Qué Pasa Si Tomo Metformina Y No Tengo Diabetes
¿Qué pasa si tomo metformina y no tengo diabetes? – Algunas personas que no tienen diabetes están en tratamiento con metformina, puede ser para bajar de peso, prediabetes, resistencia a la insulina, síndrome de ovario poliquístico. Hasta el momento no hay suficiente evidencia científica de peligros de tomar metformina si no se tiene diabetes.

¿Qué tan buena es la metformina para bajar de peso?

Estudio piloto sobre el efecto de la metformina en la disminución de peso corporal en personas con obesidad grado I Pilot study on the effect of metformina in decreasing body weight in people with obesity grado 1 Rosa María Garay, Lcda 1, Robys González, BSc 2, Roberto Añez, MD 2, Manuel Velasco, MD, FRCP Edin, PhD 3, Valmore Bermúdez, MD, MgSc, MPH, PhD 2, Joselyn Rojas, MD, MSc 2 1. Cursante del Máster en Obesidad. Universidad de Alcalá, Madrid, España. Director: Dr. Melchor Álvarez de Mon Soto, MD, PhD.2. Centro de Investigaciones Endocrino – Metabólicas “Dr. Félix Gómez”. Facultad de Medicina. La Universidad del Zulia.3. Unidad de Hipertensión Clínica. Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela, Caracas, Venezuela. Resumen Introducción y objetivo: La metformina, usada para el manejo de pacientes con diabetes tipo 2 o con síndrome de ovario poliquísticos, ha mostrado efectos de reducción peso corporal en dichos pacientes. Sin embargo, existe poca información sobre su uso en individuos con obesidad no diabéticos. El objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de la metformina sobre el peso corporal en individuos con obesidad. Materiales y Métodos: Estudio experimental, aleatorio y doble ciego realizado en 30 individuos, 15 en el grupo experimental y 15 en el grupo control. Se realizó en todos los participantes historia clínica, antropometría y valoración de química sanguínea, con controles quincenales hasta alcanzar 12 semanas de evaluación. El primer grupo fue tratado con Metformina a razón de 850 mg/día mientras que el grupo experimental recibió una tableta blanca con las mismas características que la anterior pero sin principio activo alguno. Resultados: Se observó disminución en las variables antropométricas y bioquímicas en ambos grupos de estudio. Sin embargo, la reducción porcentual del peso fue mayor en el grupo placebo (-4,18±2,69 kg) que en el experimental (-3,94±2,65 kg), con diferencias significativas entre cada uno de los controles quincenales; no hubo diferencia significativa entre ellos (p=0,652). Además, el grupo experimental mostró disminución de la circunferencia abdominal en hombres (112,0±7,77 cm vs.106,17±8,70 cm, p<0.001), más no en hombres en el grupo control (97,0±1,41 cm vs.95,0±7,07 cm, p=0.705). Conclusión: los resultados demuestran que la metformina a dosis de 850 mg/día no es superior al placebo en la reducción de peso luego de 12 semanas de tratamiento. Palabras Claves: Metformina, Obesidad, Dieta Hipocalórica, Peso Corporal, Circunferencia Abdominal. Abstract Introduction and Objective: Metformin, used in the management of hyperglycemia in patients with type 2 diabetes and polycystic ovary syndrome, has proven weight loss effects. However, there is little information concerning its role weight control in non-diabetic obese individuals. The purpose of this study is to evaluate the effect of metformin over weight loss in individuals with obesity. Materials and Methods: double-blind pilot study with 19 patients, placebo group 8 people, and experimental group 11 people. The clinical history, laboratory and anthropometric assessment were realized in a period of 12 weeks. In the control group was used a white tablet of 850mg OA as placebo, and in the experimental group was used metformin 850mg tablets OA. Results: overall, the results show a decrease in all anthropometric and biochemical variables in both study groups. Nevertheless, the control group (-4,18±2,69 kg) showed a higher weight loss percentage at the end of the study than the experimental group (-3,94±2,65 kg), with significant differences between controls; there was no difference between both groups (p=0,652). Moreover, the experimental group showed reduction of waist circumference in men (112,0±7,77 cm vs.106,17±8,70 cm, p<0.001), compared to the control group (97,0±1,41 cm vs.95,0±7,07 cm, p=0.705). Conclusion: the results show that the use of metformin at a dosage of 850 mg/day wasn´t superior to placebo in weight reduction during a 12-week treatment period. Keywords: Metformin, Obesity, Hypocaloric Diet, Body Weight, Waist Circumference. Recibido: 20/10/2013 Aceptado: 21/11/2013 Introducción La obesidad es una de las enfermedades con mayor impacto en la salud pública de los países industrializados y en aquellos en vías de desarrollo, alcanzando proporciones epidémicas a finales del siglo XX y principios del siglo XXI 1, Es bien conocido que la obesidad se asocia con complicaciones cardiovasculares 2, metabólicas 3, osteoarticulares 4 y aumenta la probabilidad de aparición de algunos tipos de malignidad como el carcinoma de mama y de colon 5, Estas entidades clínicas contribuyen significativamente a la reducción de la calidad y expectativa de vida del paciente con obesidad 1,3, Las bases del tratamiento de la obesidad se orientan hacia la manipulación de la ecuación de equilibrio energético, en un intento de conseguir un balance calórico negativo que conduzca a la reducción del exceso de grasa corporal 1-3, En consecuencia la instauración de un plan de alimentación balanceado, aumento en la actividad física, educación nutricional y hábitos saludables conforman el tratamiento convencional de la misma 2,3, El frecuente fracaso de estas medidas ha generado la necesidad de buscar recursos terapéuticos adicionales que faciliten que el gasto energético sea superior a la ingesta calórica 3, Actualmente, la metformina es una de las opciones farmacológicas en el manejo de pacientes con diabetes tipo 2 y síndrome de ovario poliquístico 6, Dentro de los mecanismos de acción de esta droga se encuentran la activación de la enzima cinasa dependiente de AMP (AMPK), lo que en teoría contribuye a la degradación de los depósitos intracelulares de triacilglicéridos 7, estimulación de la oxidación de biomoléculas como ácidos grasos y glucosa 7, disminución de las señales de serinfosforilación del receptor de insulina 7 por lo que mejora la resistencia a la insulina en órganos blanco 8, En este sentido, numerosos estudios han comprobado papel que juega la metformina como fármaco de primera línea en el manejo de la Diabetes Mellitus tipo 2, sin embargo, no existen estudios clínicos que demuestren de manera clara e inequívoca su papel en el control de peso 1-3, Por ejemplo, Mannucci y cols. en un estudio en 10 individuos con obesidad no diabéticos en el que evaluaron el efecto de la administración 2,5 gramos de metformina por 15 días sobre los niveles de leptina y GLP-1, reportaron que esta droga incrementó los niveles de GLP-1 probablemente por disminución de su degradación 9, El efecto anorexígeno del GLP-1 es producido tanto por el efecto de plenitud gástrica como por su efecto directo sobre neuronas del sistema nervioso central involucrado en la regulación del apetito 10,11, y en conjunto con su efecto insulinotrópico se ha considerado blanco terapéutico en la diabetes tipo 21 2, Estos datos son congruentes con los reportados previamente por Lee y Morley 13 derivados de un estudio experimental con 12 sujetos obesos no diabéticos los cuales fueron tratados con 850 mg de metformina dos veces al día por 24 semanas, reportando una importante pérdida de peso (8 kilos mayor a la observada en el grupo placebo), asociado a la disminución de la ingesta calórica de los pacientes y disminución de las porciones ingeridas en cada comida. Más