su encantadora femineidad.

Hermanas, ustedes desconocen el alcance total de su influencia. Ustedes enriquecen a la humanidad entera. La vida humana comienza con ustedes. Toda mujer aporta su fortaleza excepcional al seno familiar y a la Iglesia. El ser hija de Dios significa que si buscan su verdadera identidad podrán encontrarla; sabrán quiénes son y eso las hará libres; no libres de las restricciones sino más bien de las dudas, de las preocupaciones y de la presión que ejerzan las amistades.

No tendrán que preocuparse de: “¿Me veo bien?”, “¿me expreso bien?”, “¿qué pensará la gente de mí?”. La convicción de que son hijas de Dios les brinda un sentimiento de seguridad en su propia valía, lo cual significa que podrán encontrar fortaleza en el bálsamo de Cristo.

Dicha convicción les ayudará a soportar las congojas y los problemas con fe y serenidad. Hermanas, me pregunto si pueden apreciar plenamente los dones, las bendiciones y todas aquellas cosas innatas con las que han sido dotadas, sencillamente porque son hijas de Dios.

Es un error que la mujer piense que la vida comienza sólo con el matrimonio. Toda mujer puede y debe tener su propia identidad y sentirse útil, valorada y necesitada, ya sea soltera o casada. Debe confiar en que puede hacer algo por alguien que nadie más puede hacer en esta vida.

Los profetas de Dios han asegurado repetidamente a las fieles mujeres solteras que ellas pueden ser exaltadas. La exaltación requiere que reciban las ordenanzas y las bendiciones selladoras, lo cual, claro está, significa que tendrán que sellarse a un digno poseedor del sacerdocio en la vida venidera y disfrutar así de todas las bendiciones del matrimonio.

  1. Mi tía abuela Ada nunca se casó;
  2. Quizás ella creía en la filosofía: “Cuando me siento aburrida de esta vida de soltera, pienso en todos los hombres con los cuales, por suerte, no estoy casada”;
  3. En todo caso, ella fue una de las primeras mujeres médicos del estado de Utah;

Cuando yo era pequeño, mis hermanos y yo solíamos dormir afuera, en el porche cerrado de nuestra pequeña casa. Un día, mientras saltaba sobre la cama para ver cuán alto podía llegar, salté demasiado cerca de la pared y me desgarré la cara con un clavo que sobresalía.

¡Bueno, necesito tener alguna excusa por mi apariencia! Se llamó entonces a la tía Ada para que me cosiera la herida. En otras ocasiones, cuando no nos sentíamos bien, ella nos daba aceite de castor y leche de magnesia; y cuando estábamos resfriados llegaba con cataplasmas de mostaza que hacían arder de calor nuestro pecho.

Hoy día, cuando tengo achaques, los cuales se hacen cada vez más frecuentes a medida que envejezco, desearía que la tía Ada estuviera aquí para mantenerme saludable. Cada vez que me miro al espejo y veo la cicatriz —un recordatorio constante de mi tropiezo con el clavo— un gran amor por la tía Ada me llena el alma.

  • Ella cumplió una función sumamente importante en mi vida;
  • De todo corazón, insto a las hermanas que han recibido su investidura a que obtengan las bendiciones, la paz y el consuelo del templo;
  • El ser merecedoras de asistir al templo les proporciona una gran protección espiritual, aún a aquellas que no tengan la oportunidad de asistir con regularidad para recibir sus bendiciones;
You might be interested:  Como Son Los Ángeles Según La Biblia Ezequiel?

En Su sabiduría infinita, el Señor requiere que los hermanos dignos de asistir al templo posean el manto del sacerdocio para poder entrar, pero en cambio permite que las hermanas entren únicamente en virtud de su dignidad personal. Hace unos años, después de asistir al templo por primera vez, una hermana me escribió: “¡Qué bendición tan gloriosa la de haber estado en esa casa! Abrí bien los ojos, los oídos y el corazón para asimilar sus enseñanzas.