aún, Stumvoll y col.14 reportan que este efecto reductor de peso también se ha observado en pacientes diabéticos tipo 2, con una pérdida ponderal promedio de 1.3 kg posterior al tratamiento. Finalmente, en el estudio del Programa de Prevención de Diabetes 15 se concluyó que la metformina administrada durante un año facilita la pérdida de peso (-2.7 kg) y la reducción de circunferencia abdominal de manera dosis dependiente con un alto nivel de adherencia al tratamiento. Con todo lo anteriormente expuesto, el motivo de este estudio fue evaluar el efecto de la metformina en el control de peso en pacientes con obesidad que asistieron a la consulta ambulatoria para control nutricional en el Consultorio Nutricional ROMA de la ciudad de Mérida, Venezuela. Materiales y métodos Selección de la Muestra Para la siguiente investigación la muestra fue obtenida mediante el reclutamiento de adultos voluntarios que acudían a la consulta ambulatoria del Consultorio Nutricional ROMA, Mérida – Venezuela. La investigación realizada fue de tipo experimental 16, doble ciego controlado con placebo, en el que se seleccionaron 30 individuos, y se dividieron en dos grupos, 15 participantes para el Grupo Experimental y 15 para el Grupo Placebo; Figura 1, Durante el estudio se retiraron de forma voluntaria 12 personas en total, 8 del grupo placebo y 3 del grupo experimental; el número final de participantes que cumplieron las 12 semanas de tratamiento fueron 19 personas. Los criterios de inclusión fueron los siguientes: obesidad Grado I (30-34,99 kg/m 2 ), sin antecedentes personales de Enfermedades Cardiovasculares, Insuficiencia Renal, Enfermedad Adrenal, Enfermedad Hepática Autoinmune o tumoral, Diabetes Tipo 1 o 2. Los criterios de exclusión fueron: pacientes en tratamiento actual para el control de peso, falta de cumplimiento del tratamiento indicado en éste estudio, muerte del paciente y retiro voluntario. Para el grupo control se les entregó placebo en presentación de tableta blanca de 850 mg, mientras que al grupo experimental se les indicó Metformina en tabletas de 850 mg al 99,5% de concentración; ambas tabletas fueron administradas una vez al día antes del almuerzo y acompañadas de 1 vaso con agua. Las tabletas fueron entregadas por un ente controlador ajeno a los autores, en envases de plástico blancos mate, sin identificación especifica de la droga, solo con codificación para aleatorización a doble ciego. La duración del tratamiento fue de 12 semanas. Todos los participantes fueron informados del protocolo de estudio y firmaron un consentimiento informado aceptando entrar en la investigación. Evaluación Antropométrica Se realizó historia clínica y valoración de composición corporal por Bioimpedancia usando un equipo digital analizador de la composición corporal Tanita® (Tokio, Japan), modelo TBF-300A. La talla se obtuvo utilizando un tallímetro apropiado, sobre una superficie plana y el paciente descalzado. Se calculó el Índice de Masa Corporal (IMC) utilizando la fórmula, aplicando la clasificación de la Organización Mundial de la Salud para la categorización del grado obesidad 17, La circunferencia Abdominal se midió utilizando el protocolo del Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos de América 18 : se localiza el punto medio entre el reborde costal y la cresta ilíaca, dibujando una circunferencia que pase a través de dichos puntos a ambos lados del abdomen. Esta valoración antropométrica se evaluó cada 15 días durante todo el protocolo. Presión Arterial La presión arterial fue evaluada utilizando el método auscultatorio, utilizando un esfigmomanómetro de mercurio calibrado. Los criterios del Séptimo reporte del Comité Nacional Conjunto en Prevención, Detección, Evaluación y Tratamiento de la Hipertensión Arterial fueron utilizados para clasificar a los individuos en normotensos, hipertensos estadío 1 o hipertensos estadío 2 19, Análisis de Laboratorio Previo ayuno de 8-10 horas se realizó toma de muestra por venopunción para realizar Perfil Lipídico, Glicemia Basal e Insulina Basal al principio y al final del estudio en todos los individuos. Régimen Nutricional De manera inicial, se entregaron recomendaciones nutricionales generales para todos los pacientes, incentivando el manejo de las raciones de los alimentos y las cantidades a consumir por cada uno de ellos dentro del marco de las asesorías nutricionales brindadas en cada una de las consultas de control. Los regímenes nutricionales fueron entregados a cada uno de los pacientes en los controles realizados diseñados en base a 1.800 kcal/día por paciente para ambos sexos durante todo el tratamiento; esto orientado en base a La Guía Práctica para la Identificación, Evaluación y Tratamiento de Sobrepeso y Obesidad en el Adulto 20, Los cálculos de consumo energético se tomaron en cuenta los valores de referencia para la población venezolana donde el total referencial de energía es de 2.300 kcal por día para ambos sexos 21, Análisis Estadístico Las variables cualitativas fueron expresadas como frecuencias absolutas y relativas utilizando la prueba del c 2 y la prueba Z, para estudiar la asociación o no entre ellas y diferencias entre las proporciones respectivamente. Para estudiar normalidad o no en la distribución de las variables cuantitativas se empeló la prueba de Kolmogorov-Smirnov. Aquellas variables con distribución no normal fueron sometidas a transformación logarítmica para su normalización. Las variables cuantitativas fueron expresadas como media aritmética y desviación estándar (DE), evaluando la diferencia entre dichas medias (entre dos grupos) mediante la prueba t de Student. La evaluación de la pérdida de peso intragrupos se realizó utilizando ANOVA de Medidas Repetidas (MGL), expresados en forma de porcentaje de reducción de peso. Los datos fueron analizados mediante el Paquete Estadístico para las Ciencias Sociales (SPSS) v.19 (SPSS IBM Chicago, IL), considerándose resultados significativos valores de p<0.05. Resultados Características generales El grupo placebo estuvo constituido por 7 personas, 4 del sexo femenino (57,14%), 3 del sexo masculino (42,86%), en edades comprendidas entre 25 y 37 años de edad con un promedio de 31,0±4,97 años de edad. El grupo experimental estuvo constituido por 12 personas, 6 del sexo femenino (50%), 6 del sexo masculino (50%), en edades comprendidas entre 23 y 46 años de edad con un promedio de 33,50±8,23 años de edad. Efecto de la Metformina sobre las variables antropométricas El índice de masa corporal inicial para el grupo placebo y el experimental fue de 32,06±1,68 kg/m 2 y.32,67±2,98 kg/ m 2 respectivamente, p=0.621; mientras que el peso fue de 85,89±10,69 kg y 93,72±14,61 kg/m 2 respectivamente, p=0.240; el resto de las variables se describen en Tabla 1, El comportamiento del IMC a lo largo de la intervención se observa en la Tabla 2, donde se evidencia que hubo diferencias significativas intra-grupales en todos los controles quincenales en ambos grupos de estudio: El grupo control obtuvo una reducción significativa entre el IMC inicial (32,06±1,68 kg/m 2 ) vs. IMC final (30,73±2,13 kg/m 2 ); p=0.006, observando el mismo comportamiento en el IMC del grupo experimental antes y al final de la intervención (32,67±2,98 kg/m 2 vs.31,90±3,27), p<0.004). Al comparar ambos grupos se evidenció que no hay diferencia significativa entre los resultados iniciales (p=0,621) y finales (p=0,273). En relación al comportamiento del peso corporal, la Tabla 3 exhibe la reducción porcentual del peso durante las evaluaciones quincenales. Cabe destacar que no hubo diferencia significativa entre grupo control y experimental en peso (85,89±10,69 kg vs.93,72±14,61 kg respectivamente, p=0,240) e IMC (32,06±1,68 kg/m 2 vs.32,67±2,98 kg/m 2 respectivamente, p=0,621) al inicio del estudio.