  • Sentí con todo mi ser la veracidad de los convenios que hice allí dentro;
  • Cada vez que hacía un convenio, sentía que me encontraba de pie ante el Señor; Su influencia fue tan extraordinaria que no deseaba irme del templo al término de la sesión;

Se me hizo realidad entonces el comprender que de verdad estaba en el mundo pero que no pertenecía a él”. Cuatro semanas después, esta hermana volvió al templo para hacer la obra por su madre, y escribió: “Ésta fue otra experiencia gloriosa. Sentí la presencia de mi madre cuando me encontraba en la sesión de la investidura y, cuando se efectuó el sellamiento de mis padres, sentí literalmente la presencia de ellos en el altar.

  • La influencia del Espíritu Santo en el cuarto fue tan grande que me eché a llorar mientras era sellada a mis padres;
  • Experimenté una verdadera reunión con ellos y, desde ese día, he sentido su presencia tan cerca que me parece mentira que hayan muerto” 16;

Como dice la declaración de la Sociedad de Socorro, ustedes son hijas espirituales de Dios amadas por Él. Además, en una revelación que se recibió por medio del profeta José Smith, se nos dice que “todos los que reciben mi evangelio son hijos e hijas de mi reino” 17.

Y, como hij as de Su reino, ustedes pueden ser partícipes de todas las bendiciones del Evangelio. Desde el comienzo de esta dispensación, las muchas contribuciones de las hermanas a esta santa causa han sido realmente admirables.

Les testifico, hermanas, que nunca en la historia del mundo ha habido más necesidad que ahora de la rectitud de ustedes, de su ejemplo y de sus buenas acciones para llevar adelante esta santa obra. Mis queridas hermanas, ruego que los dones divinos que posee cada una de ustedes florezcan en su plenitud.

  • Deseo que puedan expresar plenamente sus ricos atributos femeninos de fortaleza espiritual, bondad, ternura, misericordia y benevolencia, lo cual lograrán a medida que presten servicio al Señor, a su familia y a sus semejantes;

Que el Señor las bendiga para que puedan hacerlo, lo ruego en el nombre de Jesucristo. Amén..

¿Qué dice Romanos 8 14?

1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no a andan conforme a la carne, sino conforme al espíritu. 2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha a librado de la ley del pecado y de la muerte. 3 Porque lo que era imposible para la a ley , por cuanto era b débil por la carne , c Dios , enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne, 4 para que la justicia de la ley fuese cumplida en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al espíritu.

5 Porque los que viven conforme a la carne, en las cosas que son de la carne se ocupan; pero los que viven conforme al espíritu, en las cosas del espíritu. 6 Porque el ánimo a carnal es b muerte , pero el ánimo c espiritual es vida y d paz.

7 Por cuanto la inclinación de la carne es enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede. 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9 Pero vosotros no vivís según la carne, sino según el espíritu, si es que el a Espíritu de Dios mora en vosotros.

Y si alguno no tiene el b Espíritu de Cristo , no es de él. 10 Y si a Cristo está en vosotros, b el cuerpo a la verdad está muerto a causa del pecado, pero el Espíritu es vida a causa de la c justicia. 11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó a Cristo Jesús de los muertos a vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne, 13 porque si vivís conforme a la carne, a moriréis ; pero si por el espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis. 14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son a hijos de Dios.

15 Porque no habéis recibido el espíritu de a servidumbre para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 16 Porque el Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos a hijos de Dios.

17 Y si hijos, también a herederos ; herederos de Dios, y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 18 Porque considero que los a sufrimientos de este tiempo no son dignos de ser comparados con la b gloria venidera que c en nosotros ha de ser manifestada.

19 Porque el anhelo profundo de la creación es el esperar la manifestación de los hijos de Dios. 20 Porque la creación fue a sujetada a la vanidad, no de buen grado, sino por causa del que la sujetó en esperanza, 21 porque también la creación misma será a librada de la servidumbre de la corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una sufre dolores de parto hasta ahora. 23 Y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las a primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la b adopción , a saber, la c redención de nuestro cuerpo.

  1. 24 Porque en a esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que b se ve, ya no es esperanza, porque lo que se ve, ¿para qué esperarlo? 25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo esperamos;
  2. 26 Y asimismo, también el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, porque no sabemos lo que hemos de a pedir como es debido, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles;

27 Pero el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque él, conforme a la voluntad de Dios, a intercede por los santos. 28 Y sabemos que para los que aman a Dios, a todas las cosas obrarán juntamente para su bien, para los que conforme a su propósito son llamados.

29 a Porque a los que b antes conoció, también c predestinó para que fuesen hechos d conforme a la e imagen de su Hijo, a fin de que él sea el f primogénito entre muchos hermanos; 30 y a los que predestinó, a estos también llamó; y a los que llamó, a estos también justificó; y a los que justificó, a estos también glorificó.

31 ¿Pues qué diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién a contra nosotros ? 32 a El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él b todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? a Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, quien además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos apartará del a amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: a Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos considerados como ovejas de matadero.

37 Antes bien, en todas estas cosas somos más que a vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá apartar del a amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro..

¿Qué dice Gálatas 3 26?

1 ¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os a fascinó , para b no obedecer la verdad, a vosotros, ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente como crucificado? 2 Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por a el oír con fe? 3 ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora os perfeccionáis por la carne? 4 ¿Tantas cosas habéis padecido en vano?, si de veras fue en vano.

  • 5 Aquel, pues, que os da el Espíritu y hace milagros entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe? 6 Como Abraham creyó a Dios y le fue contado por a justicia;
  • 7 Sabed, por tanto, que los que son de fe, estos son a hijos de Abraham;

8 Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los a gentiles , b anunció de antemano el evangelio a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las c naciones. 9 Así que los que son de fe son a benditos con el creyente Abraham.

10 Porque todos los que son de las obras de la ley están bajo maldición. Porque escrito está: a Maldito todo aquel que no permanezca en todas las cosas que están escritas en el libro de la ley, para hacerlas.

11 Y que por la ley ninguno se justifica ante Dios, es evidente, porque: El justo por la a fe vivirá. 12 Pero la ley no procede de la fe, sino que dice: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas. 13 Cristo nos a redimió de la b maldición de la c ley , habiéndose hecho maldición por nosotros (porque está escrito: d Maldito todo el que es colgado en un madero), 14 para que en a Cristo Jesús la bendición de Abraham fuese sobre los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la b promesa del Espíritu.

  1. 15 Hermanos, hablo en términos humanos: Un a pacto , aunque sea de hombre, una vez confirmado, nadie lo invalida ni le añade;
  2. 16 Ahora bien, a a Abraham fueron hechas las b promesas , y a su descendencia;

No dice: Y a los descendientes, como si hablara de muchos, sino como de uno: Y a tu descendencia, la cual es Cristo. 17 Esto, pues, digo: El a convenio previamente confirmado por Dios para con Cristo, la ley, que fue hecha b cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, como para invalidar la promesa.

18 Porque si la a herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero mediante la promesa, Dios la concedió a Abraham. 19 a Entonces , ¿de qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la descendencia a quien fue hecha la promesa, ordenada aquella por medio de ángeles por mano de un mediador.

20 Y el mediador no es de uno solo, pero Dios es uno. 21 Entonces, ¿está la ley contra las promesas de Dios? ¡De ninguna manera! Porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia sería verdaderamente por la ley. 22 Pero la Escritura lo encerró todo bajo a pecado , para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.

23 Pero antes que viniese la fe, estábamos guardados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la a ley fue nuestro b ayo para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos c justificados por la fe.

25 Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo, 26 porque todos sois a hijos de Dios por la b fe en Cristo Jesús. 27 Pues todos los que habéis sido a bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. 28 Ya no hay judío, ni a griego ; no hay esclavo, ni libre; no hay varón, ni mujer; porque todos vosotros sois b uno en Cristo Jesús.

¿Qué dice Colosenses 1 16?

16 Porque por a él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean b principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.