You might be interested:  Para Qué Sirve El Complejo B
  1. Se evidencia que hubo disminución de peso en ambos grupos, de manera que la reducción total del peso fue de -4,18±2,69 kg en el grupo placebo y -3,94±2,65 kg en el grupo experimental, sin diferencia significativa entre ellos (p=0,652).
  2. Cabe destacar que se observaron diferencias intergrupales en todos los controles quincenales, pero solo en este grupo experimental se observó diferencia entre el control inicial y final, con Inicial 0 kg vs.

Quinto -3,94±2,65 kg; p=0,006. El resto de los controles se describen en la Tabla 3, Con respecto a la circunferencia abdominal, los pacientes fueron distribuidos de acuerdo al sexo y los resultados se muestran en la Tabla 4, En los hombres, solo se observaron diferencias intragrupales en el grupo farmacológico, con diferencias significativas entre todos los controles quincenales (ver Tabla 4 ), principalmente entre el control Inicial 112,0±7,77 cm vs. Química Sanguínea La Tabla 5 muestra los valores iniciales y finales de ambos grupos concernientes a antropometría, presión arterial, valores séricos basales glicemia, insulina, triglicéridos y colesterol total. Se observa disminución de glicemia (Inicial 83,62±10,40 mg/dL vs. Final 70,23±15,80 mg/dL, p<0.049) y colesterol (Inicial 185,50±44,66 mg/dL vs. Final 139,18±52,81 mg/dL, p<0.018) en el grupo experimental. Al final del estudio no hubo diferencias intergrupales en las variables analizadas. Discusión La obesidad es una de las alteraciones metabólicas más importantes en la actualidad, ampliamente reconocida como factor predisponente de muchas enfermedades crónico-degenerativas 2- 5, por lo que su prevención y tratamiento están enfocados en modificar los hábitos hacia un estilo de vida saludable 22 e intervención farmacológica en aquellos sujetos con alto riesgo cardiovascular o que no alcanzasen las metas metabólicas con la terapia no farmacológica inicial 23, Los agentes antiobesidad disponibles en el mercado farmacéutico son una herramienta que apoya a la dieta en el tratamiento de la obesidad, y están orientados a controlar la ingesta de alimentos al actuar sobre la saciedad, a disminuir la absorción gastrointestinal de grasas y carbohidratos, o inclusive, incrementar el gasto energético 23, Si bien hace 5 años existía una amplia gama de medicamentos para el apoyo farmacológico en obesidad, han surgido una serie de publicaciones que cuestionan la seguridad de dichos fármacos 24, especialmente de Defenfluramina (Diomeride®) que fue retirada en 1997 por daño en válvulas cardíacas e hipertensión pulmonar 25, Sibutramina (Reductil®) retirada por incremento de eventos cardiovasculares como se reportó en el estudio SCOTUS 26 y Orlistat (Xenical®) la cual ha llamado la atención por su reciente asociación con casos de cáncer colónico 27, Existe un número de fármacos en espera de aprobación final y comercialización 28, pero la evaluación a largo plazo aún es tema de discusión, y requerirán de la prueba del tiempo para probar su seguridad en terapias a largo plazo. Es por ello, que drogas que se han asociado con reducción de peso, como la metformina, son medicamentos de elección en este momento, pero no existen estudios prospectivos a largo plazo que confirmen su efectividad y alcance. Este es un estudio piloto, en el cual se evalúa el efecto de la Metformina 850 mg en personas con obesidad. Los resultados obtenidos demuestran una disminución progresiva en los parámetros antropométricos en los pacientes, independientemente del grupo asignado, pero se observa diferencia significativa en la reducción porcentual de peso al compararse con el grupo experimental. Debe recordarse que ambos grupos además del fármaco recibieron dieta hipocalórica previamente calculada, siendo esta probablemente uno de los factores que influyo en dicha disminución de los medidas antes mencionados. Varios autores han publicados sobre su experiencia utilizando metformina para la reducción de peso en estudios prospectivos a corto 13, mediano 13,14,29 y largo plazo 15,30,31, En el último estudio publicado recientemente con respecto a la eficacia de la metformina en el tratamiento de la obesidad, Seifarth y col.29 evaluaron el efecto de 2.550 mg de metformina en 154 pacientes obesos no diabéticos en un plazo de 6 meses, reportando que la pérdida de peso en el grupo experimental fue de -5.8±7.0 kg, independientemente de la edad, sexo o IMC. Glueck y col.30 reportaron su estudio prospectivo a 28 semanas con 2.550 mg de metformina, donde se observó disminución de peso, índice cintura/cadera, obesidad centrípeta, colesterol, insulina y leptina durante el período de estudio. Más aún, se ha reportado que la aplicación de cambios en el estilo de vida (incluyendo modificaciones nutricionales) junto al uso de metformina (850 mg dos veces al día) reduce el riesgo de desarrollo de diabetes tipo 2 31, mejorando el perfil cardiovascular de dichos pacientes 32, En líneas generales, las limitaciones presentadas en el presente estudio estuvieron relacionadas con la asistencia de los pacientes a los controles y efectos adversos comentados por los mismos, lo cual influenciaron en la adherencia al medicamento. Siendo éste un estudio piloto de efectividad a bajas dosis de metformina, los resultados avalan la planificación y ejecución de un trabajo a mayor escala a mediano plazo con dosis entre 1.700 y 2.550 mg diarios como tratamiento farmacológico de pacientes con obesidad tipo I no diabéticos. Conclusión Podemos concluir que la metformina a dosis de 850 mg diarios por 12 semanas no es superior al placebo para la reducción de peso en obesos grado I. Referencias 1. Braguinsky, J. Obesidad: saberes y conflictos. Editorial Mediterráneo Ltda. Segunda Edición.2007.1:3-27.2. Peiris AN, Sothmann MS, Hoffmann RG, Hennes MI, Wilson CR, et al. Adiposity, fat distribution, and cardiovascular risk. Ann Intern Med 1989;110: 867–872.3. Alberti K, Eckel RH, Grundy SM, Zimmet PZ, Cleeman JI, Donato KA, et al. Harmonizing the Metabolic Syndrome: A Joint Interim Statement of the International Diabetes Federation Task Force on Epidemiology and Prevention: National Heart, Lung, and Blood Institute; American Heart Association; World Heart Federation; International Atherosclerosis Society; International Association for the Study of Obesity. Circulation 2009;120:1640-1645.4. Jones DG. Articular cartilage degeneration: etiology association with obesity. Ochsner J 2009;9:137-139.5. Overweight, obesity, and health risk. National Task Force on the Prevention and Treatment of Obesity. Arch Intern Med 2000;160:898–904.6. Raptis SA, Dimitriadis GD. Oral hypoglycemic agents: insulin secretagogues, alpha-glucosidade and insulin sensitizers. Exp Clin Endocrinol Diabetes 2001;109:S265-S287.7. Rojas J, Arraiz N, Aguirre M, Velasco M, Bermúdez V. AMPK as target for intervention in childhood and adolescent obesity. J Obesity 2011;2011:252817.8. Viollet B, Lantier L, Devin-Leclerc J, Hébrard S, Amouyal C, Mounier R, et al. Targeting the AMPK pathway for the treatment of type 2 diabetes.9. Mannucci E, Ognibene A, Cremasco F, Bardini G, Mencucci A, et al. Effect of metformin on glucagon-likepeptide 1 (GLP-1) and leptin levels in obese nondiabetic subjects. Diabetes Care 2001;24: 489-494.10. Kappe C, Patrone C, Holst JJ, Zhang Q, Sjöholm A. Metformin protects against lipoapoptosis and enhances GLP-1 secretion from GLP-1 producing cells. J Gastroenterol 2013;48:322-332.11. Naslund E, Gutniak M, Skogar S, Rossner S, Hellstrom PM. Glucagon-like peptide 1 increases the period of postprandial satiety and slows gastric emptying in obese men. Am J Clin Nutr 1998;68:525–530.12. Gutzwiller JP, Goke B, Drewe J, Hildebrand P, Ketterer S, Handshin D, Winterhalder R, Conen D, Beglinger C. Glucagon-like peptide-1: a potent regulator of food intake in humans. Gut 1999;44:81–86.13. Lee A, Morley JE. Metformin decreases food consumption and induces weigth loss in subjects whit obesity whit Diabetes type II non-insulin-dependent. Obesity Research.1998;6: 47-53.14. Stumvoll M, Nurjhan N, et al. Metabolic effects of metformin in Non-Insulindepent Diabetes Mellitus. NEJM 1995; 333:550-554.15. The Diabetes Prevention Program Research Group. Long-term safety, tolerability, and weight loss associated with metformin in the Diabetes Prevention Program Outcomes Study. Diabetes Care 2012; 35: 731-737.16. Landeau R. Elaboración de Trabajos de Investigación. Primera Edicion.2007;1:86-98.17. World Health Organization. The World Health Report 2003. Available at: http://www.who.int/whr/2003/en/ 18. Health Statistics. NHANES III reference manuals and reports (CDROM). Hyattsville, MD: Centers for Disease Control and Prevention, 1996. Available at: http://www.cdc.gov/nchs/data/nhanes/nhanes3/cdrom/NHCS/MANUALS/ANTHRO.pdf 19. Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure. The seventh report of the joint national committee on prevention, detection, evaluation, and treatment of high blood pressure. JAMA 2003;289(19):2560-2571.20. Morales J, Obesidad un enfoque multidisciplinario. Universidad autonoma del estado de Hidalgo. Primera Edición.2010;12:187-200.21. España M, Landaeta M, Meza C, Bengoa J, Chavez F. Valores de referencia de energía y nutrientes para la población venezolana, instituto nacional de nutrición. Revisión 2000;53:11-24.22. Wadden TA, Berkowitz RI, Wonble LG, Sarwer DB, Phelan S, Cato RK, et al. Randomized trial of lifestyle modification and pharmacotherapy for obesity. N Engl J Med 2005;353:2111-2120.23. Bermúdez V, Rodríguez M, Valdelamar L, Luti Y, Ciszek A, et al. Pharmacologic treatment of obesity: pitfalls and new promises. Rev Latinoamericana Hipertensión 2008;3:137-147.24. Cheung BMY, Cheung TT, Samaranayake NR. Safety of antiobesity drugs. Therapeutics Adv Drugs Safety 2013 doi: 10.1177/2042098613489721.25. FDA Announces Withdrawal Fenfluramine and Dexfenfluramine (Fen-Phen). Available at: http://www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ PostmarketDrugSafetyInformationforPatientsandProviders/ucm179871.htm Accessed October 27th, 2013.26. James WPT, Caterson ID, Coutinho W, Finer N, Van Gaal LF, et al. Effect of Sibutramine on Cardiovascular Outcomes in Overweight and Obese Subjects. N Engl J Med 2010;363:905-917.27. Garcia SB, Barros LT, Turatti A, et al. The anti-obesity agent Orlistat is associated to increase in colonic preneoplastic markers in rats treated with a chemical carcinogen. Cancer Lett 2006;240:221-4.28. Rodgers RJ, Tschöp MH, Wilding JPH. Anti-obesity drugs: past, present and future. Dis Model Mech 2012;5:621-626.29. Seifarth C, Schehler B, Schneider HJ. Effectiveness of metformin on weight loss in non-diabetic individuals with obesity. Exp Clin Endocrinol Diabetes 2013;121:27-31.30. Glueck CJ, Fontaine RN, Wang P, Subbiah MTR, Weber K, et al. Metformin reduces weight, centripetal obesity, insulin, leptin and low-density lipoprotein cholesterol in nondiabetic, morbidly obese subjects with body mass index greater than 30. Metabolism 2001;50:856-861.31. Diabetes Prevention Program Research Group. Reduction in the Incidence of Type 2 Diabetes with Lifestyle Intervention or Metformin. N Engl J med 2002;346:393-403.32. Douketis JD, Macie C, Thabane L, Williamson DF. Systemic review of longterm weight loss studies in obese adults: clinical significance and applicability to clinical practice. Int J Obesity 2005;29:1153-1167.

¿Cómo saber si la metformina está funcionando?

La metformina comienza a hacer efecto 2 días después de tomarla y verás que tu nivel de glucosa en sangre (azúcar) disminuye de 4 a 5 días después. Una dosis de 1000 mg de metformina puede disminuir el nivel de A1C hasta en un 2% durante un período de 3 meses.

¿Cuál es la dosis diaria de metformina?

Metformina PDM La metformina es un agente antihiperglucemiante de la familia de las biguanidas, derivado de la guanidina. Su mecanismo de acción no se conoce con exactitud, aunque se ha observado que sus efectos en la disminución de la glucosa sanguínea se producen por múltiples vías: reduce el aporte de glucosa a la sangre, mejora la utilización periférica de la glucosa, reduce la hiperinsulinemia en ayunas, la ganancia de peso mejora el perfil lipídico y reduce la actividad trombótica, además de mejorar la mineralización ósea.

Ficha técnica (A): Tratamiento de la diabetes tipo 2 en niños ≥10 años en monoterapia o en combinación con insulina. Fuera de la ficha técnica ( E: off-label ): Obesidad.

Algunos estudios que utilizaron metformina frente a placebo realizados en adolescentes obesos (dosis de metformina entre 850-1000 mg, 2 veces al día) demuestran que la adición del fármaco al tratamiento dietético y al cambio de estilo de vida puede determinar una reducción adicional del índice de masa corporal (aproximadamente de −1 kg/m 2 ) y una mejora relativa de la resistencia a la insulina. La mayoría de los estudios son de corta duración (no superior a 6 meses) e incluyen pocos pacientes. Los efectos de la suspensión del tratamiento sobre el peso corporal y el metabolismo de la glucosa no se conocen. En adolescentes obesos con hígado graso y resistencia a la insulina grave, los resultados de la terapéutica con metformina son contradictorios. Algunos estudios han demostrado beneficios con dosis de 1000-1500 mg/día, mientras que otros no encuentran diferencias con la dieta y los cambios de estilo de vida. Síndrome del ovario poliquístico. En adolescentes obesas y normopeso, la metformina con dosis de 850-2000 mg/día administrada durante un periodo de 6-10 meses normaliza la ciclicidad menstrual y la ovulación. Estos efectos se acompañan de una reducción del score de hirsutismo, un incremento de la sensibilidad a la insulina y de la proteína transportadora de las hormonas sexuales (SHBG, sex hormone-binding globulin ), un descenso de las concentraciones de testosterona y una reducción de la grasa abdominal. La eficacia de la metformina depende, en parte, de la existencia de determinados polimorfismos genéticos en los genes codificantes de la SHBG y el receptor de andrógenos. El tratamiento combinado de metformina (850 mg/día) con dosis bajas de un antiandrógeno puro que actúa a nivel del receptor (flpuro qu, 62,5 mg/día) durante 12 meses aumenta los efectos beneficiosos sobre el hirsutismo, la sensibilidad a la insulina y la composición corporal. Estos efectos persisten al añadir un anticonceptivo oral en pacientes con necesidad de contracepción. Se ha demostrado que la combinación metformina-flha demo más una tiazolidinediona con dosis bajas durante 12-18 meses (pioglitazona, 7,5 mg/día) tiene efectos adicionales beneficiosos sobre marcadores de riesgo cardiovascular, como el grosor de la íntima carotídea y las concentraciones de proteína C reactiva ultrasensible, además de normalizar marcadores tisulares de inflamación. Inducción de la ovulación. En adolescentes con hiperinsulinismo, antecedente de bajo peso al nacer para la edad gestacional, oligomenorrea y ciclos anovulatorios, la administración de metformina durante 3 meses restablece la ciclicidad menstrual y la ovulación, reduce las concentraciones elevadas de insulina y mejora el perfil lipídico. El tratamiento mejora la composición corporal al reducir la grasa abdominal y aumentar la masa magra. Modulación del tiempo puberal y la edad de la menarquia. Estudios piloto realizados en pacientes con bajo peso al nacer (<2,9 kg a término), recuperación rápida y exagerada del peso y la talla y desarrollo de pubarquia precoz han demostrado que la administración de metformina (dosis ≈ 25 mg/kg/día) entre los 8-12 años normaliza el inicio y la progresión de la pubertad y la edad de la menarquia, con lo que mejora la talla final. Estos efectos se acompañan de una reducción de la grasa total y visceral, y son sostenidos después de suspender la terapéutica. El seguimiento longitudinal de estas pacientes demuestra que la metformina reduce también la incidencia de síndrome del ovario poliquístico clínico a los 5 años posmenarquia. Los efectos sobre el desarrollo puberal también se han observado en pacientes con bajo peso al nacer y pubertad adelantada rápidamente evolutiva que no desarrollan pubarquia precoz. Diabetes tipo 1 con resistencia a la insulina. En adolescentes con diabetes tipo 1, el aumento de la resistencia a la insulina asociado al desarrollo puberal puede deteriorar el control metabólico. DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN: La dosificación es variable en función de la edad y la patología. Se recomienda iniciar el tratamiento con la mitad de la dosis y aumentar progresivamente. Dosis recomendadas:

Diabetes mellitus tipo 2: 500-850 mg, una vez al día, administrados durante o después de las comidas. Tras 10-15 días de tratamiento, se debe ajustar la dosis en función de los valores de glucemia. Un aumento gradual de la dosis puede mejorar la tolerancia gastrointestinal. Dosis máxima recomendada: 2 g/día.Obesidad en niños >10 años: 500 mg, 1 o 2 dosis al día. En adolescentes, se pueden administrar 850 mg, 1 o 2 veces al día. Dosis diaria máxima: 2 g.Síndrome del ovario poliquístico: se recomiendan 850 mg/día en pacientes con normopeso; en adolescentes obesas, se puede aumentar la dosis a 850 mg, 2 veces al día. Dosis máxima: 2 g/día. Inducción de ovulación: 850 mg, una dosis al día.Pubertad adelantada en niñas con antecedentes de bajo peso al nacimiento y pubarquia prematura: 22-25 mg/kg/día, que corresponden aproximadamente a 425 mg/día (menos de 25 kg) o 850 mg/día (25 kg o más) en una sola dosis.

You might be interested:  Qué Es La Balanitis

La metformina debe tomarse diariamente sin interrupción. No duplicar la dosis en caso de olvido. La duración del tratamiento es variable en función de la indicación. En pacientes con pubertad adelantada o pubarquia prematura, el tratamiento puede prolongarse hasta 2 o 3 años.

  1. En la inducción de la ovulación y el síndrome del ovario poliquístico, el tratamiento puede mantenerse 2 años, y es aconsejable una duración mínima de 1 año.
  2. En las otras indicaciones fuera de ficha técnica, no existen estudios que permitan determinar la duración adecuada del tratamiento.
  3. Los alimentos retrasan ligeramente la absorción de los comprimidos convencionales de metformina.

Pese a ello, se recomienda que el fármaco se ingiera con las comidas porque reduce los efectos adversos gastrointestinales y mejora la tolerancia. Los comprimidos de liberación retardada mejoran su absorción con la ingesta. Los comprimidos pueden tragarse con un vaso de agua.

Hipersensibilidad a la metformina o cualquier componente de la preparación.Insuficiencia renal aguda o crónica.Acidosis metabólica aguda o crónica.Cetoacidosis diabética y estados hipoxémicos.Insuficiencia hepática, cardiaca o renal: creatinina >1,2 mg/ml.Estados de deshidratación: gastroenteritis aguda (GEA).Alcoholismo agudo o crónico.Intervenciones con anestesia general.Investigaciones radiológicas con contraste yodado por la posibilidad de afectación renal.Infecciones graves: neumonía y shock séptico.Interacciones medicamentosas: nifedipina, furosemida, cimetidina, ranitidina, digoxina, morfina, quinina, trimetoprim y vancomicina. Anabolizantes hormonales, anticonceptivos, antihipertensivos y β-bloqueantes.

Acidosis láctica: en caso de deshidratación (diarrea o vómitos intensos, fiebre o reducción de la ingesta de líquidos), se debe interrumpir el tratamiento de forma temporal y se recomienda contactar con un profesional sanitario. Los medicamentos que puedan alterar de manera aguda la función renal (como antihipertensivos, diuréticos y antiinflamatorios no esteroideos ) se deben iniciar con precaución en los pacientes tratados con metformina.Función cardiaca: los pacientes con insuficiencia cardiaca tienen más riesgo de sufrir hipoxia e insuficiencia renal, por lo que se recomienda la monitorización regular de la función cardiaca y renal.Cirugía: la metformina se debe suspender en el momento de la cirugía con anestesia general, espinal o epidural. El tratamiento se puede reanudar pasadas 48 h desde la cirugía o tras la reanudación de la nutrición oral, siempre que se haya reevaluado la función renal y comprobado que es estable.

Muy comunes (10%): incomodidades gastrointestinales, tales como náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, dolor de cabeza, dolor abdominal y anorexia, especialmente en las primeras semanas del tratamiento. Estos síntomas son generalmente transitorios y pueden reducirse tomando los comprimidos junto con las comidas.Comunes (1-10%): trastornos del sabor, mialgia, disnea y dolor de pecho.Muy raros (<0,01%): la reacción más grave, aunque rara, es la acidosis láctica.

Respecto a los adultos de edad avanzada y con alteraciones de la función renal que reciben tratamientos concomitantes con otros fármacos, se han publicado hasta la actualidad 16 casos de toxicidad hepática inducida por el fármaco, que suele ocurrir en las primeras 2-4 semanas del tratamiento.

El funcionalismo hepático se recupera al suspender el tratamiento. También se ha reportado un descenso del tiempo de coagulación en pacientes diabéticos tipo 2, con dosis de metformina de 700 mg/día durante 6 semanas; este efecto probablemente se debe a una disminución de la agregación plaquetaria. Ninguno de estos efectos se ha comunicado en edad pediátrica.

En casos aislados, se observa una disminución de la absorción de la vitamina B 12 en tratamientos prolongados. Se recomienda su investigación en caso de anemia megaloblástica. Sobredosificación: La ingestión de dosis masivas de metformina puede determinar acidosis láctica.

  • Los síntomas más frecuentes son: vómitos, dolor abdominal, malestar con cansancio intenso y dificultad respiratoria, que puede evolucionar a coma.
  • INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS: Algunos de los fármacos que interaccionan con la metformina son: anabolizantes hormonales, anticonceptivos, β-bloqueantes, cimetidina y antihipertensivos inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina de un uso muy limitado en la edad pediátrica.

La lista de excipientes es variable según la presentación utilizada. Pueden contener lactosa. Comentarios: La metformina es un fármaco utilizado ampliamente desde hace 50 años como antihiperglucemiante. Actualmente está siendo indicado en nuevas y emergentes patologías.

Fichas técnicas del Centro de Información Online de Medicamentos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (CIMA). En: Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Madrid, España, Disponible en:, Abdelghaffar S, Attia AM. Metformin added to insulin therapy for type 1 diabetes mellitus in adolescents. Cochrane Database Syst Rev.2009(1):CD006691.Akcam M, Boyaci A, Pirgon O, et al. Therapeutic effect of metformin and vitamin E versus prescriptive diet in obese adolescents with fatty liver. Int J Vitam Nutr Res.2011;81:398-406.Arslanian SA, Lewy V, Danadian K, et al. Metformin therapy in obese adolescents with polycystic ovary syndrome and impaired glucose tolerance: amelioration of exaggerated adrenal response to adrenocorticotropin with reduction of insulinemia/insulin resistance. J Clin Endocrinol Metab.2002;87:1555-9.Brufani C, Fintini D, Nobili V, et al. Use of metformin in pediatric age. Pediatr Diabetes.2011;12:580-8.Díaz M, Chacón MR, López-Bermejo A, et al. Ethinyl estradiol-cyproterone acetate versus low-dose pioglitazone-flutamide-metformin for adolescent girls with androgen excess: divergent effects on CD163, TWEAK receptor, ANGPTL4, and LEPTIN expression in subcutaneous adipose tissue. J Clin Endocrinol Metab.2012;97:3630-8.Díaz M, López-Bermejo A, Petry CJ, et al. Efficacy of metformin therapy in adolescent girls with androgen excess: relation to sex hormone-binding globulin and androgen receptor polymorphisms. Fertil Steril.2010;94:2800-3.e1.Fichas técnicas. En: Food and Drug Administration (FDA). Maryland, Estados Unidos, Disponible en:, Ibáñez L, López-Bermejo A, Díaz M, et al. Early metformin therapy to delay menarche and augment height in girls with precocious pubarche. Fertil Steril.2011;95:727-30.Ibáñez L, López-Bermejo A, Díaz M, et al. Early metformin therapy (age 8-12 years) in girls with precocious pubarche to reduce hirsutism, androgen excess and oligomenorrhea in adolescence. J Clin Endocrinol Metab.2011;96:E1262-7.Ibáñez L, López-Bermejo A, Díaz M, et al. Metformin treatment for 4 years to reduce total and visceral fat in low birth weight girls with precocious pubarche. J Clin Endocrinol Metab.2008;93:1841-5.Ibáñez L, Potau N, Ferrer A, et al. Anovulation in eumenorheic, non-obese adolescent girls born small for gestational age: insulin sensitization induces ovulation, increases lean body mass, and reduces abdominal fat excess, dyslipidemia and subclinical hyperandrogenism. J Clin Endocrinol Metab.2002;87:5702-5.Ibáñez L, Valls C, Ong K, et al. Metformin therapy during puberty delays menarche, prolongs pubertal growth, and augments adult height: a randomized study in low-birth-weight girls with early-normal onset of puberty. J Clin Endocrinol Metab.2006;91:2068-73.Jones KL, Arslanian S, Peterokova VA, et al. Effect of metformin in pediatric patients with type 2 diabetes: a randomized controlled trial. Diabetes Care.2002;25:89-94.Love-Osborne K, Sheeder J, Zeitler P. Addition of metformin to a lifestyle modification program in adolescents with insulin resistance. J Pediatr.2008;152:817-22.Nobili V, Manco M, Ciampalini P, et al. Metformin use in children with nonalcoholic fatty liver disease: an open-label, 24-month, observational pilot study. Clin Ther.2008;30:1168-76.Sánchez-Infantes D, Díaz M, López-Bermejo A, et al. Clinical pharmacokinetics of metformin in girls aged 9 years. Clin Pharmacokinet.2011;50:735-8.TODAY Study Group, Zeitler P, Hirst K, et al. A clinical trial to maintain glycemic control in youth with type 2 diabetes. N Engl J Med.2012;366:2247-56.

Fecha de actualización: enero de 2021. La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Ficha técnica (A) Tratamiento de la diabetes tipo 2 en niños de 10 o más años en monoterapia o en combinación con insulina. La dosis inicial habitual es de 1 comprimido de 500 mg o de 850 mg una vez al día, administrado durante o después de las comidas. Tras 10-15 días de tratamiento, se debe ajustar la dosis en función de los valores de glucemia. Un aumento gradual de la dosis puede mejorar la tolerancia gastrointestinal. La dosis máxima recomendada es de 2 g al día. Fuera de ficha técnica (E= off-label) Obesidad Algunos estudios utilizando metformina versus placebo realizados en adolescentes obesos (dosis de metformina entre 850 mg y 1.000 mg dos veces al día) demuestran que la adición del fármaco al tratamiento dietético y al cambio de estilo de vida puede determinar una reducción adicional del índice de masa corporal (aproximadamente de -1 Kg/m 2 ) y una mejora relativa de la resistencia a la insulina. La mayoría de estudios son de corta duración (no superior a 6 meses) e incluyen pocos pacientes. Los efectos de la suspensión del tratamiento sobre el peso corporal y el metabolismo de la glucosa no se conocen. En adolescentes obesos con hígado graso y resistencia a la insulina severa, los resultados de la terapéutica con metformina son contradictorios. Algunos estudios han demostrado beneficios con dosis de 1.000-1.500 mg/d, mientras que otros no encuentran diferencias con la dieta y cambios de estilo de vida. Síndrome del ovario poliquístico En adolescentes obesas y normopeso, la metformina a dosis de 850-2.000 mg/d administrada durante un período de 6-10 meses normaliza la ciclicidad menstrual y la ovulación. Estos efectos se acompañan de una reducción del score de hirsutismo, de un incremento de la sensibilidad a la insulina y de la proteína transportadora de las hormonas sexuales, de un descenso de las concentraciones de testosterona y de una reducción de la grasa abdominal. La eficacia de la metformina depende en parte de la existencia de determinados polimorfismos genéticos en los genes codificantes de la SHBG y del receptor de andrógenos. El tratamiento combinado de metformina (850 mg/d) con dosis bajas de un antiandrógeno puro que actúa a nivel del receptor (flutamida, 62,5 mg/d) durante 12 meses, aumenta los efectos beneficiosos sobre el hirsutismo, la sensibilidad a la insulina y la composición corporal. Estos efectos persisten al añadir un anticonceptivo oral en pacientes con necesidad de contracepción. Recientemente, se ha demostrado que la combinación metformina-flutamida más una tiazolidinediona a dosis bajas durante 12-18 meses (pioglitazona, 7,5 mg/) tiene efectos adicionales beneficiosos sobre marcadores de riesgo cardiovascular como el grosor de la íntima carotídea y las concentraciones de proteína-C reactiva ultrasensible, además de normalizar marcadores tisulares de inflamación. Inducción de la ovulación En adolescentes con hiperinsulinismo, antecedente de bajo peso al nacer para la edad gestacional, oligomenorrea y ciclos anovulatorios, la administración de metformina durante 3 meses restablece la ciclicidad menstrual y la ovulación, reduce las concentraciones elevadas de insulina y mejora el perfil lipídico. El tratamiento mejora la composición corporal reduciendo la grasa abdominal y aumentando la masa magra. Modulación del tiempo puberal y de la edad de la menarquia Estudios piloto realizados en pacientes con bajo peso al nacer (<2.9 Kg a término), recuperación rápida y exagerada del peso y talla y desarrollo de pubarquia precoz han demostrado que la administración de metformina (dosis de ≈ 25 mg/Kg/d) entre los 8 y los 12 años normaliza el inicio y progresión de la pubertad y la edad de la menarquia, mejorando la talla final. Estos efectos se acompañan de una reducción de la grasa total y visceral, y son sostenidos después de suspender la terapéutica. El seguimiento longitudinal de estas pacientes demuestra que la metformina reduce también la incidencia de síndrome del ovario poliquístico clínico a los 5 años post-menarquia. Los efectos sobre el desarrollo puberal también se han observado en pacientes con bajo peso al nacer y pubertad adelantada rápidamente evolutiva que no desarrollan pubarquia precoz. Diabetes tipo 1 con resistencia a la insulina En adolescentes con diabetes tipo 1, el aumento de la resistencia a la insulina asociado al desarrollo puberal puede deteriorar el control metabólico. Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría. Pediamécum. Edición 2015. ISSN 2531-2464., Disponible en: https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum/metformina. Consultado el 09/08/2023. : Metformina

¿Qué tipo de diabetes tengo si tomo metformina?

Pulse aquí para ver el documento en formato PDF. Prospecto : Información para el usuario Metformina Teva 850 mg comprimidos recubiertos con película EFG Hidrocloruro de metformina Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene información importante para usted.

Conserve este prospecto, ya que puede tener que volver a leerlo. – Si tiene alguna duda consulte a su médico o farmacéutico. – Este medicamento se le ha recetado solamente a usted y no debe dárselo a otras personas, aunque tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles. – Si experimenta efectos adversos, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

Ver sección 4. Contenido del prospecto : 1. Qué es Metformina Teva 850 mg y para qué se utiliza 2. Qué necesita saber antes de empezar a tomar Metformina Teva 850 mg 3. Cómo tomar Metformina Teva 850 mg 4. Posibles efectos adversos 5 Conservación de Metformina Teva 850 mg 6.

  1. Contenido del envase e información adicional Qué es Metformina Teva 850 mg: Metformina Teva contiene metformina, un medicamento para tratar la diabetes.
  2. Pertenece a un grupo de medicamentos llamados biguanidas.
  3. La insulina es una hormona producida por el páncreas que hace que su cuerpo capte glucosa (azúcar) de la sangre.

Su organismo utiliza la glucosa para producir energía o la almacena para uso futuro. Si usted tiene diabetes, su páncreas no elabora suficiente insulina o su organismo no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce. Esto causa una concentración alta de glucosa en la sangre.

  1. La Metformina ayuda a reducir su glucosa sanguínea a un nivel lo más normal posible.
  2. Si es un adulto con sobrepeso, tomar Metformina durante un tiempo prolongado también ayuda a reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes,
  3. Para qué se utiliza Metformina Teva 850 mg Metformina Teva se emplea para tratar a los pacientes con diabetes de tipo 2 (también llamada ¿diabetes no insulinodependiente¿) cuando la dieta y el ejercicio por sí solos no han sido suficientes para controlar su nivel de glucosa en la sangre.

Se utiliza especialmente en los pacientes con sobrepeso. Los adultos pueden tomar Metformina Teva sola o acompañada de otros medicamentos para tratar la diabetes (medicamentos tomados por vía oral o insulina). Los niños a partir de 10 años, y los adolescentes pueden tomar Metformina Teva sola o acompañada de insulina.

si es alérgico (hipersensible) al hidrocloruro de metformina o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (ver sección 6). si tiene problemas de hígado. si tiene una reducción grave de la función renal. si tiene diabetes no controlada con, por ejemplo, hiperglucemia grave (glucosa alta en sangre), náuseas, vómitos, diarrea, pérdida rápida de peso, acidosis láctica (ver “Riesgo de acidosis láctica” a continuación) o cetoacidosis. La cetoacidosis es un trastorno en el que las sustancias llamadas “cuerpos cetónicos” se acumulan en la sangre, lo que puede conducir a un pre-coma diabético. Los síntomas incluyen dolor de estómago, respiración rápida y profunda, somnolencia o que su aliento desarrolle un aroma afrutado poco habitual. si ha perdido demasiada agua de su organismo (deshidratación), por ejemplo a causa de una diarrea de larga duración o severa o si ha vomitado varias veces seguidas. La deshidratación puede desencadenar problemas renales, lo que puede ponerle en peligro de desarrollar acidosis láctica (ver abajo “Tenga especial cuidado con Metformina Teva “). si sufre una infección grave, por ejemplo, una infección que afecte a sus pulmones, a los bronquios o a los riñones. Las infecciones graves pueden desencadenar problemas renales, lo que puede ponerle en peligro de desarrollar acidosis láctica (ver abajo “Tenga especial cuidado con Metformina Teva “). si recibe tratamiento para la insuficiencia cardiaca o si ha sufrido recientemente un infarto al corazón, si tiene problemas graves de circulación o si tiene dificultades para respirar. Esto puede disminuir el suministro de oxígeno a los tejidos, lo que puede ponerle en peligro de desarrollar acidosis láctica (ver abajo “Tenga especial cuidado con Metformina Teva “). si bebe mucho alcohol.

You might be interested:  Como Quitar Los Juanetes Con Una Moneda

Si alguna de las circunstancias anteriores es aplicable a usted, consulte a su médico antes de empezar a tomar este medicamento. Por favor, tenga en cuenta el riesgo de acidosis láctica: Asegúrese de consultar a su médico si

necesita una exploración como una radiografía o un escáner que suponga la inyección en sangre de medios de contraste que contengan yodo. necesita una intervención quirúrgica importante.

Debe dejar de tomar Metformina Teva durante un determinado periodo, antes y después de la exploración o de la intervención quirúrgica. Su médico decidirá si necesita algún otro tratamiento durante este tiempo. Es importante que siga con precisión las instrucciones de su médico.

Advertencias y precauciones Riesgo de acidosis láctica Metformina Tevapuede ocasionar un efecto adverso muy raro, pero muy grave, llamado acidosis láctica, en especial si sus riñones no funcionan de forma adecuada. El riesgo de desarrollar acidosis láctica también se ve aumentado con la diabetes descontrolada, infecciones graves, el ayuno prolongado o la ingesta de alcohol, la deshidratación (ver más información a continuación), problemas en el hígado y cualquier trastorno médico en el que una parte del cuerpo tenga un suministro reducido de oxígeno (como enfermedades agudas y graves del corazón).

Si cualquiera de lo anterior es aplicable a usted, consulte a su médico para obtener más instrucciones. Deje de tomar Metformina Teva durante un corto periodo de tiempo si tiene un trastorno que pueda estar asociado con la deshidratación (pérdida significativa de líquidos corporales), como vómitos intensos, diarrea, fiebre, exposición al calor o si bebe menos líquido de lo normal.

vómitos dolor de estómago (dolor abdominal) calambres musculares sensación general de malestar, con un cansancio intenso dificultad para respirar reducción de la temperatura corporal y de la frecuencia de los latidos del corazón

La acidosis láctica es una urgencia médica y se debe tratar en un hospital. Metformina Teva por si sola no causa hipoglucemia (una concentración de glucosa en la sangre demasiado baja). Sin embargo, si usted toma Metformina Teva junto a otros medicamentos para tratar la diabetes, que pueden causar hipoglucemia (como sulfonilureas, insulina o repaglinidameglitinidas), existe un riesgo de hipoglucemia.

Si usted presenta síntomas de hipoglucemia, como debilidad, mareos, aumento de la sudoración, aumento de la frecuencia de los latidos cardiacos, trastornos de la visión o dificultad para concentrarse, por lo general, resulta útil comer o beber algo que contenga azúcar. Si necesita someterse a una cirugía mayor debe dejar de tomar Metformina Teva mientras se le realice el procedimiento y durante un tiempo después del mismo.

Su médico decidirá cuándo debe interrumpir el tratamiento con Metformina Teva y cuándo reiniciarlo. Durante el tratamiento con Metformina Teva, su médico comprobará la función de sus riñones, al menos una vez al año o de manera más frecuente si usted es una persona de edad avanzada y/o si su función renal está empeorando.

Otros medicamentos y Metformina Teva Si necesita que se le administre en su torrente sanguíneo una inyección de un medio de contraste que contiene yodo, por ejemplo, en el contexto de una radiografía o de una exploración, debe dejar de tomar Metformina Teva antes de la inyección o en el momento de la misma.

Su médico decidirá cuándo debe interrumpir el tratamiento con Metformina Teva y cuándo reiniciarlo. Informe a su médico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento. Puede que necesite análisis más frecuentes de la glucosa en sangre y de la función renal, o puede que su médico tenga que ajustar la dosis de Metformina Teva.

medicamentos que incrementan la producción de orina (diuréticos). medicamentos utilizados para tratar el dolor y la inflamación (AINEs e inhibidores de la COX-2, como ibuprofeno y celecoxib). ciertos medicamentos para tratar la hipertensión (inhibidores de la ECA y antagonistas del receptor de la angiotensina II). agonistas beta-2, como salbutamol o terbutalina (usados para tratar el asma). corticosteroides (usados para tratar varias afecciones, como la inflamación intensa de la piel o el asma). Otros medicamentos para tratar la diabetes.

Toma de Metformina Teva con alcohol Evite la ingesta excesiva de alcohol mientras toma Metformina Teva, ya que esto puede incrementar el riesgo de acidosis láctica (ver sección “Advertencias y precauciones”). Embarazo y lactancia Consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar cualquier medicamento.

Durante el embarazo necesita insulina para tratar la diabetes que padece. Informe a su médico si está embarazada, si cree que puede estarlo o si planea estarlo, para que pueda cambiar su tratamiento. No tome este medicamento si está dando el pecho o si planea darle el pecho a su bebé. Conducción y uso de máquinas Metformina Teva por sí sola no causa hipoglucemia (un nivel de glucosa demasiado bajo en la sangre).

Esto significa que no afectará a su capacidad para conducir o utilizar máquinas. Sin embargo, tenga especial cuidado si toma Metformina Teva junto a otros medicamentos para tratar la diabetes que puedan causar hipoglucemia (como sulfonilureas, insulina o meglitinidas).

  • Los síntomas de hipoglucemia incluyen debilidad, mareos, aumento de la sudoración, aumento de la frecuencia cardiaca, trastornos de la visión o dificultad para concentrarse.
  • No conduzca ni utilice máquinas si empieza a sentir estos síntomas.
  • Siga exactamente las instrucciones de administración de Metformina Teva indicadas por su médico.

Consulte a su médico o farmacéutico si tiene dudas. Metformina Teva no puede reemplazar los beneficios derivados de un estilo de vida saludable. Continúe siguiendo cualquier consejo acerca de la dieta que su médico le haya indicado y haga ejercicio con regularidad: La dosis recomendada es Los niños a partir de 10 años, y los adolescentes comienzan generalmente con 500 mg u 850 mg de Metformina Teva una vez al día.

La dosis máxima diaria es de 2000 mg divididos en 2 ó 3 tomas. El tratamiento de niños entre 10 y 12 años está sólo recomendado bajo consejo específico de su médico ya que la experiencia clínica en este grupo de pacientes es limitada. Los adultos comienzan generalmente con 500 mg u 850 mg de Metformina Teva dos o tres veces al día.

La dosis diaria máxima es de 3000 mg divididos en 3 tomas. Si usted tiene una función renal reducida, su médico le puede recetar una dosis menor. Si utiliza también insulina, su médico le indicará como comenzar a tomar Metformina Teva, Monitorización:

Su médico le realizará análisis para controlar la glucosa en sangre y adaptará su dosis de Metformina Teva a su nivel de glucosa en la sangre. Asegúrese de hablar regularmente con su médico. Esto es particularmente importante para niños, adolescentes o si usted es una persona de edad avanzada.

Su médico también comprobará, por lo menos una vez al año, como funcionan sus riñones. Puede necesitar revisiones más frecuentes si es una persona de edad avanzada o si sus riñones no funcionan normalmente.

Como tomar Metformina Teva 850 mg Tome los comprimidos con las comidas o después de las mismas. Esto evitará que sufra efectos adversos que afecten su digestión. No rompa ni mastique los comprimidos. Trague cada comprimido con un vaso de agua.

Si toma una dosis al día, tómela por la mañana (en el desayuno). Si toma dos dosis al día, tómelas por la mañana (desayuno) y por la noche (cena). Si toma tres dosis al día, tómelas por la mañana (desayuno), al mediodía (almuerzo) y por la noche (cena).

Si, después de algún tiempo, cree que el efecto de Metformina Teva es demasiado intenso o demasiado débil, consulte a su médico o farmacéutico. Si toma más Metformina Teva 850 mg del que debe Si usted ha tomado más Metformina Teva del que debiera, puede sufrir acidosis láctica.

Los síntomas de la acidosis láctica son vómitos, dolor de estómago (dolor abdominal) con calambres, una sensación de malestar con cansancio intenso y dificultad para respirar. Si esto le ocurre a usted, puede necesitar tratamiento inmediato en el hospital, ya que la acidosis láctica puede llevar al coma.

Póngase en contacto inmediatamente con un médico o con el hospital más cercano. En caso de sobredosis o ingestión accidental consultar al Servicio de Información Toxicológica, teléfono: 91562 04 20 e indicar la cantidad ingerida. Si olvidó tomar Metformina Teva 850 mg No tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

Tome la siguiente dosis a la hora normal. Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico o farmacéutico. Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas las personas los sufran. Metformina Teva puede causar un efecto adverso muy raro (puede afectar hasta 1 persona de cada 10.000), pero muy grave, llamado acidosis láctica (ver sección “Advertencias y precauciones”), Si esto le ocurre, debe dejar de tomar Metformina Teva y ponerse en contacto con un médico o el hospital más cercano inmediatamente, ya que la acidosis láctica puede conducir al coma.

Pueden ocurrir los siguientes efectos adversos. Efectos adversos muy frecuentes (pueden afectar a más de 1 de cada 10 personas):

Problemas digestivos, como nauseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago (dolor abdominal) y pérdida del apetito. Estos efectos adversos ocurren con mayor frecuencia al comienzo del tratamiento con Metformina Teva, Ayuda repartir las dosis durante el día y si toma los comprimidos durante o inmediatamente después de una comida. Si los síntomas continúan, deje de tomar Metformina Teva y consulte a su médico.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):

Alteración del gusto.

Efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas):

Acidosis láctica. Es una complicación muy rara pero grave, sobre todo si sus riñones no funcionan adecuadamente. Los síntomas de la acidosis láctica no son específicos (ver sección “Advertencias y precauciones”). Anomalías de las pruebas de función hepática o hepatitis (inflamación del hígado; esto puede causar cansancio, pérdida del apetito, pérdida de peso, con o sin coloración amarillenta de la piel o del blanco de los ojos). Si esto le ocurre a usted, deje de tomar Metformina Teva y consulte inmediatamente a su médico. Reacciones cutáneas como enrojecimiento de la piel (eritema), picor o una erupción con picor (urticaria). Concentración baja de vitamina B12 en la sangre.

Niños y adolescentes Los datos clínicos limitados en niños y adolescentes mostraron que los efectos adversos fueron similares en naturaleza y severidad a los observados en adultos. Comunicación de efectos adversos: Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto.

También puede comunicarlos directamente a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaram.es. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento. Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

Si un niño es tratado con Metformina Teva, se aconseja a los padres y cuidadores que supervisen cómo se utiliza este medicamento. Este medicamento no requiere condiciones especiales de conservación. No utilice Metformina Teva después de la fecha de caducidad que aparece en el envase después de ¿CAD¿. de la farmacia. En caso de duda pregunte a su farmacéutico cómo deshacerse de los envases y de los medicamentos que no necesita. De esta forma ayudará a proteger el medio ambiente. Composición de Metformina Teva 850 mg comprimidos recubiertos con película.

El principio activo es hidrocloruro de metformina. Cada comprimido recubierto con película contiene 850 mg de hidrocloruro de metformina, correspondientes a 662,9 mg de metformina. Los demás componentes (excipientes) son: Núcleo : povidona, estearato de magnesio, Recubrimiento : hipromelosa, macrogol Aspecto del producto y contenido del envase Metformina Teva 850 mg se presenta en forma de comprimidos recubiertos con película.

Los comprimidos de color blanco y biconvexos, forma ovalada, marcados con “I” y “92” separados por una ranura en una de las caras y ranurados en la otra. Cada envase contiene 50 comprimidos, conteniendo cada blíster 10 comprimidos recubiertos con película.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación Titular de la autorización de comercialización: Teva Pharma, S.L.U. C/ Anabel Segura, 11, Edificio Albatros B, 1ª planta, Alcobendas 28108 Madrid España Responsable de la fabricación: Galenicum Health, S.L. Avda Diagonal, 123 Planta 11 Barcelona CP: 08005 España SAG MANUFACTURING S.L.U.

Carretera Nacional I, Km.36 San Agustin de Guadalix – 28750 España Fecha de la última revisión de este prospecto: Abril 2017 “La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/ ”

¿Cuál es la mejor marca de metformina?

¿Es mejor la metformina IR o la metformina ER para la diabetes? Una versión no es mejor que la otra. Ambas están aprobadas para tratar la diabetes tipo 2 junto con una dieta saludable y una rutina de ejercicios.

¿Cuánto es lo máximo que puedo tomar de metformina al día?

La dosis máxima recomendada es de 3 g de metformina al día, dividida en 3 tomas. Si se pretende administrar metformina en sustitución de otro antidiabético oral: suspender la terapia anterior e iniciar la terapia con metformina a la posología indicada anteriormente.

¿Cómo es mejor tomar la metformina en la mañana o en la noche?

¿Cuándo tomar metformina, antes o después de las comidas? – No permitas que los efectos secundarios digestivos te disuadan de tomar metformina. No todo el mundo tiene malestar estomacal y puede desaparecer después de algunas semanas de tratamiento. Entonces, ¿cuándo debes tomar metformina, antes o después de las comidas? Siempre debes tomar metformina después de terminar tu comida.